Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Posts Tagged ‘Medios de Comunicación

El diario “La Nación” y la enseñanza de Economía

with 76 comments

Con el título de “El oscurantismo K”, La Nación acaba de publicar un editorial dedicado a criticar la propuesta -del ministro de Economía, Amado Boudou; del viceministro Robert Feletti y de agrupaciones estudiantiles kirchneristas- de incorporar la enseñanza de Keynes y Marx en los planes de estudio en las facultades de Ciencias Económicas (La Nación, 21/10/11). En esta nota analizo los argumentos presentados por el diario, para luego sacar algunas conclusiones.

Los argumentos

La editorial comienza planteando que las propuestas de Boudou, Feletti y las agrupaciones estudiantiles K “nos retrotraen a viejas épocas que creíamos superadas”, en las cuales “determinados libros y autores estaban lisa y llanamente prohibidos en los distintos niveles educativos”; señala por eso que están destinadas a “la utopía de generar un mensaje único”. Apunta que lo que propone Boudou va en contra de lo que él mismo gozó en la institución en la que estudió, CEMA, donde “no cabe dudas de que tuvo la oportunidad de estudiar un amplio arco de pensadores económicos”. También señala que en las agrupaciones estudiantiles K “se ha dejado trascender el deseo de que el estudio de las teorías clásicas se limite a Karl Marx y a John Keynes”, para dejar de lado a los exponentes de las corrientes liberales (von Mieses, Hayek o Friedman). Lo cual, añade, es un indudable “resabio de autoritarismo”, “propio de prácticas fascistas”, que sólo generará “pauperización intelectual”. En definitiva, todo esto obedecería al interés de convertir a las universidades argentinas en “agentes propagandísticos”; de imponerse este proyecto de reforma, añade, sólo es de esperar “tiempos de oscurantismo y proyectos hegemónicos”.

Lee el resto de esta entrada »

La izquierda y Libia

with 55 comments

El levantamiento del Libia contra la dictadura de Khadafy ha puesto en evidencia las profundas divisiones que atraviesan a la izquierda. No me refiero a la clásica división entre las tendencias que se identifican con las políticas “reformistas keynesianas” (de administración consensuada de los negocios del capital) y las tendencias radicales (inspiradas, por lo general, en alguna versión del marxismo), sino a una divisoria cuyo eje pasa por la “solidaridad anti-imperialista con Khadafy, frente al ataque de la OTAN”, o por “la solidaridad con la lucha democrática de los sublevados contra Khadafy”. ¿Es el eje del conflicto el problema “nacional”? ¿O es el eje del conflicto la cuestión “democracia” (capitalista, pero democracia)? La izquierda -tanto la más radicalizada, como la moderada- se divide según responda a estos interrogantes. Los que piensan que el problema es “nacional” desean el triunfo de Khadafy, y que se aplaste a los sublevados. Quienes sostienen que se trata de la lucha contra una dictadura, desean la derrota de las tropas de Khadafy. En consecuencia, militantes que se reivindican de izquierda y marxista, si vivieran en Libia, estarían enfrentándose a tiros. Pero aunque no se llegue a este extremo, la división es igualmente grave. Tomemos el caso de la actitud ante la masacre de la población por parte de Khadafy. La izquierda que sostiene que el conflicto es “nacional” (o en buena parte “nacional”), dice que se trata de exageraciones de los grandes medios controlados por el imperialismo; y repudia las condenas -por ejemplo de las Naciones Unidas- al régimen de Khadafy, con el argumento de que son parte de la agresión imperialista. La izquierda que analiza el conflicto en términos de una lucha anti-dictatorial, sostiene exactamente lo opuesto, e intenta que se difundan las denuncias contra el régimen. Por supuesto, hay algunos que pretenden mantenerse “en el medio”. “En parte es un conflicto por la democracia, y algo de razón tienen los sublevados, pero en parte es un conflicto nacional, y algo de razón tiene Khadafy”. Desde este enfoque, se admite que Khadafy es “sanguinario”, pero también se está en contra de que la ONU lo condene por violaciones a los derechos humanos. Los sublevados luchan contra una dictadura, pero son manipulados por el imperialismo. Estos intelectuales que están “en el justo medio” no afirman explícitamente que están a favor de que triunfe Khadafy, pero  dan a entender que el triunfo de los rebeldes equivaldría al triunfo de la OTAN y el imperialismo (secesión de Libia, gobierno títere, etc.). Por las razones que presento más abajo, considero que esta posición es funcional a la postura “nacional”.

Leer la nota completa>>

Written by rolandoastarita

07/03/2011 at 13:04

Estado y medios de comunicación

with 6 comments

Una de las ideas centrales con que se sustentó a la Ley de Medios del kirchnerismo fue que los medios de comunicación en manos del Estado son más democráticos y pluralistas que los medios en manos de capitalistas privados. Esto porque, seguía el razonamiento, el Estado es un espacio público. Por eso las voces críticas y de los oprimidos o explotados podrían hacerse oír mejor y más ampliamente a través de los medios de comunicación en manos del Estado, que a través de los medios privados. Militantes del partido Comunista y de la izquierda peronista, en todas sus variantes, defendieron, y siguen haciéndolo, con particular entusiasmo esta tesis.

Sin ser especialista en la cuestión, en algunas discusiones dije que era escéptico acerca de esa idea. Por ejemplo, expliqué que no creía que en los regímenes stalinistas hubiera habido más libertad de prensa y comunicación que en los países capitalistas. Asimismo la experiencia argentina tampoco generaba evidencia sólida a favor de la tesis estatista. Por ejemplo, en 1974 o 1975, cuando todos los canales de televisión estaban en manos del Estado, no pareció haber más libertad informativa que en la actualidad. Y hoy no encuentro más pluralismo ideológico en el canal de televisión estatal que en TN o América. De hecho, escuché con mayor frecuencia a líderes políticos de izquierda en canales privados, que en el canal estatal (admito que es evidencia anecdótica; no conozco estadísticas al respecto).

Una explicación posible de esta situación es que en la medida en que haya medios de comunicación en manos de capitales privados, existen más posibilidades de que surjan y se mantengan contradicciones entre las diversas fracciones, y el Estado. Lo cual habilita a que se filtren las voces críticas y se expresan los intereses de los explotados. Por supuesto, en tanto exista la propiedad privada de los medios de producción, no habrá libertad real de expresión para los oprimidos. Pero lo mismo vale para el Estado. En tanto el Estado sea defensor y garante de la explotación, no habrá libertad de expresión plena para los que cuestionen esa explotación. Por eso un régimen stalinista suprimía despiadadamente toda voz crítica, así fuera de izquierda y quisiera mejorar la situación de los trabajadores. El Estado capitalista en general, también restringe y cercena las expresiones críticas y cuestionadoras.

Leer la nota completa>>

Written by rolandoastarita

22/10/2010 at 10:24

A %d blogueros les gusta esto: