Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Posts Tagged ‘Venezuela

Los compañeros de ruta de burócratas y milicos

with 28 comments

En una nota anterior (aquí), y en referencia a muchos intelectuales que durante años cerraron los ojos a lo que ocurría en Venezuela, escribí:

“Los capitalismos de Estado y los socialismos burgueses, así como antes los regímenes stalinistas, también han sabido adquirir las voluntades y las conciencias de muchos intelectuales de izquierda, incluso de muchos marxistas, con lisonjas y favores materiales de todo tipo”.

“Estos marxistas saben perfectamente de lo que estoy hablando. Son los que acomodan siempre su discurso a lo que consume el sentido común bienpensante de la izquierda. Son los habitués de Conferencias y Congresos internacionales, a los que concurren para pronunciar sus previsibles discursos contra “el imperio y el capital financiero internacional”, para terminar aplaudiendo la “firmeza antiimperialista” del burócrata de turno que les ha pagado el viaje, el hotel, las recepciones y los viáticos acordes con la “alta función revolucionaria del compañero que nos visita”. Son los que se postulan como consejeros de izquierda del “burócrata socialista” o del “socialista burgués” que les va a subvencionar la próxima edición del libro que acaban de escribir. O los que conceden ideológica y políticamente todo lo que les pide el político o funcionario “progre” de turno, a cambio de que les financie un centro de investigación, o les abra la puerta de los medios de prensa –“nacionales y populares”, faltaba más- disponibles”.

“De esta manera, se ha engendrado toda una ristra de amanuenses intelectuales que danzan al compás de la música que les ponen, y que justifican lo que les dicen que tienen que justificar”.

En la tradición de los “amigos de la URSS”

En la nota recordaba también la continuidad entre el “turismo revolucionario” a Venezuela, y los viajes regulares a la URSS de funcionarios del PC, y aledaños, que jamás “vieron” lo que estaba ante sus ojos. No se trató solo de los intelectuales que “no vieron” lo que ocurría en la URSS en los años de relativa estabilidad y mejora del consumo (los 1960 y 1970), sino en los peores tiempos de los campos de concentración, de las hambrunas y los fusilamientos a opositores.

En este respecto es ilustrativa la actitud de muchos intelectuales británicos en los 1930. Por caso, el economista G. Cole, Aldous Huxley, Virginia y Leonard Wolfe, Bertrand Russell y el economista e historiador marxista M. Dobb apoyaban al stalinismo y silenciaban sus crímenes desde la Sociedad de Relaciones Culturales con la URSS. Lo mismo hacía el grupo conformado por los fabianos Bernard Shaw, y Beatrice y Sidney Webb. Ninguno dio el más mínimo crédito a las denuncias que hacían trotskistas, bujarinistas, anarquistas y otros opositores y represaliados sobre lo que estaba sucediendo en la URSS, y cubrían al stalinismo de elogios.

Por ejemplo, luego de su visita a la URSS en 1931, Shaw llegó a afirmar que el Gulag era un sitio tan placentero que el régimen tenía dificultades porque los prisioneros no querían irse. Y en 1948 todavía declaraba que Stalin era “un fabiano de primera clase”. Los Webb también fueron invitados a la URSS, y recorrieron fábricas, granjas y escuelas, guiados por funcionarios del Partido. Vueltos a Inglaterra, publicaron Soviet Comunism: A New Civilisation?, en el que no mencionaban palabra de las hambrunas y padecimientos que provocaba la colectivización forzosa. Posteriormente, cuando se desarrollaban los grandes procesos de Moscú, reeditaron el libro, ya sin el signo de pregunta en el título. Las denuncias sobre las atrocidades y la represión, a sus ojos, era solo propaganda capitalista. ¿Hay tanta distancia con los que hoy dicen que los testimonios en carne viva del hambre que sufren los venezolanos son armados mediáticos de la propaganda imperialista?

Pero no se trató solo de intelectuales ingleses “progres-izquierdistas”. Por ejemplo, el poeta francés Louis Aragon, publicó un poema que, entre otras cosas decía “viva el GPU, figura dialéctica del heroísmo”. Pablo Neruda, cuando fue embajador de Chile en México, ayudó a Siqueiros a evadir sus responsabilidades en los atentados contra la vida de Trotsky. También apoyó moralmente a Ramón Mercader, el asesino de Trotsky; y todavía a comienzos de los 1950, escribiendo sobre Berlín Oriental, elogiaba al “gran Vishinsky”, el temible fiscal de los Juicios de Moscú. Sin dejar de mencionar su Oda a Stalin, que entre otras cosas decía: “Stalin es el mediodía, la madurez del hombre y de los pueblos. (….) Enseñó a todos a crecer, a crecer, a plantas y metales, a criaturas y ríos, les enseñó a crecer, a dar frutos y fuego”. Otro ejemplo fue André Malraux, quien escribió: “… Stalin ha dado dignidad a la especie humana. De la misma manera que la Inquisición no disminuye en nada la dignidad fundamental del cristianismo, los procesos de Moscú no disminuyen la dignidad del comunismo”.

Naturalmente, también en Argentina tuvimos la larga lista de amigos de la URSS, siempre dispuestos a justificar cualquier atrocidad en nombre de la defensa del campo socialista. Así el uruguayo (pero vivió en Buenos Aires) Elías Castelnuovo viajó a la URSS en 1931, y a su regreso escribió Yo vi en Rusia. Impresiones de un viaje a través de la tierra de los trabajadores, que disimulaba lo que estaba ocurriendo. A su vez, Aníbal Ponce, luego de su viaje a la URSS en 1935, declaraba que Rusia “es una enorme usina en que todos colaboran porque todos se saben propietarios. (…) Rusia es la primera de las patrias proletarias” (citado por Hernán Camarero en “Buenos Aires-Moscú. El Partido Comunista argentino y la Revolución Rusa hasta los años treinta”, Anuario de Historia, 2017). Eran los años en que la burocracia barría cualquier vestigio de poder obrero.

Refiriéndose en general a estos compañeros de ruta, en la Revolución traicionada Trotsky escribió:

“Para muchos pequeño burgueses que no disponen de una pluma ni de un pincel, la “amistad” oficialmente sellada con la URSS es una especie de certificado de intereses espirituales superiores… La adhesión a la francmasonería o a los clubs pacifistas es bastante análoga a la afiliación a las sociedades de “Amigos de la URSS”, pues permite llevar dos existencias a la vez, una trivial, en el círculo de los intereses cotidianos; la otra más elevada. Los “Amigos” visitan de vez en cuando Moscú; toman nota de los tractores, de las guarderías, de los pioneros, de los paracaidistas, de todo, en una palabra, salvo de la existencia de una nueva aristocracia. Los mejores de ellos cierran los ojos por aversión a la sociedad capitalista. André Gide lo confiesa francamente: ‘También influyen, y mucho, la estupidez y la falta de honradez de los ataques contra la URSS para que pongamos alguna obstinación en defenderla’. La estupidez y la falta de honradez de los adversarios no pueden justificar nuestra propia ceguera. Las masas, en todo caso, necesitan amigos que vean claro. (…). La simpatía del mayor número de burgueses radicales y radical “socialistas” hacia los dirigentes de la URSS tiene causas no desprovistas de importancia. (…) Existen muchos más reformistas que revolucionarios en el planeta; muchos más adaptados que irreductibles”.

Precisemos que Gide, habiendo sido invitado a la URSS en 1936, año del primer Proceso de Moscú (a raíz del cual fueron fusilados Zinoviev y Kamenev), denunció con honestidad intelectual los crímenes del stalinismo (y en particular, la represión que sufrían los homosexuales).

En cualquier caso, la situación continuó sin variantes en las décadas posteriores, prácticamente hasta las vísperas mismas del derrumbe de los regímenes stalinistas. Como me decía la esposa de un ex funcionario del PCA, que viajaba con frecuencia a Rusia, “visitábamos y no veíamos lo que sucedía en el pueblo”. Por supuesto, el “ver” les hubiera costado a estos turistas revolucionarios serias limitaciones en términos de agasajos, comilonas, prestigio y demás menudencias altamente apreciadas entre la intelectualidad izquierdista.

Algo similar puede decirse de la actitud de muchos intelectuales que miraron para otro lado, por ejemplo, cuando el desastre del Gran Salto Adelante, a fines de los 1950, en China (se habla de millones de muertos), y hacían apología de la pretendida construcción socialista del maoísmo. Y hay muchos otros casos igualmente llamativos de “ceguera” con respecto a otros regímenes considerados “revolucionarios”.

Sutherland sobre chavismo y prebendas para intelectuales de izquierda

Volviendo ahora a Venezuela, en un reportaje reciente, “Estoy en contra de una invasión militar, pero no puedo aplaudir a este gobierno” (véase https://brecha.com.uy/estoy-en-contra-de-una-invasion-militar-pero-no-puedo-aplaudir-a-este-gobierno/ el economista Manuel Sutherland brinda datos más precisos sobre los beneficios, materiales y simbólicos, que recibieron muchos izquierdistas a partir de su relación con el régimen chavista. Dice:

“Venezuela ha sido extremadamente generosa con la izquierda latinoamericana e internacional, les ha regalado viajes, publicado libros, tours en el país, viáticos, el Premio Libertador al pensamiento crítico, con entre 100 mil y 150 mil dólares a personajes que escribieran libros de izquierda en América Latina. Se desarrollaron otros premios, prebendas, reuniones. Esos privilegios para esa izquierda microscópica –que no hace nada en sus países pero que en Venezuela se reúne con presidentes, ministros y sale en la televisión– le han dado una fama que sus representantes no quieren perder. Tienen estrechos contactos con la embajada venezolana, donde se hacen eventos en los que las embajadas ponen recursos y ellos se sienten importantes.

Tampoco quieren perder credibilidad negando lo que dijeron antes. Esa contradicción les pega y entonces se frenan para decir lo que pasa en Venezuela, algo de lo cual cualquier persona se da cuenta: que el país… está completamente anarquizado y destruido.”

Funcionales al régimen

Como lo fueron con respecto al stalinismo, estos intelectuales han sido extremadamente funcionales al chavismo, fortaleciendo el discurso de “estamos construyendo el socialismo del siglo XXI”, y generando esperanzas de liberación social en millones de personas, dentro y fuera de Venezuela. Y le siguen siendo funcionales en estos momentos de crisis y debilidad del madurismo.

Principalmente con su tarea de ocultar y disimular el hambre (principal argumento: “¿Por qué no hablan del hambre que hay en otros países?”); justificar la represión (“se reprime a golpistas que buscan convertir a Venezuela en una colonia de EEUU”); y negar los hechos (“hay problemas, pero nada grave, son todas exageraciones del imperialismo”). En momentos en que grupos parapoliciales secuestran, torturan y asesinan opositores en los barrios populares, estos intelectuales, pretendidamente revolucionarios y de izquierda, se dedican a justificar lo injustificable.

Pero además, y de paso, eluden las responsabilidades que les cabe en el principal y terrible resultado del chavismo-madurismo: la disgregación social de la clase obrera venezolana; la casi absoluta imposibilidad de que presente una alternativa propia, independiente; y el elevado descrédito en que han sumido, una vez más, los ideales del socialismo. Algún día habrá que meter todo esto en el balance y pedir rendición de cuentas a estos compañeros de ruta de burócratas y milicos.

La camaradería entre intelectuales de izquierda tiene sus límites

Para terminar esta nota, transcribo el texto “Dos veces”, de Alberto Bonnet (compañero en la Universidad de Quilmes y amigo), que va al fondo del asunto. Escribe Alberto: 

“La historia de cierta intelectualidad de izquierda también se repite dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa. Fue tragedia durante aquellos años oscuros de complicidad con la dictadura stalinista porque en la ex URSS habían existido al menos ciertos intentos serios, ambiciosos, acaso desesperados, de construcción de una sociedad socialista. Es farsa en estos años de complicidad con la dictadura chavista porque en Venezuela hubo cualquier cosa, populismo, nacionalismo, estatismo, salvo socialismo. Por supuesto, entre aquella tragedia del socialismo en un solo país y esta farsa del socialismo del siglo XXI, entre la colectivización forzada y el reparto de conejos, hay una enorme distancia. Afortunadamente, en cierto sentido, porque las hambrunas soviéticas fueron muchísimo más dramáticas que los hambres chavistas. Pero hay también ciertas miserias de los intelectuales de izquierda de nuestros días que repiten miserias de los de entonces.

Si un intelectual de izquierda confunde la adopción de una perspectiva crítica, que quizás le permita un mejor acceso a la verdad, con la renuncia sin más a cualquier aspiración a la verdad, se degrada a sí mismo a un mero agente de propaganda. Es difícil saber si fueron los stalinistas o los fascistas los autores de la doctrina que reduce la verdad a una mentira de signo contrario, pero es seguro que muchos de nuestros intelectuales de izquierda la aplican concienzudamente.

Si un intelectual de izquierda decide ignorar uno de los bandos del sufrimiento, un bando de represión, de hambre y enfermedades, de éxodo forzado, pongamos por caso, se convierte sin más trámite en cómplice de ese sufrimiento. La ignorancia de los campos de concentración y las hambrunas soviéticas era complicidad, la ignorancia de las caravanas de venezolanos miserables huyendo por las fronteras también.

Si un intelectual de izquierda gusta demasiado de codearse con los que mandan y aspira a convertirse en asesor de pasillo o en integrante de una  comparsa apologética, sea a cambio de un sueldo, de prebendas, de pasajes y hoteles de lujo o de honores más baratos, de una burocracia corrupta se pone en venta al mejor postor. Y tanto el oro de Moscú como el petróleo del Orinoco alcanzaron y sobraron para comprar intelectuales de izquierda.

No pueden emplearse palabras más conciliatorias para discutir estas cuestiones porque la camaradería entre los intelectuales de izquierda también tiene ciertos límites. Quienes insisten en pervertir la sentencia de Rosa Luxemburgo y ratificar ante la humanidad entera que socialismo es barbarie, quienes contribuyen a tachar la esperanza en una sociedad emancipada del horizonte de vida de los explotados y oprimidos, para íntimo regocijo de sus explotadores y opresores, dejan de ser nuestros camaradas. Así de simple”.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como: Los compañeros de ruta de burócratas y milicos

 

Written by rolandoastarita

22/03/2019 at 09:53

Democracia chavista, ¿qué fue del “poder popular”?

with 29 comments

Esta nota complementa, e ilustra, lo planteado en nota anterior (aquí).

Empiezo diciendo que Rafael Ramírez fue director de PDVSA desde 2004 a 2013; se lo consideró el “superministro” de confianza de Chávez. Desde diciembre de 2014 fue representante de Venezuela ante la ONU. En 2017 renunció; por sus críticas al gobierno de Maduro, debió abandonar el país.

Recientemente, en un reportaje publicado en la revista Medium, de El Espectador, de Colombia, (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/chavez-haria-una-rebelion-contra-maduro-exdirector-de-pdvsa-articulo-842795) declaró que “el gobierno de Maduro ha sido el peor en la historia republicana” y que Chávez “ya hubiera hecho una rebelión contra Maduro por las condiciones del sufrimiento de nuestro pueblo”. “Estaría ahorita al frente de un movimiento patriótico en contra de él, y si estuviera vivo lo hubiera destituido de inmediato. Lo que pasa es que Maduro se ha aprovechado del hecho de que Chávez murió”. Sostuvo también que “la situación que está confrontando nuestro pueblo es desesperante y por eso han salido cuatro millones de venezolanos. El país está disfuncional y no hay manera de que el gobierno resuelva el problema”. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

05/03/2019 at 06:39

Publicado en General

Tagged with , ,

Venezuela y política marxista

with 51 comments

A partir de las recientes notas sobre Venezuela, lectores del blog preguntaron si existe alguna política a partir de la cual el marxismo pueda ganar, más o menos rápidamente, el liderazgo de los trabajadores y las masas populares.

Pienso que el punto de partida para elaborar una política socialista es el análisis de la situación en que se encuentran las clases sociales, y la economía. En este respecto, lo principal es el derrumbe económico y social venezolano. De acuerdo a la CEPAL, a fines de 2018 el producto bruto fue un 44% menor que en 2013. Esto es, hubo un gigantesco retroceso de las fuerzas productivas, y en particular, de la fuerza productiva humana. Lo cual significa que una parte considerable de la clase obrera está socialmente disgregada. Un caso representativo es lo ocurrido en PDVSA, la principal empresa del país. Junto al desplome de su producción -produce aproximadamente un tercio de barriles con respecto a 1998- decenas de miles de trabajadores dejaron la empresa (o fueron echados) y emigraron a otros países. Y si hay disgregación social, no hay manera de tener fuerza política. Este es el factor material que subyace a la nula presencia de la clase trabajadora, en cuanto clase, en la presente crisis. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

20/02/2019 at 03:49

Publicado en General

Tagged with , , ,

Venezuela y el argumento nacionalista

with 64 comments

Como hemos señalado en otras notas, la mayor parte de la izquierda argentina adhiere al argumento con el que Maduro se niega a conceder elecciones libres y libertades democráticas (capitalistas) en Venezuela: está en marcha un golpe de Estado para convertir al país en una colonia yanqui. De ahí que, para esta izquierda –peronismo de izquierda, PC y afines, trotskistas- el eje de la lucha sea nacional (la liberación nacional), no democrático.

Mi punto de vista es muy distinto. Sostengo que hoy no están dadas las condiciones, políticas y sociales, internas e internacionales, para que Washington pueda transformar a Venezuela en una colonia. Por lo cual el “antiimperialismo” es una excusa para amparar la represión a las masas que reclaman libertades democráticas y contra el hambre. En lo que sigue presento los principales argumentos de mi postura. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

05/02/2019 at 15:32

Publicado en General

Tagged with , , ,

La izquierda ante la “masacre por goteo”

with 65 comments

Por estos días gran parte de la izquierda está apoyando, o silenciando, la represión del régimen de Maduro a los que reclaman contra el hambre y por  libertades democráticas. El principal argumento es que está en marcha un golpe de Estado dirigido por EEUU. Suscriben esta caracterización organizaciones y dirigentes del nacionalismo, los PC, el castrismo e incluso los principales partidos trotskistas (al menos de Argentina).

Para que se tenga una dimensión de lo que se está avalando, u ocultando, presento algunos datos. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

01/02/2019 at 12:34

Publicado en General

Tagged with , ,

La Declaración del FIT sobre Venezuela

with 55 comments

La crítica (aquí) que publiqué a la posición de dirigentes del FIT sobre Venezuela provocó mucha discusión en el blog. En esta nota respondo un argumento de defensores del FIT. Dicen que el FIT publicó una declaración que no dice lo que yo afirmo que dijeron Christian Castillo (PTS) y Gabriel Solano en la TV. Por lo tanto, según estas personas, mi crítica estaría sacada de quicio; o yo habría interpretado mal lo que realmente dice el FIT.

Antes de ir al meollo del asunto quisiera señalar, en respuesta a cierta línea argumental, que es más importante lo que se dice en los medios ante decenas o centenares de miles de personas, que lo que circula a nivel de la prensa partidaria. Al respecto, muchas veces encontré formulaciones “rojas” en la prensa partidaria, pero “rosa pálido” en ámbitos más amplios (¿alguna vez Izquierda diario calificó de “compañero” a Kicillof?). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

30/01/2019 at 12:46

Publicado en General

Tagged with , , ,

El FIT y Venezuela

with 105 comments

Por estos días fui consultado acerca de qué opinaba sobre la posición de los partidos del FIT, de Argentina, acerca de Venezuela. Aquí reproduzco, con ampliaciones, la respuesta que di en “Comentarios”.

Pienso que lo que está diciendo la izquierda argentina por estos días acerca de lo que ocurre en Venezuela es sencillamente vergonzoso. El discurso de los stalinistas no debería sorprender. Después de todo, históricamente han defendido mugres burocráticas, militaristas y burguesas de todo tipo. Pero el discurso de los representantes del FIT realmente no me lo esperaba. El 23 y 24 de enero escuché a Christian Castillo, del PTS, y a Gabriel Solano, del PO hablando por TV.

La idea central que sostuvieron fue que la gigantesca movilización del 23/01 es parte de un golpe imperialista para sacarle el petróleo a Venezuela (y sus socios chinos). Es, palabras más o menos, el mismo discurso de Maduro y sus defensores por todo el mundo. Así sacan de escena las demandas de los cientos de miles que salieron a las calles de Venezuela: no a la represión, libertad a los presos políticos y elecciones con garantías democrático-burguesas elementales. Asimismo ocultan que los pobladores de los barrios más pobres también se movilizaron (como reconocen algunas organizaciones pro-chavistas). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

26/01/2019 at 11:25

Publicado en General

Tagged with , , ,

Regímenes stalinistas y política stalinista en América Latina

with 16 comments

Algunos lectores del blog han planteado que es un error de mi parte calificar al chavismo de régimen stalinista, o de movimiento stalinista. A fin de evitar discusiones falsas, en esta breve nota respondo la cuestión.

Empiezo diciendo que nunca dije que el de Venezuela fuera un régimen stalinista, al estilo, por caso, de lo que fue la URSS. En todas las notas lo he descrito como un capitalismo de Estado, de tipo burocrático y reaccionario. A la URSS, en cambio, la he caracterizado como un régimen estatista burocrático. Más aún, he polemizado con la idea de que se trató de alguna forma de capitalismo de Estado. La dinámica, forma de funcionamiento, tipo de crisis económica de la URSS (y de otros regímenes del Este de Europa) no fueron los propios del capitalismo. Tampoco caractericé al grupo burocrático gobernante soviético como una clase social. En la URSS –al menos hasta sus últimos tiempos- no existió una burguesía que hubiera crecido al calor de un capitalismo de Estado (para una caracterización de la URSS, ver aquí y aquí).

Venezuela entonces no es un régimen de tipo soviético-stalinista, sino un capitalismo de Estado que sí tiene el apoyo del stalinismo. Lo cual empalma con una larga tradición de los PC de América Latina. Recordemos que ya desde los años 1930 los partidos Comunistas latinoamericanos adoptaron el programa y la estrategia de la revolución “democrática-antiimperialista-antioligárquica”. Sería una revolución que alentaría el capitalismo “nacional”, preparatorio de la “segunda revolución, ahora socialista”. Por eso no preveía la colectivización de la tierra ni la estatización general de los medios de producción (como ocurrió en la URSS, y luego en otros países, incluida Cuba). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

07/08/2017 at 12:40

Publicado en General

Tagged with , ,

Venezuela: respuesta a stalinistas-nacionalistas

with 61 comments

Como era de esperar, la nota “Socialismo de burócratas o conciencia de clase” (aquí) ha suscitado fuertes reacciones por parte de los defensores del régimen de Maduro.

Pues bien, dejando de lado los insultos a mi persona, una de las críticas que me hicieron dice que los hechos descritos en la nota – amenazas a los trabajadores, fraude electoral, miseria y hambre generalizada- no son ciertos porque los informan “los medios comunicacionales hegemónicos” y la derecha. Alternativamente, también dicen que esos hechos no pueden ser ciertos porque la derecha los utiliza para atacar al socialismo. Por último, y es lo más usual, se dice que soy funcional a la derecha. En esta nota respondo estas críticas.

“X no es cierto porque X lo dicen los medios hegemónicos y la derecha”

Este argumento es la negación de cualquier análisis crítico y de la misma ciencia. Así, según este criterio, si en los 1930 The New York Times y The Economist informaban sobre los campos de concentración en Rusia, la izquierda debía afirmar que esos campos no existían, por la simple razón de que The New York Times y The Economist decían que existían. De la misma forma, si hoy medios occidentales informan que en Corea del Norte existen campos de concentración donde se castiga a miles de disidentes, la izquierda debería decir que esto no es así porque quienes informan sobre el asunto son de derecha. Y por esta vía podríamos seguir con cualquier otra cosa. Por caso, si el Washington Post dice que la luna es redonda, algún “revolucionario” dirá que debe de ser cuadrada. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

05/08/2017 at 19:10

Publicado en General

Tagged with , , , ,

Socialismo de burócratas o conciencia de clase

with 74 comments

Todo indica que el gobierno de Maduro realizó un gigantesco fraude en las elecciones a la Asamblea Constituyente. El anuncio de que votaron más de 8,1 millones de personas (41% del censo) es muy poco creíble. Basta recordar que en las elecciones de 2013, justo después de la muerte de Chávez, Maduro recogió 7,5 millones de votos; y en las legislativas de 2015 unos 5,6 millones. Y hoy las encuestas muestran una fuerte baja de la adhesión al gobierno con respecto a 2013 o incluso a 2015. La misma empresa Smartmatic, encargada del voto electrónico desde hace años, dijo que el resultado fue “manipulado”, y que la diferencia entre la participación real y el resultado oficialmente anunciado es de al menos un millón de votos. Aunque no puede garantizar que sea solo de un millón. Es un hecho que no hubo controles para impedir el voto múltiple; ni tinta indeleble para marcar el dedo de los votantes.

Pero además del fraude, el régimen ejerció una fuerte coerción sobre amplios sectores de la población para obligarlos a ir a votar. Por caso, el vicepresidente de PDVSA, Nelson Ferrer, dijo en una reunión de trabajadores que aquel que no fuera a votar debía dejar su puesto de trabajo (el video circuló en las redes). También hubo presiones en el metro de Caracas, y en las empresas básicas de Guayana, Pequiven y Banco Bicentenario, donde a los trabajadores se les exigió no solo ir a votar, sino también llevar a familiares y amigos. La ONG Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción Derechos Humanos), de la que tomo estos datos, informa que recibió denuncias de empleados de por lo menos 21 organismos públicos. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

03/08/2017 at 17:11

A %d blogueros les gusta esto: