Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Crédito, acumulación y crisis en la teoría de Marx (1)

leave a comment »

En esta nota retomo la temática de la teoría marxista de la acumulación y crisis, que he tratado en entradas anteriores. El objetivo de esta entrada es presentar, de manera accesible, las ideas centrales de Marx sobre el rol del crédito en la dinámica capitalista. Dada su extensión, la he dividido en dos partes.

El rol bifacético del crédito

La primera idea que destacamos es el rol bifacético que Marx asigna al sistema crediticio: por un lado, favorece el desarrollo de las fuerzas productivas, por el otro impulsa a la sobreproducción y la especulación, y por lo tanto, es un factor de crisis. En relación al primer aspecto, señala que el crédito contribuye a la formación de una tasa media de ganancia; reduce los costos de circulación – entre otras razones porque aumenta la velocidad del dinero y permite economizarlo -; acelera la circulación de las mercancías; y moviliza capitales dinerarios ociosos – por ejemplo, fondos de amortización de empresas – para ser invertidos productivamente (véase pp. 561-2, t. 3, El Capital, edición Siglo XXI). También impulsa la formación de sociedades por acciones que a dan lugar a una “descomunal expansión de la escala de la producción y empresas que resultarían imposibles para capitales individuales” (p. 562; ibid.). Más adelante señala que el crédito “acelera el desarrollo material de las fuerzas productivas y el establecimiento del mercado mundial” (pp. 568-9; ibid.).

Pero por otra parte, el sistema crediticio “aparece como palanca principal de la sobreproducción y de la sobrespeculación en el comercio”. Ello ocurre porque con él se lleva al límite extremo el proceso de reproducción, y porque una parte sustancial del capital es empleado por no propietarios del mismo, que se embarcan en peligrosas maniobras especulativas (véase p. 568; ibid.). Por eso el crédito acelera y potencia las crisis. De ahí que Marx destaque “las  características bifacéticas inmanentes al sistema crediticio”, ser fuerza impulsora de la producción capitalista pero también conformar un sistema “de juego y fraude” (véase p. 569). Este doble rol del crédito también es señalado en el capítulo 36. Explica que, al poner a disposición de los capitalistas industriales y comerciales “todo el capital disponible y aún en potencial de la sociedad”, la banca y el crédito “se convierten… en el medio más poderoso para impulsar la producción capitalista más allá de sus propios límites, y en uno de los vehículos más eficaces de las crisis y de las estafas”  (p. 782). Por eso también, en el capítulo 12 del tomo 2 de El Capital, se refiere al crédito hipotecario, que hace que el empresario ya no trabaje para un cliente. Ahora construye varias viviendas, ya que “al igual que todos los otros industriales, está obligado a tener mercancías terminadas en el mercado” (p. 284, t. 2). Así, apalancado en el crédito, puede edificar 100 o 200 casas, “una empresa que supera en veinte y hasta cincuenta veces su propio patrimonio” (ibid.). Si se produce una crisis que paraliza el pago de las cuotas, fracasa toda la empresa, las casas quedan sin terminar hasta que lleguen tiempos mejores, o se las pone en subasta y se las vende a mitad de precio (véase ibid.).

El doble carácter del crédito está supuesto también en las crisis por sobreproducción y sobreacumulación. Esto es, el crédito contribuye a la expansión de la acumulación y de la producción capitalista, las cuales desembocan en las crisis y la depresiones. Por eso también, la explicación de las crisis de Marx contempla la interacción entre factores reales y financieros. No pueden explicarse haciendo abstracción de las cuestiones financieras (y monetarias); aunque la esfera financiera, por sí misma, tampoco explica las crisis (como parecen sugerir los poskeynesianos).

Dos tipos de crédito

Marx distingue dos tipos de créditos, el comercial y el crédito bancario, que es “esencialmente diferente” del primero. El crédito comercial es el que “se conceden mutuamente los capitalistas ocupados en la reproducción” (p. 616-7, t. 3, El Capital). En el siglo XIX estaba representado por la letra de cambio. Básicamente, se trata de una promesa de pago; su emisor instruye a otra persona, el deudor, a pagar al vencimiento y en el lugar establecido la suma de dinero. Al firmar la letra el deudor asume entonces ese compromiso.

Las letras de cambio circulaban entre los capitalistas como medios de pago, por endoso de uno al otro, sin intervención del descuento. Por ejemplo el hilandero compró algodón con una letra; el fabricante de tela compró al hilandero hilado con otra letra; el comerciante compró tela con otra letra. De esta manera el algodón recorre las diferentes fases del proceso de producción, y el crédito media el traspaso del producto de unas manos a otras. Por supuesto, la posibilidad de saldar estas promesas de pago depende del reflujo del capital, esto es, de que ocurra la venta final (M’ – D’ en el circuito del capital) final. El desarrollo del proceso de reproducción, anota Marx, amplía el crédito y a su vez el crédito contribuye a la expansión de las operaciones industriales y comerciales (p. 619, ibid.). Mientras el proceso de reproducción se mantiene fluido, o sea, se asegura el reflujo, “este crédito persiste y se expande, y su expansión se basa en la expansión del propio proceso de reproducción” (p. 621, ibid.).

El segundo tipo de crédito que examina Marx es el crédito dinerario “propiamente dicho”. Se trata de los anticipos de dinero que efectúan los bancos y prestamistas a los capitalistas industriales y comerciantes. La principal forma de adelantar dinero, en tiempos de Marx, era a través del descuento de letras de cambio. En este caso, a diferencia del anterior, se pone en movimiento capital ocioso. Por ejemplo, fondos líquidos, provenientes de los cargos por amortización que acumulan empresas en los bancos; o que invierten en el mercado monetario. También puede tratarse de ahorros líquidos de los sectores acomodados. Los bancos entonces centralizan estas sumas y las prestan a interés a capitalistas.

Cuando se trata del crédito comercial, son los anticipos de dinero que efectúan los banqueros y prestamistas vía descuento de las letras de cambio. Cuando el banco emisor descuenta una letra de cambio de un comerciante, le paga al tenedor de la letra, o a su banco, el valor nominal de la letra menos una tasa de interés. De manera que pone en circulación billetes de banco por el valor descontado. Cuando vence la letra, el banco recibe de vuelta el dinero. De esta manera el monto de billetes en circulación responde al crecimiento o disminución de los negocios. El descuento de letras en el siglo XIX era la principal fuente de creación de billetes de banco, de dinero fiduciario, en Gran Bretaña y en los países capitalistas.

Impulso a la sobreproducción

El crédito no solo permite ampliar los mercados, y la producción, sino también impulsa a la sobreproducción. Por ejemplo, en tanto se sigan descontando letras, “la apariencia de un negocio de gran solidez y de reflujos ágiles aún puede subsistir tranquilamente luego de que, en los hechos, los reflujos hace mucho que ya solo se efectúan a expensas de prestamistas de dinero engañados, en parte, y en parte de productores igualmente estafados” (p. 623-4).

O sea, durante todo un período puede haber continuado la producción, en tanto las ventas se están atascando, y los mercados exhiben crecientes signos de saturación. En estas circunstancias el crédito empuja a la sobreproducción. Con frecuencia, incluso cuando se está entrando en la etapa final del auge, el crédito todavía crece, sosteniendo la producción. Pero por eso mismo se multiplican las promesas de pago, al tiempo que se  generan las condiciones que llevan a la crisis y la depresión.

Finalmente, estalla la crisis, de manera que hay mercancías sin vender y fuerzas productivas paralizadas. Escribe Marx: “En cuanto se produce una paralización a causa de demoras en los reflujos, mercados saturados, baja de precios, hay un excedente de capital industrial, pero en una forma en la cual no puede llevar a cabo su función. Hay una masa de capital mercantil, pero es invendible. Hay una masa de capital fijo, pero desocupado en gran parte por estar paralizada la producción” (p. 621). En la primera fase de la crisis el crédito todavía crece: pero cada vez más se lo solicita para cumplir compromisos, y la tasa de interés también aumenta. Luego, la necesidad de cumplir los compromisos de pago desata las ventas forzadas, que profundizan la caída de precios y el default de deudas. Por último, el crédito se contrae; hay capital desocupado; disminuyen la demanda de crédito comercial y las exigencias de pago al contado.

Pero además, con el crédito se generan oportunidades para las estafas y los fraudes. Por ejemplo, en el siglo XIX era frecuente emitir letras que no tenían detrás operaciones reales, esto es, transacciones de mercancías, con el objetivo de obtener dinero para embarcarse en todo tipo de aventuras. Por caso, para especular en la bolsa de valores en períodos de fiebre inversora, como ocurrió en la década de 1840 con las acciones ferroviarias.

Destacamos entonces el doble carácter del sistema crediticio en el capitalismo. Por un lado, “acelera el desarrollo material de las fuerzas productivas y el establecimiento del mercado mundial”. En este respecto, es un error, cometido con frecuencia por autores de izquierda, identificar la expansión del crédito y las deudas (la otra cara de las acreencias) con una suerte de crisis crónica, o estancamiento del capitalismo.

Por otra parte, el crédito “aparece como palanca principal de la sobreproducción y de la súper-especulación en el comercio” (también podemos decir, en la industria, en la producción agrícola, etcétera) y acelera los estallidos violentos de las contradicciones del capitalismo, las crisis (p. 569, t. 3). Hoy deberíamos agregar las posibilidades de creación endógena de dinero bancario – el banco otorga un crédito al capitalista productivo, por ejemplo, permitiéndole girar sobre una cuenta en descubierto – que es utilizado como capital para producir valor y plusvalor. Es el “dinero circuito”, estudiado, entre otros, por poskeynesianos y regulacionistas.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo / Descargar como: Crédito, acumulación y crisis en la teoría de Marx (1)

Written by rolandoastarita

28/11/2020 at 16:02

Publicado en Economía

Tagged with , , ,

El subjetivismo en la explicación social es bárbaro, ¿viste?

with 14 comments

Entre las variantes del idealismo, Plejanov destacaba (en “La ideología del pequeñoburgués”) la que sostiene que los destinos de las naciones están determinados por las peculiaridades del espíritu de cada pueblo. Una variante que con frecuencia encontramos en los ideólogos nacionalistas. Invariablemente estos ponen en primer plano el “espíritu nacional”, o el “ser nacional”, a partir del cual explican los procesos sociales y políticos. Un caso representativo es Fermín Chávez, quien reduce el acontecer histórico a la sucesión de “las grandes estructuras histórico espirituales” de cada pueblo. Así, por caso, explicó la historia argentina por la no correspondencia de los movimientos ideológicos europeos (el Iluminismo en particular) “con los de nuestra patria” (véase Historicismo e iluminismo en la cultura argentina, Centro Editor de América Latina, 1982).

Como seguramente es conocido por los lectores de este blog, la posición de Marx es opuesta a ese método. Por eso, en su Prólogo a la Contribución de la crítica de la Economía Política, y en referencia a su crítica a la filosofía del derecho de Hegel, escribió: “Mi investigación desembocó en el resultado de que tanto las condiciones jurídicas como las formas políticas no podían comprenderse por sí mismas ni a partir de lo que ha dado en llamarse desarrollo general del espíritu humano, sino que, por el contrario, radican en las condiciones materiales de vida, cuya totalidad agrupa Hegel… bajo el nombre de sociedad civil, pero que era menester buscar la anatomía de la sociedad civil en la economía política”. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

23/11/2020 at 18:17

El marxismo y la burocracia de Estado

with 12 comments

Días atrás, en una charla para alumnos de la Universidad Nacional de La Pampa, hice referencia a una crítica de Marx al gasto fiscal, a fin de mostrar que los socialistas criticamos el gasto improductivo y, más en general, cuestionamos a la burocracia del Estado. En esta nota amplío el tema. Me mueve a hacerlo el hecho de que la mayoría de la izquierda ha abandonado esta crítica. Una posible razón de ello es la influencia de la ideología del nacionalismo burgués. Es que, según este, la contradicción central de la sociedad hoy está planteada en términos Estado y mercado, de manera que todo lo que engorde al Estado favorecería la lucha por “domar a los mercados”.

Naturalmente, el punto de partida del marxismo es diferente: la contradicción que atraviesa a la sociedad contemporánea no es entre el Estado y el mercado, sino entre el capital y el trabajo, siendo el Estado parte del polo capital. O sea, por encima de tensiones y hasta conflictos que pueda tener con los capitales privados, el Estado es capitalista. Por eso, la burocracia – ese gigantesco cuerpo de funcionarios – que conforma, junto a los organismos de represión y control, la estructura fundamental del Estado, es capitalista. Más en particular, la burocracia, y los organismos represivos, viven de los impuestos, que es valor generado por el trabajo impago de los obreros productivos. La crítica marxista de la burocracia es entonces parte fundamental de la crítica al dominio del capital. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

20/11/2020 at 16:45

Publicado en General

Tagged with , ,

Tiempo de trabajo y dialéctica de la cualidad / cantidad

with 20 comments

Un tema que subyace a la polémica en torno a la teoría del valor de Marx es acerca de qué debe entenderse por tiempo de trabajo social promedio. ¿Entra en ese promedio cualquier tiempo de trabajo, por más que varíe con respecto al tiempo de trabajo de los productores modales? ¿Existen límites para ese tipo de divergencias, que afectan la determinación del valor?

A fin de presentar el problema de manera simple: supongamos que en una rama 10 productores producen X en 10 horas de trabajo. Supongamos ahora que surge un 11º productor, que produce X en 30 horas. La pregunta es: ¿cuentan estas 30 horas para determinar el valor de X? Si cuentan (o sea, si se promedian), el valor de X habrá pasado a 11,8 horas. Es lo que afirman los que sostienen que, no importa qué tecnología haya empleado el 11º productor, genera una cantidad de valor igual a las horas de trabajo que empleó para producir X. Para sostener esta idea afirman que Marx definió el tiempo de trabajo socialmente necesario (TTSN) como el promedio de todas las horas empleadas en producir X. Por lo tanto, concluyen, todo tiempo de trabajo individual cuenta en la determinación del TTSN. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

13/11/2020 at 16:00

Publicado en Economía

Tagged with , ,

Carchedi y Engels sobre gasto humano de energía y valor

with 12 comments

La tesis de que el valor es una propiedad física de la mercancía se vincula con la idea de que es simplemente gasto humano de energía. O sea, gasto, al trabajar, de calorías que, independientemente de lo que ocurra en el mercado, significa creación de valor. Por eso también se sostiene que la sustancia del valor existe materialmente, y puede ser medida, en tanto gasto energético, antes del intercambio.

Es la posición de Carchedi (2011). Escribe: “if the substance of value can be observed to exist materially and therefore can be measurable before exchange, it can safely be concluded that value also exists materially and is measurable before exchange, whether value is observable or not” (p. 64). También: “if human energy in the abstract is both material and quantifiable before exchange, so must be its social evaluation and thus abstract labour and thus value” (p. 67). Una posición emparentada, como adelanté, con la afirmación de que el valor es una propiedad física (véase aquí, aquí); y con la idea de que el contenido del valor es gasto de energía en el trabajo privado (de manera que el valor sería “individual”; aquí). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

08/11/2020 at 13:32

Publicado en Economía

Tagged with , , ,

Charla sobre Macro en la Universidad Nacional de La Pampa

with 3 comments

El 25 de septiembre pasado di una charla en el ciclo Actualidad Macroeconómica Argentina, organizado por la Universidad Nacional de la Pampa.

El link a la misma es https://www.youtube.com/watch?v=Y5y5qxEMqlI&feature=youtu.be.

Aclaración complementaria: en el curso de la charla hice mención del libro del doctor Andrés López sobre historia económica argentina. Se trata de Desarrollo económico y sistema nacional de innovación en la Argentina, Buenos Aires, Fondo Editorial Consejo, 2007.

También cité un pasaje de Marx en el que se refiere al gasto del Estado. El mismo lo tomé de Las luchas de clases en Francia, Buenos Aires, Claridad, 1973, p. 120.

Agradezco también al lector del blog que me envió el enlace.

 

Written by rolandoastarita

07/11/2020 at 08:06

Publicado en General

Economía argentina: crisis, ajuste y… ¿ortodoxia?

with 11 comments

Dedico esta entrada a actualizar algunos datos sobre la crisis económica argentina.

Para un marco más general, y en perspectiva, remito a la nota “La crisis argentina, una visión de largo plazo” (aquí, aquí, aquí).

En esta introducción destaco que en los 45 años que van desde 1975 (última gran crisis de la industrialización por sustitución de importaciones) al 2020, hubo 20 de crecimiento negativo del PBI.  En 1981-1982, 1988-1990, y 1999-2002, las caídas fueron superiores al 10%.

La caída de 2020 configura el cuarto episodio de este tipo, es decir, derrumbe del producto de dos dígitos.

Caída del PBI, consumo e inversión

En el segundo trimestre el producto cayó 19,1% frente a igual período de 2019; en la primera mitad del año la caída interanual fue del 12,6%. El consumo privado en el segundo trimestre cayó 18,9%. La formación bruta de capital fijo cayó 27,3% en el mismo período. La inversión en términos de PBI, a precios corrientes, fue de apenas 9,5%. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

04/11/2020 at 17:18

Forma y contenido, y la dialéctica del valor

with 25 comments

La nota sobre generación y realización del valor, (aquí), conecta con la crítica a la idea de que el valor es una propiedad física (aquí, aquí);  y con la que sostiene que es individual (aquí). Cuestiones que remiten a la relación entre el contenido y la forma del valor. Es que lo que subyace a esos enfoques es que el contenido del valor – trabajo social objetivado – existe con independencia de su manifestación, de la forma del valor. De ahí una crítica que se me hace: que confundo la objetividad del valor con su expresión.

Aprovecho entonces la respuesta a esta crítica para profundizar en la dialéctica entre contenido (o esencia) y forma. Ya en entradas anteriores procuré acercar a los lectores a la dialéctica hegeliana y marxiana (aquí, aquí aquí). Aunque estoy lejos de ser un experto en Hegel, y muchos (muchísimos, mejor dicho) pasajes de su obra no los entiendo, considero que, con ayuda de los especialistas y comentaristas, podemos captar algunas figuras del pensamiento dialéctico que son fundamentales para la crítica de la ideología burguesa, y en particular, de la Economía Política. Dedico entonces esta nota a la relación entre contenido y forma, aplicada a la teoría del valor de Marx. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

29/10/2020 at 12:59

Publicado en General

Tagged with , , , , , ,

Análisis crítico de la teoría neoclásica

with 2 comments

Presento a continuación el audio de una charla que di para la Universidad del Comahue el 1º de octubre pasado.

Enlace https://www.youtube.com/watch?v=62OuX0JT0uE&feature=youtu.be

 

Written by rolandoastarita

24/10/2020 at 16:27

Publicado en Economía

Tagged with

Entrevista

with 11 comments

Entrevista realizada el 6 de octubre

Link https://youtu.be/L2aLYOFsPsc.

Written by rolandoastarita

22/10/2020 at 15:25

Publicado en General

A %d blogueros les gusta esto: