Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

El marxismo no tiene soluciones mágicas

with 36 comments

A raíz de las notas sobre Venezuela, algún lector ha preguntado, en la sección Comentarios, cuál es la alternativa, “por la positiva”, que propongo, ya que no basta con la crítica, con la negación.

Aclarando que por no vivir en Venezuela me abstengo de entrar en cuestiones de táctica política, mi respuesta es, en primer lugar, que la crítica al chavismo y la MUD contiene una afirmación: es necesaria una postura independiente de la clase trabajadora. Es la única salida progresiva para la izquierda. Sostengo que hay que trabajar en esa dirección, aunque no sea de efectividad inmediata. La clave es romper con la lógica binaria de o bien apoyar a Maduro, o bien apoyar a la MUD. Incluso es posible y necesario luchar por reivindicaciones democráticas –libertades, cese de la represión, elecciones- pero programática y estratégicamente hay que defender una alternativa independiente, socialista. Esto es, que tenga como eje acabar con la explotación capitalista, sea privada o del Estado. El socialismo debe marcar una línea divisoria tajante, tanto con respecto al chavismo como con respecto a la MUD (y al resto de las fuerzas burguesas internacionales, desde Washington al Papa, pasando por la OEA). Es la única forma de que la clase obrera pase a tener protagonismo. Y el protagonismo de la clase obrera, como clase, es la clave de cualquier salida progresista a la tragedia que vive hoy Venezuela.

Naturalmente, se me dirá que esa independencia política no es realizable en lo inmediato. Reparo que invariablemente da pie a la táctica de los oportunistas de todos los tiempos: “Si la independencia de clase no es realizable ahora, hay que apoyar a la variante burguesa ‘menos mala’” (argumento muy conveniente para no luchar nunca por la independencia de clase).

Frente a esto, me parece apropiado recordar la respuesta que daba Lenin a la objeción oportunista: aunque hoy no podemos “hacer” la consigna, “la predicamos y trabajamos en esa dirección”. No sabemos cuándo y hasta qué punto esa prédica se va a traducir en hechos, pero “lo importante es trabajar en esa línea” (carta a Shliapnikov, 31/10/1914).

Hoy en Venezuela, para crear una tercera fuerza independiente, es necesario trabajar en esa dirección crítica de la que hablaba Lenin. Explicar que el capitalismo de Estado y su aparato burocrático militar no son salida para las masas trabajadoras. Y que con el capitalismo “puro y duro” también continuarán el atraso, la miseria, la explotación del trabajo, y la represión habitual de los “Estados fuertes”.

Como es conocido, esta postura no es compartida por la mayor parte de la izquierda. Esta, en su inmensa mayoría, es chavista. Incluso muchos de los que ahora critican a Maduro “por izquierda”, piden volver al legado de Chávez. Como si el legado de Chávez no fuera Maduro. Y muchos otros reclaman que el Estado aplaste a sangre y fuego toda oposición.

Indudablemente, esta postura de la izquierda hace las cosas más difíciles para el socialismo. Pero además, el chavismo ha llevado a la desmoralización y a un callejón sin salida al movimiento de masas. Por datos que me llegan de Venezuela, por lo menos una gran parte de la población incluso repudia todo lo que tenga que ver con el socialismo (al que identifican con el régimen que llevó al desastre actual). En los barrios populares puede no haber simpatía por la MUD (sobre esto tengo información contradictoria), pero tampoco se ve salida en el chavismo. En muchos estallan protestas por las condiciones de vida, aunque no todas se canalizan políticamente (siempre según los datos que me llegan). En algunos sectores sumidos en el hambre y la miseria, parece primar la desmoralización. Gran parte de la juventud estudiantil y las clases medias pueden haber sido ganadas por la MUD.  

Frente a ese complejo y difícil panorama, alguna gente piensa que el marxismo puede proponer soluciones mágicas, una suerte de “consignas-solución” que permitan saltarse los procesos ideológicos y políticos. En este respecto, una de las insensateces más grandes que leí por estos días es la propuesta de pedirle al gobierno de Maduro que arme a la clase obrera. Estos “tácticos geniales” sueñan con el gobierno de burócratas, milicos y arribistas armando a la clase obrera, para que esta acabe con los burócratas, milicos y arribistas al frente del Estado. Es el utopismo pequeño burgués llevado a su máxima expresión. Se ilusionan con que la tarea histórica del armamento de los explotados sea cumplida por Maduro y su cohorte de milicos, arribistas y corruptos. Por otra parte, ¿no pueden reflexionar aunque sea dos minutos sobre esa idea central de que “el arma de la crítica debe preceder a la crítica de las armas”? Antes de tomar las armas hay que estar dispuesto a tomarlas, y saber contra quién dirigirlas y a favor de quién o de qué utilizarlas. Solo a incorregibles oportunistas se les pueden ocurrir estas tonterías. Tonterías que, además, profundizan la desorientación y la desmoralización.

Repito, el marxismo no tiene soluciones mágicas. Pero es necesario presentar un análisis objetivo (o sea, basado en las relaciones de clases, en el estado de conciencia, en las fuerzas productivas) y ayudar desde allí a la recomposición del movimiento obrero y de masas.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
El marxismo no tiene soluciones mágicas

Written by rolandoastarita

24/06/2017 a 17:21

Publicado en General

Tagged with , ,

36 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El problema es mas complejo aun, después de un siglo y medio de experiencias sobre la conciencia de clase y el socialismo, debemos replantear la política. Ya que parece que no hay algo así como una clase trabajadora en lo político, aunque si en lo económico. Y tal vez el socialismo ya no sea posible.

    No hablo del anarquismo, ni de las multitudes de Negri, pero los intentos de pensar y actuar como una clase unida con el objetivo político del socialismo por mas que exista como clase económica la clase trabajadora parece que el siglo XX y estos 17 años del siglo XXI me dan la razón.

    El plan debe ser mas radical aun, ya que la interpretación que hay una clase trabajadora que actuaria unida por el socialismo no corresponde a la realidad de nuestro siglo

    Me gusta

    benjamin

    24/06/2017 at 19:54

    • Creo que hay que explorar este camino que dice benjamin.

      Porque los análisis leninistas parecen reducir todo al “problema subjetivo”, como si existieran dos terrenos bien delimitados de la realidad social (objetivo y subjetivo) y en el primero ya todo estuviera listo para la transformación socialista de la sociedad; solo faltaría que el “sujeto histórico” se dé cuenta de su “misión” y tenga el deseo de realizarla. Y para eso, dicen los leninistas, hace falta el “partido revolucionario”.

      Para seguir sosteniendo este esquema hay que decir que todas las corrientes de izquierda revolucionarias anteriores fallaron en analizar las condiciones objetivas (que solo hoy estarían dadas) o hay que decir que el partido revolucionario no existe porque todas las corrientes de izquierda son oportunistas, sectarias, etc.

      Hace falta tener la valentía teórica de criticar a Lenin y aún a Marx. Obviamente, con una actitud dialéctica de no tirar el niño junto al agua sucia. Pero la teoría que hemos venido manejando sobre el proceso de “toma de conciencia de clase” y sobre cómo contribuir a él evidentemente tiene problemas.

      Me gusta

    • Precisamente porque que existe una clase trabajadora que no actúa, por sí misma, por el socialismo, es que el principal trabajo es el de convencerla de hacerlo. Tampoco es cierto que todo sea planteado para resolverse como un problema subjetivo. Cuando Lenin y Trotsky pensaban en cómo se caracterizaba una situación revolucionaria tenían en cuenta varios factores objetivos. Por eso no se puede organizar una insurrección en cualquier momento. El punto es que la historia sólo la puede hacer el hombre en las condiciones que le toca actuar. El hombre asociado, porque el hombre-mónada no puede hacer mucho. Esto remite necesariamente a la conciencia, a la organización como expresión de esa conciencia y a la vez como factor activo en la generación de conciencia, al por qué luchar. Las condiciones objetivas, esto es, la concentración y centralización del capital, la polarización social entre burguesía y clase obrera, el ejército de reserva, existen hace ya mucho tiempo. De ahí que muchos pensemos que el problema de la revolución es principalmente un problema de índole subjetivo. Si nadie hace un balance de las experiencias pasada, si nadie habla de socialismo, si nadie se pone a organizar para unir a la clase en pos de un programa socialista, nada eso va a ocurrir. Si se lo hace mal tampoco.

      Me gusta

      Lucas

      30/06/2017 at 15:01

    • ”Las condiciones objetivas, esto es, la concentración y centralización del capital, la polarización social entre burguesía y clase obrera, el ejército de reserva, existen hace ya mucho tiempo”
      .” De ahí que muchos pensemos que el problema de la revolución es principalmente un problema de índole subjetivo”.
      Esto es un error serio, en mi opinión. Una mala percepción de la realidad social. Claro que el elemento subjetivo y su concienciación importa, pero, mucho más importantes son las condiciones objetivas. Y entre esas condiciones objetivas (relacion de fuerzas, movilizacion social, gobiernos débiles, et..) la condición de un extrema miseria de la población es la prinicipal y determiniante. Todas las revoluciones progresitas hisotricas (1917, 1789, 1688, etc..) han tenido este ingrediente. Si la poblacíon tiene un buen nivel, o, aun existiendo desigualdad social, ese nivel esta mejorado NO SE VA DAR NUNCA UNA REVOLUCION. Nunca lo ha hecho, hasta ahora. Utlilzando la secuencia temporal revolución-reformas-contrareformas, es muy improbable-p.ej. en Europa 1945-1980- que se de una ruptura poltica. ¿Porque? porque la población estaba mejorando, notable y duraderamente, sus ingresos. Las revoluciones solo suelen suceder al final del periodo de contrarreformas. Si importan la condiciones objetivas. Saludos

      Me gusta

      antonio

      01/07/2017 at 16:33

  2. Muy buen artículo señor Astarita. Lamentablemente este posicionamiento a favor del proletariado es casi inexistente en el mundo porque actualmente no existe un PC reconstituido ideológicamente que haya hecho un Balance del S.XX y haya puesto negro sobre blanco cuáles fueron las limitaciones en políticas, sociales y económicas de aquellos años revolucionarios. Ya que los PCs actuales o bien son reformistas o bien revisionistas. La revolución rusa y la china no fueron más que los primeros pasos hacia la verdadera liberación de la clases. De hecho, este texto de Marx aborda este tema que es i m p r e s c i n d i b l e:

    “[Mientras] Las revoluciones burguesas avanzan arrolladoramente de éxito en éxito (…) En cambio, las revoluciones proletarias se critican constantemente a sí mismas, se interrumpen continuamente en su propia marcha, (…) de la mezquindad de sus primeros intentos (…) hasta que se crea una situación que no permite volverse atrás.” (El 18 Brumario de Luis Bonaparte, capítulo I)

    En este texto se puede observar como Marx entiende que las primeras revoluciones no son más que pasos que no serán definitivos. Referente a este tema se puede observar la deriva de muchos intelectuales que se hacen llamar marxistas como Enrique Dussel que piensan que como la URSS ha caído hay que renovar el marxismo. Y ese “marxismo renovado” de Dussel en su “política de la liberación” que lleva en la praxis a una política reformista que entra dentro del juego del parlamentarismo burgués.
    Con respecto al tema venezolano se puede observar recientemente el vídeo del de Dussel apoyando al gobierno reaccionario y burocrático. Con respecto a ésto mismo quería preguntarle si usted se dió por aludido cuando el oportunista de Dussel criticaba a los intelectuales que se oponen a apoyar al gobierno venezolano ya que antes de que Dussel hiciera ese vídeo usted hizo 3 artículos precisamente criticando al gobierno. Así que no sé si Dussel se refería concretamente a usted pero aun así lo que demuestra Dussel es que cuando sale de la filosofía sus análisis suelen ser vagos, simplistas y reformistas.

    Me gusta

    DMN

    24/06/2017 at 22:43

    • No estaba enterado de lo que escribió Enrique Dussel, y no creo que lea mi blog. Tampoco me extraña su posición. Es un nacionalista de izquierda, muy cercano a la teología de la liberación. De acuerdo a lo que he leído en algún reportaje que le han hecho, dice más o menos lo mismo que todos los nacionalistas de izquierda: que América Latina es una colonia, y que con los gobiernos “progresistas” (Chavez en primer lugar) comenzaron un proceso de segunda independencia. De todas maneras casi no lo leí. Solo leí un estudio que hizo sobre los Grundrisse de Marx, y no lo terminé; me pareció decididamente malo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      24/06/2017 at 23:06

  3. Son los compañeros de la LTS-CI, hermanos del PTS, quienes están haciendo el trabajo de crítica y reorganización socialista allá.

    Me gusta

    Damian

    25/06/2017 at 12:32

    • Damian

      Usted me va a perdonar, pero la LTS-CI de Venezuela está en el limbo político total en Venezuela.
      La posición de la LTS-CI es ni lo uno ni lo otro, si no todo lo contrario. Como la MUD, de derecha, dirige a millones, gracias a que el grueso de la izquierda, nacional e internacional, apoya a la dictadura bonapartista burguesa chavista, la LTS plantea no participar en la situación revolucionaria que estamos viviendo en Venezuela desde principios del mes de abril..

      La situación revolucionaria bajo los parámetros marxistas (Lenin dixit en su libro La bancarrota de la II Internacional) se define de la siguiente manera:

      !) Los de arriba no pueden seguir gobernando como lo hacían, los de abajo no quieren que sigan gobernando como lo hacen.

      2) Acentuación salvaje de la miseria, el hambre y el sufrimiento de millones de venezolanos.

      3) Luchas masivas de millones de venezolanos contra la dictadura bonapartista burguesa de Maduro desde principios de abril de este año. Independiente de las personas, de las clases y hasta de los partidos.

      Esta es la situación objetiva de la realidad venezolana. Independiente de nuestra voluntad.

      Ahora, ¿Cual es el problema central de esta situación?

      El problema subjetivo. El régimen chavista y el grueso de la izquierda chavista, nacional e internacional, acabaron con lo poco que quedaba de ideario socialista en Venezuela. El régimen chavista se encargó de provocarle a la clase obrera venezolana la mayor derrota de su historia. Acabó, desde el año 1999, con la libertad sindical. Ver el artículo 293, parágrafo 6 de la Constitución chavista de ese año, donde le da la potestad al Estado burgués de controlar todas las elecciones sindicales y gremiales. Hasta utilizó el sicariato sindical para acabar con cualquier resquicio de independencia de clase.

      ¿Y ante esta situación, que plantea la LTS-CI venezolana?

      Ver aquí: http://www.laizquierdadiario.com.ve/La-necesidad-de-una-politica-independiente-del-gobierno-y-de-la-derecha-74974?id_rubrique=5442

      Entre otras cosas, la LTS dice lo siguiente:

      “En este sentido, queremos discutir con la posición que vienen sosteniendo los compañeros del PSL (organización hermana de Izquierda Socialista de Argentina), que aún cuando declarativamente están no solo contra el gobierno sino también contra la MUD, ponen en el centro de su política en la caída del gobierno, llamando a engrosar las manifestaciones de la derecha “hasta que caiga Maduro”, bajo una lógica de “todos contra el gobierno”, cuando la única fuerza social y política en capacidad hoy de capitalizar tal escenario, y que dirige todo el movimiento opositor en las calles, es la reacción concentrada en la MUD, respaldada por el imperialismo y la derecha latinoamericana como Macri o Temer. Terminan así adaptados a una de las variantes reaccionarias en que está polarizada la confrontación política.”

      De acuerdo con esta argumentación, los argentinos no deberían haber luchado contra la dictadura de Onganía, luego contra la de Agustín Lanusse por que al final, “la única fuerza social y política en capacidad en ese momento de capitalizar tal escenario” era el peronismo. Tal cual sucedió en esa época, con las 3 A y sus consecuencias. ¿Para qué el Cordobazo, si al final todos sabían que el peronismo, la derecha, iba a capitalizar todas las luchas contra la dictadura?

      Lo mismo sucedió con Videla. Al final, después que cayó la dictadura, todo lo capitalizó el Partido Radical argentino.

      La verdad es que esta posición del LTS es totalmente delirante. Plantea la parálisis total ante el drama que están viviendo los trabajadores y el pueblo venezolano. La consecuencia lógica de la posición de la LTS es: no vale la pena luchar contra una dictadura, porque va a ganar la derecha.

      Luego plantea la LTS algo todavía más delirante en Venezuela:

      “La exigencia de una verdadera Constituyente Libre y Soberana apunta a poner en discusión todo el orden social existente, desde las relaciones de propiedad hasta las formas de gobierno, a poner en debate las medidas para la resolución de los problemas estructurales del país, de los trabajadores y el pueblo pobre, al calor de la movilización para hacer valer sus demandas y exigencias. La articulación de la lucha por este programa de emergencia y la demanda de una ACLyS, puede ser la vía alrededor de las cuales expresarse esa voz propia.”

      La LTS-CI propone una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, cuando el 30 de julio la cúpula de la dictadura bonapartista burguesa chavista quiere imponer a la fuerza una Asamblea Nacional Constituyente comunal, totalmente fraudulenta, contra la cual está luchando, a costa de su sangre, millones de venezolanos.

      Y al final terminan con esta perla, bajando violentamente desde la estratosfera a diez metros bajo tierra:

      “Es desde esa perspectiva que nos planteamos la confluencia de las organizaciones de izquierda opuestas tanto al gobierno como a la derecha, y las corrientes o sindicatos de trabajadores que sostienen una posición independiente de las burocracias sindicales que subordinan las organizaciones obreras lo que dicten el gobierno o la MUD, alrededor de la oposición a la farsa de Constituyente del gobierno y la serie de demandas de un programa económico de emergencia que ni el gobierno ni la MUD levantan. En la “Plataforma del pueblo en lucha y el chavismo crítico” coinciden algunas de estas organizaciones (como el mismo PSL, Marea Socialista y el SINATRA-UCV), otras no están en ese espacio, así como tampoco lo integramos la LTS. Pensamos que es alrededor de estas demandas y acciones concretas que permitan comenzar a mostrar la existencia de una alternativa por izquierda a la situación actual, totalmente independiente de las convocatorias y acciones de la derecha y del gobierno, como debemos explorar las posibilidades de confluencia en algún frente único.”

      Damián, con el chavismo crítico no vamos a ningún lado. Fue lo mismo que sucedió con el peronismo de izquierda. Tanto nadar, para ahogarse en la orilla.

      Saludos

      Me gusta

      La duda metódica

      25/06/2017 at 14:35

    • Agregado para Damián

      Hablando del Cordobazo argentino (29 de mayo de 1969), la LTS-CI venezolana me hace recordar a la posición que tuvieron algunas organizaciones de izquierda cordobesas en las asambleas estudiantiles masivas durante la tarde del 28 de mayo, en donde se discutió si el movimiento estudiantil se plegaba o no al paro.

      Estas organizaciones de izquierda se opusieron totalmente a plegarse al paro activo convocado por la CGT cordobesa, en manos del peronismo. Al frente estaba Elpidio Torres, un burócrata sindical del peronismo absolutamente podrido.

      Dichas organizaciones argumentaron que detrás del paro convocado por la burocracia sindical peronista estaba el plan de un golpe militar de la derecha. Y por este motivo, no había que apoyar el paro de ninguna manera, puesto que lo iba a capitalizar la derecha.

      Esto no me lo contaron. Doy fe que fue así. Lo viví personalmente.

      Por supuesto, la propuesta de esta izquierda fue rechazada totalmente por el movimiento estudiantil. La votación fue aplastante y los estudiantes cordobeses estuvimos presentes en esta gran gesta de la clase obrera argentina, con sus mártires incluidos.

      Damián, puede leer en el siguiente link el relato de un testigo de lo sucedido, muy sincero por cierto, que en ese momento estuvo en contra del paro. En contra del Cordobazo.

      El Cordobazo según Ricardo Ortiz

      “El 29, los de la izquierda estábamos concientizando a las amas de casa en Ferreyra”

      Ver aquí: http://catedrab.blogspot.com/2009/05/el-cordobazo-segun-ricardo-ortiz.html

      Comentarios de Ricardo Ortiz:

      “Porque el día previo al Cordobazo, Filosofía decidió, con un análisis muy ‘sesudo’ en donde demostramos que éramos la ‘vanguardia’, lo siguiente: los obreros iban a dejar las fábricas a las 10 de la mañana para concentrarse en el centro, ¿y qué pasaba en los barrios? Iban a estar las amas de casa. Entonces, en una acción ‘heroica’, los estudiantes de Filosofía fuimos a concientizar amas de casa. Fuimos ese día a Ferreyra a hablar con las esposas. Hoy no se cuenta por vergüenza, éramos un montón. Y volvimos como a las 4, 5 de la tarde caminando porque no había nada, entramos por Humberto Primo y nos encontramos con una ciudad incendiada, todo destruido, caminábamos solos porque no había nadie, humo por todas partes y no sabíamos qué había pasado: ahí nos esteramos del Cordobazo.”

      “Mientras tanto, ustedes tratando de convencer…

      “Claro, y haciendo el Cordobazo junto a los obreros estaban los que para nosotros eran los reaccionarios reformistas: Franja Morada, el FEN que era peronista y los trostkistas. La izquierda más radicalizada estaba en Ferreyra concientizando amas de casa. Lo que fue la cantera del PCR y de Vanguardia Comunista estábamos en Ferreyra. Me acuerdo que ya en Córdoba yo iba con una fotógrafa y empezamos a recorrer las barricadas, y no entendíamos nada. Y ya después me integré, yo iba a donde había quilombo, pero no era parte de ningún grupo. En realidad, se armaban grupos que iban haciendo barricadas. Con un grupo fuimos por la calle Sol de Mayo y antes de llegar a Pueyrredón viene la cana y nos metimos todos en una casa que todavía existe, una casa muy vieja, muy humilde, entramos como 50, el dueño estaba durmiendo y no se despertó. Salimos cuando pasó la cana, subimos por Julio A. Roca y tomamos un supermercado. Yo iba donde enganchaba. Los que estaban organizados eran los que nosotros llamábamos reformistas: la Franja y el integralismo.”

      Estimado Damián, pocos militantes de la izquierda argentina e internacional conocen esta “pequeña anécdota”.

      Espero que la LTS-CI -el PTS argentino- estudien este problema y no se pierdan el tren de la historia en Venezuela, debido al argumento falaz que no se puede participar en las luchas de los trabajadores y el pueblo venezolano porque “la única fuerza social y política en capacidad hoy de capitalizar tal escenario, y que dirige todo el movimiento opositor en las calles, es la reacción concentrada en la MUD.”

      Este es, prácticamente, el mismo argumento que utilizaron el día 28 de mayo de 1969 “la cantera del PCR y de Vanguardia Comunista” en contra de que se realizara el Cordobazo.

      Saludos

      Le gusta a 1 persona

      La duda metódica

      25/06/2017 at 18:03

  4. Creo no haber leído nada más completo sobre táctica y estrategia revolucionaria para el caso Venezuela.
    Y una anécdota que ilustra mucho la gravedad de la situación, y de que no espero (salvo un “milagro”, que no los hay y en los cuales no creo) una salida por la izquierda en Venezuela: Vivo en España, por mi trabajo pasan muchos ciudadanos de los antiguos países socialistas de Europa del Este y ex repúblicas soviéticas; a todos los pregunto si se vive mejor o peor en esos estados hoy (que ya sabe llevan más de un cuarto de siglo desconectados), y todos me dicen que peor; entonces les pregunto: ¿y por qué no vuelven otra vez a la situación anterior en la que, según me están diciendo, vivían mejor?. Y me dicen que no, que la gente a la situación anterior no quiere volver; es decir, profesor y compañero Rolando Astarita están peor ahora, pero la gente no quiere volver a lo de antes. Mi conclusión: los pueblos que vivían en el ex socialismo no le dan legitimidad a los gobiernos actuales, pero tampoco a los de antes porque no quieren volver hacia ellos otra vez. Resumen: la izquierda se reinventa o estamos jodidos, porque la izquierda actual es reformista, revisionista, liberal, procapitalista. Y yo insisto nuevamente y es algo constatable empíricamente: en los países capitalistas centrales, los conocidos como desarrollados, la clase obrera (y habrá algún pequeño nicho de excepción) no es, al menos para iniciar, la clase más revolucionaria capaz de transformar el capitalismo en otra cosa distinta a él, porque todos los países que han tenido en la historia el calificativo de socialistas, ¡todos!, sin excepción alguna, han estado integrados en mayor o menor medida, en unos periodos más y en otros periodos menos, a la ÚNICA división internacional del trabajo que existe: la capitalista. Como expresé en un comentario anterior, la cuestión del sujeto revolucionario en el capitalismo está muy jodida, puesto que el verdadero sujeto es el VALOR, las otras categorías: plusvalía, proletariado, etc., son categorías derivadas, por tanto, no veo mucha solución al/los sujetos del cambio, hasta que se agote la producción de ese carburante sistémico que es la producción de valor. Parece (y esto se que es algo muy polémico) esa producción de valor está llegando a niveles imposibles de reproducir el sistema, por tanto, está llegando la hora, y ya sabe que los procesos históricos no tienen comienzo en un día determinado del calendario, pero estamos entrando en una época en que el libre albedrío le gana al determinismo.
    Como usted dice: la consigna es la predicar y trabajar. “No sabemos cuándo y hasta qué punto esa prédica se va a traducir en hechos, pero ‘lo importante es trabajar en esa línea’”. Termino y disculpe la extensión: la siembra que usted hace con su prédica y orientación cosecharán frutos, el error sería no predicar, no “sembrar” , porque los “malos” triunfan solo allí donde los “buenos” somos indiferentes, seamos de esos buenos a los que le es indiferente la indiferencia.
    Un brazo cordial desde España

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    25/06/2017 at 13:15

  5. Si se me permite, me gustaria comparar a la reciente revolución en Ucrania con la oposición venezolana, parecen sacados del mismo manual.

    Me gusta

    luismmm

    26/06/2017 at 14:05

    • Sí, le permito; escribir pavadas es gratis.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      26/06/2017 at 14:12

    • Entonces nos puede comentar que tal ve a Libia despues de la revolución, bien no?

      Me gusta

      luismmm

      26/06/2017 at 14:15

    • Y ahora mete a Kaddafi y Libia. ¿Qué tiene que ver la ofensiva reaccionaria contra las primaveras árabes con lo que hizo el chavismo en Venezuela? ¿No puede parar? ¿O está atacado de diarrea mental?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      26/06/2017 at 14:21

    • ¿Usted es trol? Para defender las bestialidades del chavismo, mete a Ucrania. Cuando se le observa que no tiene nada que ver, mete a Libia. Cuando se le dice que lo sucedido en Libia en los últimos 5 años no explica lo que sucede en Venezuela, pide que hable de la ofensiva reaccionaria en curso en los países árabes. Insisto, este desorden mental, ¿es producto de impotencia intelectual, o simple provocación?
      En cualquier caso, los trols no son admitidos en este blog. Puede ir a provocar a otro lado.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      26/06/2017 at 14:31

    • Y de donde sale una “ofensiva reaccionaria”, si nos lo puede explicar.

      Me gusta

      luismmm

      26/06/2017 at 14:25

    • Para Luismmm

      Creo que a Usted le caben muy bien estas palabras de Manuel Sutherland, economista marxista venezolano:

      “2016: La peor de las crisis económicas en Venezuela; causas, medidas y crónica de una ruina anunciada”

      Ver aquí: https://www.aporrea.org/ideologia/a223089.html

      “La izquierda en su laberinto o la esterilidad manifiesta”

      “La crisis es la fiesta de los comunistas revolucionarios. En esa etapa la lucha de clases crece y se desborda más allá de las direcciones. Allí las bases obreras se levantan y prestan sus oídos a las posturas más radicales. La política entra como forma necesaria para la mínima reproducción biológica y los enemigos de clases se ven con mayor claridad. En nuestra actualidad toda esa atrayente perspectiva se diluye en la mar de una izquierda más confundida y atrasada que sus bases.”

      “La izquierda está imbuida en el odio a la intelectualidad que el lumpen político que se cree “sabio” sólo por ser lumpen, le inculca. No avanza en investigaciones, estudios y ni trabajos formativos que permitan elevar su nivel de comprensión del complejísimo sistema capitalista. Por el contrario, se vanagloria de su ignorancia y desprecia a quienes intentan construir conocimiento obrero. Esta izquierda compra las sandeces y disparates relacionados con cualquier cosa que justifique y exculpe de sus responsabilidades al proceso bolivariano. Su ideal es defender al gobierno a toda costa, suprimiendo completamente su carácter crítico. La izquierda se hace furgón de cola de quienes vendieron “socialismo” y hacen exactamente lo contrario. La dolorosa derrota que se gesta promete ser estructural y lacerante. Nadie parece estar preparado para luchar.”

      Luismmm, argumente algo por favor. Trate de razonar alguna idea coherente. Trate de entender la posición de los que no están de acuerdo con Usted y participe en la polémica con altura, por que lo único que ha demostrado hasta ahora es una profunda ignorancia de lo que se está discutiendo.

      Le gusta a 1 persona

      La duda metódica

      26/06/2017 at 19:10

  6. “Yo estoy a favor de los regímenes actuales
    de Cuba y Venezuela pero no porque sean socialistas
    sino porque son anti-imperialistas y por
    tanto aliados del comunismo” (Diego Guerrero, en ENTREVISTA A DIEGO GUERRERO SOBRE
    UN RESUMEN COMPLETO DE EL CAPITAL DE MARX, Laberinto, nº 34)

    Me gusta

    Averroes

    28/06/2017 at 05:08

    • Entrevista a Diego Guerrero en el año 2011. Posición lamentable.

      Ver aquí: https://marxismocritico.files.wordpress.com/2012/03/34entrevistadg.pdf

      Me gusta

      La duda metódica

      28/06/2017 at 09:59

    • Agregado

      Cuesta entender que economistas marxistas inteligentes, profesores universitarios, cuando “bajan” a posiciones políticas concretas de la lucha de clases tienen posiciones que dejan mucho que desear. Un caso de ellos, también, es el economista Anwar Shaikh.

      Se supone que deben tener claros los principios elementales del marxismo, y no es así.

      En el caso de Guerrero la lógica (crítica inmanente) sería así: como Irán y el dictador genocida sirio Bashar Al Assad son “antiimperialistas”, ergo, son “aliados del comunismo”, igual que Cuba y Venezuela.

      Me gusta

      La duda metódica

      28/06/2017 at 10:47

  7. Astarita: totalmente de acuerdo con su artículo. Chávez se ocupó personalmente de impedir una vía autónoma al movimiento obrero. A respecto escribí una nota detallada: La situación actual del movimiento obrero en Venezuela. ( http://www.argenpress.info/2014/03/la-situacion-actual-del-movimiento.html)

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    28/06/2017 at 12:41

  8. Como decía Mariátegui, somos antiimperialistas porque somos socialistas. El régimen chavista no lo es. Diego Guerrero quizás se olvide de ese pequeño detalle. La dinastía china también era antiimperialista durante la guerra del opio.

    Me gusta

    Lucas

    28/06/2017 at 16:13

  9. La duda metódica: justamente Diego Guerrero menciona a Saddam Hussein…

    Habría que recordar por ejemplo lo que decía la III Internacional en sus tesis y adiciones sobre problema nacional y colonial: “(…) 11. En lo referente a los Estados y a las naciones más atrasados, donde predominan las relaciones feudales, patriarcales o patriarcal-campesinas, es preciso tener sobre todo
    presente: (…) 3) La necesidad de luchar contra el panislamismo y otras corrientes de esta índole que tratan de combinar el movimiento de liberación contra el imperialismo europeo y americano con el fortalecimiento de las posiciones de los khanes, de los terratenientes, de los mullhas, etc.; (…) 5) La necesidad de luchar resueltamente contra los intentos hechos por los movimientos de liberación, que no son en realidad ni comunistas ni revolucionarios, de adoptar el color del comunismo; (…)”.

    Independencia de clase que le dicen.

    Me gusta

    Lucas

    28/06/2017 at 16:35

    • Así es. Materia plastilina 1 del jardín de infantes del marxismo. A esta gente la aplazaron mil veces en esa materia.

      Me gusta

      La duda metódica

      28/06/2017 at 17:42

  10. Declaraciones de hoy -28/06/17- de la Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz:

    “En Venezuela ‘tenemos un TERRORISMO DE ESTADO’ que impide el derecho a manifestar y promueve la violencia.”

    “Aquí parece que todo el país es terrorista,” dijo en rueda de prensa al reiterar que en Venezuela hay una “ruptura del orden constitucional”.

    “Se quiere usar el derecho penal para vencer al enemigo. Como no puedo vencerlo con votos…” agregó.

    Ver aquí: https://www.aporrea.org/ddhh/n310662.html

    Recordemos que Luisa Ortega Díaz sigue siendo chavista y que su lucha es “defender el legado de Chávez”, y el mayor legado para la fiscal es la Constitución chavista de 1999.

    Y recordemos que ayer -27/06/17- Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, dijo en cadena nacional lo siguiente:

    “Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia, y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos, y lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas”.

    Ver aquí: http://efectococuyo.com/politica/nicolas-maduro-lo-que-no-se-pudo-con-los-votos-lo-hariamos-con-las-armas-27jun

    El régimen chavista es repudiado por más del 80% del pueblo venezolano. Si es por los votos el chavismo pierde hasta las elecciones de una reina de carnaval. Por lo tanto, siguiendo la lógica de Maduro, el régimen aplastará al pueblo venezolano con las armas, cometiendo un genocidio.

    Parece que la Fiscal General , Luisa Ortega Díaz, chavista desde hace más de veinte años, tiene razón:

    Repito lo que dijo: “En Venezuela ‘tenemos un TERRORISMO DE ESTADO’ que impide el derecho a manifestar y promueve la violencia.”

    Afirmación extremadamente grave para el pueblo venezolano.

    Me gusta

    La duda metódica

    28/06/2017 at 18:31

  11. Para la Luda metódica: a muchas personas que no vivimos en Venezuela nos resulta difícil la elaboración de una posición acabada de cuanto está sucediendo (prueba de ellos son las discrepantes actitudes de estudiosos e investigadores marxistas, algunos se han citado en este blog). Por este motivo, valoro, y le agradezco, la información y los análisis que usted está volcando en el blog, toda vez que intuyo que vive en Venezuela, y considero que en este momento es fundamental contar con el testimonio directo de las personas afectadas. Siempre he entendido que uno de los objetivos de este blog debiera ser potenciar la conciencia crítica sobre la realidad presente y pasada, y que ello requiere el ánimo pedagógico, esto es, colgar en blog análisis, razonamientos, argumentos y no descalificaciones rápidas de quienes discrepan. De ahí que, abusando de su amabilidad, le agradeceré sus comentarios sobre el texto ¿Adónde va Venezuela?, recientemente publicado por La Corriente Lucha de Clases, sección española de la Corriente Marxista Internacional, que, sinceramente, me ha generado interrogantes. Un saludo cordial.

    El texto en cuestión está alojado en
    http://luchadeclases.org/internacional/america-latina/venezuela/2711-2017-06-26-20-29-42.html

    Me gusta

    Averroes

    29/06/2017 at 08:25

    • Estimado Averroes

      Lucha de Clases forma parte de una corriente trotskista-nacionalista, totalmente degenerada. Apoya a cualquier régimen que parezca progresista, nacionalista y/o antiimperialista. Lucha de Clases considera que en Venezuela existe en desarrollo una “revolución bolivariana” que está siendo atacada por una “contrarrevolución” que quiere liquidar las “conquistas” revolucionarias logradas por el régimen chavista. Conquistas que no se ven por ningún lado. En otras palabras, la “revolución bolivariana” existe sólo en la imaginación delirante de esta organización que dirige Alan Woods, quien fue “asesor político” y amigo personal de Chávez.

      Ver aquí: http://www.luchadeclases.org.ve/venezuela/8061-alan-woods-defender-la-revolucion-video

      Para esta gente la caracterización de clase del Estado venezolano no tiene importancia. Ni se les ocurre decir nada sobre la “milagrosa” aparición de una nueva fracción de la burguesía venezolana: la lumpenchavoburguesía, cuyos integrantes son militares, burócratas estatales y lúmpenes nuevos ricos absolutamente corruptos.

      Para Lucha de Clases esta fracción burguesa integrada por lúmpenes no existe. No existe el “desfalco a la nación” de 500 mil millones de dólares por parte de esta “burocracia”..

      Por otro lado, y para peor, esta gente ha llegado al extremo que sus militantes forman parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Es una organización minúscula sin ningún peso en la realidad política venezolana.

      Ver aquí: http://www.luchadeclases.org.ve/.

      Tienen los riñones de escribir en su página web: “Voz de los trabajadores y jóvenes marxistas del PSUV”.

      En cuanto al artículo de Jorge Martín, “A dónde va Venezuela”, su contenido repite lo mismo que Alan Woods viene diciendo desde hace años. Por supuesto con algunas críticas al régimen chavista:

      Dice lo siguiente: “El gobierno de Maduro ha elegido una política que no avanza hacia el socialismo, pero tampoco permite plenamente el funcionamiento del mercado capitalista. Hace todo tipo de concesiones a los capitalistas, que para ellos no son suficientes. Se compromete a no tocar la propiedad privada y jura que es un amigo de los empresarios, pero esto no les convence plenamente. Le da a los capitalistas dólares preferenciales y otros subsidios, pero ellos simplemente se llevan el dinero y lo guardan en cuentas el extranjero o lo venden en el mercado negro.”

      ¿Y la lumpenchavoburguesia que ha quebrado al país y fugó capitales que significan 10 años de importaciones para Venezuela? ¿Quién administra y otorga los dólares preferenciales? Para Lucha de Clases la boliburguesía no existe. Son los capitalistas en general. No existe la lucha entre esta fracción burguesa y la vieja burguesía venezolana.

      Para esta gente Maduro está en el limbo, no ayuda, no permite, el avance de la “revolución”. Pobrecito Maduro, tiene que dejar de dudar y apoyar con todo a la “revolución”. Hay que presionarlo con ayuda de las masas para que se “radicalice” y marche hacia el “socialismo”.

      Siguiendo su lógica, Lucha de Clases termina defendiendo a Maduro y su combo boliburgués a capa y espada, por que, si no es así, triunfará la “contrarrevolución” que derribará a una dictadura bonapartista burguesa odiada por más del 80% del pueblo venezolano.

      Pueblo sumido en el hambre, la miseria y el sufrimiento más espantoso gracias a las políticas antiobreras y antipopulares del régimen burgués chavista,

      Saludos

      Me gusta

      La duda metódica

      29/06/2017 at 18:12

  12. A La duda metódica: gracias por su comentario. Salud.

    Me gusta

    Averroes

    30/06/2017 at 04:17

  13. Antonio: no dije que existieran condiciones objetivas para hacer la revolución sino que están dadas las condiciones para edificar el socialismo. Por eso dije que una insurrección no se puede organizar en cualquier momento y mencioné la cuestión de la situación revolucionaria (que tienen componentes objetivos y subjetivos). Pero aún cuando estén dadas las condiciones objetivas no hay revolución sin solucionar el problema subjetivo. Y el problema subjetivo incide directamente en la objetividad, porque no es lo mismo un pueblo hambreado sin organizarse que un pueblo hambreado con organizaciones que pugnan contra la concepción de mundo dominante, con una estrategia de poder que ofrecen una auténtica salida revolucionaria. El grado de tolerancia de un pueblo sin organización y otro con organización es diferente también. Sino basta con ver cómo reaccionó buena parte del pueblo español ante el golpe de Franco y cómo lo hizo en otros países ante otros golpes de estado. La organización no es moco de pavo, es la esperanza.

    Me gusta

    Lucas

    01/07/2017 at 21:41

  14. Su análisis es cierto y completo. Un pueblo organizado (concienciación y partido revolucionario) va a ser más eficiente. Sin duda alguna. Pero conviene no sobrevalorar este factor de la organización. Puestos a dar pesos causales yo no le daría más del 20 % a la organización frente a las condiciones objetivas: relación de fuerzas a una fecha dada, período histórico en curso progresista o reaccionario, movilización social, debilidad del gobierno, grado relativo de miseria en la población. Dicho de otro modo, si se dan las condiciones objetivas y materiales va a surgir, casi de modo automático, la organización obrera (el elemento subjetivo, la concienciación y el partido). Pero al revés, yo entiendo que no sucede. Saludos

    Me gusta

    antonio

    02/07/2017 at 07:06

    • Antonio: por supuesto que no se pueden ignorar las condiciones objetivas. Estas condiciones objetivas no eran ignoradas por ejemplo por Lenin cuando mencionaba las características de una situación revolucionaria. El punto para mí más importante es que la relación entre las condiciones objetivas y subjetivas es de retroalimentación. Una organización revolucionaria de masas que logra disputar la concepción de mundo dominante a la burguesía puede ayudar a que el hartazgo de las masas se sienta mucho antes, se manifieste mucho antes, a que el accionar de dichas masas sea mucho más efectivo, y a que la dominación de la concepción de mundo burguesa sea mucho más débil. Por ende, tiene la posibilidad incidir activamente sobre las condiciones objetivas de una situación revolucionaria.

      Me parece que no es cierto que si se dan las condiciones objetivas va a surgir la organización en forma más o menos automática. Por el contrario, si una organización tal surge en dicho momento difícilmente pueda acaudillar la situación revolucionaria ya que no va a ser una referencia para las masas. Las masas van a recurrir a las organizaciones que tengan en ese momento. No hay razones para que confíen en una organización nueva que no ha tenido la oportunidad de demostrarles su compromiso. En la historia de las revoluciones son organizaciones ya existentes, templadas en la lucha, las que intervienen en determinado momento acaudillando a las masas.

      Recuerdo que sobre estas cuestiones Trotsky había llegado a escribir en el Programa de Transición que cuando el proletariado lo quiera encontrará los medios para armarse con los arsenales del régimen. Esto es espontaneísmo puro. Esto no lo creía ni Trotsky mismo, quien escribió otras cosas también donde la organización revolucionaria tenía un papel fundamental que cumplir en el armamento de masas (ver por ejemplo, La autodefensa obrera, o La cuestión de la violencia revolucionaria, o las tesis sobre táctica y estructura del partido de la tercera internacional).

      Están los ejemplos cubano y boliviano. A modo de síntesis, en el primero, la derrota del ejército de Batista fue la condición definitiva para el triunfo de la revolución porque la dirección triunfante fue consecuentemente revolucionaria. En cambio el proletariado boliviano, que llegó, con la fuerza de la dinamita, a disolver prácticamente el ejército de su país, terminó siendo derrotado por adherir mayormente a una dirección nacionalista. O el ejemplo alemán de 1918/19. ¿El proletariado alemán, el más educado en las ideas socialistas de toda Europa, fue derrotado porque no podía contar con nadie más (Gorter), porque no se daban las condiciones objetivas, o porque confió en la dirección de la socialdemocracia alemana, traidora de la revolución? ¿Si esto último fuera el caso, no estamos hablando de un papel decisivo, en este caso contrarrevolucionario, por parte del elemento subjetivo?

      Creo que no se le da la suficiente importancia al factor subjetivo. Por el contrario, me parece que condiciones objetivas revolucionarias terminarán en desaliento y fracaso si previamente no se construyó una organización revolucionaria con inserción en las masas que pueda dirigir en dicha situación. Asimismo, la existencia de una organización de tal tipo, referenciada en las masas, consecuentemente revolucionaria, puede aprovechar situaciones que en otras circunstancias no derivarían más que en meras revueltas.

      Me gusta

      Lucas

      03/07/2017 at 17:59

  15. Me gustaría saber de donde surgen las condiciones materiales para una independencia de clase de los trabajadores?
    Astarita plantea que se debe luchar por la independencia de Clase, pero no veo de donde surge la voluntad de la clase obrera para apoyar de un partido independiente de la MUD y el Chavismo.
    Será que depende de la voluntad de lucha de los marxistas? Y si nadie tiene voluntad de Luchar? sera que la voluntad para la independencia de clase surge de la “moral revolucionaria”?

    Me gusta

    PEDG

    03/07/2017 at 20:01

    • Los marxistas podemos propagandizar un programa por la independencia de clase y socialista (por ejemplo, contra la explotación del capital y del Estado). La base material de esa propaganda es, por supuesto, la relación social capitalista que existe efectivamente. Pero si la clase obrera no tiene voluntad de luchar, o no adhiere a las posiciones del marxismo, no continuará el capitalismo y no habrá salida socialista posible. Esto es lo que quiero decir cuando afirmo que el marxismo no tiene soluciones mágicas. La liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, o no será.

      Me gusta

      rolandoastarita

      03/07/2017 at 23:20

  16. La dialéctica entre lo objetivo y subjetivo en un proceso revolucionario antes de la captura del poder es algo que todo revolucionario debe tener bien claro. En condiciones de una crisis revolucionaria, cuando la captura del poder se acerca como nunca antes, el factor sucesivo juega un papel decisivo. En este sentido un error de dirección puede traerse abajo a la revolución. Si bien es cierto que la acción del partido no puede crear o determinar una situación revolucionaria si puede condicionarla, vale decir, acelerarla o retardarla. Las épocas revolucionarias se crean como resultado de la agudización de las contradicciones sociales, en la base de las cuales juega un papel decisivo el desarrollo de las fuerzas productivas (factor objetivo) que al determinar la caducidad histórica de las viejas relaciones de producción y crear condiciones para el surgimiento de nuevas, da lugar a toda una época de grandes conmociones sociales.

    En la dialéctica de lo objetivo y subjetivo, si bien es cierto que el primero es lo absoluto y el segundo lo relativo, debemos tener en cuenta que según la dialéctica los contrarios pueden y suelen ser idénticos; vale decir, que pueden transformarse en unos y otros. De acuerdo con esto, bajo determinadas circunstancias, lo subjetivo puede desplazar a lo objetivo como el factor decisivo para la captura del poder.

    Estimado camarada Antonio, muy fraternalmente lo invito a que someta a severa crítica su último comentario. Si Ud. es un revolucionario de buena fe comprenderá que mi pedido es algo muy natural y provechoso en los debates de los revolucionarios.

    Entre los revolucionarios mercantilistas, donde más pesan los intereses de sus bolsillos que los intereses de la revolución, el dogma de partido se convierte en un tabú sagrado e indiscutible. Esto ocurre porque estas organizaciones actúan en un mercado donde compiten varias organizaciones ofreciendo sus propuestas políticas y esperando recibir como pago la adhesión y el voto. En este mercado regido por leyes capitalistas, el prestigio del producto ofertado y de la organización que lo “fabrica” es la clave para desplazar a la competencia y ganar posiciones hegemónicas en el mercado; lo que, a la postre, redundará en beneficios para los adherentes a dicha organización. El prestigio y la aceptación que el producto (propuestas políticas) tenga en el mercado es más importante que su carácter científico. Esto último es lo que menos importa. Este es uno de los motivos por el cual muchos militantes defienden con tenacidad felina las propuestas más descabelladas de sus partidos. En realidad, lo que defienden es la inversión en horas de tiempo y sacrificio que le dedican al partido y por lo cual esperan una compensación, con el convencimiento de que dicha compensación solo será posible si el partido logra posicionarse en las altas esferas del Estado burgués. ¡Negocios son negocios!

    Es necesario aclarar que otra fuente de una defensa irreflexiva del dogma de partido es el dogmatismo, enfermedad del cual yo mismo no me libré, como resultado de un estudio desordenado y superficial de la teoría y el desconocimiento de muchos hechos históricos. Sólo con un estudio perseverante, una estrecha relación con las masas más explotadas y la perseverancia en los principios e ideales revolucionarios es posible lograr importantes avances en la lucha contra el pensamiento dogmático.
    Saludos.

    Me gusta

    Amauta

    04/07/2017 at 02:55

  17. Dado el interés internacionalista de muchas personas seguidoras del blog, me permito llamar la atención sobre lo que está aconteciendo en Marruecos
    (https://internacional.elpais.com/internacional/2017/07/01/actualidad/1498913505_591918.html,http://www.lavanguardia.com/internacional/20170704/423881297439/marruecos-crisis-rif-alhucemas-ministros-sin-vacaciones-mohamed-vi.html). Por otro lado, pienso que sería bueno mirar de cuando en cuando hacia Libia. A veces tengo la sensación de que nos interesamos por los conflictos cuando están en caliente pero que nos olvidamos de ellos cuando dejan de estar en la agenda de los medias.
    As-salam aleikom.

    Me gusta

    Averroes

    04/07/2017 at 08:02


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: