Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Sobre “traidores a la Patria” y el enfoque socialista

with 10 comments

Con motivo del pedido de desafuero parlamentario y detención de Cristina Kirchner, y del encarcelamiento de importantes dirigentes kirchneristas, –medidas dispuestas por el juez Claudio Bonadio-, un lector del blog me preguntó qué opino de lo que dijeron los partidos de izquierda ante estos hechos.  Mi respuesta fue “por la positiva”. Esto es, presenté algunas de las ideas que considero esenciales desde un enfoque socialista. Con leves variaciones, las vuelco en esta nota.

En primer lugar, el socialismo debería mantener distancia tanto con respecto al gobierno de Cambiemos, como con respecto de la oposición K. En particular, para los socialistas el kirchnerismo no solo es un “adversario estratégico”, sino también “táctico”. Por eso hay que despejar cualquier idea de que el kirchnerismo es más progresivo, para la clase obrera, que Cambiemos. El kirchnerismo no tiene nada de progresista, para la clase obrera, con respecto al macrismo. Por eso el socialismo debe rechazar todo tipo de “alianzas tácticas” con el kirchnerismo. O, más ajustado al caso que nos ocupa, ninguna alianza “táctica” para enfrentar “a los jueces de Cambiemos, Clarín y las corporaciones”. La pelea en curso es un conflicto estrictamente burgués, en el cual la clase obrera no tiene nada para ganar apoyando a unos u otros. Es en este marco que nos oponemos al abuso de la prisión preventiva por parte de los jueces. Aunque esto también está siendo cuestionado por el establishment burgués (incluido, al parecer, una parte del oficialismo).

En segundo lugar, tomamos distancia con respecto a la “traición a la Patria”. No defendemos a la patria burguesa, ni nos alineamos detrás de “la patria en guerra contra Irán”. No tenemos nada que ver con eso. Además, ninguna de las “fracciones patrióticas” es progresiva. Hay que decirlo con todas las letras: este nacionalismo es total y absolutamente reaccionario.

En tercer lugar, rechazamos, por principio, la diplomacia burguesa sustentada en el secretismo. Recordemos que abolir la diplomacia secreta es una reivindicación histórica del democratismo burgués radical. Una medida que nunca aplicó, ni aplicará, la burguesía. Pero esta demanda adquiere mayor relevancia ante un atentado como fue el de la AMIA, infectado hasta la médula por todo tipo de operaciones de servicios de inteligencia, nacionales como internacionales; y por intereses políticos y judiciales, sobre los cuales el pueblo no tiene arte ni parte.

En cuarto término, el socialismo debería rechazar la idea de que “el Congreso representa el mandato del pueblo” y por lo tanto “hay que apoyarlo contra el Poder Judicial, ya que a los jueces no los elige nadie”. La sujeción del Congreso a lo que dispone la Constitución es inherente a toda la democracia burguesa. Esto no se puede modificar en tanto el Estado siga siendo un Estado burgués. Después de todo, la independencia del Poder Judicial como garante de los derechos constitucionales -y el de propiedad en primer lugar- es una condición básica para la continuidad del dominio del capital. Es imposible alterar esta situación mientras subsistan las relaciones de propiedad capitalista, y el poder del capital.

Hay que decir también que el Parlamento, como institución, no expresa el “mandato popular”, sino los intereses de las fracciones de la clase dominante. Esto es así aunque los legisladores son elegidos por el voto popular. Estructural y funcionalmente, el Parlamento es una institución burguesa. Por eso, puede haber más o menos fricciones con la Justicia, pero esto no es razón para que el socialismo se alinee con el Parlamento (o el Ejecutivo). Por ejemplo, la Corte Suprema declaró inconstitucional el memorándum con Irán. ¿Debería el socialismo haberse posicionado en defensa del memorándum con el argumento “es producto de los representantes del pueblo”? Mi respuesta es que no debería apoyar a ninguno de los bandos. Más aún, meterse en la discusión sobre si el memorándum es “constitucional” o “no constitucional”, nos llevaría a un callejón sin salida. En cualquier caso, los parlamentarios y los jueces van a terminar arreglando sus problemas, y la clase obrera no ganará nada apoyando a unos u otros.

En resumen, mantener distancia frente a estas pugnas interburguesas es esencial a la independencia de clase. Recordemos: la “patria” es “de ellos”, no de la clase obrera y los desposeídos; el Parlamento “es de ellos”, no de la clase obrera y los desposeídos; la Justicia “es de ellos”, no de la clase obrera y los desposeídos. El socialismo debe evitar toda forma de cretinismo parlamentario y exaltación nacionalista. Aunque eso signifique nadar contra la corriente.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
Sobre “traidores a la Patria” y el enfoque socialista

Written by rolandoastarita

09/12/2017 a 19:35

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Reblogueó esto en EcoSocialismo Libertario.

    Me gusta

    La Cagámpora

    09/12/2017 at 19:58

  2. El nacionalismo de un país atrasado es parcialmente progresivo cuando moviliza a las masas bajo consignas antiimperialistas, no es lisa y llanamente reaccionario. Claro está que en este país no hay ninguna fracción burguesa que en la actualidad actúe de manera progresiva. Ahora, el problema no es contra quien va dirigido esta intentona de golpe judicial, sea cual fuere la fracción opositora (nacionalista o no), sino que el gobierno intenta un Estado de excepción (sin un aval contundente de la burguesía) para imponer las reformas en puerta. No se puede decir que todo es lo mismo, por más que siempre se trate de la dictadura de la burguesía. No intervenir no es una posición socialista.

    Me gusta

    Didier

    09/12/2017 at 20:15

    • “El nacionalismo de un país atrasado es parcialmente progresivo cuando moviliza a las masas bajo consignas antiimperialistas, no es lisa y llanamente reaccionario”. Es la posición tradicional del trotskismo. Mi enfoque es opuesto; es una de las principales diferencias que tengo con el “nacional marxismo”. Sostengo que Argentina no es una colonia; tampoco una semi-colonia (o neocolonia). De manera que no está pendiente la “liberación nacional”, o la “segunda independencia” (consignas que comparte el trotskismo con el stalinismo y con variantes del nacionalismo pequeño burgués “radical”).

      Sobre esta cuestión, puede consultar entradas anteriores. Por ejemplo, aquí, aquí; aquí, aquí.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/12/2017 at 23:49

  3. Creo que en general la izquierda trotskiysta argentina se esta delimitando bien del nacionalismo y el kirchnerismo en toda esta avanzada judicial, aunque es verdad que a veces caen en argumentos legalistas o no expresan publicamente ideas un poco mas radicalizadas… la pregunta es, deberian? Expresar ideas mas radicalizadas muchas veces condicionan negativamente el dialogo con sectores progresistas en la actualidad, y no hacerlo condiciona la misma practica y programa del partido… supongo que hay que buscar un punto intermedio entre los dos, no? Por ejemplo, el PTS en su prensa expresaba claramente que no se pueden repartir las horas del trabajo en el capitalismo, pero en los programas televisivos solo lo decia si no le quedaba opción… es esa la politica correcta? Tiendo a coincidir, pero al mismo tiempo me genera reparos…

    Me gusta

    Auriga

    09/12/2017 at 22:27

    • “el PTS en su prensa expresaba claramente que no se pueden repartir las horas del trabajo en el capitalismo, pero en los programas televisivos solo lo decía si no le quedaba opción”. Este es el problema de agitar a favor de demandas que son propias de un programa de transición al socialismo (esto es, el programa de un gobierno revolucionario) para una situación de dominio “normal” de la clase capitalista y su Estado. Se quiere presentar a la opinión pública medidas que, en apariencia, son sencillas para solucionar los problemas (por caso, “para acabar con la desocupación repartamos las horas de trabajo”), pero haciendo abstracción de las condiciones necesarias para imponer tal programa. El resultado es un mensaje entre reformista (se insinúa que en el capitalismo se puede acabar con la desocupación) e incoherente (cualquiera se da cuenta de que es imposible que en Estado capitalista aplique medidas de transición al socialismo).

      Me gusta

      rolandoastarita

      10/12/2017 at 14:19

  4. En el presente profesor, lamento que la mayor parte de la izquierda, concientemente o no, repite dogmas nacionalistas, y hasta de cierto odio nacional abierto (todos los ingleses son imperialistas, los yankees son todos cerdos, etc)
    A la par se observa la “ingenua” (o voluntaria) ignorancia sobre el problema del odio interior, de la fragmentacion, en la clase obrera, ya sea por insercion de camarillas (odio entre sindicatos, entre jerarquias y rangos de la lista de merito, competencia por mas salarios y salir empleafo del mes, parasitarismo con compañeros de trabajo, etc) o por la identidad embrutecida que se viene gestando (contra inmigrantes, por cultura barrial, provincial o por prejuicios religiosos y de “raza”)
    A la vez, sobre todo en regiones del interior del pais donde el trabajo informal temporal y la desocupacion reinan, se forma mas intensamente un nacionalismo que es canalizado en el reclutamiento de las fuerzas armadas (vivi esto en carne propia, la propaganda de estado es constante en zonas como jujuy, salta o chaco)
    Ante todo esto, existe algun articulo o situacion similar tratada por marx o los viejos marxistas sobre el asunto? Mas especificamente; como enfrentamos aquellos que pertenecemos a la clase obrera, tanto el separatismo como el reclutamiento militar gestados por el nacionalismo y el malestar?
    Aprecio su blog un monton profesor, le agradezco de corazon que se esfuerze tanto en dar su critica en medio del caos del trabazon ideologico de la izquierda. Saludos y fuerza!

    Me gusta

    SDPA

    10/12/2017 at 03:08

  5. Sartelli hizo una critica mucho mas furibundá
    http://razonyrevolucion.org/la-izquierda-se-arrodilla-para-garantizar-el-orden/
    Aun asi me quedo con una peculiar cita
    “Cristina no es procesada por un corte de ruta o dirigir una huelga, sino por ponerse de acuerdo con un régimen ultrarepresor, como el iraní, para lograr impunidad en un crimen atroz”
    Llama la atencion que desde la Izquierda se avale una hipotesis fabricada por la Cia/Mossad que mas alla de la Iranofobia y el fuerte apoyo de periodistas de religion Judia (los viale, levinas, plager) hasta el dia de hoy no hay una sola prueba que apunte a Iran y a la leyenda de la inexistente trafic/bomba
    Por lo que quedan 2 hipotesis
    1- la pista Siria ajuste de cuentas a Menen
    2- Autoatentado perpetrado por el Sionismo
    Les recomiendo que lean al abogado Lábake y al periodista Jose Salinas
    https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-38318-2004-07-18.html
    http://www.mendozapost.com/nota/77921-en-defensa-del-memorandum-con-iran-cuando-nisman-era-k/

    Me gusta

    Sergio

    10/12/2017 at 13:02

    • Labaké es un notorio referente de la ultraderecha y su hipótesis del “autoatentado” se vincula con teorías conspirativas antisemitas como el “Plan Andinia”. ¡Qué triste que la inmundicia nazi esté penetrando dentro de la izquierda!

      Me gusta

      Pablo

      12/12/2017 at 15:09

  6. Astarita
    A propósito del comentario de Didier. Yo estoy de acuerdo con usted, el socialismo y la liberación nacional no llegarán en países aisladamente, porque en el mundo no hay varios sistemas, ni siquiera dos como se dijo un día (socialismo y capitalismo), hay un solo sistema, el capitalista, cuyo esplendor pasó, es cosa del pasado, agota y en años tendremos otro sistema (mejor o peor es lo que esta abierto); es como decir que sin un fusil no se puede hacer la guerra, pero…y mientras no haya un fusil ¿qué hago?, bueno usted me dirá acumular fuerzas (eso es hasta que llegue el fusil), pero la cuestión es que pueden haber palos, piedras, la gente no se puede parar a esperar porque las condiciones para hacer una Revolución aparezcan, porque el día, la hora y el minuto exacto no esta escrito en el calendario. Y Argentina no es ni colonia ni semicolonia, pero si un país que esta en la frontera entre la periferia capitalista y la semiperiferia (considerando toda clasificación arbitraria), y eso hace que parte del excedente que produce no se quede en el país, llámalo usted como quiera pero esta por ahí.
    Un saludo

    Me gusta

    Ramón

    11/12/2017 at 08:37

    • No entiendo bien a qué apunta. Es cierto que parte del excedente (esto es, de la plusvalía) que se produce en Argentina no queda en Argentina. Pero esto no significa que “Argentina es explotada”, y que esté planteada la “segunda independencia”, o la “liberación nacional”. Para bajarlo a tierra: cuando empresarios o políticos argentinos canalizan fondos hacia paraísos fiscales, o hacia la banca internacional, no lo hacen porque reciben órdenes “del imperio”, ni porque sean “agentes del colonialismo”, sino porque están guiados por la lógica de las ganancias y la protección de sus intereses. ¿Qué tiene que ver entonces esto con la famosa “liberación nacional”?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      11/12/2017 at 09:42


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: