Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Socialismo de burócratas o conciencia de clase

with 74 comments

Todo indica que el gobierno de Maduro realizó un gigantesco fraude en las elecciones a la Asamblea Constituyente. El anuncio de que votaron más de 8,1 millones de personas (41% del censo) es muy poco creíble. Basta recordar que en las elecciones de 2013, justo después de la muerte de Chávez, Maduro recogió 7,5 millones de votos; y en las legislativas de 2015 unos 5,6 millones. Y hoy las encuestas muestran una fuerte baja de la adhesión al gobierno con respecto a 2013 o incluso a 2015. La misma empresa Smartmatic, encargada del voto electrónico desde hace años, dijo que el resultado fue “manipulado”, y que la diferencia entre la participación real y el resultado oficialmente anunciado es de al menos un millón de votos. Aunque no puede garantizar que sea solo de un millón. Es un hecho que no hubo controles para impedir el voto múltiple; ni tinta indeleble para marcar el dedo de los votantes.

Pero además del fraude, el régimen ejerció una fuerte coerción sobre amplios sectores de la población para obligarlos a ir a votar. Por caso, el vicepresidente de PDVSA, Nelson Ferrer, dijo en una reunión de trabajadores que aquel que no fuera a votar debía dejar su puesto de trabajo (el video circuló en las redes). También hubo presiones en el metro de Caracas, y en las empresas básicas de Guayana, Pequiven y Banco Bicentenario, donde a los trabajadores se les exigió no solo ir a votar, sino también llevar a familiares y amigos. La ONG Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción Derechos Humanos), de la que tomo estos datos, informa que recibió denuncias de empleados de por lo menos 21 organismos públicos.

Otros testimonios: “Froilán Barrios, del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, aseveró que el chavismo teme una baja concurrencia de su militancia en la elección, en la cual participan inscritos y no inscritos en el partido, de allí la intimidación a los empleados públicos.

Pedro Arturo Moreno, directivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, añadió que afiliados a la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos se han quejado de los mensajes de texto y correos electrónicos que han recibido y en los que son instados a votar porque tienen  una lista con sus nombres. (…)

Pablo Zambrano, del Movimiento de Sindicatos de Base, refirió que el acoso contra los empleados públicos, especialmente en los ministerios, es constante y se profundiza cada vez más para que los trabajadores vayan a las marchas, actos políticos y elecciones, pero la desobediencia se ha hecho sentir” (http://www.diariolasamericas.com/empleados-publicos-venezolanos-obligados-votar-elecciones-del-partido-chavista-n3189928).

El propio Maduro dijo públicamente que se tomaría lista de las personas que no fueran a votar. En Venezuela hay 2,8 millones de estatales; a lo que se suman millones de ayudas sociales.

Socialismo de burócratas o conciencia de clase y libertad

Significativamente, la izquierda que defiende a Maduro y pide más represión, no dijo palabra sobre esas presiones y amenazas. No abrió la boca cuando Maduro lanzó sus amenazas contra los que no fueran a votar. Lo cual no es casual, ya que estos militantes e intelectuales constituyen una expresión depurada de la concepción burocrática (y nacionalista) del socialismo – cualquiera sea el significado que le den a esa palabra. Esta gente está convencida de que cuando se fuerza a un obrero de PDVSA, o del metro de Caracas, a ir a votar por Maduro, se está fortaleciendo la conciencia socialista de la clase trabajadora. Incluso, alguno pensará que por esta vía el gobierno venezolano está combatiendo a peligrosos trabajadores “contrarrevolucionarios pro-imperialistas”. Por eso no ven nada esencialmente criticable en lo que hace Maduro. Han interiorizado hasta tal punto los métodos burocráticos, que los aceptan con la misma naturalidad con que decimos “hoy llueve”. No aprendieron nada de las trágicas experiencias de los “socialismos reales”, de las colectivizaciones forzosas, de las unanimidades conseguidas en base a campos de concentración y muros de Berlín. Es una izquierda enajenada por el nacionalismo estatista, que, como siempre, gusta pensar que a la “vanguardia iluminada” le asiste la razón histórica que todo lo justifica. Todo esto con una consecuencia brutal: a los ojos de millones de explotados en el mundo, el socialismo hoy se encarna en Maduro amenazando con castigar obreros “renuentes”, en el marco de un país arrasado por el hambre y sacudido por los repetidos asesinatos de manifestantes opositores.

Frente a este daño y retroceso que se inflige al socialismo, solo nos queda levantar una pequeña voz para decir que la tradición socialista que se apoya en la obra de Marx y Engels, en la experiencia de la Comuna y los consejos de obreros, soldados y campesinos de 1917, y en la resistencia libertaria y comunista al stalinismo, no tiene nada que ver con esas concepciones de los burócratas y sus apologistas. La esencia del programa del marxismo está sintetizada en la famosa frase “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”. Su mensaje es que la misma gente, los explotados y humillados, tomen sus destinos en sus manos. Es un llamado a echar por tierra todas las relaciones “en que el hombre es un ser humillado, sojuzgado, abandonado y despreciable” (Marx, “Introducción a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel”). Es impulsar a cada uno “a pensar, a obrar y organizar su sociedad como hombre que ha entrado en razón, para que sepa girar en torno a sí mismo y a su yo real” (ibid.).

Esta perspectiva encierra entonces una convocatoria a la más completa libertad, condición indispensable de la emancipación de las conciencias, de la negación de toda forma de alienación. A fin de prevenir críticas habituales en la izquierda superficial (del tipo “usted es un pequeño burgués que ignora las exigencias de la revolución”), preciso: no estamos defendiendo un criterio individualista, del tipo “hago lo que quiero y no me importa el mundo”. Esa, en términos de Hegel, sería la libertad vacía de contenido y arbitraria, ya que es carente de necesidad. En cambio, de lo que se trata es de reivindicar la libertad en su concepción más avanzada, esto es, como autodeterminación. Esta incluye tanto la necesidad como la acción consciente de las personas. Es la libertad que hay cuando hago tal cosa porque la comprendo necesaria, no porque esté obligado por una autoridad ubicada por encima de mí. Por eso el marxismo habla de “girar en torno a uno mismo y al yo real”. Es necesario reivindicar la libertad de decidir nuestro curso de acción a partir de los valores que, con plena conciencia, priorizamos. Valores que a su vez surgen de nuestra actuación en sociedad – de nuevo, es lo opuesto al individualismo “a lo Hobbes” – y de la comprensión de las necesidades que anclan en las contradicciones de esta sociedad.

Para “bajarlo a tierra”, cuando el marxismo, por ejemplo, llama a los trabajadores del mundo a unirse, apela a que sean los mismos explotados los que lleven a la práctica esa consigna. Es una convocatoria a la acción que deriva de la reflexión democráticamente articulada. Si en cambio esa unidad obrera es imposición, si es ucase burocrático, no hay superación; es el simple recrearse de las cadenas hoy existentes. Ni siquiera sería unidad real, porque estaría vacía de contenido. Pero si esto vale para la unidad de la clase obrera, tanto más cuando nos referimos a la construcción socialista.

Por eso, pensar que el socialismo se va a reconstruir de la mano de burócratas, y de los intelectuales pro-stalinistas que los defienden, es un contrasentido. Es imposible que avance la conciencia socialista en la clase obrera porque se obligue a los trabajadores a votar por un determinado gobierno, como acaba de ocurrir en Venezuela. Más aún, Maduro amenazando con represalias a los obreros que no quieren votarlo es la absoluta negación de la idea encerrada en “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”. Es imposible salvar el abismo que me separa de estos burócratas y de los intelectuales de izquierda que los aplauden. Como he afirmado en otras entradas, estamos discutiendo los fundamentos, lo más elemental de la concepción socialista.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
Socialismo de burócratas o conciencia de clase

Written by rolandoastarita

03/08/2017 a 17:11

74 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Coincido plenamente, esto es el gran mal que aqueja a ciertos sectores de la izquierda y se llama Falacia del Abstraccionismo, el norte de un verdadero socialista libertario es la destrucciòn del estado y la libre asociación del individuo, mediante la democracia directa, la aboliciòn de la propiedad privada y la distribución equitativa de la riqueza

    Me gusta

    carlos hugo castello

    03/08/2017 at 17:25

  2. Me duele estar de acuerdo con usted. Para peor, cada vez se ven menos salidas a esto. Quizá en marzo había, pero entre los empresarios aún poderosos, la MUD llena de dirigentes sedientos de sangre y poder, y el PSUV que cada vez censura más y más la disidencia interna anti-capitalista, poco y nada se puede hacer. Aún tengo fe en los chavistas de base, los zurdos críticos y los trabajadores desocupados, pero ya es casi una fe religiosa poco razonada. No sé a qué le temo más, a que Maduro destruya la Constitución actual levantada por el pueblo la década pasada, o al mazazo reaccionario que podría caer cualquiera de estos días con un nuevo gorila de turno.

    Me gusta

    Diego

    03/08/2017 at 18:14

    • Diego

      Usted todavía no ha entendido nada de la realidad venezolana.

      ¿Qué es lo que le duele? ¿Qué es lo que le causa tanto dolor?

      Para que no le duela tanto, sepa que el gorila de turno se llama MADURO.

      Asúmalo y no lo dude, y se le pasará el “dolor”. Es una buena terapia. Rompa de una vez por todas con la sanata que el chavismo es “progresista” y “socialista”.

      Ya no se puede dudar cuando la represión salvaje del pueblo venezolano por la dictadura de Maduro ha producido más de 120 asesinatos, miles de detenidos, miles de heridos, cientos de torturados, varios cientos de manifestantes civiles bajo la justicia militar, más de 500 presos políticos, militantes clandestinos, perseguidos y el terror de la población de decenas de barrios y urbanizaciones atacados a tiro limpio por las fuerzas represivas de la dictadura, incluyendo a las bandas paramilitares chavistas. .

      Si esto no es un “mazazo reaccionario”, ¿qué es entonces?

      ¿Es tan difícil entender esto?

      Que cada quien piense por su cuenta y saque sus propias conclusiones.

      Saludos

      Me gusta

      La duda metódica

      04/08/2017 at 01:58

  3. Estimado Rolo: la misma Fiscal Luisa Ortega expresa en forma taxativa el panorama que vos tan bien describís. Adjunto el enlace: Designamos dos fiscales para investigar denuncias de Smartmatic sobre elecciones de la constituyente
    Ministerio Público – http://www.aporrea.org
    03/08/17 – http://www.aporrea.org/actualidad/n312451.html
    ¡Abrazo!

    Me gusta

    Jorge Navarro

    03/08/2017 at 18:39

  4. ¿Mazazo reaccionario? si la Fuerza Armada es chavista. Lo civil y lo militar en la cúpula que gobierna ya están plena y mutuamente identificados. Es una dictadura cívico-militar y militar-cívica a la vez tal como Corea del Norte o Cuba pero con la peculiaridad de que el cimiento cupular gira en torno al saqueo de la renta petrolera. La presión que fuerce una ruptura no va a venir desde dentro de la Fuerza Armada, sino de bien abajo, de la sociedad misma con más muerte y destrucción de la que ha habido. Lamentable que unos pocos millones de venezolanos (entre tres y cuatro), empujados o no, se hayan prestado para refrendar el fraude constituyente.

    Le gusta a 1 persona

    mario

    03/08/2017 at 21:01

  5. Rolo, en tiempos tan dificiles, ¿que nos queda?
    Trate de militar en el PO pero noto su tendencia socialdemocrata, asi como su sectarismo activista y otras cuestiones…
    ¿Como debo empezar? Me siento mas cercano a rosa luxemburgo que al leninismo o troskismo pero no encuentro informacion sobre su organizacion ni sobre experiencias similares…
    Saludos

    Me gusta

    SDPA

    03/08/2017 at 23:08

    • Hola SDPA, me permito recomendarte a la revista Propuesta Marxista, que es también un colectivo de personas. https://revistapropuestamarxista.wordpress.com/

      Y también te recomiendo investigar el comunismo de consejos. Es una corriente marxista absolutamente crítica del leninismo.
      https://www.marxists.org/espanol/brendel/1999/comunismo.htm

      Le gusta a 1 persona

      La Cagámpora

      04/08/2017 at 13:20

    • No milite, estudie, recomiendo yo.

      Me gusta

      smolnybolche

      05/08/2017 at 19:59

    • smonlnybolche, esa separación que hacés entre el estudio y la militancia no es para nada correcta. No le demos de comer a aquellos militantes que porque nosotros consideramos importante estudiar nos dicen “abstractos”, “puristas” y no se cuántas pavadas más que tan frecuentemente leemos en este blog y escuchamos de parte de quiénes piensan que lo hay que hacer es “luchar y luchar”.
      Entiendo el lamentable nivel de crisis de las ideas más básicas de la teoría revolucionaria, pero, ¿es tan díficil comprender que es absolutamente falsa la división entre la teoría y la práctica, entre la formación y la acción?
      Como revolucionarios, como materialistas, no vemos ninguna división, entendemos al ejercicio intelectual como algo fundamental para intervenir en la lucha de clases, porque pensamos que no podríamos hacerlo sin comprender el funcionamiento de la sociedad. Son dos elementos de una misma cosa, que se necesitan y complementan.

      Me gusta

      Santiago Corlé

      07/08/2017 at 14:48

    • Antes de militar es necesario plantearse hacia donde va esa militancia, si los medios que pone en juego la izquierda existente son de verdad coherentes con el fin que proclaman (supuestamente el socialismo). Probablemente muchos hemos pasado por la dolorosa experiencia de darnos cuenta que los programas y políticas de las organizaciones de izquierda en realidad conducen a reforzar el capitalismo. Como se ha dicho, teoría y práctica forman una unidad dialéctica: dedicarse a la teoría es ya una forma de práctica, mientras que toda práctica está basada en unos principios teóricos. La cuestión es que la práctica de los partidos de izquierda está basada en una teoría que no tiene nada que ver con el marxismo. Por eso, dada la situación de desahucio ideológico absoluto (y de derrota histórica de la clase obrera), la práctica pasa hoy por la labor teórica, el retorno a los planteamientos fundamentales del marxismo.

      Me gusta

      max

      07/08/2017 at 19:38

    • PD: en ambientes comunistas en España es habitual un argumento-chantaje según el cual todo comunista debe estar “organizado”. Por ello entienden militar en algún partido. Incluso me he encontrado con gente que lo eleva a principio fundamental del socialismo. Lo que se busca es crear una dependencia emocional respecto de la organización. Al final los militantes acaban convertidos en justificadores profesionales expertos en seguir la línea partidaria. Desconozco si en otros países se recurre a un chantaje similar. En mi opinión es preferible no militar a organizarse en esos espacios (la mayoría son stalinistas de todos modos).

      Le gusta a 2 personas

      max

      08/08/2017 at 16:35

    • Sí, Max, en Argentina el chantaje va en el sentido de que para opinar hay que militar. Hay gente que cuando se encuentra con una opinión que no le conforta y la persona que emite esa opinión no se identifica como un militante, exige saber qué está haciendo esa persona.

      Ese comportamiento casi policial lo justifican con una filosofía de que para hablar “hay que poner el cuerpo”. Si no “ponés el cuerpo”, automáticamente tus opiniones importan menos, por más rigurosas que sean.

      Ese es el nivel intelectual que tenemos…

      Le gusta a 1 persona

      La Cagámpora

      08/08/2017 at 20:40

  6. Estoy de acuerdo en una parte, pero en la otra no:
    -Lo del fraude electoral es el mismo argumento que emplean todos los grupos mediaticos en Europa y en EEUU.
    -No se a que viene hablar de Socialismo y Marxismo, cuando Venezuela siempre ha sido ,ya desde Chavez, social-democracia,reformismo o como se quiera llamar.
    -En cuanto a la emancipación de la clase trabajadora y todo eso tiene usted razón.

    Algunos ven revoluciones proletarias inexistentes en Venezuela, cuando es la ultra-derecha la que encabeza las protestas con el apoyo de todos los medios propagandisticos occidentales, eso es lo que proponen para sustituir a Maduro?

    Me gusta

    luismmm

    04/08/2017 at 11:34

    • Por favor, ¿no pueden parar con ese imbécil argumento de “X no es verdad porque lo dijeron los grupos mediáticos”? ¿Esto es argumentación científica? ¿No les da vergüenza?

      En segundo lugar, usted escribe: “No se a que viene hablar de Socialismo y Marxismo”. ¿Quién llamó al proceso bolivariano “socialismo siglo XXI”? ¿El New York Times? ¿El Washington Post? Realmente, ¿me está cargando? Además, ¿acaso no hubo una amplia franja de organizaciones e intelectuales que se califican a sí mismos marxistas, y que esgrimiendo argumentos supuestamente marxistas apoyaron al “socialismo siglo XXI? ¿Cómo no quiere que trate de la relación entre el “socialismo siglo XXI” y las concepciones del socialismo de Marx o Engels? ¿No puede mandar algo coherente?

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      04/08/2017 at 11:45

  7. En cualquier momento caen los fascistas rojos a defender el “socialismo” de la boli-burguesía. O los fascistas de celeste y blanco a decir que una vez más los zurdos son “funcionales a la derecha”.

    Con esos argumentos demuestran que si ellos tuvieran el poder estarían reprimiendo a las corrientes revolucionarias.

    Me gusta

    La Cagámpora

    04/08/2017 at 13:22

  8. Rolando

    Totalmente de acuerdo contigo.

    Expresas exactamente mi “malestar” teórico y político de 18 años viviendo, estudiando y sufriendo al régimen bonapartista burgués chavista. La lectura de tus artículos confirman y llevan a la conciencia lo que muchas veces uno solo intuye.

    A pesar de que vives a 5.000 km de Venezuela, puedo decir, sin que me quede nada por dentro y hasta donde llegan mis conocimientos, que eres el marxista que mejor ha interpretado, desde el punto de vista teórico y político, la realidad venezolana.

    Es que Venezuela es la punta del iceberg que expresa la descomunal crisis que vive la izquierda mundial, el marxismo, desde la década de los años 20 del siglo pasado. Desde los stalinistas más rancios hasta la derecha y la ultraizquierda trotskistas.

    Se ha perdido el rumbo desde hace mucho tiempo.

    Hemos regresado a épocas anteriores al Manifiesto Comunista, debido a que la izquierda en general cree en socialismos utópicos, burgueses, pequeños burgueses, vulgares, “socialismos del siglo XXI”, socialismos “reales”, con consecuencias devastadoras para los trabajadores y los pueblos oprimidos del mundo.

    El grueso de la izquierda mundial existente ha perdido hasta los principios más elementales del marxismo.

    Mientras no superemos teórica y políticamente este retroceso, la humanidad, los trabajadores explotados del mundo no tendrán futuro.

    El “socialismo” chavista le ha causado a las verdaderas banderas del socialismo un daño inmenso.

    De una vez por todas, debemos tomar conciencia que no existen atajos hacia el socialismo.

    La liberación de los trabajadores será obra de los mismos trabajadores, sin líderes mesiánicos e izquierdas demenciales que nos venden espejitos de colores y que lo único que saben producir son desastres como el que estamos viviendo en Venezuela.

    Que cada quien piense por su cuenta y saque sus propias conclusiones.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    La duda metódica

    04/08/2017 at 14:30

    • Cual seria el socialismo que tendriamos que alcanzar los trabajadores? saludos

      Me gusta

      Mario

      04/08/2017 at 20:23

    • Respondo yo.

      El único socialismo que vale la pena es donde la clase obrera tenga el poder. No el partido o representantes de la clase. La clase. Sí o sí hablamos de una democracia socialista, una democracia mucho más profunda que la más avanzada de las repúblicas parlamentarias.

      Me gusta

      La Cagámpora

      07/08/2017 at 00:48

    • Ok,pero como se organizaria la clase obrera,sin un partido con sus elementos mas avanzados?saludos

      Me gusta

      Mario

      08/08/2017 at 11:53

    • Si hubiera una respuesta certera a esa pregunta ya se estaría haciendo. En cuanto a la parte de “sin un partido con sus elementos más avanzados” en un punto no tiene sentido, porque esos partidos ya existen. Lo que no existe ni existirá es “EL” partido. El mito de que existe “EL” partido de vanguardia ha sido instalado desde la mitología bolchevique.

      ¿Qué forma organizativa tomará? Será una creación colectiva. En la historia de las revoluciones se pueden observar cómo han surgido nuevas organizaciones que no eran ni partidos ni sindicatos. Los soviets son el ejemplo arquetípico.

      Me gusta

      La Cagámpora

      08/08/2017 at 20:48

  9. Qué manera de hablar pavadas estimado Rolando. Como siempre más preocupado en denunciar supuestos aprietes (con una cita de un artículo de la interna del PSUV del 2015 por cierto) a trabajadores que hechos concretos de violencia como los que ejerce la oposición de la MUD para que la gente NO vaya a votar. Según vos la gente tiene miedo de que la despidan de los puestos públicos por no ir a votar. Pero no le tiene ningún miedo a los sectores violentos que amenazan con violentar físicamente (que de hecho lo hicieron) a quienes sí votan. No es un poco contradictorio ver sólo uno de los factores para decidir sobre el producto?
    Por otro lado usted denuncia un inmenso fraude de más de un millón de votos, manifestado por la empresa Smartmatic que no tiene otro rol que el de proveer del hardware para las elecciones. El voto en Venezuela no es electrónico, sino que don smartmatic corrobora los datos biometricos, toma el voto e imprime el comprobante para ser insertado en una urna. Estos votos son fiscalizables y auditables, cosa que no sucedió durante el proceso porque la oposición DECIDIÓ no participar ni auditar.
    Todo ese proceso no existió en el plebiscito realizado el 16 de Julio por la oposición, donde se votó sin prueba biométrica ni padrón. Tampoco quedó ninguna prueba física de los 7 millones de votos que anunciaron, ya que quemaron las urnas. De todo esto usted decide no decir una sola palabra. Paradojas de la pseudoizquierdasiemprereaccionaria.
    Le concedo, estimado Rolando, el beneficio de la duda acerca de si la oposición sacó realmente 7 millones de votos. Y le concedo también el placer de máxima de oposición de que el chavismo también sacó 7 millones de votos (restandole el millón que usted declara fraudulento). Con ese empate técnico sobre la mesa seguiremos adelante, mal que le pese a usted y a sus amigos del norte.

    Le gusta a 2 personas

    Adrian Biain

    04/08/2017 at 19:01

    • Las amenazas del gobierno a los trabajadores para que fueran a votar fueron un hecho. El propio Maduro habló públicamente del asunto. La nota critica ese método burocrático. Usted lo defiende. No se trata entonces de “pavadas”, sino de la aplicación de un método bestial. Propio de ustedes. No solo aplican esos métodos brutales, sino que después dicen que son “pavadas”. ¿No tiene límites en el cinismo? Como tampoco es “pavada” mentir a los trabajadores y al pueblo sobre cuánta gente votó. Es parte del mismo método brutal, stalinista. En definitiva, nada nuevo bajo el sol. Lo suyo es un calco de lo que le escuchaba a los stalinistas cuando querían hacernos creer que en la URSS había democracia socialista; o cuando decían que “el pueblo de Checoslovaquia pidió la entrada de los tanques soviéticos para salvar el socialismo”. En fin, “pavadas”.

      Una última observación: guárdese el “estimado”. No sea cínico, usted a mí no me estima en absoluto. Si tuviera poder, me metería en la cárcel, por lo menos. Como hacen los burócratas y milicos, asesinos de mierda, que usted defiende.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      04/08/2017 at 19:16

    • Adrian Biaian

      Usted es el vivo ejemplo de lo que Rolando describe en su artículo.

      Explique aquí por qué el régimen chavista perdió las elecciones parlamentarias en forma catastrófica el 6 de diciembre de 2015. Esto a pesar de que el CNE chavista acomodó los circuitos electorales que favorecían totalmente al chavismo, aplicando el famoso método del Gerrymandering.

      El régimen chavista perdió prácticamente en todos sus bastiones ultrachavistas en los barrios populares del país. ¿Cómo explica esto?

      Explique por qué con trampas burdas, descaradas, el régimen chavista eliminó la posibilidad del Referendum Revocatorio, introducido por Chávez en la Constitución de 1999, y las elecciones regionales de 2016.

      ¿Cuál era el miedo a medirse con los votos si son mayoría, como Usted plantea en su comentario?

      Explique por qué el régimen chavista inventó una Asamblea Nacional Constituyente comunal, con bases comiciales dignas de las elecciones censitarias de la Francia revolucionaria del siglo XVIII, donde sólo podían votar los ciudadanos “activos”, léase burgueses con dinero.

      El fraude electoral continuado ha sido tan grave que hasta los colectivos chavistas protestaron violentamente esta semana por la exclusión a dedo de sus candidatos a diputados. En otras palabras, la cúpula chavista hasta estafó a su propia base de afiliados, metiendo candidatos que no fueron elegidos por nadie.

      Por otro lado, Smartmatic siempre ha sido para el régimen chavista la gran iglesia de la TRANSPARENCIA electoral (sinónimo de TRAMPARENCIA) de las más de 15 elecciones electrónicas realizadas en Venezuela. Siempre se enorgullecieron, cuando ganaban, de Smartmatic. Desde el año 2004 hasta el miércoles pasado -02/08/17- el régimen chavista defendió a capa y espada a su gran empresa Smartmatic, garantía total de la “limpieza” de su sistema electoral. “El mejor del mundo”, decían.

      Ahora Smartmatic es una empresa de la “CIA y el imperialismo”, cuando denuncia que no explica de donde salieron “al menos un millón de votos”, que pueden ser tres o cuatro, fácilmente. Vaya a saber.

      Y todo este escándalo y despelote del régimen chavista, que Usted cree a pie juntllas, tiene una sola explicación: el regimen chavista, la dictadura actual, está en ABSOLUTA MINORIA.

      Entienda a fondo que es un régimen odiado profundamente por la inmensa mayoría de los trabajadores y el pueblo venezolanos.

      Esa es la explicación por la cual “SI NO ES CON LOS VOTOS, SERÁ CON LAS ARMAS”, Maduro dixit. Lo dijo Maduro, con todas la letras, en cadena nacional.

      Cuando el régimen chavista fue mayoría, que lo fueron, felicidades, el pueblo venezolano está por el socialismo. Cuando el régimen está en en minoría, es algo “circunstancial”. El pueblo venezolano “fue engañado por la CIA y la burguesía apátrida”, Pronto volverá al “redil”. Y si no es por las buenas (votos), será por las malas (armas).

      Adrian Biaian, repito, usted es el ejemplar típico del stalinista nacionalista que describe Rolando en su artículo.

      Lo único que falta, si vive en el exterior o en Venezuela, es solicitar ser voluntario, para formar parte de la lucha “antiimperialista” en defensa de la dictadura bonapartista burguesa de Maduro.

      ¿Y si le entregan un fusil, o escopeta lanza perdigones o bombas lacrimógenas, qué haría Usted?

      ¿Dispararía contra el pueblo venezolano?

      Me interesaría mucho saber su respuesta.

      Me gusta

      La duda metódica

      04/08/2017 at 19:53

    • Por favor q alguien explique en q revolucion socialista a los supuestos lideres revolucionarios les expropian cuentas en EEUU o andan en jeep como si estuviesen en California como el videito del despreciable D.Cabello. El socilaismo en venezuela fracaso porque al igual q en Cuba sirvio para enriquecer a una casta de burocratas nucleados en el ejerito q despues de expropiar miles de empresas sostienen el estado desde los ingresos del petroleo q le venden a EEUU y el pueblo esta al borde de la.miseria. En argentina el genocida Videla – q fue aooyado por el oportunista Castro en votaciones en la ONU- al igual q Maduro negaban sus violaciones a dhos humanos pero a diferencia de Maduro y su banda es q Videla murio pobre en una carcel, destino diferente al q aspiran los chavistas inspirados en las dictaduras eternas. Gracias Rolando por la claridad de su posicion en este debate

      Me gusta

      rperezorue

      05/08/2017 at 20:56

  10. Muy bueno lo de Hegel. Creo haberselo leído en otro post, mas concretamente el de su postura sobre drogas.

    Me gusta

    Juan

    04/08/2017 at 22:24

  11. Estimado,
    sobre los datos, argumentos e ideas que es lo que importa. Por supuesto que no estoy de acuerdo con los métodos burocráticos y fascistoides que usted denuncia. Mis palabras han sido que no doy fe de las mismas. Que son supuestos aprietes de los cuales la única fuente que usted ha citado (y desconozco alguna otra) es de una elección interna del 2015. Por supuesto que de existir, y por más aislados e insignificantes que sean, serían repudiables. No he escuchado las palabras de maduro al respecto ni he constatado de fuente fidedigna que el hecho haya existido en escala significativa como para definir en términos porcentuales un plebiscito nacional (La excepción -de existir- no hace la regla). De hecho, un porcentaje semejante de aprietes, votos forzados y demás hubiera alterado por lo menos la composición del voto, asignándole menos votos a los candidatos más oficialistas. Pero no, por poner sólo un ejemplo: en el distrito capital, candidaturas nominales territoriales, Cilia Flores de Maduro sacó 450mil de aprox 600mil votos contabilizados sobre una composición de 13 listas candidateadas (http://constituyente2017.cne.gob.ve/).
    Lo que me parece una pavada no es lo que usted afirma, sino hacerlo con poca (o nada) rigurosidad. Citando notas viejas y a personas como Antonio Mugica que en lugar de contrastar o discutir su hipótesis de fraude con el CNE lo que hizo fue cerrar sus oficinas en Venezuela, sacar a sus gerentes del país y denunciar un fraude desde Londres. Para luego reconocer en entrevista con la BBC que no discutió ni notificó al CNE de sus sospechas de fraude. Por qué haría eso el proveedor de las máquinas con un gobierno con el que viene trabajando hace más de 10 años y denunciando algo que lo implicaría ya que la empresa (y cito textual a la rectora del CNE) “participó en todas las auditorías y colocó su clave para el cifrado de los archivos y protección de las aplicaciones que se desplegaron en la plataforma electoral” con lo cual (sigo textual) “cualquier manipulación, como la que señala Mugica, supone desconocer que SmartMatic es parte de la seguridad del sistema de totalización” y por ende -esto es mío- sería cómplice del supuesto fraude.

    Anteúltimo tópico, por orden de importancia, no veo por qué alguien lo metería preso. Chávez una vez dijo “águila no caza moscas”.

    Finalmente, con stalin y el stalinismo no tengo ni quiero tener nada que ver. Y a usted lo estimo, de lo contrario me ahorraría el tiempo de entrar a su blog y ponerme a discutir. Puedo coincidir con usted en otras cuestiones, por ej. crítica al programa de transición. Pero con este asunto y otros de coyuntura creo que francamente derrapa y por eso me dispongo al intercambio. Por lo menos intentemos hacerlo con rigurosidad, entre fantasmas no nos pisemos las sábanas.

    Le gusta a 1 persona

    Adrián Biaín

    04/08/2017 at 22:39

    • Pues bien, así defendían los stalinistas las inmundicias que hacían. Exactamente como usted. Con la misma fría hipocresía, negando la evidencia que se les presentaba. En la nota digo que los aprietes a los trabajadores fueron EN VÍSPERAS DE LA ELECCIÓN A LA CONSTITUYENTE. No son datos de 2015, sino de 2017. Cito testimonios de dirigentes sindicales; hay denuncias de trabajadores; incluso se han filtrado videos. Además, el mismo Maduro amenazó públicamente, y esto lo dice la nota. Y usted dice que son “pavadas”, que no hay pruebas, que no hay rigurosidad, que “son notas viejas”. Repito, es lo que hicieron toda la vida los stalinistas. Se les presentaban testimonios y decían que era gente pagada, que eran testimonios fraguados, que no existían, que faltaba rigurosidad. Y, en última instancia, que el que denunciaba le hacía el juego a la derecha. Todas excusas para defender a la burocracia, la represión masiva, la mentira y el fraude. Que es lo que hoy reina en Venezuela y defiende gente como usted.

      Lo mismo, por supuesto, sobre el fraude. El gobierno dice haber sacado 8,1 millones de votos, pero levantó todos los controles, permitió la votación múltiple, eliminó la tinta indeleble. ¿POR QUÉ? ¿Acaso porque la gente se volcaba a votar masivamente? ¿Usted nos quiere tomar por idiotas? Pero además, en las últimas elecciones el oficialismo sacó 5,6 millones de votos. En los dos años transcurridos desde entonces TODAS las encuestas dicen que el gobierno siguió perdiendo apoyo. ¿Se enteró de que en Venezuela hay HAMBRE generalizada? ¿O es también un dato “falto de rigurosidad”? ¿O es necesario ocultarlo para disimular la pérdida de apoyo popular? ¿Y con ese panorama usted quiere que creamos que el gobierno recibió ahora 8,1 millones de votos? De nuevo, ¿nos toma por estúpidos? ¿De qué “rigurosidad” habla?

      En verdad, hay que tener una cara de piedra para defender el fraude, para negar que hubo amenazas a los trabajadores para que fueran a votar, y acusar de decir “pavadas” al que denuncia estas inmundicias típicas de los stalinistas de toda la vida.

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      04/08/2017 at 23:13

    • Esto va para los chavistas fanáticos y stalinistas con las neuronas cristalizadas, O sea para todos los Adrianes de este mundo:.

      “Ex ministros, intelectuales y otras personalidades de la Plataforma en Defensa de la Constitución
      Afirman que la Constituyente es fraudulenta”.

      La Plataforma en Defensa de la Constitución integrada por Ex ministros del presidente Chávez, personalidades de la política, la cultura, la educación y militares retirados, dio a conocer en un Manifiesto su posición sobre lo que ellos llaman una Constituyente Fraudulenta.

      Los firmantes afirman que: “Uno a uno, paso a paso, todos los principales mecanismo de auditoría y control que garantizaban procesos electorales transparentes y confiables han sido desmontados por el gobierno y por el Consejo Nacional Electoral (CNE).”

      “El pasado domingo 30 de julio se consolidó un atropello generalizado a los derechos constitucionales y legales del pueblo venezolano al que la palabra fraude no alcanza mínimamente a describir. También pasó un fraude, pero en realidad lo que pasó fue mucho más que eso, y mucho más grave.”

      Esta Plataforma enumera nueve causas por las cuales la elección de esta ANC fue FRAUDULENTA.

      Entre ellas el punto 2:

      “2. El derecho constitucional al voto universal, y a la igualdad de todos y todas las votantes (un elector un voto) fue abiertamente vulnerado. En el mecanismo del doble voto (uno territorial y uno sectorial), se discriminó arbitrariamente aproximadamente a unos cinco millones de votantes, que si bien podían votar en el ámbito territorial, no tenían derecho al voto sectorial. De esta forma, las bases comiciales de estas elecciones dividieron a las y los venezolanos entre ciudadanos de primera (con derecho al doble voto) y ciudadanos de segunda, con derecho a un solo voto.”

      Luego el punto 3:

      “3. De acuerdo a la Constitución venezolana, el voto no es obligatorio. Sin embargo diversos portavoces del gobierno, comenzando por el Presidente Maduro, por diversas vías una y otra vez, amenazaron con las graves consecuencias que tendría para los ciudadanos su no participación en las elecciones. Se utilizaron las listas de los empleados públicos y trabajadores de las empresas del Estado y de los beneficiarios de los diversos programas sociales para amenazarlos pública y reiteradamente con la pérdida de sus empleos y beneficios si o votaban. Se llegó a extremos inconcebibles tales como amenazar con expulsar de las escuelas públicas a los hijos de quienes no participaran en el proceso electoral. Todo esto está ampliamente documentado en declaraciones públicas de funcionarios del Estado y en los múltiples mensajes personalizados que enviaron por las redes sociales. Esto ha sido experimentado por la población como una profunda humillación. Los puntos rojos a las puertas de los centros electorales para constatar quiénes votaron con el carnet de la Patria. Ya han comenzado las primeras denuncias de la negativa a vender las bolsas del CLAP a quienes no votaron.”

      Adrián ¿Rolando inventó algo en su artículo, algo que no sucediera o que no se pudiera comprobar?

      Lamentablemente, Adrián, hay muchos testigos en Venezuela que demuestran que usted argumenta con MALA FE.

      Hay siete puntos más que explican el fraude. Creo que con estos dos son suficientes. De todos modos el que quiera leer la denuncia completa, el resto de los siete puntos, puede leerlos aquí:

      Ver aquí: https://www.aporrea.org/actualidad/n312502.html

      Hasta los chavistas críticos, que no comen cuentos de camino, tienen claro que la ANC de Maduro fue un FRAUDE GIGANTESCO.

      En fin, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Parece que Adrián forma parte de esta fauna.

      Me gusta

      La duda metódica

      05/08/2017 at 00:18

  12. Rolando,
    Como de costumbre su texto me deja con bastantes dudas, veo contradicciones en usted Rolando, contradicciones que seguro en más de una ocasión se ha sentado a analizar. A veces cita a Victor Serge, la otra vez citó a Ciliga, ahora cita la consigna clásica de la primera internacional, arremete contra la vanguardia iluminada (lo cual me parece excelente), pero se guarda muy bien de llevar el análisis a lo que fue el desarrollo del bolchevismo. Usted es como quienes citan a Pannekoek queriendo conciliarlo con Lenin. Es ahí donde me surgen serias contradicciones con sus escritos. Critica las masacres y la burocracia , pero se salta los pasajes de los autores en donde estos llevan sus cuestionamientos más allá. Cita “en el país de la mentira desconcertante” sin hacer mención al capítulo “Lenin También…”, o cita a Serge, sin dar cuenta de las críticas de éste a la actuación bolchevique. Cita a Pannekoek, pero supeditado a las concepciones de Trotsky.
    La verdad es que yo no veo como conciliar esta nota con la actuación de los ideólogos de la revolución rusa…
    Nos habla de la Comuna, de los consejos de obreros… Todo muy bien…
    ¿Todo esto que nos plantea, lo hace instrumentalmente o como un fin en si mismo?

    Le gusta a 1 persona

    Ignacio Argonauta

    05/08/2017 at 03:31

    • Si me critica de incurrir en incoherencia lógica (o contradicción lógica), debiera ser específico. No existe la contradicción “en general” entre, por caso, las posturas de Pannekoek y lo que plantea Lenin sobre los soviets en El Estado y la Revolución. Puede haber diferencias, pero no oposición, hasta donde alcanza mi conocimiento. Sin embargo, sí encuentro contradicción entre el programa del Estado y la Revolución, y lo que hicieron los bolcheviques (con Lenin a la cabeza) frente a la rebelión del Kronstadt. Más específicamente, las notas sobre Venezuela intentan mostrar la distancia que media entre el programa del socialismo tal como surge de las experiencias de la Comuna, de los consejos, de la idea “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”, y lo que está haciendo el régimen de Maduro, con el aplauso de la mayor parte de la izquierda mundial.
      En cuanto a las citas de Ciliga (aquí), no tienen contenido normativo o programático, sino simplemente testimonial. Ayudan a entender el grado que alcanzó la represión stalinista incluso contra las comunistas extranjeros.

      Me gusta

      rolandoastarita

      05/08/2017 at 10:40

    • A esta altura de la historia, creo que El Estado y la revolución, Las Tesis de Abril y la campaña de “todo el poder a los soviets” fueron un giro a la izquierda oportunista de parte de Lenin y los bolcheviques para poder mantenerse adelante del movimiento de masas, y que el socialismo de Estado que terminaron implementando (Kronstadt incluido) era su verdadero programa.

      De hecho, la crítica leninista a Kautsky fue de “renegado”. El bolchevismo no le criticó el programa a la socialdemocracia, le criticó el no haberlo llevado a cabo, el haberlo traicionado. Compartían el mismo programa, que era la toma del poder del Estado por un partido socialista.

      La izquierda germano-holandesa, uno de los sectores llamados “infantiles” por Lenin, ha probado tener razón en la crítica del jacobinismo bolchevique (recomiendo la carta abierta con que Hermann Gorter responde a “El izquierdismo”). Rosa Luxemburgo también acertó en varios puntos tanto en 1903 como en 1918. ¡El mismo Trotsky, en su “informe de la delegación siberiana”, advirtió el peligro de la dictadura de los intelectuales sobre el partido y del partido sobre las masas, antes de convertirse en más leninista que Lenin! El comunismo de consejos, años después y totalmente dentro del marxismo, ha realizado la crítica más madura al bolchevismo como doctrina y como partido.

      No coincido con el tono admonitorio de Ignacio porque conozco y valoro tu honestidad intelectual y tu vocación científica. Pero, Rolando, creo que también te he visto llegar a ese punto muerto donde en tu crítica del troskismo y de la izquierda no llegás a criticar a fondo la teoría del partido de vanguardia ni el leninismo en general. Y quisiera saber por qué. Quizás podrías dedicarle un artículo a la cuestión, si es que ha cambiado tu pensamiento en los últimos tiempos.

      Me gusta

      La Cagámpora

      05/08/2017 at 16:48

    • No puedo explicar aquí mi opinión sobre la extensa obra de Lenin. Abarca demasiados aspectos y problemas. Con algunas cosas acuerdo, con otras no. Entre estas últimas, por caso, he tomado mucha distancia sobre su teoría del imperialismo. Sobre otras, he aprendido mucho leyéndolo. Por ejemplo, en sus escritos políticos encontré una forma de análisis político que me ayudó decisivamente a superar mi enfoque trotskista (milité 20 años en el trotskismo). Sobre el partido, estoy convencido de que es necesaria la organización de un partido marxista. Si el partido es de vanguardia o de masas, me parece una discusión un poco abstracta. Es que incluso si el partido es “de masas”, como lo fue la socialdemocracia alemana, existe una vanguardia en su interior que, por iniciativa, capacidad, dinamismo, carisma o lo que sea, tiene un peso preponderante. Aclaro además que el “basismo” completo no garantiza la democracia interna de las organizaciones (algo de lo que me terminé de convencer leyendo las memorias de García Oliver). Por último, sobre Lenin, posiblemente mi mayor crítica es a lo que hizo (junto al resto del partido) frente a la rebelión de Kronstadt. Pero, insisto, una evaluación de una obra tan compleja no la puedo resumir en algunas líneas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      05/08/2017 at 23:46

    • No pedía tu opinión sobre la obra de Lenin, coincido que sería demasiado extenso. Tampoco en términos de partido de vanguardia vs partido de masas.

      Más bien es sobre la relación entre partido y clase. O, como fue fraseada en el MC, proletariado y comunistas.

      Me gusta

      La Cagámpora

      07/08/2017 at 00:19

    • Me parece que hay un deseo por parte de Ignacio Argonauta de cuestionarlo todo, en lo referente a historia marxista se refiere. pienso que ese deseo es legítimo y necesario; sin embargo no comparto la forma en que reiteradamente pretende llevar sobre las cuerdas al autor de este blog,o alguno de los escribientes de el; no la comparto porque en primer lugar pretende que se le dé una respuesta del porqué se cita a unos con otros, o del porque no se dio a conocer en Y articulo sobre que X autor también criticó a los bolcheviques y Lenin, me parece nimio y rebuscado y que roza la mala fe. Por otro lado creo que Rolo en cuestión plantea una postura política, y como tal puede estar equivocado o no ( para eso se escribe ) o puede ser que realmente defienda una postura más centralista y en algún caso autoritaria, incluso puede ser un tránsfuga, pero que para comprobar eso hay que analizar y demostrar con argumentos de peso que eso acontece. En fin mi opinión es que usted no ha realizado la crítica y más bien argumenta siempre que X persona que comenta en este blog o que el autor mismo no es lo suficientemente libertario o que se contradice al citar a X persona y no abjurar de las tesis de Lenin, creo que su esfuerzo es válido pero carente de rigurosidad, y en todo caso lo invito a realizar la crítica del autor del blog pero en su propia página, más que nada por un asunto de orden.

      Me gusta

      smolnybolche

      05/08/2017 at 23:34

    • Creo que lo que realizó el bolchevismo en el poder dista mucho de lo señalado en el Estado y la Revolución, y no sólo respecto a la insurgencia de Kronstadt, que es una consecuencia de un proceso que venía en desarrollo. Citar el Estado y la Revolución para dar cuenta del programa bolchevique es como citar las tesis de abril.
      Usted me plantea que no existe una contradicción general entre Lenin y Pannekoek ¿Cual es la significación de los soviets para Lenin? organismos instrumentales a su política… Me va decir usted que no existió ninguna contradicción en la consigna de la primera internacional que citó en su nota y el desarrollo bolchevique. Si se buscaba que el poder fuera a parar a los soviets… ¿Cual viene a ser la idea de controlar todo mediante el aparato estatal? la diferencia sustancial entre el consejismo radica justamente en que los consejos son un fin en si mismo, no un objeto para hacerse con el poder para administrar el Estado. Pero esto usted debe saberlo bien, no por nada rechaza la táctica de elecciones al ejecutivo…Como buen crítico ha empezado a sentir aversión por la administración del Estado. Por cierto, Paul Mattick hablando de Luxemburgo (preconsejista) señala esta contradicción (“It may be stated here in advance that on many essential points the conceptions of Luxemburg differ from those of Lenin as day from night, or – the same thing – as the problems of the bourgeois revolution from those of the proletarian.”)
      Hasta hace un tiempo creía que el problema de la rev. rusa radicaba en la instancia de la ruptura de Iskra, aquel punto en el cual Lenin asume el centralismo democrático como medio para la toma de decisiones al interior del partido, sin embargo, Ciliga señala que el problema ni siquiera radicó en el ultracentralismo, sino en las relaciones de producción, quedando las fábricas en control directo de la burocracia bajo la venia de Lenin. Es Lenin quien señala “en política no importa tanto quién sostiene directamente determinadas ideas. Lo que importa es a quién benefician esas ideas”, y en la revolución rusa no me queda claro que nada haya beneficiado significativamente al proletariado. Sea como fuese, una mezcla de cuestiones tácticas permitió el advenimiento del estalinismo, y en la actualidad por doquier da sólo como resultado aparatos burocráticos que cometen atrocidades en nombre del socialismo y del proletariado, como es el caso de Maduro.
      Creo Rolando que le viene bien leer respecto a la oposición por izquierda en la revolución rusa, los capítulos de Ciliga (Y ahora que; Lenin también …), la izquierda bolchevique y el poder obrero, los textos del grupo obrero, los bolcheviques y el control obrero.
      Dos cuestiones que me inquietan en sus notas, para ud. últimamente todo radica en la transformación de las relaciones de producción. Sin estar en desacuerdo con ello, la cuestión que complica supongo es el como!
      Y segundo, le he leído sus cuestionamientos al control obrero… por supuesto, el control obrero puede incluso ser servil al capital, pero habiendo una transformación a las relaciones sociales de producción, siendo las fabricas expropiadas y colectivizadas… hay un problema en este? que otras alternativas se configuran desde la izquierda?

      https://www.marxists.org/archive/miasnikov/index.htm
      http://grupgerminal.org/?q=system/files/izquierdabolquevique.pdf
      https://bataillesocialiste.files.wordpress.com/2010/06/brinton_bolcheviques_1_.pdf
      http://www.saludproletarios.com/.cm4all/mediadb/Otros_Doc/Ciliga.pdf

      Le gusta a 1 persona

      Ignacio Argonauta

      06/08/2017 at 02:36

    • No entiendo bien su planteo. En todo caso, mi posición es que, en esencia, el programa político que levantaron los obreros del Kronstdat fue el que figuraba en el Estado y la Revolución: elección libre en los soviets. Por eso he dicho que estoy de acuerdo con ese programa y no con lo que hicieron los bolcheviques frente a la rebelión.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/08/2017 at 10:48

    • “Sobre el partido, estoy convencido de que es necesaria la organización de un partido marxista. Si el partido es de vanguardia o de masas, me parece una discusión un poco abstracta.”

      A mi me parece abstracta la afirmación de que es necesaria la organización de “un partido marxista”. ¿De qué hablamos cuando hablamos de partido? Ahí veo la abstracción, es una idea muy compleja en la historia de la teoría marxista. Si nos remitimos a Marx, cuando dice partido no hace mención a lo que hoy nosotros (bolchevismo y leninismo de por medio) entendemos por ello, sino más bien a la necesidad de organización del proletariado, o del sector consciente del proletariado. Algo que entiendo como incuestionable. Pero hablar de la necesidad de la organización de un partido en el sentido más actual (leninista) del término, es bastante más problemático y es uno de los temas sobre los que la experiencia histórica nos advierte fuertemente que tenemos que revisar lo más despiadadamente posible.
      Además, no acuerdo con la idea de anticipar las formas organizativas “casi como adivinando” el rumbo que puede tomar la lucha de clases, más bien pienso que en la dinámica de la misma lucha, el movimiento revolucionario irá encontrando las formas adecuadas. Espero que en el trascurso de esa necesaria lucha revolucionaria, la organización de la vanguardia no sea uno de los temas que más se discutan, y que, por fin, sea “obra de los trabajadores mismos”.

      Le gusta a 1 persona

      Santiago Corlé

      07/08/2017 at 15:39

  13. Otra cuestión a destacar es la pérdida absoluta de cualquier perspectiva humanista en el socialismo. Estos días me he encontrado con numerosos militantes trotskistas y anarquistas negando abiertamente los asesinatos cometidos por las fuerzas represivas chavistas. Se les presenta la evidencia y simplemente miran para otro lado, son completamente indiferentes al sufrimiento de las víctimas. Esto evidencia hasta que punto el conjunto de la izquierda anticapitalista ha incorporado la ideología stalinista.

    Le gusta a 1 persona

    max

    05/08/2017 at 09:26

    • Max

      No solo han perdido la perspectiva humanista. Han perdido totalmente los principios elementales del marxismo (materia plastilina 1 del jardín infantes del marxismo).

      El estado venezolano es un estado capitalista, burgués, explotador. NO ES UN ESTADO SOCIALISTA.

      Ergo, las FFAA, las policías que reprimen al pueblo venezolano oprimido están defendiendo los intereses de la burguesía venezolana. Entre sus fracciones, defienden a la lumpen-chavo-burguesía. El alto mando militar, los altos oficiales forman parte de esta fracción de la burguesía.

      Por tanto, toda la represión existente en Venezuela es una represión de clase. NINGÚN MARXISTA VERDADERO PUEDE OBVIAR ESTA CUESTIÓN ELEMENTAL.

      Por eso, desde hace tiempo, afirmo, que todo grupo de izquierda que se reivindica marxista y apoya a la dictadura bonapartista burguesa de Maduro, dejó de ser marxista. Y pasó al campo de los socialismos utópicos, en este caso al socialismo estatista burgués senil.

      En cuanto a los anarquistas que Usted comenta, la situación es aun peor. Están totalmente en contra el estado burgués, teóricamente hablando, y aprueban la represión salvaje de un estado burgués. Contradicción lógica total para un grupo anarquista.

      Sin embargo, en Venezuela, el grupo anarquista más importante del país está muy claro sobre lo que significa el régimen chavista.

      Ver aquí: http://periodicoellibertario.blogspot.com/

      Es importante leer este artículo de los anarquistas venezolanos

      Ver aquí: http://periodicoellibertario.blogspot.com/2017/08/anarquistas-de-venezuela-contra-la.html

      Resumiendo, afirma lo siguiente:

      “Presentamos esta compilación atendiendo al pedido de compas y gente amiga (especialmente desde el exterior) que aún no comprenden o invocan desconocimiento o dudas acerca de lo que desde el anarquismo en Venezuela se dice, se propone y se hace en torno a la actual coyuntura en el país.

      La causa principal de confusión y desinformación suele ser el bombardeo comunicacional con que tanto el gobierno como sus oponentes en la disputa por el control del Estado venezolano pretenden justificar sus posiciones. La imagen simplona y distorsionada de nuestra realidad que se vende –especialmente de cara al exterior – suele hacer que muchos que deberían condenar y denunciar sin excusas al actual gobierno dictatorial, militarista corrupto e incapaz que acá padecemos, se inhiban de hacerlo, con el débil pretexto de no coincidir con adversarios políticos del propio país, quienes por razones puramente oportunistas hoy se rasgan las vestiduras criticando un modelo dictatorial y represivo ante el que en muchos otros casos guardan silencio cómplice.

      Esto de callarse y apoyar con el silencio es hoy visible en mucho de lo que se suele denominar la izquierda en el mundo, que ha aceptado sin chistar esa enorme mentira que se quiere justificar por lo que proclaman ambos bandos contendientes por el poder en Venezuela, afirmando que aquí se escenifica un choque donde nítidamente se enfrentan una supuesta “izquierda socialista” en el poder gubernamental y cuya principal base ha estado en sectores populares, contra oponentes de uno u otro matiz de la derecha, pero básicamente fascistas que han contado con el más furioso, unánime y abierto respaldo del capital transnacional y el imperialismo. Lamentablemente, solo una porción minoritaria de la izquierda mundial ha cuestionado – en muchos casos tras antes haber aceptado y promovido – esa versión tan falaz del conflicto político-social venezolano, siendo más lamentable aún que haya incluso personas y agrupaciones del área libertaria que sigan aceptando toda o la mayor parte de la mentira neostalinista sobre lo que pasa en Venezuela.”

      Saludos

      Me gusta

      La duda metódica

      05/08/2017 at 11:27

  14. La conciencia de clase limita la libertad individual, la conciencia sin adjetivos es el ultimo escalón de la liberación de la humanidad. Lo que los intelectuales socialistas llaman conciencia de clase no son más las conclusiones que ellos hacen acerca de con qué contenidos qué rellenar las conciencias de los individuos.

    Me gusta

    Cesar

    05/08/2017 at 20:33

  15. “No entiendo bien su planteo. En todo caso, mi posición es que, en esencia, el programa político que levantaron los obreros del Kronstadt fue el que figuraba en el Estado y la Revolución: elección libre en los soviets. Por eso he dicho que estoy de acuerdo con ese programa y no con lo que hicieron los bolcheviques frente a la rebelión.”

    Rolando, en su momento leí el libro de Avrich sobre Kronstadt. Desde el prólogo ya el autor reconoce que entendía la reacción de los bolcheviques: “Era un Estado joven e inseguro, que se enfrentaba con una población rebelde en el interior y con implacables enemigos externos que anhelaban ver a los bolcheviques desalojados del poder. Y, hecho más importante aún, Kronstadt estaba en territorio ruso; lo que los bolcheviques enfrentaban era un amotinamiento en su propia armada, en el punto de vanguardia más estratégico, que vigilaba el acceso desde el exterior a Petrogrado, y temían que Kronstadt pudiera encender la chispa en el territorio continental ruso o transformarse en el trampolín para otra invasión antisoviética. Había pruebas crecientes de que los emigrados rusos estaban tratando de ayudar a la insurrección y de aprovecharla en beneficio propio. No se trata de que las actividades de los Blancos puedan excusar las atrocidades cometidas por los bolcheviques contra los marineros. Pero hacen más comprensible que el gobierno sintiera urgencia por aplastar la revuelta. En unas pocas semanas el hielo del golfo de Finlandia se fundiría, y podrían entonces embarcarse abastecimientos y refuerzos desde el oeste, para convertir la fortaleza en una base que permitiera una nueva intervención. Aparte de los motivos de propaganda, Lenin y Trotsky parecen haberse sentido auténticamente preocupados por esta posibilidad.”

    Cabría que analizar siempre la posibilidad de que eventualmente una fuerza contrarrevolucionaria agite un programa democrático para deslegitimar a una fuerza revolucionaria que se ve impelida a utilizar la fuerza contra sus enemigos y a restringir transitoriamente la democracia obrera. En un contexto de guerra civil esto es perfectamente posible y/o probable. No digo que fuera lo que ocurrió en Kronstadt pero claramente la contrarrevolución lo aprovecharía contra la revolución, independientemente de la intención de los sublevados. Nunca es ocioso recordar que en una guerra civil se enfrentan dos fracciones del pueblo y buena parte de la clase trabajadora sigue direcciones burguesas (de lo contrario no habría guerra civil). De lo que se sigue que los trabajadores que tienen un programa y una dirección revolucionaria deberán enfrentarse a sus hermanos de clase que participan de la política contrarrevolucionaria.

    Por supuesto, no pienso que algo de lo dicho esté ocurriendo en Venezuela. Pero la idea de que la emancipación será obra de los trabajadores no debe llegar a suponer que no va a haber guerra civil y que los trabajadores no se van a enfrentar entre sí. Si la revolución reprime a trabajadores contrarrevolucionarios no queda deslegitimada por ello.

    Me gusta

    Lucas

    07/08/2017 at 11:34

    • Pero el programa de los obreros del Kronstadt era elecciones libres en los soviets. Una demanda que también era popular entre los obreros en Moscú y Petrogrado. El tema es, ¿la democracia soviética solo la aplicamos cuando “ganamos los buenos”?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      07/08/2017 at 12:43

    • ¿Acaso el soviet de Kronstadt era “funcional a la derecha”?

      Me gusta

      La Cagámpora

      07/08/2017 at 14:53

    • La “ofensa” al poder central de los marineros de Kronstadt, fue elegir representantes sin que los candidatos sean puesto por los comisarios. La idea de que los rebeldes querian soviets sin bolcheviques queda refutada por el simple hecho de que cuando se votan representantes, una minoria de ellos son elegidos

      Le gusta a 1 persona

      Roberto

      08/08/2017 at 18:45

  16. Mi planteo no es si se aplica la democracia soviética cuando ganamos los buenos sino si se aplica la democracia soviética “en un contexto de guerra civil” que es el caso Kronstadt. Avrich por ejemplo reconoce que “Kronstadt presenta una situación en la cual el historiador puede simpatizar con los rebeldes y conceder, no obstante, que los bolcheviques estuvieron justificados al someterlos. Al reconocer este hecho se capta en verdad toda la tragedia de Kronstadt”.

    Me gusta

    Lucas

    07/08/2017 at 16:56

    • Una observación: la sublevación del Kronstadt sucedió cuando había terminado la guerra civil. Pero además, el problema es qué entendemos por democracia soviética. ¿Es democracia en tanto esté asegurada la mayoría de los revolucionarios (o de los que se consideran así) en los consejos? ¿Y si los trabajadores quieren otra cosa? ¿Qué hacemos “los revolucionarios”? No son cuestiones menores. Después de todo, Stalin anuló todo rasgo de democracia soviética con el argumento de que el Comité Central sabía lo que le convenía a las masas trabajadoras. Pienso que tenemos que revisar muy seriamente esas concepciones.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      07/08/2017 at 18:57

    • Cuando se produce el levantamiento la guerra estaba virtualmente ganada. El levantamiento se produce como la única salida posible de las masas frente a la política bolchevique, ya que habían aplastado toda protesta sindical, etc. La base material de ese descontento eran los rigores del comunismo de guerra, como bien explica Avrich al margen de sus opiniones como historiador. La cuestión es entonces si defendemos la autoorganización proletaria a toda costa o sólo cuando el bolchevismo es quien la encabeza.

      Le gusta a 1 persona

      max

      07/08/2017 at 19:16

    • Yo no creo que los bolcheviques estuvieran justificados al someterlos en absoluto, porque siendo verdad que la sublevaciòn podìa ser aprovechada por las potencias imperialistas para reiniciar la guerra civil, habìa otras formas de terminar con la sublevaciòn. Podìa haberse emprendido una vìa negociadora, en la que se dieran ciertas concesiones y se llegara a un compromiso- de hecho la NEP fue en cierto modo una concesiòn a los marines de kronstadt y a los campesinos y obreros descontentos.

      Creo que si algo puede aprenderse precisamente de Kronstadt es que no se pueden solucionar las diferencias con los enemigos de clase -donde la represiòn es legitima, màs aùn en una guerra- de la misma forma que con aquellos que, indudablemente, pertenecen a las filas de la revoluciòn.

      Por otra parte, no deja de resultar interesante que los bolcheviques terminaran cediendo en el terreno econòmico -la NEP- pero no en el polìtico -no se convocaron elecciones libres a los soviets. Esto demuestra un miedo enorme a perder el poder, y a que una mayorìa menchevique-eserista iniciara una vìa de restauraciòn capitalista. Personalmente, considero que una mayorìa menchevique-eserista no hubiera dado lugar màs que a un reflujo momentaneo de la revoluciòn, porque una restauraciòn capitalista completa hubiera implicado una eliminaciòn total del poder soviètico, algo nada sencillo. El precio que se pagò por evitar ese reflujo fue el estalinismo, que a la larga fue muchìsimo peor.

      En cualquier caso, si las masas obreras deciden optar por partidos enemigos del poder soviètico y el socialismo no hay mucho que hacerle. El socialismo es por definiciòn una construcciòn colectiva, libre y democràtica de los trabajadores. Intentar imponerle el socialismo a los obreros por la vìa de los bayonetas es un sin sentido, que solo puede conducir a tragedias como las que vimos en los “socialismos reales” o el “socialismo siglo XXI”

      Le gusta a 1 persona

      David

      08/08/2017 at 18:34

    • A lo que dice David agregar que si el socialismo es por definición una construcción colectiva, libre y democrática de l*s trabajador*s, es imposible imponérselo.

      Si algo es impuesto a l*s trabajador*s, ya no podemos hablar de socialismo.

      Me gusta

      La Cagámpora

      09/08/2017 at 00:05

    • Disiento con la apreciación sobre la finalización de la guerra civil. Sólo podemos decir que la guerra civil había terminado si tomamos como punto de referencia la derrota de Wrangel en Crimea (fines de 1920); pero con posterioridad los bolcheviques tuvieron que enfrentar numerosos combates. La paz polaco-soviética se firma en marzo de 1921, en forma contemporánea a la rebelión en Kronstadt. Me parece por lo menos apresurado cantar una victoria a los pocos meses de vencido el ejército de Wrangel cuando todavía existen múltiples focos de combate en toda Rusia. Es un momento de victoria que podía ser revertido.

      Esta idea de la construcción libre y democrática de los trabajadores ¿qué contenido tiene esta idea? En una guerra civil se enfrentan fracciones del pueblo, necesariamente fracciones de trabajadores revolucionarios y contrarrevolucionarios. Esto implica que habrá imposición por la fuerza sobre los trabajadores contrarrevolucionarios (en caso de triunfar los obreros revolucionarios claro está). ¿Dónde queda la libertad para los trabajadores que siguen una política contrarrevolucionaria? No existe, la revolución es un acto de imposición, es autoritaria, no es democrática. Quizás tenga mucho que ver el hecho de que la revolución rusa estalló en un país con mayoría de población campesina y que no es esperable el mismo encarnizamiento en un país con mayoría de población obrera. Pero no estoy seguro que ello sea así.

      La democracia burguesa admite la participación política en tanto no se realice un cuestionamiento al sistema capitalista. Es una dictadura de clase. Participá todo lo que quieras pero no intentes cambiar el sistema ni atacar el poder material de la burguesía.

      La revolución proletaria ¿tiene que admitir la participación de aquéllos que quieren restaurar el capitalismo por el hecho de que sean trabajadores? Si la respuesta es afirmativa: ¿qué queda de la dictadura del proletariado? John Reed contaba que en los soviets no se permitía participar a los burgueses ¿se debe permitir la expresión de programas burgueses levantados por trabajadores?

      ¿La rebelión de Kronstadt era la expresión de una rebelión obrera generalizada en Rusia? ¿Kronstadt representaba a la mayoría de los trabajadores rusos? ¿cómo hicieron los bolcheviques para imponerse en tantos combates si la mayoría no estaba con ellos? Un ejército que con los mismos pertrechos, o quizás peores, empieza a cosechar victorias donde antes solo había derrotas ¿no es expresión de un apoyo, sino mayoritario, sí muy importante de buena parte de la población? Mi opinión es parecida en parte a la de Avrich. Es posible entender tanto a los rebeldes como a los bolcheviques. Por mi parte no creo que sea posible la más amplia democracia soviética en un contexto de guerra civil.

      No creo que ninguna revolución pueda triunfar si esperamos el acuerdo previo de la mayoría de la población trabajadora. Gran parte se irá convenciendo con el transcurso de la lucha y otra parte quizás nunca se convenza y la revolución será para un sector de la sociedad una dictadura en el más estricto sentido de la palabra. Obviamente, si la mayoría se opone ni cabe pensar en sostener un estado revolucionario, se cae solo, por la derrota misma.

      En este sentido me parece de gran importancia todo lo que se discute acá, la imperiosa necesidad de una intensa propaganda y agitación auténticamente socialista. Tiene que haber muy buenas razones para convencer a muchos de recorrer ese camino.

      Me gusta

      Lucas

      09/08/2017 at 18:03

    • “Esta idea de la construcción libre y democrática de los trabajadores ¿qué contenido tiene esta idea?”

      Creo que este es el parteaguas, ¿no? Si se concibe que el socialismo puede ser una construcción autoritaria y antidemocrática CONTRA los trabajadores, no queda mucho por hablar. Estamos en distintos lados del mostrador.

      “La revolución proletaria ¿tiene que admitir la participación de aquéllos que quieren restaurar el capitalismo por el hecho de que sean trabajadores? Si la respuesta es afirmativa: ¿qué queda de la dictadura del proletariado? John Reed contaba que en los soviets no se permitía participar a los burgueses ¿se debe permitir la expresión de programas burgueses levantados por trabajadores?”

      No, y este es un punto falaz. Nadie acá está defendiendo esto. Lo que le criticamos al bolchevismo es la exclusión de otros partidos revolucionarios en los soviets. E incluso la prohibición de fracciones dentro del suyo propio. ¿Por qué escribís esto sabiendo que acá nadie comparte esa posición?

      Todo lo demás que decís -que los bolcheviques tenían el apoyo de la mayoría y que seguía la guerra civil- es para justificar la represión. Repito: estamos de distintos lados del mostrador.

      Me gusta

      La Cagámpora

      10/08/2017 at 09:27

    • Cagámpora, si pensás que en una guerra civil no se van a enfrentar distintas fracciones de pueblo estás pensando en un escenario histórico que hasta ahora no se ha visto y por tanto, estás pensando en una posibilidad poco probable. Si hay guerra civil hay pueblo enfrentado y si hay pueblo enfrentado hay trabajadores enfrentados, con distintas direcciones. El análisis de los partidos proscriptos durante la guerra civil (de nuevo, no comparto la proscripción una vez finalizada la guerra civil ni mucho menos la proscripción de fracciones al interior del PCUS, en todo caso puedo diferir en lo que respecta al momento de finalización de la guerra civil) ¿no debería ser un análisis de clase? Los eseristas y los mencheviques expresaban perspectivas, en el mejor de los casos, pequeño burgueses, no expresaban programas socialistas. Estamos hablando de organizaciones con influencia de masas que gobernaron entre las revoluciones del 17 con apoyo obrero y campesino en los soviets. Y esa es una cuestión: la democracia burguesa no admite la expresión efectiva de programas que la subviertan. ¿La democracia proletaria debe permitir la expresión efectiva de programas que la subviertan? Si admite esto admite la posibilidad de su supresión y por tanto se cuestiona su carácter de dictadura de clase. Al fin y al cabo lo que se discute es el derecho de la revolución a reprimir a la contrarrevolución porque me parece que es muy ingenuo pensar que no van a existir trabajadores contrarrevolucionarios. Si tenés a cinco millones de trabajadores que luchan por la revolución y a dos millones que luchan contra ella ¿qué hacés, te retirás y esperás a que nos pongamos de acuerdo? ¿vos sabés lo que va a pasar con los revolucionarios si son derrotados? ¿Y si la guerra civil deviene además en guerra antiimperialista que hacemos, nos bajamos del caballo? A mí me parece obvio que todo el descalabro que supone un cambio radical de la sociedad es cruento. Y luego también está la cuestión de si vale la pena enfrentar el infierno que va a desatar la burguesía. Infierno que va a poder desatar porque va a poder dirigir a una parte de los trabajadores contra sus hermanos de clase. No advertir que esto es una realidad posible y probable me parece al menos ingenuo.

      Me gusta

      Lucas

      10/08/2017 at 14:42

    • Es frustrante la discusión, Lucas, porque respondés constantemente a cosas que no se dicen y no respondés a las cosas que sí se dicen.

      Nadie dijo que no haya que reprimir la contrarrevolución (o sea, a las fuerzas con dirección burguesa). Nadie dijo que en una guerra civil estaría toda la masa trabajadora de un lado y toda la masa burguesa del otro. Nadie dijo que haya que quedarse de brazos cruzados.

      Este es el problema de los defensores a ultranza del bolchevismo. Todos los argumentos a favor de la represión de Kronstadt, el desguace de los soviets, la masacre en Ucrania, la proscripción de partidos revolucionarios no-bolcheviques y de la militarización de los sindicatos son argumentos de “realpolitik revolucionaria”. Los que no compartimos la línea bolchevique inevitablemente somos ilusos, irresponsables, idealistas… No pensamos lo que pensamos porque hemos estudiado y reflexionado, no. Lo hacemos de puro giles nomás…

      La trampa argumental básica es querer que nos pongamos en el lugar de los bolcheviques y ahí te ponen el cuchillo en la panza y te interpelan de qué hubieras hecho vos. Pero es un punto de vista falaz por dos razones.

      1) Primero porque hay que ponerse en el lugar de la clase obrera, no de un solo partido. Es la clase obrera el sujeto revolucionario, no “el” partido. Eso los leninistas se lo olvidan con frecuencia.
      2) Hoy ya no podemos cambiar nada de lo que pasó. Lo que podemos hacer es aprender cómo pasó y por que pasó de esa manera y no de otra. Y ahí salimos de la trampa de la realpolitik que nos llevaría a defender (justificar) a los bolcheviques en todo lo que hicieron, y los veríamos como parte del problema.

      Me gusta

      La Cagámpora

      11/08/2017 at 00:38

    • Es frustrante la discusión con Lucas porque responde a cosas que no se dicen y no responde a las cosas que sí se dicen.

      Su refugio es darnos una lección de “realpolitik revolucionaria” a todos los críticos de los bolcheviques y acusarnos de ingenuos e idealistas, haciendo preguntas como si creyéramos que no habría guerra civil ni fuera necesario reprimir a la contrarrevolución. Tratándonos de estúpidos, bah. Como si tuviéramos la posición que tenemos porque un día pintó, y no porque estudiamos, reflexionamos y discutimos.

      “¿Ustedes qué hubieran hecho?” es la pregunta que está implícita y claro, quien no se da cuenta que es una trampa va a tener que responder que lo mismo que los bolcheviques o escribir una postura especulativa y por lo tanto fácil de refutar para quien tiene ejercicio de retórica.

      Pero no hay que aceptar ese punto de vista doblemente falaz.

      Primero porque el sujeto de la revolución rusa fue la clase obrera y el campesinado, no los bolcheviques. Eso siempre se les olvida a los leninistas, tan enfocados en EL partido. Así que si hay que ponerse en el lugar de alguien como marxistas, es en el lugar de la clase obrera.

      Segundo porque no vamos a cambiar lo que ya pasó. Todo lo que podemos hacer es aprender cómo pasó y por qué pasó de esa manera y no de otra. Y ahí vemos que se llegó a la sublevación de Kronstadt por todo un paquete de medidas A-N-T-I-O-B-R-E-R-A-S tomadas por los bolcheviques, que ni siquiera se pueden justificar por las invasiones imperialistas ni por la guerra civil.

      La defensa de lo indefendible y la justificación de lo injustificable es una señal de dogmatismo.

      Me gusta

      La Cagámpora

      11/08/2017 at 00:51

  17. Los comentarios que están haciendo referencia al comportamiento del bolchevismo en el poder, la represión a Kronstadt y la relación entre partido y clase son otra oportunidad de discutir más a fondo y de cara al futuro la cuestión de renovar el ideario socialista distinguiéndonos del “socialismo de burócratas”.

    ¿Entendemos, como dijo un compañero arriba, al socialismo como construcción colectiva, libre y democrática de l*s trabajador*s, o como un régimen “más justo” que puede serle impuesto a las masas por una vanguardia?

    Me gusta

    La Cagámpora

    09/08/2017 at 00:13

  18. Estoy de acuerdo con que una vanguardia no debe imponer nada a las masas. Pero cuidado, muchas veces se entiende esta objeción al vanguardismo como el rechazo a toda vanguardia, o -directamente- se niega que exista una vanguardia, lo cual es pernioso tambien.
    Dejo un aporte a la discusión sobre Kronstadt, donde no planteo nada que no se sepa, pero trato de articularlo con la militancia actual.
    https://revistapropuestamarxista.wordpress.com/2016/10/09/el-relampago-de-vuelta-a-kronstadt/

    Le gusta a 1 persona

    Roberto

    09/08/2017 at 09:56

    • Ahí empecé a leer tu trabajo, muy bueno.

      Me gusta

      La Cagámpora

      09/08/2017 at 10:45

  19. Las vanguardias existen inevitablemente, la cuestión es su papel en todo el proceso. ¿Tienen el papel de Estado Mayor de la revolución, como propone el leninismo? ¿O tienen un papel de servicio al desarrollo del movimiento revolucionario?

    Yo me inclino por lo segundo. Creo que las primeras palabras del capítulo “Proletarios y Comunistas” del Manifiesto van en ese sentido y se las tendría que tomar como el ABC de la praxis de las agrupaciones comunistas.

    Le gusta a 1 persona

    La Cagámpora

    09/08/2017 at 10:42

  20. Desde ya concuerdo con la afirmacion o caracterizacion que se hace del regimen venezolano pero desde ya creo que ese regimen es mejor que el que implantaria la ultraderecha golpista que quiere derrocar a Maduro. Sin justificar los aprietes ni la presiones etc. Creo que no ha habido historicamente ningun proceso economico social donde no haya existido coaccion de algun tipo para imponer un sistema de gobierno. Por ello, y con las debidas reservas, a menos que me convenzan de que hay una alternativa real, no de lo que deberia ser una revolucion pura e inmacualda que nunca existio, mejor que el gobierno de Maduro lo seguire apoyando porque lamentablemente la politica real no es como nos gustaria.

    Me gusta

    Ricardo

    09/08/2017 at 12:04

    • Usted viene a decir que hay que elegir como más progresivo el hambre “nacional y popular” que afecta hoy al 70 u 80% de la población, que el hambre “neoliberal” que afectaría más o menos a la misma cantidad de población. O que es más progresiva la desarticulación y desmoralización “nacional y popular” de la clase obrera, que la desarticulación y desmoralización “neoliberal” de la clase obrera. Muy bonito. Es un calco del razonamiento del stalinismo y de los oportunismos de toda la vida.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      09/08/2017 at 12:43

    • Es muy heroico bancar desde la realpolitik al gobierno de Maduro cuando no es el estómago de tus hijos el que está rugiendo de hambre.

      Me gusta

      La Cagámpora

      09/08/2017 at 13:08

  21. Me parece muy moral su respuesta pero no contesta el problema de fondo que es la revancha neoliberal que se percibe claramente en caso de tomar el poder la ultraderecha, y el hambre no lo ocasiona el chavismo sino el sabotaje sistematico de esa misma ultraderecha que trata de llevar el pais al caos. Eso no significa que el chavismo sea ideal y que no haya errores pero si nos quedamos sentados esperando la pura conciencia de clase estamos al horno. Es una pena que la realidad no sea como uno quiere pero en general conviene tomarla como viene y ver que se puede hacer.

    Me gusta

    Ricardo

    09/08/2017 at 15:26

    • No caigamos en tonterías. Mi respuesta no tiene nada de moral. Además, la represión al movimiento sindical independiente, ¿es culpa de la derecha pro-imperialista? El enriquecimiento a manos llenas de la burocracia y los milicos saqueando al Estado, ¿es culpa de la derecha pro-imperialista? La falta de reinversión productiva de la gigantesca renta petrolera, ¿es culpa de la derecha pro-imperialista? La fuga de capitales realizada por la misma boli-burguesía y burocracia, ¿es culpa de la derecha pro-imperialista? La existencia de cientos de generales en los puestos de mando (es decir, lo opuesto al poder obrero), ¿es culpa de la derecha pro-impeerialista?

      Además, a ver si nos entendemos. Estos no son “errores”. Han sido políticas desarrolladas sistemáticamente a través de los años, que han llevado al actual desastre. ¿Qué tiene de progresista el hambre, la miseria, la desindustrialización, la carencia absoluta de medicamentos? Por supuesto, si usted quiere pasar por alto todo esto, justificar todo como meros “errores”, está en su derecho. Después de todo, es lo que hicieron siempre los stalinistas ante estas inmundicias “nacional y populares” del capitalismo de Estado. Pero no meta aquí a la moral. Los temas son políticos y de clase.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      09/08/2017 at 15:34

  22. Si bien la derecha gano las elecciones parlamentarias, las anteriores presidenciales las habia ganado Maduro, es decir que lo voto el pueblo a menos que un % mayor a la mitad del pueblo sean gente sin conciencia, hambrreada que vota de manera ilusoria sin estar en mejores condiciones de lo que estaban 20 o 30 años atras. El sistematico sabotaje de la derecha a traves del desabastecimiento, de la desinversion, y ultimamente a traves de la utilizacion de la agresion directa, ha provocado una situacion lamentable, como asi tambien el congelamiento de cuentas por parte de usa para no permitir la compra (o cuba la tuvo facil?). Asimismo la baja del precio del petroleo incidio en los ultimos años de manera negativa sobre la economia donde si mal no tengo entendido se nacionalizaron mas de 1200 empresas.
    El hambre y la miseria no es progresista, pero el hambre la miseria y la represion que espera en caso del triunfo neoliberal ( recuerdese argentina del 76, chile de allende, etc,etc) no quiero siquiera imaginarla.
    El recurrir a la acusacion de corrupcion generalizada para justificar la moral de una respuesta no agrega al problema de fondo: es mejor esto que hay o un golpe de ultraderecha ? El pueblo va a estar mucho mejor en este ultimo caso ? Cuanto peor mejor ?
    Debo aclararle que comparto mucho de sus analisis teoricos de la economia, sobre todo en relacion a la inflacion y a los tipos de cambio que me parecen excelentes, aunque lamentablemente no puedo compartir las conclusiones del caso de venezuela. Un saludo

    Me gusta

    Ricardo

    09/08/2017 at 16:07

    • ¿Dónde dije que Chávez haya carecido de apoyo popular? ¿Por qué mete esto? Lo que afirmo es que el balance del chavismo ha sido completamente negativo para la clase obrera. No hubo desarrollo de las fuerzas productivas; no avanzó la autoorganización y conciencia socialista de las masas trabajadoras; hay incluso descomposición social de la clase obrera; y las banderas del socialismo, su programa y estrategia, han quedado completamente desprestigiadas. Usted esto no lo entiende porque la posibilidad de organización independiente de la clase obrera le importa un rábano (igual que les importa un rábano a todos los stalinistas).

      Por otro lado, el argumento “sabotaje de la derecha y el imperialismo” no es excusa. ¿O necesitan la ayuda de la burguesía y el imperialismo para construir el “socialismo siglo XXI? Sinceramente, ¿me está haciendo una broma? Además, Venezuela recibió una gigantesca renta petrolera durante años (¿sabotaje imperialista?). La pregunta entonces es ¿dónde se tradujo ese ingreso en desarrollo de las fuerzas productivas? ¿O acaso quiere decirnos que PDVSA, por caso, se descapitalizó porque la dirigía “la derecha pro-imperialista”? Además, ¿dónde dije que se trataba de un problema “moral”? Siempre hablé de intereses de clase. Una vez más: un burócrata o un general que se enriquecen saqueando los fondos públicos no son “compañeros confundidos”, o “compañeros que cometieron errores”, o que tuvieron “una falta moral”. Son explotadores de la clase obrera. Por eso el chavismo saboteó y obstaculizó todo lo que pudo la organización independiente de la clase obrera. Claro que a usted, como ya le dije, eso le importa un rábano. Por eso no hay manera en que coincidamos políticamente.

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      09/08/2017 at 17:06

  23. Incluso aceptando sus argumentos sobre el modelo chavista, de no desarrollo de fuerzas productivas, etc, queda pendiente la pregunta de que es mejor, avalar al neoliberalismo tomando el poder en venezuela, o lavarse las manos diciendo que los dos son lo mismo, expresiones del capitalismo.
    Trasladando la cuestion a nuestro pais lavarse las manos diciendo que es lo mismo el kirchnerismo o macri, sin embargo el decir eso ha llevado al poder a macri y al hambre al conurbano bonaerense que fue el resultado practico de las elecciones que hizo la pseudo izquierda argentina.

    Me gusta

    Ricardo

    09/08/2017 at 17:39

    • Nunca dije que el kirchnerismo y el macrismo sean lo mismo. Lo que sostengo es que uno no es más progresivo que otro para la clase trabajadora. ¿Por qué es más progresivo lo que hizo el kirchnerismo en Santa Cruz en los últimos 20 años, que lo que hizo el macrismo en Capital Federal, por ejemplo? ¿Por qué es más progresivo el kirchnerismo votando las privatizaciones de Menem, que el macrismo haciendo negocios con Menem? ¿Por qué es más progresivo el vaciamiento de YPF por el kirchnerismo que el vaciamiento del Correo por el macrismo? ¿Por qué es más progresivo Scioli tomando deuda en junio de 2015 al 10% en dólares y aceptando los tribunales de Nueva York, que Macri tomando deuda a la misma tasa y en las mismas condiciones? Y así podría seguir. Y volviendo a Venezuela, repito la pregunta: ¿por qué es más progresiva el hambre al que llevó el chavismo al pueblo venezolano, que el hambre al que pueda llevar la MUD en caso de que tome el poder? Y fundamentalmente, ¿qué hay de progresivo en la desmoralización, desorganización del movimiento obrero a que ha llevado el chavismo? Pero es inútil, a ustedes todo esto no les importa. Solo conciben un socialismo de burócratas y milicos. Ya no le respondo más, no tiene sentido.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      09/08/2017 at 18:31

    • Ricardo, que hoy por hoy la alternativa al chavismo sea un grupo burgués, ¿no le hace ruido? ¿Cómo es que “la derecha neoliberal” se hizo tan poderosa, y, en cambio, no exista una fuerza política del proletariado igualmente poderosa? Si el chavismo en Venezuela representa un movimiento revolucionario, ¿no debería existir una alternativa radicalmente anticapitalista (surgida al calor de la agudización del conflicto social de clase) al desastroso gobierno de Maduro? Pero no es esa la situación. La situación es la de una clase obrera profundamente fracturada, ¿o acaso los manifestantes son todos burgueses? Creo que esa es la mejor muestra de que en Venezuela no hubo en absoluto un proceso de agudización de la lucha de clases, sino un intento de dirigir el proceso de producción por parte de un grupo militar (llamados a ser los salvadores de la patria). En ese sentido coincido con la categorización de bonapartismo del chavismo. Entonces, puede que eso no sea lo mismo que el típico proceso de democracia liberal burguesa, pero tampoco es algo que los marxistas deban apoyar. Es una idea tonta creer que se debe apoyar todo aquello q entre en conflicto con la burguesía, como si cualquier conflicto con la burguesía fuera un proceso socialista necesariamente. El fascismo dejó claro en la historia que se puede entrar en fuerte conflicto con intereses burgueses sin que eso implique en absoluto, identificarse con el socialismo.
      dos comentarios más…
      En primer lugar, como ud bien dice, el desastre económico en Venezuela tiene mucho que ver con la huelga de inversiones de la burguesía… pero, ¿qué esperaban? Si la burguesía no ve aseguradas sus posibilidades de obtener ganancia, no invierte. Esa es la razón por la cual los proyectos políticos de torcerle el brazo a la burguesía, sin anular su poder, sino, al contrario, manteniendo la propiedad privada (más allá de las nacionalizaciones, no se puede decir que en Venezuela el gobierno busque la abolición de la propiedad privada), están condenados al fracaso.
      en segundo lugar, hoy por hoy, en Venezuela no están vigentes derechos básicos, como el de reunión y expresión, funcionales a la organización política autónoma de la clase obrera, lo que debería obligar a toda la izquierda a oponerse al gobierno. La MUD también exige el respeto a esos derechos, y por lo tanto, en ese punto puede haber coincidencia entre marxistas y la MUD. Si luego, un hipotético triunfo de la MUD tampoco respeta tales derechos, no es razón para calificar como error el luchar ahora por el ejercicio de los mismos.

      Me gusta

      Gus

      09/08/2017 at 20:22

    • No se si todos los manifestantes son burgueses pero claramente el MUD esta bajo la hegemonia de la burguesia en alianza con el imperialismo USA, con el objetivo de derrocar al chavismo. No es un movimiento que pretenda instaurar una democracia en Venezuela sino un modelo neoliberal al estilo de Brasil o Argentina o peor, con el agravante que dada la situacion existente en Venezuela puede desembocar en una dictadura aun mayor que la que supuestamente ejerce el chavismo, sin mejorar para nada el hambre y la miseria del pueblo, con una alta posibilidad de un proceso represivo parecido al que instauro la dictadura miltar en el 76, por eso prefiero lo que considero en este momento el mal menor, porque al menos todavia se puede protestar, las preguntas a hacerse son, es mejor el mundo sin la URSS ? las supuestas democratizaciones en que terminan? y quiero aclarar que no apoyo ni al pc ni al stalinismo, sino a un enfoque pragmatico sobre las condiciones politicas reales en un enfoque de minimizacion de daños, un saludo.

      Me gusta

      Ricardo

      09/08/2017 at 23:22

    • Me había propuesto no volver a responderle, pero me molesta sobremanera este criterio burocrático para pensar la política. Usted pregunta ¿es mejor el mundo sin la URSS? Dejemos de lado que la pregunta es abstracta. Supongamos que la vanguardia esclarecida (nosotros, los iluminados, por supuesto), decidamos que el mundo estaba mejor con la URSS. ¿Nos daba derecho eso a mantener contra viento y marea, a costa de millones de muertos, de campos de concentración, de represión masiva, de amordazamiento de todo pensamiento, a la URSS? Y lo mismo se aplica a Venezuela. ES UN CRITERIO de construcción socialista. El socialismo será obra de los trabajadores mismos, o no será.

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      09/08/2017 at 23:31

    • Cual seria la diferencia entre la politica k y MM, respecto a la pobreza en el conurbano? Pq no se distingue ni siquiera en el plano discursivo, MM habla de la pobreza cero y CFK habla de organizarle la vida a los pobres. Ninguno habla de q dejen se prestar su lucrativo servicio al capital. Y ambos dos financian a los pobres con los impuestos q recauda el Estado q consagran desigualdades de imposicion, gravando mas al q menos tiene

      Me gusta

      rperezorue

      10/08/2017 at 08:26

  24. Dice Ricardo:

    “…el hambre no lo ocasiona el chavismo sino el sabotaje sistematico de esa misma ultraderecha que trata de llevar el país al caos”

    FALSO. Investigue bien. Ahí están las investigaciones de Manuel Sutherland, ex ministros y otros altos funcionarios del gobierno durante Chávez

    El derrumbe de la economía venezolana lo provocó el mega desfalco de los fondos públicos (más de 500 mil millones de dólares fugados del país) que se repartieron las élites chavistas, sobre todo los altos mandos militares y burócratas y multimillonarios capitalistas nacionales y extranjeros. La mayor parte del reparto se realizó durante el periodo de Chávez. Con ese dinero se fue el desarrollo de las fuerzas productivas, la industrialización del país, el futuro económico de Venezuela. Lo que pudo ser el desarrollo de Venezuela se lo metieron al bolsillo unos milicos de mierda y mafiosos de todo tipo. Esta gente es la peor escoria de Venezuela. Sobre todo estos milicos ladrones son lo más nauseabundo de Venezuela.

    Este mega desfalco chavista en relación al tamaño económico del país, es muy probable que sea el más grande de todos los tiempos a nivel mundial. ¡Oh maravilla, el chavismo tendría un record Guinness! No sé si esto pueda servir de consuelo.

    Cada vez estoy más convencido que lo que se llamó la revolución bolivariano fue un proyecto orgánico de la fuerza armada venezolana. La tentación por los petrodólares estuvo siempre en la base de este proyecto. No me cabe la menor duda que Chávez fue un líder que tuvo mucho de iniciativa propia, pero creo que siempre las FFAA jugaron un rol decisivo en el gobierno del país. En la actualidad, desde mi punto de vista, el gobierno total lo tienen las FFAA. Maduro es simplemente una marioneta.

    Estimado Ricardo, lo invito a revisar su criterio sobre Maduro como el mal menor. Su razonamiento podría tener como punto de partida un vacío absoluto.

    Percibo que en este proyecto bolivariano también participaron grandes empresas capitalistas sobre todo extranjeras. ¿Y cómo se ubica dentro de este juego de intereses la poderosa petrolera estadounidense Chevron, empresa emblemática del capitalismo transnacional? Tal vez el camarada Duda Metódica podría esclarecernos mejor al respecto.

    Sin embargo, veo una salida muy sencilla a la terrible crisis venezolana. Si en los próximos días, una mesa de negociación con los altos mandos de las FFAA, Capriles, Leopoldo López, y representantes de los gobiernos de EEUU, Rusia y China aprueban total impunidad para los militares y ningún tipo de investigación sobre sus propiedades y activos dentro o fuera de Venezuela, inmediatamente los militares destituyen a Maduro y demás burócratas chavistas y se hacen del gobierno con un plan de emergencia económica y una fecha para la convocatoria a elecciones. Así de simple.

    Le gusta a 1 persona

    Amauta

    10/08/2017 at 06:34

    • Amauta

      Sobre Chevrón, aquí va una pequeña muestra del “antiimperialismo” del régimen chavista.

      Ver aquí: https://www.aporrea.org/tiburon/a180998.html

      Resumen:

      “La Chevron en Venezuela: enorme contradicción gubernamental”

      “Cada vez que se escucha a voceros del Gobierno venezolano hacer referencia a categorías como el antiimperialismo, el anticapitalismo y el socialismo del siglo XXI, se cuestiona el hecho de que la realidad sea, en buena medida, distinta a lo planteado en los discursos. Más aún tras saber que la poderosa compañía petrolera Chevron (estadounidense), tiene excelentes relaciones comerciales con la empresa estatal PDVSA, gracias a lo cual extrae crudo de la Faja del Orinoco y obtiene una importante ganancia:

      “Caracas, 28 ene (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron asegura que se enorgullece del resultado que arroja su sociedad con la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) para extraer crudo de la Faja del Orinoco (este), la mayor reserva mundial del hidrocarburo.”

      “Nos sentimos orgullosos de los resultados obtenidos y ser socios de una empresa como Petropiar”, declaró en su primera visita a la Faja la presidenta de Chevron para América Latina, Kelly Hartshorn, según una nota de prensa difundida hoy por PDVSA.”

      ¿Qué más se puede decir del supuesto “socialismo y antiimperialismo del siglo XXI” chavista?

      Cada vez que uno lee artículos escritos por “intelectuales” de “izquierda” en la web Rebelión, Kaos en la red o en cualquier web de la izquierda chavista y/o prochavista sobre la realidad venezolana, manifestando su apoyo incondicional al régimen chavista, dan ganas, no sabemos, si de llorar o reír.

      La cantidad de estupideces y tonterías que escriben estos supuestos “intelectuales” llega hasta niveles demenciales. Artículos totalmente “psicóticos”, entendiendo por psicosis una “enfermedad mental grave que se caracteriza por una alteración global de la personalidad acompañada de un trastorno grave del sentido de la realidad.”

      Saludos cordiales

      Me gusta

      La duda metódica

      10/08/2017 at 18:50

  25. Este comentario va para el grueso de la izquierda mundial, que defiende a capa y espada al régimen chavista-

    En el artículo que se transcribe más abajo se demuestra, con nombres y apellidos, sin inventos de la CIA y el imperialismo, cómo el régimen chavista chantajeó a la población venezolana para que votara por la Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta.

    ————————

    “Excluidos de comprar la bolsa por no votar en la Constituyente”

    “Oído Defensor del Pueblo Alfredo Ruiz: Miembros del CLAP en Apure violan Derecho a la alimentación”

    Por: Aporrea.org

    Viernes, 11/08/2017 08:57 AM

    https://www.aporrea.org/contraloria/n312894.html

    Biruaca, 11 de agosto de 2017.- Un numerosos grupo de familias, habitantes del Municipio Biruaca del estado Apure, denunciaron ante la Defensoría del Pueblo regional, la violación de su derecho a la alimentación.

    La medida fue cometida por los jefes del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) Ana García, Betty Prieto y Karelis, quienes dejaron sin el beneficio a más de 150 familias por no votar el domingo 30 de julio a favor de la Constituyente, aseguró la vocera de la comunidad, Yelitza Hidalgo, según reseñó en un portal web regional llamado Senderos de Apure.

    Asimismo, señaló que no hubo sensibilidad humana para tomar la decisión. “Hay niños, adultos mayores y personas con discapacidad. Esto no tiene perdón de Dios. Juegan con el hambre del pueblo”, dijo.

    Explicó que a comienzos de este mes, la comunidad canceló la cantidad de 6.500 bolívares por concepto del pago de la bolsa de comida. Sin embargo, el dinero se les regresó argumentando que por instrucciones del alcalde, Daniel Blanco, fueron excluidos del operativo por no firmar en la constituyente.

    Finalmente, en horas de la tarde los encargados del Clap de la comunidad Simón Rodriguez, manifestaron que no van a dialogar con la defensoría del pueblo para gestionar la restitución del beneficio de las bolsas de comida.

    “La última palabra la tiene el Defensor del pueblo. Licdo Miguel Lugo, esperamos que cumpla con su rol de defensor del pueblo ya que usted es el garante de los derechos humanos de todos los apureños sin importar color político. Ya basta de discriminación por pensar diferente”, manifestó una persona que no quiso revelar su nombre.

    —————————–

    Aclaramos que el estado Apure es uno de los estados con las poblaciones más pobres de Venezuela. Quitarle las bolsas de alimentos subsidiados del CLAP por no haber votado por la ANC fraudulenta es, prácticamente, terminar de hambre a esta población. Es una exclusión absolutamente criminal.

    Otro aspecto a aclarar, que quizás la gente que no conoce la historia de Venezuela, sobre todo la izquierda chavista internacional, es que la venta de alimentos subsidiados por el petroestado burgués es una costumbre muy vieja en el país. No fue una “conquista”, mejor dicho subsidio caritativo, del régimen chavista. Fue la continuación de una vieja política social de los partidos Acción Democrática (socialdemócrata) y Copei (social cristiano).

    Ejemplo: tiendas de Corpomercadeo. Ver aquí: http://www.analitica.com/economia/antes-corpomercadeo-ahora-pdval/.

    Por cierto, tanto Corpomercadeo, antes, y ahora los CLAP fueron y son un rotundo fracaso.

    Lo que si no hicieron los partidos de la vieja burguesía, hay que ser sinceros y decirlo, y hasta donde llegan mis conocimientos, es que nunca excluyeron familias por cuestiones políticas para vender alimentos subsidiados. Es asombroso, la derecha “fascista” fue más caritativa que el régimen chavista.

    Me gusta

    La duda metódica

    11/08/2017 at 15:44


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: