Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Posts Tagged ‘socialismo

Toma del poder y espontaneísmo

with 34 comments

Con la exacerbación de la crisis económica, buena parte de la izquierda argentina convoca por estos días a movilizarse por un programa de ruptura con el capital financiero; no pago de la deuda; ruptura con el FMI; estatización de la banca y el comercio exterior; prohibición de despidos; toma de toda empresa que despida o quiebre, y medidas similares. Se trata de un programa que, por contener medidas incompatibles con el capitalismo, pone sobre el tapete qué clase social, y con qué poder, lo aplicaría. Pero este tema, cuando se habla en los grandes medios de comunicación, no se precisa. A lo sumo, se hace referencia a un “gobierno de los trabajadores” que aplicaría las medidas propuestas. Aunque sabemos que un “gobierno de los trabajadores” no es sinónimo de poder obrero, esto es, de poder para revolucionar las relaciones de producción y en Estado.

Estas cuestiones ya las he discutido en otros textos, y ahora no voy a repetir las críticas. Lo que deseo señalar en esta nota es otro problema al cual, hasta ahora, no le he prestado suficiente atención. Se refiere a la creencia de que es posible tomar el poder combinando “luchismo” y consignas transicionales. O sea, se espera que, montados en la movilización cada vez más profunda de las masas, los revolucionarios lleguen al poder para iniciar la transición al socialismo. Por ejemplo, un periódico de izquierda plantea “inmediato paro activo de 36 horas en marcha hacia la huelga general hasta aplastar el ataque capitalista contra los trabajadores. Es la única vía para contraponer al poder concentrado del capital contra las masas, el poder de clase de los trabajadores”. Según esto, existiría la posibilidad de que la clase obrera tome el poder –vía los partidos de izquierda marxista- en un futuro más o menos inmediato.

Pues bien, soy crítico de ese enfoque. Sostengo que es una posición espontaneísta, que no le dice la verdad a las masas trabajadoras. Por un lado, no dice que para tomar el poder es necesaria una larga preparación de las fuerzas del trabajo. Y en segundo lugar, que hoy esas condiciones y preparación, en Argentina, sencillamente no están.

Una crítica de Marx a la táctica espontaneísta de toma del poder

Lo que estoy planteando no es una elaboración personal, sino está en las tradiciones del socialismo. En este respecto, rescato un texto de Marx, de 1850, que pone el acento en esa preparación. Lo explica en polémica con unos comunistas que apostaban a una toma del poder más o menos rápida. Decía Marx: “Mientras nosotros le decimos a los obreros: tienen que atravesar 15, 20, 25 años de guerras civiles para cambiar la situación y prepararse ustedes mismos para ejercer el poder, se les dice: tenemos que tomar el poder de inmediato, o nos podemos ir a dormir” (“Actas Reunión de la Autoridad Central de la Liga, 15/09/1850”; Marx y Engels Collected Works, t. 10, p. 626). Y agregaba que la revolución “es el producto de realidades, no el resultado de un esfuerzo de la voluntad”.

Aquí las ideas claves son: (a) la clase trabajadora debe revolucionarse a sí misma; (b) deben existir condiciones para imponer el punto de vista socialista, y no el pequeñoburgués, o nacionalista. Pensar lo contrario es puro subjetivismo idealista, voluntarismo; no tiene nada que ver con un análisis materialista.

Lo cual, trasladado al presente, significa enfrentar las ideas burguesas o pequeñoburguesas de las masas, y criticar toda forma de control burocrático o estatal burocrático sobre el movimiento obrero. Así como criticar el superficial optimismo espontaneísta (que es una forma de oportunismo). Por eso Marx agregaba: “Siempre he desafiado las opiniones momentáneas del proletariado. Estamos dedicados a un partido que, por suerte para él, todavía no puede llegar al poder. Si el proletariado llegara al poder las medidas que introduciría serían pequeñoburguesas y no directamente proletarias. Nuestro partido puede llegar al poder solo cuando las condiciones le permitan poner en práctica sus propios puntos de vista. Louis Blanc es el mejor ejemplo de lo que ocurre cuando llegas al poder prematuramente. Más aún, en Francia no es solo el proletariado el que gana poder, sino también los campesinos y la pequeña burguesía, y deberá llevar a cabo no sus medidas, sino la de ellos” (pp. 628-9, ibid.).

Puede verse que las recomendaciones de Marx son lo opuesto a la creencia en un golpe de mano táctico para hacerse del poder. Si las masas están imbuidas de convicciones burguesas y pequeñoburguesas, e inmersas en una red de controles (punteros políticos, burocracia sindical y similares), ¿cómo se pretende que de la noche a la mañana tomen el poder y comiencen la transformación socialista del país? (esto dejando de lado que una revolución socialista debería tener, además, un carácter internacional). No se “aplasta al capitalismo” con espontaneísmo, sino con acción consciente –esto es, cuando las ideas se convierten en fuerza material. Agregando que hoy ese mensaje debe incluir la crítica de los socialismos burocráticos, y de los capitalismos de Estado burocráticos (tipo Venezuela chavista). Lo cual exige mucho esfuerzo militante. Aunque cuando expongo estas ideas, desde el campo del voluntarismo idealista me responden con un “usted no quiere hacer nada, quiere irse a dormir”.

Termino diciendo que la revolución no se hace “desde arriba”. De ahí el énfasis en encarar la lucha del marxismo en todos los planos, el económico, el político y el ideológico. El criterio central es que la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los mismos trabajadores. O, en palabras de Rosa Luxemburgo: “La revolución socialista es la primera que no podrá triunfar si no es salvaguardando el interés de la gran mayoría de los trabajadores. La masa del proletariado está llamada a fijar conscientemente tanto el objetivo como la orientación de la revolución, y además, paso a paso y por su propia actividad, debe hacer entrar el socialismo en la vida cotidiana. La esencia de la sociedad socialista reside en que la masa laboriosa deja de ser una masa a la que haya que gobernar para que empiece ella misma a protagonizar la vida política y económica en su totalidad, orientándola en virtud de una determinación consciente y libre” (¿Qué quiere la Liga Espartaquista?). Un enfoque que está muy lejos del espontaneísmo oportunista.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como: Toma del poder y espontaneísmo

Written by rolandoastarita

17/08/2019 at 12:30

Publicado en General

Tagged with , ,

Nahuel Moreno y las revoluciones “de contenido socialista”

with 9 comments

En una nota de 2011, “Conquistas democráticas y críticas trotskistas” (aquí), sostuve que el dirigente trotskista Nahuel Moreno planteaba que los avances democráticos que se obtuvieron en la mayor parte del siglo XX fueron conseguidos por revoluciones democráticas por su forma, pero de contenido socialista. Para aquellos que no lo sepan, Nahuel Moreno (1924-1987) fue el principal dirigente del Partido Socialista de los Trabajadores, antecesor del Movimiento al Socialismo, de Argentina. Además, influenció a una franja del movimiento trotskista internacional (principalmente en América Latina).

Pues bien, un lector envió un Comentario al blog acusándome de mentir. Mi crítico escribió: “Nahuel Moreno no afirma que las reformas conseguidas a través de revoluciones sociales sean revoluciones socialistas. Las caracteriza como revoluciones democráticas que no van contra la propiedad privada de los medios de producción, pero que llevadas a fondo pueden transformarse en revolución socialista”. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

30/07/2019 at 16:40

Publicado en General

Tagged with , ,

FMI, deuda externa y consignas transicionales

with 22 comments

Un lector del blog preguntó, en la sección Comentarios, si la consigna del Frente de Izquierda, “ruptura total con el FMI”, en el actual contexto, es de tipo transicional. Las consignas transicionales son aquellas que, en principio, impulsarían a las masas trabajadoras a avanzar en transformaciones socialistas, ya que no se pueden conseguir en el sistema capitalista. Por ejemplo, el control obrero de la producción es inaplicable en las condiciones normales del modo de producción capitalista. Solo se puede efectivizar en un sentido revolucionario en una situación revolucionaria, o con la clase obrera en el poder; si no existen estas condiciones, el control obrero es mera colaboración –vía alguna burocracia sindical- con la clase capitalista y el Estado.

Pues bien, nada indica que la demanda de ruptura con el FMI sea, en sí y por sí, una medida transicional. Un país se puede retirar del Fondo sin que para ello sea necesario transformar en algún sentido profundo las relaciones de propiedad existentes. Más aún, un país podría retirarse del FMI y continuar siendo, sin embargo, dependiente del crédito internacional. Por ejemplo, si padeciera déficits en su balanza de pagos –déficit en su cuenta corriente, salida de capitales, pérdida de reservas internacionales- estaría subordinado a las exigencias de los prestamistas, estuviera o no adherido al FMI. En ese marco, lo menos que se puede decir es que la mera salida del FMI no aportaría gran cosa a la solución de los problemas económicos. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

02/05/2019 at 10:36

Revisionistas y renegados

with 12 comments

A raíz de la nota “Criterio religioso en debates de la izquierda” (aquí), un lector del blog observó, en un mensaje por Facebook, que mi crítica debió haberse extendido a Lenin por su uso del término “revisionista” aplicado a Bernstein.

Pues bien, estoy de acuerdo con el compañero: descalificar a alguien por “revisar” una teoría o afirmación establecida, es otra manera de ahogar el pensamiento crítico. Coincidiendo con este criterio, quisiera de todas maneras señalar que también calificaron a Bernstein de “revisionista” otros dirigentes socialistas, como Rosa Luxemburgo y Kautsky. En aquel momento se buscaba dejar en claro, ante la militancia de la Segunda Internacional, que Bernstein proponía modificar la línea política y la ideología del partido Socialdemócrata, que por otra parte habían posibilitado progresos reales en conciencia y organización del movimiento obrero.

Pero si ya en aquella época era cuestionable el uso del término –después de todo Bernstein decía que efectivamente había que revisar la teoría heredada, de manera que el cargo de revisionista perdía buena parte de efectividad-, en las décadas que siguieron la acusación se transformó en un verdadero lastre para el pensamiento dentro de la izquierda. En especial porque contribuyó a establecer el argumento de autoridad (“tengo razón porque lo que afirmo lo dijo X”) al interior de las organizaciones. Más precisamente, a establecerlo en un sentido dogmático. Subrayo que en sentido dogmático porque en muchas ocasiones es razonable aceptar el argumento de autoridad. Por ejemplo, cuando los médicos coinciden en el diagnóstico de un enfermo, es lógico que este lo acepte en base a la autoridad de los médicos en materia del cuerpo humano y su salud. Sin embargo, el principio de autoridad es muy perjudicial si invita a no comprobar el contenido de verdad de un determinado enunciado, cuando esa comprobación las personas pueden realizarla mediante indagación y razonamiento. En este caso estamos ante un criterio acientífico, que sofoca el desarrollo del pensamiento. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

19/04/2019 at 18:16

Publicado en General

Tagged with , , , ,

Unidad en la acción y teoría socialista

with 6 comments

A raíz de la publicación de la nota sobre la diferencia entre saqueo y explotación, un lector escribió al blog diciendo que la izquierda debe unir fuerzas contra el fascismo en ascenso, y olvidarse de la defensa del internacionalismo y de la crítica del sistema capitalista. Sostuvo también que posiciones como las que defiendo desde este blog “dividen hasta el infinito con su programa purista y de máxima”, mientras que en los medios avanza el discurso fascista. Por eso habría que dejar de lado el “programa de máxima abstracto  y testimonial”, salir “de la academia y el laboratorio teórico de biblioteca”, y “escuchar a la calle”.

Si bien mi crítico no parece ser una persona de izquierda, su concepción, sin embargo, está bastante extendida entre algunos sectores de la izquierda. No lo expresan de forma tan brutal, pero en esencia están convencidos de que hay que dejar de lado las discusiones teóricas (“son abstracciones”, “preocupaciones de académicos que no tienen otra cosa de qué ocuparse”), y volcarse a las cosas prácticas y urgentes. Por ejemplo, acabar con el gobierno de Macri o frenar a Bolsonaro. Piensan que la crítica de Marx a la Economía Política, su concepción materialista de la historia, o su crítica al Estado, están muy bien, pero tienen un rol subordinado a las necesidades de la unidad popular. Después de todo, a “la calle” le preocupa poco si la teoría del valor de Ricardo está equivocada o es correcta, o si la concepción hegeliana de la marcha de la historia es la adecuada. ¿Para qué meter temas “divisionistas”, cuando lo que necesitamos es luchar por lo que siente “la calle”? Y así se llega a un planteo dicotómico: teoría y programa máximo; o “unidad de las fuerzas en acción” y programa reivindicatvo. Con un aditamento infaltable que inclina la balanza hacia la segunda opción: “más vale un paso adelante en el movimiento que una docena de programas”. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

24/10/2018 at 12:17

Publicado en General

Tagged with , , , ,

Bolsonaro y la alternativa socialista

with 58 comments

El triunfo de Bolsonaro en la elección del domingo pasado ha dado lugar a diversas explicaciones por parte de la izquierda. Haciendo un repaso somero de las mismas, encontramos:

  1. El ascenso de Bolsonaro es el producto de la “conspiración reaccionaria” del Lava Jato; de las manipulaciones de la corporación judicial; y de la tutela de las Fuerzas Armadas, que habrían impedido el derecho de la población a votar libremente a Lula (que tenía el 40% del voto). A esto se habría sumado el apoyo de parte de la gran burguesía, el agronegocio, y la iglesia evangélica. Con estos apoyos, Bolsonaro habría capitalizado el sentimiento anti PT.
  2. El retorno a la democracia siempre estuvo condicionado por la dictadura militar, y las FFAA nunca se replegaron totalmente. Su influencia corporativa permaneció intacta.
  3. En esta campaña el PT tuvo que enfrentar a las FFAA, a los grandes medios de comunicación, al Poder Judicial y a Washington. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

10/10/2018 at 14:07

Publicado en General

Tagged with , , ,

Consignismo y crítica marxista

with 5 comments

En notas anteriores critiqué la táctica de grupos y dirigentes de  izquierda, consistente en proponer “medidas solución”, aparentemente sencillas, a los padecimientos que provoca la crisis capitalista (desocupación, caída de los salarios, empobrecimiento de amplias capas), sin especificar las condiciones sociales y políticas para que puedan convertirse efectivamente en soluciones. Así, por ejemplo, frente a la crisis se propone que se prohíba por ley el aumento de la desocupación; que se repartan las horas de trabajo hasta acabar con el desempleo; que se establezcan por decreto los precios de los bienes salariales; o que se convoque a una Asamblea Constituyente (“con poder”, cómo no).

Mi crítica a estas propuestas –tomada de Marx- pasa por que es imposible acabar con las contradicciones de la sociedad capitalista si no se transforman radicalmente las relaciones de propiedad capitalista, y si no se acaba con el poder político –sintetizado en el Estado- del capital (véase, por ejemplo, aquí, aquí). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

21/09/2018 at 18:06

Publicado en General

Tagged with , ,

Crisis en Argentina: salarios, moneda y socialismo

with 39 comments

La inflación en el mes de agosto fue del 3.9%; el acumulado del año es 24,3%, y de agosto de 2017 a agosto de 2018 la inflación fue 34,4% (Indec). Las subas salariales en 2018, y hasta agosto, habrían rondado el 20% (los datos del Indec sobre salario son hasta junio). La inflación pronosticada para septiembre estaría entre el 5 y 6%. Para el año, la inflación estaría por encima del 42%. Todo indica que los salarios, en el curso de 2018, crecerán muy por debajo de esa cifra. Y en todo caso, si la lucha de clases arranca aumentos salariales, lo más probable es que sigan subiendo los precios y el dólar. O sea, la respuesta del capital y el Gobierno apunta a derrotar a la clase obrera amenazando –además del desempleo- con una espiral de subas de precios y del tipo de cambio.

Pero en ese caso la perspectiva es que la moneda nacional progresivamente deje de actuar como medida de valor, medio de pago e incluso medio de cambio (y de hecho, ya ha dejado de ser reserva de valor, o medio de atesoramiento). De ahí la propuesta de que Argentina vuelva a establecer una caja de conversión (o convertibilidad), adelantada por Larry Kudlow, presidente del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, y por la editorialista del Wall Street Journal, Mary O’ Grady. Si bien todo indica que no existen condiciones políticas –tampoco económicas- para la dolarización completa de la economía, el reclamo sustancial es por una moneda fuerte, necesaria para restablecer la disciplina de la ley del mercado. Es que en alta inflación (o hiperinflación) la constricción de la ley del valor se debilita, ya que el dinero deja de encarnar tiempo de trabajo, y no hay forma de comparar productividades y valores. Por eso, en alta inflación, tampoco hay manera de que el capital se determine como valor en proceso de autovalorización. La caída de los salarios reales vía alta inflación (o hiperinflación) tiene esta limitación. En consecuencia, restablecer la constricción monetaria equivale a restablecer el poder disciplinador del mercado –de la ley del valor- sobre el trabajo y en beneficio del capital de conjunto. En este punto es conveniente recordar que el dinero en manos del capitalista es la forma de existencia en que el capital inicia su proceso de valorización, y como tal, es poder social sobre la clase obrera. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

15/09/2018 at 20:51

La tradición socialista, ¿es “basura”?

with 23 comments

En la nota anterior (aquí) presenté la posición de Engels ante un sonado caso de corrupción burguesa en Francia, vinculado a la construcción de un canal en Panamá. Ahí mostré cómo Engels recomendaba a los socialistas aprovechar el affaire para denunciar al régimen burgués, sin detenerse a diferenciar entre “corruptos progresistas” y “corruptos retrógrados o derechistas”. Los socialistas, decía Engels, debían denunciar a la república burguesa como “una república de hombres de negocios”, sin dejar espacio para compromisos con las fracciones de coimeros y encubridores. Y sostuve que este criterio es extensible a Argentina 2018.

Pues bien, en la sección Comentarios del blog esta postura fue criticada con el argumento de que las denuncias de la corrupción K son funcionales al imperialismo estadounidense (textualmente, al poder soft que promueve el partido Demócrata). En el mismo sentido, mi crítico también dijo que hay que hablar del Lava Jato brasileño; de la corrupción en Arabia Saudita; y de China, no de la corrupción local. Un argumento que va en línea con otras ideas brillantes que circulan por estos días: “Es todo un show”; “está armado por la embajada de EEUU”; “es funcional al neoliberalismo”; “son solo fotocopias”; “los que denuncian son agentes de los servicios”; “están vinculados a los milicos genocidas” (pero no a Milani). Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

09/08/2018 at 11:21

Trotsky y un ejemplo de trato con los enemigos del socialismo

with 41 comments

A raíz de la nota anterior (aquí) se ha suscitado la cuestión de qué tan importantes son las formas y el trato, por parte de dirigentes socialistas, hacia los representantes políticos de las clases dominantes. Considero que la cuestión no es menor, ya que a través de esas formas también se transmiten mensajes. Y uno de los mensajes fundamentales de los socialistas es que nada nos une, en lo político e ideológico, con los defensores de la explotación del trabajo.

Un mensaje que debería ser tanto más claro cuando los políticos burgueses dan palmaditas en la espalda a los socialistas y se presentan casi como “amigos”. Todo socialista – máxime si tiene responsabilidades dirigentes- debería entender que la hipocresía de los representantes de la clase dominante no tiene límites. Recordar siempre que esa gente está acostumbrada a mentir y a disimular, ya que la mentira y el disimulo son inherentes a su oficio, que no es otro que contribuir al dominio del capital. En particular, no hay que dar pie para que los políticos burgueses posen de progresistas revolucionarios, ni dar la idea de que confraternizamos con ellos; o que puedan ser, en ningún grado aceptable, camaradas o compañeros. De ahí la distancia que los dirigentes socialistas, en las viejas tradiciones revolucionarias, marcaban con respecto a esos personajes. Lamentablemente, muchos parecen haber olvidado estas enseñanzas. Lee el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

04/07/2018 at 11:39

Publicado en General

Tagged with , ,

A %d blogueros les gusta esto: