Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

El PT y los regímenes fascistas

with 16 comments

En polémica con el PTS y Maiello (aquí, aquí, aquí), sostuve que el llamado a movilizarse por medidas de transición al socialismo en situaciones de ofensiva de la reacción, o contrarrevolucionarias, lleva a la frustración y a un callejón sin salida. Sostengo que en esas condiciones hay que movilizarse por reivindicaciones mínimas, promoviendo la unidad de acción (y muchas veces ni siquiera eso puede hacerse). Paralelamente, los marxistas deben intensificar la propaganda, en especial entre los obreros de vanguardia.

En oposición, Maiello y el PTS dicen que mi enfoque es un llamado a la pasividad, a cruzarse de brazos. Escriben “…es difícil, sino imposible, imaginarse cómo a partir de una agitación circunscripta al programa mínimo, cuidando de no sobrepasar los marcos del régimen burgués para no plantear cuestiones prohibidas por “la relación de fuerzas”, sumada a una actividad de propaganda sobre el socialismo alejada de la práctica, puede surgir un partido preparado para esos grandes combates”. Agregan que el Programa de Transición (PT) no se conforma con esperar “que la “clase obrera confundida”, “la vanguardia desorganizada”, “la desocupación que erosiona las potencialidades de lucha”, sean problemas que resuelva la Historia con mayúscula o las Leyes –también con mayúscula– de la economía, sino que busca actuar en las condiciones concretas para desarrollar una preparación estratégica”.

Pues bien, contra lo que dicen mis críticos, planteo que era imposible responder a una situación como la que existía en Alemania a fines de los 1930 en base a la agitación transicional. Una imposibilidad  que se pone de relieve en las contradicciones e incoherencias del mismo PT; o entre su texto y la realidad, en relación a caracterizaciones y a la política marxista. Lo desarrollo en lo que sigue.  

Contradicciones e incoherencias

Empiezo señalando que la sección del PT dedicada a los países con regímenes fascistas o nazis lleva por título “El programa de reivindicaciones transitorias en los países fascistas”. Sin embargo, en ella no figura consigna transicional alguna que pueda considerarse específica para regímenes fascistas o nazis. Solo menciona demandas democráticas, y en términos muy generales. ¿Por qué entonces el título de la sección? Es que si se trata de las mismas consignas aplicables al resto del mundo (como escala móvil de horas de trabajo y de salarios; apertura de libros contables; control obrero de precios o producción; destacamentos obreros armados) no se entiende el objeto de una sección dedicada a “las demandas transicionales en los países fascistas”. Por otro lado, si esas demandas transicionales son de naturaleza distinta, no se entiende por qué no las explicita. Y para mayor confusión, al final de la sección el texto afirma que “la Cuarta Internacional propone su programa a los obreros de los países fascistas”. Pero ese programa es el de transición. Una vez más, ¿para qué entonces una sección dedicada a las demandas transicionales en los países fascistas?

La anterior incoherencia se articula, a su vez, con contradicciones de caracterización. Es que al comienzo del PT se afirma que “en todos los países el proletariado está sobrecogido por una profunda inquietud. Grandes masas de millones de hombres vienen incesantemente al movimiento revolucionario…”. “Todos los países” incluía, naturalmente, a los regímenes nazis y fascistas. Sin embargo, en el apartado dedicado a esos regímenes se habla de “catástrofe sin igual en la historia del proletariado alemán”; de derrota sin haber combatido; de “pérdida de fe en todo lo que se había creído hasta ese momento”; y de falta de entusiasmo de la vanguardia, desorientación y desmoralización. ¿Cómo se compatibilizan estas afirmaciones con “en todos los países… grandes masas de millones vienen incesantemente al movimiento revolucionario”?

Por otra parte, se afirma que “el descontento de masas crece”. ¿Se ajusta esto a lo que sucedía? Es que todo indica que el apoyo de las masas al régimen de Hitler no disminuyó, sino creció entre 1933 y 1941. ¿Qué pruebas tenía Trotsky de que en 1938, en Alemania, crecía el descontento de las masas? Pero más significativa es la afirmación de que “centenares de miles de obreros abnegados… continúan [en Alemania] un trabajo prudente de topos revolucionarios”. ¿Cientos de miles de obreros trabajando en la clandestinidad contra el régimen nazi, a fines de los 1930? Y si esto era así, ¿cómo se compagina con la “falta de entusiasmo de la vanguardia”, la “desorientación y desmoralización”? ¿Cientos de miles “desorientados y desmoralizados” haciendo “el trabajo de topos revolucionarios” bajo el nazismo? 

Lo cierto es que, si bien el partido Socialista y el PC, frente al ascenso de Hitler, mantuvieron sus redes, estas no modificaron la situación; incluso fueron muy debilitadas por los ataques de la Gestapo. Existió también una resistencia anarcosindicalista, que fue desarticulada en 1936. Pero además, contaban las otras derrotas. Lo dice el PT: ““Los acontecimientos del mundo —el aplastamiento de los obreros austriacos, la derrota de la revolución española, la degeneración del Estado soviético— poco pueden contribuir a aumentar el empuje revolucionario en Italia y Alemania”. De nuevo, “¿cientos de miles de obreros trabajando por la revolución en Alemania 1938? 

 La tarea central: ¿convocar a la movilización o hacer propaganda?

Lo anterior nos lleva a una cuestión central: ¿qué orientación daba el PT a los “cientos de miles de topos revolucionarios”? Según Trotsky, el programa y método transicional tienen como objetivo movilizar al proletariado hacia la toma del poder: “toda la cuestión es cómo movilizar a las masas para la lucha”, decía en referencia a su sentido. Lo cual, aplicado a Alemania o Italia de fines de los 1930, significaba intentar movilizar por… ¿demandas transitorias? Sin embargo, en referencia a las tareas en los países fascistas el PT dice: “Es necesario realizar actualmente un trabajo preparatorio, sobre todo de propaganda, que no dará frutos abundantes sino en el porvenir” (énfasis agregado). Propaganda en tiempo presente con vistas a preparar acciones a futuro. Y con énfasis en entender por qué la derrota, por qué no el Frente Popular en el exilio, por qué el rol del stalinismo y la socialdemocracia. Una orientación que Trotsky ya había adelantado en 1933: “Para volver al camino, los obreros deben comprender ante todo lo que ha pasado. La radicalización es impensable si la masa no ha asimilado su propia derrota –si su vanguardia, en cualquier caso, no ha vuelto a valorar críticamente el pasado y se ha elevado por encima de la derrota a un nuevo estadio” (“¿Cuánto tiempo puede durar Hitler?”; énfasis agregados).

Pero esa asimilación de las causas de la derrota no se podía lograr con agitación de consignas transicionales. Se requería discusión, llamados a la reflexión, propaganda. Era lógico y necesario en 1933, y seguía siéndolo a fines de la década. ¿Cómo se puede decir que esa propaganda era sinónimo de “cruzarse de brazos” y “no hacer nada”? ¿Qué entienden los que dicen eso por materialismo, por análisis científicos y práctica militante derivada de ellos? En 1938 no solo continuaban la desmoralización y desorientación, sino tampoco había posibilidades de llamar a movilizaciones por demandas de transición al socialismo. Además, cualquier política en ese sentido sería absurda: ¿exigir al Estado nazi que aplicara medidas de transición al socialismo? Y hubiera reportado enormes perjuicios a los “topos revolucionarios”. Mas aún, existían pocas posibilidades de movilizar por reivindicaciones tan elementales como “contra el antisemitismo y el racismo” o “libertad a los presos políticos”. Por lo cual es una tontería burlarse, o pasar por alto, las consideraciones sobre relación de fuerzas. Solo izquierdistas con una concepción pequeñoburguesa estudiantil de la lucha de clases pueden sostener que en todo momento y lugar hay que convocar a las masas a luchar por iniciar una transición al socialismo. Claro que en este instante estoy escuchando a los Maiello y PTS con el sambenito de “intelectual pequeñoburgués que no milita”, “apuesta a la Historia y las Leyes de la Economía”, y sandeces afines.

Un programa socialista debe tener una base científica

Para terminar esta nota, destaco una vez más que el programa marxista debe poseer una base científica. Ello se sintetiza en la teoría y evidencia empírica. Pero esto es lo que falta en el PT. Una y otra vez se afirman cosas que no tienen el más mínimo respaldo. “Cientos de miles” de activistas obreros en Alemania 1938. ¿En qué se fundamenta? “Grandes masas de millones de hombres vienen incesantemente al movimiento revolucionario”, a fines de los 1930. ¿En qué se fundamenta? Y así podríamos seguir. Obsérvese la afirmación con que cierra el capítulo del PT que hemos discutido. Reza: “Los trabajadores avanzados del mundo entero están ya firmemente convencidos de que el derrocamiento de Mussolini, Hitler, sus agentes e imitadores no puede hacerse más que bajo la dirección de la IV Internacional”. O sea, según los trotskistas, la vanguardia, en 1938, en Alemania o Rusia, en Estados Unidos o Japón, etcétera, era consciente de que la solución a los padecimientos de la humanidad pasaba por el programa del trotskismo. Muchas veces he preguntado, ¿cómo se pueden decir estas cosas, y mantenerlas durante décadas, sin que a nadie se le ocurra presentar la menor objeción? Nunca me respondieron. Vuelvo a preguntar, ¿no se dan cuenta de que estas caracterizaciones enfebrecidas desarman para la actividad, desmoralizan  y desacreditan al marxismo, poniéndolo al nivel de una vulgar charlatanería?

Para bajar el documento: https://docs.google.com/document/d/19aFXNpecCeQRPnZzrsSsAxWNoBYEHdsJzcwMa3O4INg/edit?usp=sharing

Written by rolandoastarita

24/09/2021 a 15:46

Publicado en General

16 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Seria muy interesante esta serie de debates se unifiquen en un solo archivo, con cada una de las notas respondiendo a otra. Estos debates son muy necesarios (y no se dan todos los dias) y el aporte que estas haciendo, Rolando, a la comprension del marxismo es invaluable realmente. Gracias por no cansarte nunca de responder y de aportar tu vision (y mas con las criticas dañinas y mala leche que te hacen).

    Me gusta

    Juan Manuel

    25/09/2021 at 10:48

    • Gracias por el aliento. Voy a seguir abordando cuestiones relacionadas con las concepciones trotskistas en las próximas notas (en realidad, los disparates que escriben Maiello y el PTS dan para un libro), y luego podría contemplar ordenar los argumentos en un solo texto. Coincido en que es necesario discutir estas cuestiones, pero por otra parte soy consciente que a la inmensa mayoría de los militantes trotskistas no le interesa mis críticas. Me consideran un “intelectual pequeñoburgués con posiciones de derecha”, al que no vale la pena prestar atención. Estos debates menos todavía les interesan a los PC, maoístas, castristas, chavistas y semejantes. Para la mayoría de esta gente tengo posiciones “funcionales a la derecha” (me lo han dicho sin vueltas). Creo que tenemos que partir de reconocer esta realidad.

      Me gusta

      rolandoastarita

      26/09/2021 at 10:41

    • Rolo, la mayoria de los militantes troskistas no lo leen porque ellos en general no leen, no lo leen a usted, no leen a Marx, no leen a Engels, no leen los diarios que no sean partidarios, no leen los datos economicos de ninguna fuente (recuerdo haber refutado alguna pavada-consigna muy repetida mostrando datos del BM y me rechazaron los datos por ser “de la burguesia”). El nivel de lectura no pasa del tweet o el estado en Facebook. Y los que leen, leen Foucalt, lo mezclan con Althusser, algun sociologo falopa, lo combinan con un par de tweets de Solano y de ahi sale un pastiche que para que contarle.

      Los militantes que conozco, todos sub-30, son asi

      Me gusta

      German

      26/09/2021 at 18:19

  2. Agregan que el Programa de Transición (PT) no se conforma con esperar “que la “clase obrera confundida”, “la vanguardia desorganizada”, “la desocupación que erosiona las potencialidades de lucha”, sean problemas que resuelva la Historia con mayúscula o las Leyes –también con mayúscula– de la economía, sino que busca actuar en las condiciones concretas para desarrollar una preparación estratégica”.

    Creo que hay dos actitudes diferentes de los revolucionarios frente a las masas:

    1) La vanguardia lo es todo. La masa es un cuerpo caótico. Las masas tienen que obedecer los dictados del partido. Es válido que el partido utilice la intimidación para lograr que la masa obedezca. En casos extremos se puede utilizar el terror para disciplinar a la masa.

    2) La sabiduría de las masas es muy grande. Las masas alzadas en lucha son capaces de articular formas de organización y movilización, que la vanguardia debe tomar en cuenta para perfeccionarlas y potenciarlas. Todo con las masas nada sin ellas. Los revolucionarios deben estar inmersos en las masas como el pez en el agua.

    En los primeros años de la década de los 80, polemizando con sendero luminoso, les increpábamos que obligaban a los campesinos en zonas rurales alejadas a apoyarlos, forzaban a jóvenes campesinos a incluirse en sus filas en contra de su voluntad, asesinaban a dirigentes campesinos pobres que se oponían a ellos acusándolos de mesnadas, desarrollaban ataques armados y luego desaparecían dejando a la población campesina indefensa ante la represión de las fuerzas armadas, se enfrentaban al Estado feudal terrateniente matando a campesinos pobres nombrados como autoridades, masacraban a toda una población incluyendo niños y ancianos que colaboraban con las fuerzas armadas contra ellos y la orden para esta masacre venía de la dirección central.

    Respondían: “Si las masas no nos siguen, ya nos seguirán”; “las masas vendrán después”; “las masas son un colosal montón de basura”

    Me gusta

    Amauta

    26/09/2021 at 04:17

    • Un tema que tal vez desarrolle en una próxima entrada (y lo he señalado en otros textos): el criterio con que militan es del tipo “llevamos a las masas trabajadoras las consignas-solución a sus problemas”. Lo opuesto a lo que decía Marx en una de sus cartas, en 1843; “No comparecemos ante el mundo en actitud doctrinaria, con un nuevo principio: he aquí la verdad…. Desarrollaremos ante el mundo, a base de los principios del mundo, nuevos principios. No le diremos: desiste de tus luchas que son cosa necia porque nosotros nos encargaremos de gritarte la verdadera consigna de lucha. Nos limitaremos a mostrarle por qué lucha, en verdad, y la conciencia es algo que tendrá necesariamente que asimilarse, aunque no quiera”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      26/09/2021 at 10:49

  3. Rolando
    Es verdad como dicen en RyR y en Cicp que la depreciación salarial funcionan como mecanismo de compensación al atraso en la productividad del trabajo local en relación al mercado mundial.?

    Me gusta

    matias

    27/09/2021 at 19:27

  4. Rolando Astarita.

    Tu discusión con el PTS es correcta en muchos sentidos, sobre todo cuando muestras las incoherencia lógicas de aquellos loros ideológicos amaestrados del Comité Central del PTS del tipo de Maiello o Mercatante. Aún así, tu propia crítica es en gran medida inùtil!

    Ni siquiera tomas en cuenta en tu discusión sobre las fuerzas productivas el próximo cataclismo de las mismas que se aproxima. Ni siquiera integras las discusiones del Ecosocialismo en torno al carácter destructivo de las fuerzas productivas desarrolladas en el marco industrial. Ni siquiera integras las informaciones provenientes del ámbito científico respecto a la perspectiva de un colapso civilizatorio cercano inducido por la crisis ecológica, enérgetica, la sobrepoblación, la falta de recursos.

    En que mundo vives?

    Tu discusión con Maiello tiene mucho de aquellas discusiones escolásticas en torno al “sexo de los ángeles”: quizás una demostración de que tu “Crítica al Programa de Transición” está tan caduca como el Trotskismo?

    Sabes que la mayor parte de las economías del planeta se quedarán sin agua dentro de poco? Sabes que la Ecología Política es un millón de veces más importante que la Economía Política? Insisto… en que mundo vives?

    Toma, acá un documento, a ver si despiertas: https://www.scribd.com/document/421224707/La-Revolucion-Socialista-ante-el-abismo-Ante-la-Huelga-General-Internacional-contra-el-Cambio-Climatico

    Y aquí, la página de “Marxismo y Colapso” que quizás te sirve para comenzar a integrar las verdaderas discusiones que el Marxismo necesita: http://www.marxismoycolapso.com

    Me gusta

    • El segundo comentario que enviaron no fue publicado porque excede en mucho los límites de unas 10 líneas. Esta sección es para comentarios, no para enviar artículos.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/09/2021 at 10:12

    • Una critica a un programa que siguen la mayoria de los partidos de izquierda, si está argumentada, nunca puede ser inútil. Si discutir sobre estrategia y tactica política le parece escolástica, no creo que entienda ni jota de marxismo.

      Si tan seguro esta del cataclismo inminente y destructivo de las fuerzas productivas agarre todos sus ahorros y shortee en el S&P. O empiece a acumular latas de conserva como los yankees paranoicos de la guerra fria. Arrogante, prepotente e “iluminado”.

      Me gusta

      German

      30/09/2021 at 17:19

    • En esa lista de “y ni siquiera integras” nombras 4 veces (pero con nombres distintos) el problema ecológico que genera el capitalismo. Si tanto le interesa el tema, lea el blog de Sartelli, prensa obrera, cualquier medio de comunicación, o a cualquiera de los miles de científicos que tratan el tema, este blog esta para otros temas, temas que son de la especialidad de Rolando y no están tratados en ningún otro lado.

      Me gusta

      D

      01/10/2021 at 09:36

    • Lo mas triste de todo, es que usted le pide a Rolando que trate temas que USTED MISMO trata en su blog, el blog al que entra aquí a hacer publicidad, no se como se les cae la cara de vergüenza, venir a tirar criticas sin ningún argumento solo para que lo leamos a usted.

      Me gusta

      D

      01/10/2021 at 09:39

    • Los catastrofistas maltusianos hace tiempo predican el fin del mundo que nunca llega. A principios de los 2010 auguraban el colapso inminente por el agotamiento del petróleo. Después se desarrollaron nuevos métodos de extracción y convenientemente dejaron de hablar del “pico del petróleo”. En el fondo expresan la preocupación de la burguesía de conjunto de mantener las condiciones ambientales de la explotación capitalista.

      Me gusta

  5. En que mundo vives?
    a ver si despiertas

    Creo que la lucha revolucionaria nos da una moral. La convivencia cercana con el pueblo sencillo desarma gran parte de nuestras ínfulas de pequeñoburguéses intelectualizados. Por lo menos aprendes que el respeto que das es el respeto que recibes.

    Me gusta

    Amauta

    01/10/2021 at 00:34

  6. Hola Rolando, quería preguntarte si recomendás los libros de Shaikh, ‘Teorías del comercio internacional’ y ‘Capitalismo: competencia, conflictos y crisis’.

    Me gusta

    Juan

    01/10/2021 at 06:31

    • “Capitalismo, competencia….” no lo leí. Sus trabajos sobre comercio internacional, tipo de cambio, crítica a ventajas comparativas, intercambio desigual, decididamente sí recomiendo leerlos. Soy crítico de la mayor parte de sus posiciones en este campo (incluso en mi libro “Economía Política de la dependencia y el subdesarrollo” dedique un capitulo a la crítica de la teoría de tipo de cambio de Shaikh; en “Valor, mercado mundial y globalización” a su tesis sobre intercambio desigual). Pero recomiendo leerlo a todo aquel que esté interesado en estas cuestiones.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/10/2021 at 11:08


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: