Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Democracia chavista, ¿qué fue del “poder popular”?

with 29 comments

Esta nota complementa, e ilustra, lo planteado en nota anterior (aquí).

Empiezo diciendo que Rafael Ramírez fue director de PDVSA desde 2004 a 2013; se lo consideró el “superministro” de confianza de Chávez. Desde diciembre de 2014 fue representante de Venezuela ante la ONU. En 2017 renunció; por sus críticas al gobierno de Maduro, debió abandonar el país.

Recientemente, en un reportaje publicado en la revista Medium, de El Espectador, de Colombia, (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/chavez-haria-una-rebelion-contra-maduro-exdirector-de-pdvsa-articulo-842795) declaró que “el gobierno de Maduro ha sido el peor en la historia republicana” y que Chávez “ya hubiera hecho una rebelión contra Maduro por las condiciones del sufrimiento de nuestro pueblo”. “Estaría ahorita al frente de un movimiento patriótico en contra de él, y si estuviera vivo lo hubiera destituido de inmediato. Lo que pasa es que Maduro se ha aprovechado del hecho de que Chávez murió”. Sostuvo también que “la situación que está confrontando nuestro pueblo es desesperante y por eso han salido cuatro millones de venezolanos. El país está disfuncional y no hay manera de que el gobierno resuelva el problema”.

Según Ramírez, Chávez designó a Maduro como candidato a las elecciones presidenciales de 2013, en la creencia de un escenario “en el que él estuviera convaleciente”. “Cuando Chávez murió esta gente manipuló su nombre y ha hecho cosas horribles con él”, agrega. Luego enumera “cosas al menos que Chávez hizo por el país y que fueron incluso de mucha ayuda para la región: la Constitución bolivariana, la democracia participativa protagónica, el empoderar al pueblo, la recuperación de la industria petrolera y su nacionalización, una política que nos permitió darle al país más de una década de estabilidad y crecimiento económico. Yo creo que se comete un error cuando se mete en el mismo saco al chavismo y al madurismo”. Esto es, “hubo 12 años de poder popular”.

Sin embargo, sigue Ramírez, Maduro “dejó a un lado el chavismo”; “no escuchó”; “se rodeó de un grupo de extraños involucrados en temas de corrupción”; y actuó “como un dictador”. Precisa que “definitivamente Maduro se sostiene porque los mandos militares, que la mayoría de ellos son chavistas, se han mantenido en torno a él”. Por eso, “he hecho un llamado abierto a que las Fuerzas Armadas, que tienen el mandato por Constitución, restablezcan el orden que ahorita está tan disfuncional y débil que cualquier cosa puede pasar, no solo que nos invadan, … sino que además se puede prender una confrontación civil que sería mala no solo para Venezuela sino para toda la región”. Más adelante sostiene que “ahorita Maduro tiene las instituciones en manos de sus malandros”.

De manera que, según Ramírez, entre las cinco mejores cosas que se hicieron durante el gobierno de Chávez están la Constitución bolivariana, la “democracia participativa protagónica” y “el emponderamiento del pueblo”.

Sin embargo, todo este “poder popular” y “democracia participativa protagónica” parecen haber sido inútiles para impedir que Maduro actuara “como un dictador”; que las instituciones cayeran en manos “de malandros”; PDVSA fuera saqueada, y el país llevado al desastre. El propio Ramírez, es decir, alguien del riñón del chavismo, dice que, según la Constitución chavista, son las Fuerzas Armadas las que tienen “el mandato” de “restablecer el orden”; que el gobierno se mantiene solo porque los altos mandos lo respaldan; que Chávez encabezaría una rebelión contra Maduro; y que lo destituiría. Lo cual equivale a decir que el pretendido “poder popular” es pura formalidad. El poder efectivo en el Estado estuvo, y sigue estando, en manos de los altos mandos militares y de la burocracia vinculada al capitalismo estatal. Los trabajadores no tienen posibilidad alguna de decidir su destino. No hay palabrerío “nac & pop” que pueda disimular este hecho.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como: Democracia chavista, ¿qué fue del “poder popular”? 

Written by rolandoastarita

05/03/2019 a 06:39

Publicado en General

Tagged with , ,

29 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estimado Rolando: La dictadura bonapartista de Maduro es despreciable, pero ni se acerca a lo sanguinaria que fue la del estalinismo, que aplastó por la violencia más atroz, no un movimiento nacionalista burgués con algún contenido popular accesorio, sino una auténtica revolución obrera. Trotsky, ante posiciones críticas al estalinismo que consideró que favorecían abiertamente a la burguesía, escribió Los intelectuales en retirada. Esos intelectuales no podían la invasión armada de la URSS por países capitalistas para que se realizaran elecciones libres y se implantarse una república burguesa, no llegaban a tanto. Trotsky proponía una revolución política, modestamente con mis pocas luces creo que estaba equivocado en pensar que la revolución antiburocrática fuese solamente política en vez de llevar adelante una transformación de las relaciones de producción. Pero proponía una revolución obrera y no una contrarrevolución burguesa que complementarse la contrarrevolución estalinista en un proceso de contrarrevolución permanente. La situación de la clase obrera en la URSS era muy deprimidos por el retroceso industrial, la hambruna, la desarticulación como clase, y a eso le sumamos la represión, no había condiciones para llamar a una insurrección obrera y a instaurar una república soviética en la URSS. Y la confusión ideológica sembrada por el estalinismo desprestigiando la causa del socialismo también era una tragedia, y la izquierda en el mundo en gran parte defendía al estalinismo. ¿Era correcta la posición de una revolución antiburocrática en la URSS, o lo sería propiciar una república burguesa normal? Después, si se normalizaba la inversión burguesa y mejoraban las condiciones de la clase obrera y además había una democracia burguesa, habrían condiciones para crear un Partido proletario revolucionario

    Me gusta

    Fernando Moyano

    05/03/2019 at 09:25

    • Sigo sin entender por qué escribe estas cosas. Nunca dije que el régimen de Maduro haya provocado la cantidad de muertes que provocó el stalinismo con la colectivización forzosa, la industrialización acelerada, luego los juicios de Moscú, la represión posguerra. ¿Para qué entonces dice esto?
      Jamás sostuve que fuera beneficioso para la clase obrera y el pueblo venezolano una invasión de EEUU. Explícitamente sostuve que hay que rechazarla (algo que dicen muchos otros opositores a Maduro). De nuevo, ¿con quién quiere polemizar cuando escribe esto?
      En tercer lugar, jamás apoyé una restauración capitalista en la URSS. Solo dije que era inevitable en 1989, y que no tenía sentido querer evitarla con represión. Por lo cual, de nuevo tengo que preguntarle con quién quiere polemizar.
      Por último, ¿qué tiene que ver Stalin, la restauración del capitalismo en la URSS o la discusión sobre si EEUU se propone invadir Venezuela con lo que dice la nota? La nota dice que el “poder popular” chabista no existe, fue mero poder formal. Sobre esta afirmación, ¿tiene alguna opinión?

      Me gusta

      rolandoastarita

      05/03/2019 at 11:33

  2. Mi opinión ya la di en varios lados y también aquí, Rolando. Bonapartismo militarista en degeneración debido a: 1) nunca fue un proyecto revolucionario, ni siquiera con el alcance de otras experiencias populistas en AL que intentaron algún desarrollo industrial autónomo, el chavismo nunca romió ni intentó romper la dependencia petrolera, etc etc etc, es ocioso abundar en eso; 2) la involución del chavismo es una consecuencia del angostamiento irreversible de su base material para ese populismo; 3) no tiene sentido esperar que la burguesía pro-imperialista y dependiente venezolana haga o intente un proceso de ruptura de la dependencia y desarrollo industrial, romper la economía del petróleo, ir a un desarrollo sustentable y limpio, a una igualdad social, etc etc etc, hay que decir la verdad; 4) en lo táctico, si no se busca un acuerdo con el chavismo decadente aprovechando esa condición decadente, solamente queda una confrontación armada, y si la emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los trabajadores mismos, no veo que lo que busca Guaidó sea eso, ni un golpe militar palaciego ni una invasión (rebelion popular por supuesto que no la busca, ni puede ni quiere). Entonces, en ese proceso de aprendizaje de las masas que no son una abstracción sino una realidad política contradictoria, más vale prestar atención a lo que dicen los grupúsculos de izquierda en Venezuela por pedo morenista que tengan en la cabeza en vez de ver las cosas sólo desde la ventana de nuestro conventillo y pontificar desde acá, porque: 1) es equivocado, 2) ni bola que nos van a dar y bien que hacen. Sobre lo de Haití, ya que era incomprensible, aclaro: entraron, intervinieron, “estabilzaron” durante 13 años para poner una “república burguesa normal”, llevaron el cólera, violaron a las mujeres y a los hombres también, y dejaron una crisis humanitaria, pero si vemos todo en blanco y negro, a los negros no los vemos. No es tan dfícil

    Me gusta

    Fernando Moyano

    05/03/2019 at 17:53

    • Dice “no tiene sentido esperar que la burguesía pro-imperialista y dependiente venezolana haga o intente un proceso de ruptura de la dependencia y desarrollo industrial, romper la economía del petróleo”. Pregunto, ¿quién afirmó que la burguesía venezolana intentará romper con la dependencia y desarrollar la industria? ¿A quién le dice esto?

      Luego escribe: “si la emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los trabajadores mismos, no veo que lo que busca Guaidó sea eso”. Pregunto de nuevo, ¿quién afirmó esto? ¿Lo leyó en alguna nota de este blog? ¿A quién se le ocurre afirmar que Guaidó busca que la liberación de los trabajadores sea obra de los trabajadores? ¿Para qué escribe esto? Y vuelve con lo de Haití. ¿Dónde y cuándo apoyé la intervención en Haití? De nuevo, ¿para qué escribe estas cosas? Al leer estas “polémicas” empecé a pensar que quiere “embarrar la cancha”.

      Sin embargo, en este comentario aparece el motivo de fondo de sus “comentarios”. Quiere que me calle. Por supuesto, leí lo que escriben algunos grupos morenistas. Algunas cosas me sirvieron para el análisis, otras no. Y doy mi opinión, con mi visión desde acá. Como la dan muchas otras personas. Pero usted me dice que mejor me calle porque lo mío es “pontificar”; porque es “ver las cosas solo desde la ventana de nuestro conventillo”; y porque es “equivocado” (aunque no dice en qué es equivocado). Esto es, le molesta que diga, por ejemplo, que el “poder popular” construido por el chavismo fue mera formalidad y fraude. Que diga que el socialismo siglo XXI fue una estafa política e ideológica. Que diga que han llevado a la clase obrera a la derrota y la disgregación social.

      Pues bien, voy a seguir diciendo lo que pienso, así revienten de bronca todos los defensores del régimen chavista y del madurismo. Si no le gusta, no me lea (sospecho que va a estar más a gusto leyendo un blog chavista, pero es solo eso, una sospecha). Lo cierto es que no me van a callar. Ni usted, ni todos los que me insultan en las redes. Espero haber sido claro.

      Le gusta a 3 personas

      rolandoastarita

      05/03/2019 at 19:50

  3. Comparto una anécdota. Hace unos años, un funcionario consular chavista (afirmaba ser juez) me dijo con total desfachatez que en Venezuela se vivía mejor que en España, porque allí se podía revocar al presidente. Su “argumento” era que la supuesta mayor profundidad de la democracia (capitalista) eclipsaba las diferencias en desarrollo y condiciones de vida (que de todos modos tampoco admitía). El tiempo ha demostrado que tanto el “poder popular” como los tan cacareados mecanismos de democracia directa consagrados constitucionalmente no eran más que papel mojado, como era evidente.

    Me gusta

  4. No te calles, Rolando, y no malinterpretes lo que dije que no pretendí hacerte callar, eso en primer lugar.
    Tratá con poco más de respeto a los comentaristas que ponen en tu blog discrepancias con lo que decís, porque alguien puede interpretar que los estás mandando callar, en segundo.
    Tratá en lo posible en forma “formal” igualitaria a los que opinan de un lado y del otro, porque te veo responder airadamente cualquier cosa que interpretes como “chavista” pero ni una palabra ante posturas abiertamente por Guaidó, abiertamente reaccionarias y expresamente pro burguesas, que tienen agravante de decir que son en el mismo sentido que todo lo tuyo (no me preguntes dónde dicen eso otros en tu blog, ya lo sabés), y entonces a alguien puede quedarle la impresión que esa es tu posición, eso en tercer lugar. Y por supuesto, te pregunto dónde dice en todo lo que escribí que yo estoy con Chávez o con Maduro, porque si es un atrevimiento de mi parte poner palabras en tu boca, no pongas palabras en la mía.
    No estoy de acuerdo conque las ocupaciones militares imperialistas en distintas partes del mundo, desconociendo el derecho a la independencia de otros pueblos, ya casi no exista, que eso has dicho. Es notoriamente falso, y en ese sentido traje el ejemplo de Haití, lamento no haber sido claro. Podría ser también Libia, Irak, Afganistán, Grenada, la lista es larga y bien conocida. El embajador de Uruguay en la ONU, para oponerse a la intervención armada en Venezuela, dijo que Uruugay nunca apoyaría una intervención militar en ningún país, debió decir en ningún país de blancos, se olvidó de Haití y el Congo, y por eso fue mi comentario. Media África está bajo un “protectorado” de hecho de la ONU, y eso es un desconocimiento del derecho de autodeterminación de los pueblos. Y “casi no existe”… no es cierto.
    Pero más importante sería en un marxista ir más allá de la independencia formal y analizar las condiciones reales que requieren la independencia real, y remarcar para Venezuela la necesidad de soberanía alimentaria, la soberanía energética, la soberanía en la producción de medicamentos genéricos, etc etc, que no ha sido posible por la nefasta gestión del chavismo, y lo has dicho, pero tampoco será posible con la salida burguesa pro-imperialista de Guaidó, que en ningún lugar has dicho que sí lo sería, antes de que preguntes dónde, no lo dijiste, pero en ningún lugar has dicho que no lo seria.
    De la misma forma pienso que citas de Lenin sobre el tema de la democracia burguesa son escolásticas, porque no tienen en cuenta el desarrollo de la realidad. Lenin en “Dos tácticas” esperaba en Rusia el advenimiento de una “república burguesa normal” como algunos han opinado para Venezuela, pero eso no ocurrió, y Lenin se desdijo de eso que había dicho, y es en ese sentido que hablé del “museo de los viejos bolcheviques”. Y la realidad ha venido evolucionando de entonces acá, mucho más, y sigue siendo correcto, por cierto que sí, defender los derechos democráticos ante cualquier opresión, derechos que llamamos “democrático-burgueses” por una razón histórica, pero que ya no están más sustentados por las burguesías reales de nuestro tiempo, que no están en lucha contra el “absolutismo” en ninguna parte ni es esperable ni realista que lo estén, y eso un marxista debería decirlo, expresamente, y que quede claro, o sea que en Venezuela estamos en contra de la represión del gobierno de Maduro, en contra de ese régimen militarista, y en contra por lo tanto del que pudieren acaso imponer los milicos que se pasen para Guaidó, y también hay que decirlo expresamente, y en contra de la “democracia” que pudiera imponer una muy improbable invasión yanqui pero por improbable que sea tenemos que decirlo expresamente también, y no imbuir ni expresa ni implícitamente la idea de que la burguesía pudiese ser la base de una democracia en Venezuela.
    Lamento que no se entienda la ironía de algunos de mis comentarios. Si el nacionalismo burgués latinoamericano debe ser combatido, eso no significa que todo lo que se escribe sobre Venezuela y no nos guste sea motivado por el nacionalismo burgués latinoamericano, y por eso señalé apenas una pequeña parte de lo mucho que aparece en las publicaciones de izquierda del mundo anglosajón o francés, que no son nacionalistas latinoamericanos, por ejemplo en dos publicaciones de ese mundo han puesto ese famoso artículo que tan mal cayó a algún lector del “intelectual” argentino Claudio Katz, y no ha de ser por razón de nacionalismo anglosajón. Lamento que no se entienda la ironía de que si hay que apoyar a Guaidó en Venezuela para rechazar a Maduro, habría que apoyar a Macri en Argentina cuyo programa es el mismo que el de Guaidó. Porque ese es el otro problema, Rolando, no ver en qué contexto se inscribe la lucha de clases en Venezuela, y un análisis completo podría aportar la idea de que hay que rechazar la defensa absurda del régimen en colapso de Maduro, pero también hay que rechazar cualquier expectativa en una salida burguesa.
    Y por último, Rolando, no malinterpretes eso de “pontificar”. Releé tus respuestas a los comentarios que no te gustan (por la razón que sea), fijate en el tono de tus respuestas, en los adjetivos, en la falta de respeto que allí hay, y a lo mejor te das cuenta qué quise decir con eso.

    Me gusta

    Fernando Moyano

    06/03/2019 at 10:46

    • Literalmente escribió: “más vale prestar atención a lo que dicen los grupúsculos de izquierda en Venezuela… en vez de ver las cosas sólo desde la ventana de nuestro conventillo y pontificar desde acá, porque: 1) es equivocado…”. Me aclara que no debe leerse como un pedido de que me calle. Pues bien, si lo dice, voy a tomarlo por buena la aclaración. Pero le confieso que tengo que poner mucha buena voluntad para no ver en eso un pedido de que me calle.

      Otra aclaración: no he dicho que no existan intervenciones imperialistas. Y no son solo de EEUU, también hay de otros países (por ejemplo, -Rusia en Ucrania, o en Siria). Lo que sostengo es que prácticamente no quedan en el mundo relaciones de poder colonial. Y sostengo que el hecho de que Guaidó tenga el apoyo de EEUU no lo transforma en un agente colonial, o neocolonial. Como tampoco Maduro es un agente del colonialismo ruso o chino.

      Otra aclaración: Lenin hizo cambios en su enfoque sobre la revolución democrática, pero esto nunca lo llevó a sostener que daba igual un régimen burocrático-militar (capitalista) que una democracia burguesa. O a despreciar la lucha por libertades burguesas en donde no existen.

      Otra aclaración: si un marxista apoya la demanda de las masas venezolanas de libertades democráticas y elecciones libres, es inevitable que en ese punto coincida con el reclamo de sectores burgueses de la oposición. Lo cual no quita que explique el carácter de clase de la democracia que se demanda, y presente su programa.

      Otra aclaración: “pontificar” significa exponer de manera dogmática una posición que no ha sido comprobada. Entonces, para no pontificar que yo pontifico, hay que demostrar que no razono mis argumentos ni presento prueba empírica.

      Por último, es posible que haya respondido de manera desairada. De todas maneras, señalo que hay cantidad de mensajes en las redes en los que se me acusa de pro-imperialista, liberal burgués, agente contrarrevolucionario, delirante, entre otros calificativos. Pues bien, en ese contexto recibo comentarios en que se me plantea que no hay que apoyar una intervención imperialista en Venezuela, o que no hay que creer que Guaidó está a favor de la liberación de la clase obrera. Como si yo sostuviera alguna de esas posiciones. Que son exactamente las que atribuyen en las redes los defensores de Maduro para acusarme de “agente de la reacción y del imperialismo”. A pesar de haber dicho decenas de veces que no apoyo ningún tipo de intervención militar yanqui en Venezuela
      Pues bien, no insulto a nadie, pero no me pidan un tono amable.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/03/2019 at 14:33

    • “la necesidad de soberanía alimentaria, la soberanía energética, la soberanía en la producción de medicamentos genéricos, etc etc, que no ha sido posible por la nefasta gestión del chavismo, y lo has dicho, pero tampoco será posible con la salida burguesa pro-imperialista de Guaidó, que en ningún lugar has dicho que sí lo sería, antes de que preguntes dónde, NO LO DIJISTE, PERO EN NINGÚN LUGAR HAS DICHO QUE NO LO SERIA”(énfasis mio)

      ¿Que critica es ésta? Rolando tampoco dijo, en ningún lugar, que Guaidó NO iba a hacer soviets de obreros y campesinos. ¿Y con eso qué? ¿Para que manifestarse en contra de una afirmación que nadie en ningún lugar jamas hizo?

      Y además, ¿Quien esta apoyando a Guaidó? ¿Quien guarda “expectativas” en la salida burguesa? ¿A que le llama usted “expectativas”? ¿Esta a favor hoy de elecciones libres, transparentes (y burguesas porque ya me veo venir la respuesta) en Venezuela o no?

      Me gusta

      Germán

      06/03/2019 at 14:55

  5. Habría que ser más indulgente hablando de Chávez, o tan exigente como se es con él, al hablar por ejemplo de Lenin. Me permito parafrasear al autor de la nota para comparar con el caso de la URSS: “todo este “centralismo democrático” y “todo el poder a los soviets” [leninistas/bolcheviques] parecen haber sido inútiles para impedir que Stalin actuara “como un dictador”; que las instituciones cayeran en manos “de malandros”; los talleres… ¿Putilov? ej. fueran saqueados, y el país llevado al desastre.”
    También en lo que se refiere al daño que el mote “socialista” aplicado al regimen venezolano causa a tal sistema político, lamento habitual en estas páginas, nada comparable con el causado por la degeneración de la URSS desde la represión bolchevique al Soviet de Kronstadt al menos.
    Por mi parte, prefiero ser tan exigente con unos como con otros, cuestión de coherencia.

    Me gusta

    robersus

    06/03/2019 at 13:04

    • En cantidad de notas y escritos planteé que el daño que hizo la anulación de la democracia soviética al socialismo, y más en general el régimen stalinista, fue inmensurable (una cuestión de la que ya se daba cuenta Trotsky en los 1930). Las notas de crítica a la política bolchevique con relación al Kronstadt están a disposición en el blog. Explícitamente he planteado que los sublevados de Kronstadt exigían que se aplicar el programa (desde el punto de vista político) de “El Estado y la revolución”, de Lenin. Y fueron reprimidos por centralmente por levantar esa demanda, ya que el programa económico fue recogido en la NEP. Con el agregado que en las fábricas de Moscú y Petrogrado los obreros también pedían libertad de elección en lo soviets. De todas maneras, también hay que decir que la represión que sobrevino en los 1930 tiene poco que ver con la que había en los 1920. Lo que ocurrió en los 30 fue un salto cualitativo. También hay que decir que ya en 1920-1 los soviets habían perdido vitalidad. En el campo estaban vaciados, o controlados por los campesinos más acomodados.

      En cualquier caso, el programa de la Revolución bolchevique abrió la posibilidad de organismos de poder de la clase trabajadora. Desde este planteo hay que discutir cuál fue su evolución (o involución). En Venezuela nunca se llegó siquiera a plantear algo parecido a organismos de poder obrero real.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/03/2019 at 13:38

  6. pero Rolo y las 1400 comunas y 4500 consejos comunales distribuidos por la mayor parte de los estados venezolanos? la Comuna Panal 2021, por ejemplo, tiene su propio dinero: el Panal. Hay bancos cooperativos comunales sin interés, fabricas y talleres colectivos, asambleas de vecinos, asambleas de mujeres, proto instancias de justicia autonoma, etc. Hay comunas que han expropiado tierras al gobierno, otras que han soportado la represion, y otras que nacieron a pesar de la negativa gubernamental o exigiendo la retirada de funcionarios chavistas corruptos (comunas Escarrá, negro Miguel, Adrian Moncada, etc). Muchas comunas estan planteando la idea de una nacion de comunas. No digo que se haya hecho, pero por las dudas, no caigamos en la comodidad de llamar “soviet” al organismo dirigido por la sigla o idea que nos gusta, o de pensar que sólo es tal si se desenvuelve en el panorama mental que teniamos dibujado con anterioridad. Basicamente, Venezuela esta llena de asambleas territoriales (y no otra cosa es un soviet), y el gobierno está pidiendo que no se armen. Y esto último es lo que debemos tener en cuenta, creo. Saludos

    Me gusta

    Gogol

    06/03/2019 at 15:14

    • Todas esas comunas no tienen ningún poder efectivo sobre los destinos del país. El mismo chavista está diciendo que el pueblo repudia a Maduro, y que este se sostiene solo con las fuerzas armadas. Todas las encuestas indican que si hubiera elecciones libres, Maduro pierde “por goleada”. O sea, la mayoría de la población NO quiere a Maduro. Pero esa voluntad NO la puede imponer si no es por medio de una rebelión. Sin embargo, estos datos y hechos no les bastan y ahora inventan que en Venezuela hay “soviets”. Pregunta: ¿en qué se expresa el poder de esas 1400 comunas y 4500 consejos comunales en poder efectivo sobre el gobierno central? Respuesta: en nada. Insisto, no lo digo yo, lo dicen los mismos chavistas. Ellos mismos reconocen que el pueblo se quiere sacar de encima a Maduro y no tiene poder para hacerlo a través de mecanismos institucionales (mecanismos que supuestamente institucionalizaron “el poder popular”).

      Pero incluso desde el punto de vista de la organización económica: ¿qué poder real han tenido los obreros de PDVSA, o de SIDOR, y de tantas fábricas para controlar y dirigir efectivamente la producción? Respuesta: ninguno. Las empresas fueron dirigidas, y siguen siendo dirigidas por una burocracia que las bases no controlan. Hablan de comunas que expropiaron algunas tierras. ¿Cómo se refleja esto en el plano de la producción agrícola? Respuesta: la producción agrícola en Venezuela está derrumbada.

      Más aún, el mismo hecho que se afirme que hay comunas que han soportado la represión está indicando que las comunas no dirigen el Estado (de lo contrario, ¿quién las manda reprimir?). También lo refleja la afirmación de que hay comunas que “exigen la retirada de funcionarios corruptos”. Cuando las bases ejercen el poder no exigen, directamente echan a patadas a los corruptos, o mejor aún, los ponen presos. Y esto no es una cuestión de nombres (los llamamos soviets o comunas), sino de contenido. El tema es de fondo. El tema es quién ejerce el poder, si los trabajadores organizados o una casta de burócratas y los altos mandos.

      Agrego: ya ha ocurrido en otros regímenes burocráticos que se generan formas de organización popular por abajo cuyo poder está limitado a resolver problemas menores de los municipios. Pero no tienen arte ni parte en las decisiones que afectan al destino del país, de la clase obrera de conjunto. Y sirven para que el poder central ejerza un fuerte control sobre cualquier disidencia. Un soviet (un consejo) puede tener una cierta influencia a nivel municipal y no expresar ninguna fuerza de las masas. Más aún cuando ese consejo está dominado por burócratas; y cuando el asunto está acompañado del control y la represión por parte de los colectivos armados. Decir que en Venezuela hoy hay soviets en algún sentido siquiera parecido a lo que fue Rusia en 1917 es estar en el aire. Los soviets estaban integrados por representantes directos de la clase obrera (que a su vez estaba organizada y movilizada) y por soldados en armas (que se habían rebelado contra los mandos y la oficialidad); a lo que se sumaban los partidos de izquierda, incluidos los más radicalizados. A esto se agrega que existía la más amplia libertad de discusión y prensa, y de organización. Por eso la consigna de “todo el poder a los soviets” tenía sentido. En Venezuela eso no tiene sentido alguno. Es estar en el aire, es pensar que la revolución surge de la noche a la mañana. Con la clase obrera disgregada, sin expresiones propias, sin partidos propios, con el control del Ejército y los parapoliciales sobre la población, con la represión del régimen, ¿de qué “soviets” están hablando?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      06/03/2019 at 19:01

    • Antes que nada, creo que soy el único que planteo que en Venezuela existen soviets, por tanto el plural no corresponde. La respuesta no está mal, pero su consecuencia lógica es que entonces tampoco existieron soviets en Rusia, ni durante los gobiernos provisionales ni durante el gobierno bolchevique. ¿Puede usted citarme una, aunque sea una sola decisión que haya surgido de un soviet ruso y despues se haya transformado en una decision politica nacional? ¿Podria indicarme claramente el recorrido seguido por esa decision, incluyendo lugar y en lo posible fecha y luego su consumacion a nivel nacional? Creería que no, creería que mas bien ocurrio lo opuesto. De hecho, el gobierno bolchevique nace burlando la decision obrera y popular masiva madre de todas las decisiones: que gobernara Viktor Chernov. Asi que suena muy verosímil pero muy verosímil el que tambien hayan ignorado los demas planteos, como de hecho ocurrió. Entonces, si tanto soviets venezolanos como rusos eran “pura potencia”, nos queda que: a)ni en Venezuela ni en Rusia hubo soviets (pero tal vez si los haya habido o los haya en otros lugares); o bien b)los soviets estan definidos por su relacion de choque y tensión con el estado.
      Con respecto a la capacidad de decision y gestion de las comunas y consejos comunales venezolanos, estos sí toman decisiones propias y las aplican, porque el estado venezolano esta en crisis y hay un monton de vacíos, o simplemente porque el gobierno en algunos casos no puede evitarlo. Me refiero a decisiones que en la mayoria de los paises toman los gobiernos, no a decisiones comunes, como las que todos tomamos autónomamente en el cotidiano en nuestras vidas. Que no decidan sobre Sidor o PDVSA honestamente me da igual, no soy un amante de Sidor ni de PDVSA, y se puede vivir una vida feliz sin Sidor y sin PDVSA (si lo desea puedo desarrollar sobre casos puntuales del mundo donde se viven vidas hiper dignas sin homólogas a Sidor y PDVSA). Ademas, ¿todo el mundo en Venezuela tiene que decidir sobre Sidor y PDVSA? ¿porque? si la clase obrera es internacional, ¿porque no participan tambien los trabajadores de Guyana o de Colombia en dichas decisiones? Respuesta: porque hay un pais que se llama Venezuela, lo cual nos lleva a otro debate: ¿ha visto la pelicula “Lawrence de Arabia”? muestra claramente cómo los paises se forman de manera artificial (el ejemplo clásico: la frontera sur de Siria, trazada visiblemente con lapiz y regla y sin atender los sentires reales). Venezuela no escapa a esta regla. Y siempre el pasaje de un modo de producción a otro (a escala mundial) redibuja la cartografía global. Por eso, en algun punto, ¿qué importa Venezuela? Se pueden constituir federaciones territoriales nuevas, que no rompan con el pais, mas creen una estructura nueva que sí responda a necesidades reales, como esta ocurriendo en Libia, Siria e Iraq. Estas no rompen con el pais, pero en los hechos estan creando una nacion democratica confederal nueva, basada en la toma de decisiones a nivel de base. Tal vez haya que romper con la idea de “revolucion nacional”, despues de todos los fracasos del siglo XX. Y si quedan comunas que estan ahogadas por la burocracia estatal, entonces hay que esperar el pasaje a la accion de lo que Carl Schmitt llamaba el “tercero interesado”, porque en lineas generales el estado es mas fuerte que el pueblo y hace falta de una conmocion social mas grande con mas actores para poder ir a fondo… entonces no se puede estar bien con dios y con el diablo. Si usted espera este proceso de liberación, entonces toda tentativa de “quedar bien” y “decir lo politicamente correcto” frente a gente que defiende el peor sistema que tuvo la humanidad en toda su historia (me refiero al socialismo, forma moderna de llamar al modo de produccion asiático) resulta vana. Yo opino abiertamente que ojalá intervengan pronto EEUU, Colombia y demas, asi, en medio del “desorden”, los trabajadores se pueden sacar de encima al fascismo socialista que los oprime y regir sus vidas de acuerdo a su propio albedrio.

      Por ultimo, en Venezuela ya hay organizaciones armadas que van por la tercera vía, por ejemplo, Tercer Camino, de Douglas Bravo, una milicia que abandono el chavismo y el marximo-leninismo y recompuso su ideologia sobre el zapatismo, el pensamiento de Bakunin y Rudolf Bahro, etc. Hay otras, pero no dejan de ser organizaciones politicas. El poder real esta en las comunas en armas… pregunta: si estas miles de comunas son inofensivas, ¿porqué el gobierno les esta pidiendo que no se armen? (lo lei en Resumen Latinoamericano, lo puedo buscar si lo quiere leer de primera mano… de todos modos, no suena irrisorio, ¿verdad?). Si les está pidiendo que no se armen es porque sabe que esas armas no van a ser sólo para desembarazarse del gobierno de Guaidó sino también del gobierno de Maduro. Entonces, puede que estas comunas y consejos no estén haciendo todo lo que podrían, pero en breve eso podría cambiar, razón mas que suficiente para tenerlas en cuenta.

      Me gusta

      Gogol

      06/03/2019 at 20:15

  7. “agente de la reacción y del imperialismo”. Nunca he dicho que fueses eso, Rolando, usando tu método: decime dónde lo dije. No me achaques a mí lo que hagan otros. “Vale más” sólo quiere decir eso, vale más, se obtiene más provecho de la observación atenta de las cosas aunque pequeñas o muy pequeñas que pasen en la escena de los hechos. “Pontificar” te lo he aclarado, lo digo en relación al tono de tus calificaciones a los demás, el tono de superioridad y soberbia, y ya que me pides que no sea yo soberbio, y tenés razón, si te molestan las calificaciones de los demás no hagas lo mismo. Si eso no responde a tu definición de ese término, lo siento y buscaré otro. Dejemos un montón de cosas, lamentablemente es imposible hablar de todo como solés decir, y vayamos a lo más importante, y que es importante es tan solo una opinión mía: ¿De qué intervención rusa en Ucrania estás hablando? Lo aceptaría si te referís a la CONTENCIÓN por arriba del gobierno ruso de la rebelión espontánea de la población obrera del este de Ucrania contra el ataque fascista apoyado e instrumentado por la OTAN, una rebelión que ha sido por abajo y con múltiples tendencias, incluyendo ex estalinistas, ex trotskistas ex anarquistas y de todo, que han ido cambiando en el curso de su propia experiencia. La intervención del gobierno de Putin intentando entregar la rebelión como moneda de cambio para negociar sus intereses capitalistas con la UE y EEUU es otra cosa, de la misma forma que la intervención contrarrevolucionaria de la URSS en la guerra de España no quiere decir que esa guerra fuese una lucha entre el franquismo y la intervención rusa. No sé exactamente qué quisiste decir, y no te estoy acusando de nada, y estoy, ya lo sé, hablando de otro tema que no es Venezuela. No con la intención de desviar el tema sino de ver el contexto, como he planteado el tema de Haití para ver el contexto.
    “… si un marxista apoya la demanda de las masas venezolanas de libertades democráticas y elecciones libres, es inevitable que en ese punto coincida con el reclamo de sectores burgueses de la oposición. Lo cual no quita que explique el carácter de clase de la democracia que se demanda, y presente su programa.” Te faltó presentar ese programa, Rolando. Presentarlo quiere decir: mostrar en qué punto ese programa es antagónico con el programa de clase de los sectores burgueses. Te faltó explicar el contenido de clase de la democracia que estás demandando y cómo se traduce en términos de metodología y práctica concreta y se distingue de la democracia burguesa. Si por lo inevitable de la coyuntura coincidimos con los burgueses, más importante es entonces distinguirnos de los burgueses, y por supuesto que Lenin dix it.

    Me gusta

    Fernando Moyano

    06/03/2019 at 19:46

    • He afirmado que en las redes me hacen el cargo de ser pro-imperialista, delirante, liberal burgués, etc. En ESE contexto, están los comentarios al blog que afirman que Guaidó no ayudará a la liberación de los trabajadores, y que hay que estar en contra de la invasión del ejército yanqui a Venezuela. Por esta razón he preguntado, una y otra vez, contra quién estaba polemizando al enviar esos comentarios, precisamente en ese contexto.

      Sobre intervenciones militares: pienso que hay suficientes elementos para mostrar que Rusia intervino militarmente en Crimea. Pero dejemos eso de lado, si te genera dudas, y cito entonces la intervención en Siria. Con esto quiero decir que no solo existen intervenciones militares de EEUU, también de otras potencias. Lo cual no quiere decir que la relación de tipo colonial hoy sea la que prevalezca. Por caso, no creo que Siria se vaya a convertir en una colonia de Rusia. Lo dije de la misma manera que he polemizado con la idea de que Macri convirtió a Argentina en una colonia de EEUU, Maduro a Venezuela en una colonia de Rusia, o Guaidó convertirá a Venezuela en una colonia de EEUU. Este es fondo de lo que estoy planteando.

      “… si un marxista apoya la demanda de las masas venezolanas de libertades democráticas y elecciones libres, es inevitable que en ese punto coincida con el reclamo de sectores burgueses de la oposición. Lo cual no quita que explique el carácter de clase de la democracia que se demanda, y presente su programa.” Te faltó presentar ese programa, Rolando. Presentarlo quiere decir: mostrar en qué punto ese programa es antagónico con el programa de clase de los sectores burgueses.

      En cantidad de notas sobre Venezuela he planteado que el eje de la propaganda y agitación marxista pasa por explicar la necesidad de romper tanto con el chavismo, como con la oposición burguesa. He escrito, y lo he repetido, que el programa de reconstrucción de la oposición burguesa se basará en la explotación del trabajo. Pero dicho esto, yo no puedo elaborar un programa socialista concreto desde aquí. De la misma manera que muchas veces he dicho que no puedo opinar sobre cuestiones tácticas (es pura pedantería de las “internacionales trotskistas” andar “bajando línea” para cuanto acontecimiento hay en el mundo, así no tengan un militante). En la medida en que haya gente que esté convencida en que es necesario trabajar en esa dirección (insisto, ruptura tanto con el chavismo, en todas sus formas, y con la oposición burguesa, en todas sus formas), habrá posibilidades de concretar un programa, junto a tácticas y estrategias. Escribir un programa no es cosa de un día para el otro (incluso la Tercera Internacional, bajo dirección de Lenin, no llegó a tener un programa). O sea, que haya aunque sea un pequeño grupo, que en un trabajo colectivo elabore un programa para una organización socialista en Venezuela es un objetivo. No se puede reemplazar desde afuera, ni lo puede hacer una sola persona. Por eso, cuando afirmo que hay que reconocer que hubo una derrota, que es necesario agrupar a la vanguardia, discutir y analizar las razones que han llevado al desastre actual, estoy diciendo que todo esto no se supera elaborando cualquier programa “a las apuradas”, o agitando alguna “hábil” consigna.

      Luego, “Te faltó explicar el contenido de clase de la democracia que estás demandando y cómo se traduce en términos de metodología y práctica concreta y se distingue de la democracia burguesa”.

      La nota en la que trato sobre las tradiciones democráticas del socialismo explica que la democracia burguesa es formal porque se asienta en la propiedad privada del capital, y explico por qué la democracia obrera es superior, y los lineamientos más generales de en qué consiste en tanto ruptura con la democracia capitalista. Cito, además, textos clásicos marxistas en los que este asunto se explica más ampliamente (por ejemplo, el Estado y la Revolución, de Lenin). Incluso pongo el ejemplo de cómo medidas sencillas, como la revocabilidad de funcionarios y el pago igual a un trabajador, significan un cambio cualitativo en la democracia. Escribo todo esto, y sin embargo parece que nada vale. ¿Será que el coro de los que me acusan de ser agente del imperialismo no deja oír mi voz?

      Lo anterior sin contar las innumerables veces que expliqué las diferencias entre la democracia obrera y los regímenes burocráticos; y las críticas a la democracia basada en la propiedad privada y el capital. Por supuesto, no puedo estar repitiendo todo en todas las notas. Pero estas ideas creo que están claras para cualquiera que haya leído mis notas sobre Venezuela (que no fueron pocas). Por supuesto, sobre las formas concretas que adoptaría una democracia obrera en Venezuela, no tengo manera de saberlo porque por ahora es pura especulación. ¿Consejos por localidades? ¿Articulados con comités de empresas? ¿Alguna suerte de Asamblea Popular con miembros revocables? No sé, no tengo idea. Serán los propios trabajadores los que se darán la forma de organización que piensen conveniente.

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/03/2019 at 04:12

  8. Rolando, ultimamente veo que en Argentina los partidos intitulados de libertarios estan ganando fuerza. Me parece que seria productiva alguna publicacion sobre el tema, especialmente porque muchos estan viendo en el “radicalismo” de tipos como Espert y Milei un nuevo camino frente al peronismo/radicalismo. Un abrazo.

    Me gusta

    Albano Giurdanella

    06/03/2019 at 23:56

    • Sí, es cierto, están tomando fuerza “los austriacos”, en especial versión Milei. Por eso en varias notas discutí sus ideas. Incluso hubo una polémica con uno de sus representantes, Cachanovsky, (falleció), y en Comentarios con varios de ellos. Pero debería volver sobre este asunto.

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/03/2019 at 04:15

  9. Amigo Gogol

    Me impresiona sus enciclopédicos conocimientos. Tengo la impresión de que usted es una persona que conoce mucho, lo cual me alegra.
    De la información que he podido encontrar referente al gobierno de Nicolás Maduro e llegado a la conclusión de que se trata de un narco gobierno y que Venezuela es un narcoestado. La élite que gobierna Venezuela está completamente comprometida con el narcotráfico. Incluso internacionalmente se les conoce como el Cartel de Los Soles.
    Un soldado inmigrante que desertó del cuartel y salió de Venezuela me contó que los recursos militares se utilizan para la movilización de la droga.
    Los aeropuertos y la cobertura diplomática también se utilizan para el mismo fin.
    los mismos sobrinos de Maduro fueron atrapados por la DEA con las manos en la masa y actualmente purga prisión en EEUU. Cargamentos de drogas se han descubierto en aviones o barcos que salen de Venezuela. Incluso a militares de alto rango se les ha descubierto estar comprometidos en ello.
    Si no es demasiado abuso de confianza, me gustaría saber su opinión al respecto.

    Me gusta

    Amauta

    07/03/2019 at 02:46

    • hola Amauta. Gracias por el comentario, veo alto nivel en general en este blog, escrito por Astarita que es uno de los intelectuales mas importantes de Argentina en mi humilde opinión. Si, Venezuela es un narco-gobierno, dirigido principalmente por Padrino Lopez. Venezuela “expropió” el negocio que tenian las FARC que pasaban por Venezuela para distribuir la droga. El gobierno de Chávez fue cobrando impuestos cada vez mas altos a las FARC, hasta que decidió directamente quedarse con el negocio, previo expulsar a la DEA que operaba en Venezuela, por supuesto. Esto levantó las alarmas en EEUU, y no mienten cuando dicen que el gobierno de Venezuela trafica drogas. Se lo llama Cartel de los Soles por el sol de la insignia militar, pero no se llaman ellos así a sí mismos. Lo que yo apoyo de Venezuela es a las comunas, que son una creación autonoma del pueblo venezolano, que incluso se están parando en contra del gobierno chavista. Saludos cordiales

      Me gusta

      Gogol

      07/03/2019 at 10:28

    • Fe de erratas, en el apuro dije una burrada. Chávez expropio el negocio a los carteles de la droga colombiana, no a las FARC. Las FARC no son buenas, pero no tienen tanto peso internacional; el movimiento vino por otro lado. Y el principal encargado de mover la droga en el gobierno de Venezuela es Nestor Reverol, del Ministerio de Interior. Saludos

      Me gusta

      Gogol

      07/03/2019 at 13:27

  10. Sinceramente se hace difícil para un venezolano que ha sufrido el régimen chavista durante 20 años -somos millones- leer comentarios de lectores del blog que no tienen la más mínima idea de la tragedia que estamos viviendo en Venezuela.

    Es asombrosa la cantidad de tonterías, estupideces, mentiras, banalidades que se escriben desde la altura de una ignorancia digna de mejor causa. La mayoría de los comentaristas que, en última instancia, dando piruetas teóricas y políticas, defienden la dictadura militar burguesa de ultraderecha de Maduro, reflejan una ignorancia total de la realidad venezolana, que raya en el cinismo y la crueldad total.

    Este tipo de lectores siempre pierde de vista la crisis humanitaria demencial que estamos viviendo los venezolanos. Crisis provocada una y mil veces por la mafia de la lumpen-narco-chavo-burguesía. Una mafia de narcotraficantes, delincuentes y criminales que la mayoría de la izquierda venezolana e internacional defiende a capa y espada, con argumentos delirantes, hasta criminales. Digno de Ripley: increíble, pero cierto.

    Por este motivo es interesante leer un artículo de una persona que no conocemos, pero que da justamente en el clavo de lo que está sucediendo con el grueso de la izquierda que defiende a una dictadura impresentable. Dictadura genocida que está provocando miles de muertes por hambre, enfermedades y represión. Agregando a estos crímenes la emigración forzosa por hambre de más de tres millones de venezolanos.

    El artículo se titula Dos Veces y su autor es un profesor de la Universidad Nacional de Quilmes de Argentina, Alberto Bonnet

    “Dos veces”

    “La historia de cierta intelectualidad de izquierda también se repite dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa. Fue tragedia durante aquellos años oscuros de complicidad con la dictadura stalinista porque en la ex URSS habían existido al menos ciertos intentos serios, ambiciosos, acaso desesperados, de construcción de una sociedad socialista. Es farsa en estos años de complicidad con la dictadura chavista porque en Venezuela hubo cualquier cosa, populismo, nacionalismo, estatismo, salvo socialismo.

    Por supuesto, entre aquella tragedia del socialismo en un solo país y esta farsa del socialismo del siglo xxi, entre la colectivización forzada y el reparto de conejos, hay una enorme distancia. Afortunadamente, en cierto sentido, porque las hambrunas soviéticas fueron muchísimo más dramáticas que los hambres chavistas. Pero hay también ciertas miserias de los intelectuales de izquierda de nuestros días que repiten miserias de los de entonces.

    Si un intelectual de izquierda confunde la adopción de una perspectiva crítica, que quizás le permita un mejor acceso a la verdad, con la renuncia sin más a cualquier aspiración a la verdad, se degrada a sí mismo a un mero agente de propaganda. Es difícil saber si fueron los stalinistas o los fascistas los autores de la doctrina que reduce la verdad a una mentira de signo contrario, pero es seguro que muchos de nuestros intelectuales de izquierda la aplican concienzudamente.

    Si un intelectual de izquierda decide ignorar uno de los bandos del sufrimiento, un bando de represión, de hambre y enfermedades, de éxodo forzado, pongamos por caso, se convierte sin más trámite en cómplice de ese sufrimiento. La ignorancia de los campos de concentración y las hambrunas soviéticas era complicidad, la ignorancia de las caravanas de venezolanos miserables huyendo por las fronteras también.

    Si un intelectual de izquierda gusta demasiado de codearse con los que mandan y aspira a convertirse en asesor de pasillo o en integrante de una comparsa apologética, sea a cambio de un sueldo, de prebendas, de pasajes y hoteles de lujo o de honores más baratos, de una burocracia corrupta se pone en venta al mejor postor. Y tanto el oro de Moscú como el petróleo del Orinoco alcanzaron y sobraron para comprar intelectuales de izquierda.

    No pueden emplearse palabras más conciliatorias para discutir estas cuestiones porque la camaradería entre los intelectuales de izquierda también tiene ciertos límites. Quienes insisten en pervertir la sentencia de Rosa Luxemburgo y ratificar ante la humanidad entera que socialismo es barbarie, quienes contribuyen a tachar la esperanza en una sociedad emancipada del horizonte de vida de los explotados y oprimidos, para íntimo regocijo de sus explotadores y opresores, dejan de ser nuestros camaradas. Así de simple.

    Autor: Alberto Bonnet, febrero de 2019

    Ver aquí: http://comunizar.com.ar/dos-veces-los-intelectuales-izquierda-la-dictadura-chavista/

    Que cada quien piense con cabeza propia y saque sus propias conclusiones

    Me gusta

    La duda metódica

    07/03/2019 at 11:31

    • Estimado Duda,

      Alberto Bonnet es, en efecto, una “rara avis” (como Astarita) dentro de la cada vez más lamentable intelectualidad de izquierda argentina.
      En su momento, criticó brillantemente el apoyo de los partidos de izquierda a la guerra de Malvinas, lanzada por la dictadura genocida.
      Gracias por compartir este excelente texto!
      Saludos

      Me gusta

      Mariana

      08/03/2019 at 07:19

  11. Le agradezco su respuesta amigo Gogol

    Estamos completamente de acuerdo en el tema. Como conclusión de su comentario se puede decir que el régimen de Maduro es un régimen lumpen y mafioso. La élite del chavismo, que actualmente controla el poder en Venezuela, está conformada por delincuentes. El régimen madurista es la peor escoria de la burguesía en Venezuela. Maduro y sus socios, nacionales y extranjeros, civiles y militares, constituyen el sector más pestilente de la burguesía en Venezuela.

    Por tanto acusar a maduro de ser un gobierno fraudulento y levantar la consigna de ¡Fuera Maduro! son expresiones legítimas que surgen de lo más profundo del pueblo y los trabajadores venezolanos.
    Asimismo podemos concluir que la llamada Revolución bolivariana no fue más que una degeneración extrema narco mafiosa del capitalismo en Venezuela.

    Dentro de este contexto (voy a seguir abusando de su generosidad), me parece muy necesaria su opinión sobre las causas esenciales de la crisis económica y humanitaria en Venezuela, antes de Guaidó. ¿Qué tanta es la responsabilidad de la llamada “guerra económica” (o bloqueo económico antes de Guaidó) que propala el madurismo? Desde mi punto de vista, la principal responsable de esta crisis es la política económica lumpenesca y desfalcadora de este gobierno, que es la continuación también del gobierno de Chávez.
    Saludos.

    Me gusta

    Amauta

    08/03/2019 at 03:28

    • Si, la consigna “Fuera Maduro” es central, por una simple cuestion humanitaria. 12 niños murieron de amibiasis hace unos pocos dias, la situación de Venezuela ha llegado a niveles subsaharianos, pero Maduro va a comer al restaurante de Salt Bae donde los platos no bajan de 3 mil dolares mientras la gente trabaja por 10 dolares al mes. No se si estarás de acuerdo en esto, pero yo creo que hay que llevar al extremo la consigna “Fuera Maduro”, aceptando (y solicitando) la intervención de una Coalicion internacional -presumiblemente liderada por EEUU- para que saquen a Maduro como se hizo con Noriega o Ferdinand Marcos de Filipinas: sin derramamiento de sangre civil, y que a partir de ahi se puedan llamar a elecciones (por cierto, Juan Guaidó hace poco se definió como “de centroizquierda en lo económico”, y si fuera de ultraderecha como dicen los chavistas, no veo porque su partido tiene una seccion LGTB… según veo, se parece mas bien al Partido Demócrata de EEUU). Llevo el planteo al extremo. ¿Cómo se derrota al Partido del Trabajo en Norcorea? alli nunca va a haber elecciones, y el pueblo claramente no puede derrotarlo. Los militares tampoco se van a sublevar. Entonces necesariamente tiene que haber una intervención extranjera contra el gobierno. Cualquier posición que no sostenga esto de manera clara y abierta, es complice del régimen de Kim. Y Venezuela está virando lentamente (y no tanto) a un régimen como el norcoreano, donde el hambre y el miedo juegan un rol disciplinador clave. ¿Porque no hay hambruna en Irán o Rusia, que están sancionados hace décadas por cosas mucho mas graves, como invadir paises o pretender desarrollar armas nucleares? Sin embargo en Venezuela hay un desmadre social total. Veo a mis amigos de Venezuela escribir “hoy almorcé una banana”, “ayer almorcé dos bananas”, y me da mucha impotencia, hablo de gente que estudia y trabaja.

      Discrepo con el concepto de “boliburguesía”, mi visión del tiempo histórico no es marxista (evolucionista) sino, si se quiere, heideggeriana, y está anclada en la noción de repetición. Creo que el capitalismo implica una serie de condiciones que cada vez existen menos en Venezuela (por eso hablo de viraje gradual). Veo al régimen de Maduro como algo anticapitalista en sentido negativo, es decir, como una formación precapitalista mucho peor que el capitalismo. En ese sentido los veo mas como una casta. En estos sistemas el jefe de estado es algo así como un dios viviente.

      Mi lectura de la debacle de Venezuela no es original. Venezuela cayó en la “maldición del recurso único”, y la decision de la OPEP de 2014 hizo que su economía se desplome. En 2012 el 95% de las exportaciones eran crudo, osea que Venezuela dependía de que el precio de barril siguiera alto. Arabia Saudi decidio incrementar la produccion, no para golpear a Rusia (a quien intenta sumar a la OPEP… ya vimos el saludo hiper amistoso que se dieron en el G-20 de Buenos Aires Putin y Bin Salman, ante la cara de tujes de Trump) ni mucho menos a Venezuela, sino a EEUU, que ya es la primer potencia petrolera en el mundo, por encima de Arabia Saudi (esto hizo que EEUU se refugiara aun mas en el petroleo de esquisto). En aquel año ocurrió algo que la izquierda pocas veces menciona: Venezuela le empezó a comprar nafta a Argelia, Nigeria y Angola, y luego… ¡a Estados Unidos! Actualmente, el 70% de la nafta que se usa en el mercado interno venezolano viene de EEUU, porque traerla de Africa es mucho mas cara… Esto se debe a que casi todas las refinerías de Venezuela (Cardón, El Palito, San Roque, Puerto La Cruz y Bajo Grande) están paradas, funcionando actualmente sólo la de Amuay, y muy por debajo de su tope (esto sin mencionar los enormes riesgos y accidentes laborales permanentes.. hace unos años en Cardón hubo un incendio y no había espuma para apagarlo). Pero en 2016 Maduro y los militares se superaron, y no sólo compraron nafta norteamericana, sino también crudo, a fin de mezclarlo con el crudo extrapesado y viscoso del subsuelo venezolano y poder venderlo (o usarlo como forma de pago a China, que inyecto 23 mil millones en Venezuela aceptando crudo como pago). Así es que el país con mas reservas de petroleo se sostiene con la nafta y el crudo norteamericano, a pesar de su retórica antinorteamericana. En su libro “Pedir lo imposible”, Zizek dice que técnicamente Venezuela explota a Estados Unidos… la razón de que las refinerias no funcionen y que PDVSA esté colapsada tiene que ver con la falta de inversion, falta de mantenimiento, corrupcion extrema y constante, nepotismo, clientelismo (expulsion de tecnicos y operarios con conocimiento pero con ideas politicas distintas para poner chavistas inútiles, militares y familiares… a esto hay que sumar la fuga del pais de muchos de los que quedaban) y extremada torpeza del regimen chavista, que recibió un pais que producia 3,5 millones de barriles de petroleo por dia, dejando otro que, en el año de la muerte de Chavez, producia solo 2,5 millones (un millon menos), numero que Maduro luego reduciría a 1,8. Y como la burguesia venezolana fue barrida por las miles de nacionalizaciones, Maduro no tenia casi a quien cobrarle mas impuestos o imponerle retenciones. Entonces tuvo una idea genial: imprimir dinero fiduciario, lo cual llevó a la inflación de 2015 (Zimbabwe, otro pais socialista, hizo lo mismo, y tuvo una hiper con porcentajes de inflacion con 6 ceros, hasta que finalmente debió dolarizarse… y aunque no lo creas, en el Parlamento y el Senado norteamericano se debatió muchas veces redistribuir la ganancia del señoreaje hacia los paises dolarizados). En 2016 Maduro puso la politica de topes de precios, lo cual llevo al desabastecimiento. Maduró hablo de boicot, pero no explicó que ningún empresario va a comprar afuera a 30 para vender a 20 en el mercado local. Esto terminó de liquidar a la burguesia venezolana, la cual fue barrida completamente para erigir una casta estatista mil veces peor. Luego en 2018 intentó con el Petro, pero quien va a invertir en una criptomoneda del gobierno de Venezuela? Venezuela esta en default, la petrolera china Sinopec demando al gobierno de Maduro y hasta Cuba expropio el 49% de una refinería venezolana emplazada en la isla… en algunos medios se habla mucho de la posibilidad de que China y Rusia se hagan cargo del país, comprando las empresas y los recursos o logrando algun tipo de trato que permita a Maduro hacer que gobierna mientras el tandem asiático se reparte el país… La izquierda no quiere que caiga Maduro porque le molesta cuando EEUU derroca un gobierno socialista… es una cuestion practicamente sentimental, no les importa si se mejoran o no las condiciones de vida de la poblacion, o si incluso eso lleva al proletariado a un mejor escenario de lucha para pelear por un sistema mejor… Bueno, esa es mi visión, no es nada original… Y aquí quisiera hacer una pregunta a quien sepa (por ejemplo el usuario “La duda metódica”, que al parecer vive allá o es de allá). Antes mencioné que Venezuela funciona con la nafta estadounidense. Segun escuché, Estados Unidos decidió cortar el chorro de la nafta a Venezuela hace muy poco tiempo, lo cual, de ser cierto, dejaría al pais literalmente parado. Si esto es cierto, puede que durante un tiempo Venezuela vuelva a comprarlo a Nigeria y demas, pero la diferencia de precio es muy grande, y tarde o temprano se llegará a una situación crítica en que Maduro deberá tomar una decisión. ¿Es esto asi? ¿Estados Unidos dejo de proveer a Venezuela? ¿Se siente el golpe en la industria, el transporte, el comercio, etc. en Venezuela? porque no he podido confirmar esto y me gustaría tener información de primera mano. Disculpen la extensión, un saludo cordial.

      Me gusta

      Gogol

      08/03/2019 at 17:54

  12. ¡Compañero! Quisiera saber cuál es su opinion sobre las recientes movilizaciones sobre el 8M y si puede darnos una aproximación sobre la situación de la mujer en su país.

    Saludos.

    Me gusta

    Kulbertinov

    09/03/2019 at 01:54

    • No estoy en Argentina y no tuve acceso a las noticias. Sí sé que la movilización en Madrid fue gigantesca. No he estudiado en particular sobre la situación de la mujer en Argentina. Sí es muy grave e impresionante la cantidad de femicidios que están ocurriendo, aproximadamente uno cada 30 horas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/03/2019 at 04:12

  13. Rolando, De casualidad tiene algun link con el trabajo de los economistas del Banco Nación que usted recomienda en este vídeo?

    Minuto 01:04:00

    Saludos

    Me gusta

    Martín

    09/03/2019 at 21:24

  14. Será cierto lo siguiente? https://www.nytimes.com/es/2019/03/10/venezuela-ayuda-incendiada/
    No lo dice clarín. Saludos.

    Me gusta

    Rabotnik_sigloXXI

    11/03/2019 at 21:52

    • En qué cambia esa nota la caracterización de la situación de Venezuela?

      Me gusta

      Gus

      12/03/2019 at 10:34


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: