Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Bolivia y los organizadores de derrotas

with 35 comments

Montándose en la crisis política abierta con el recuento de votos de la elección del 20 de octubre pasado, en Bolivia se está asistiendo al avance del poder militar, y de fuerzas políticas altamente reaccionarias. Aunque por ahora no hay elementos para afirmar que el país se encamina hacia una dictadura militar, al estilo Pinochet o Videla, la injerencia de las fuerzas armadas en la vida política ha dado un salto cualitativo.

Sin embargo, el análisis no se puede reducir a decir “aquí hubo un golpe de Estado, orquestado por la derecha, las FFAA y Washington”. Es que esa explicación pasa por alto que amplios sectores de las masas populares, incluidas porciones significativas de la clase obrera, se levantaron contra el gobierno del MAS. En este punto, incluso el calificativo de “golpe de Estado cívico político y policial” por parte de Morales en su renuncia, refleja que enfrentó una intensa oposición de, por lo menos, una parte muy significativa de la población. Con el agregado de que le retiraron su apoyo organizaciones que hasta hace muy poco lo sostenían. Dicho de otra manera, ningún gobierno cae porque un grupito de civiles y políticos le organiza “un golpe”. Menos todavía si está al frente del poder Ejecutivo desde hace 14 años, y tiene fuertes e históricas conexiones con organizaciones de la sociedad civil.

Por lo tanto, hay que preguntarse cómo fue posible que la derecha racista y religiosa lidere hoy a sectores de las masas bolivianas. Y cuestionarse por qué otros muchos trabajadores no se movilizaron, ni se movilizan, en defensa “del socialismo siglo XXI”. En particular, es imposible desconocer que el líder de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Huarahci, pidió la renuncia de Morales antes de que lo hicieran las Fuerzas Armadas, sin que enfrentara cuestionamiento alguno, medianamente serio, por parte de los trabajadores. Repito, ¿cómo fue posible? Remitir todo a Washington y derechistas manejando a su gusto a las masas equivale a no explicar nada.

Un texto de Raúl Zibechi

Para avanzar en la cuestión, en este apartado cito en extensión “Un levantamiento popular aprovechado por la ultraderecha”, (Universidad Nómada del Sur, 11/11/19), de Raúl Zibechi. Dice:

Los principales movimientos exigieron la renuncia [de Morales] antes de que lo hicieran las fuerzas armadas y la policía”.  Más adelante: La movilización social y la negativa de los movimientos a defender lo que en su momento consideraron “su” gobierno fue lo que provocó la renuncia. Así lo atestiguan las declaraciones de la Central Obrera Boliviana (COB), de docentes y autoridades de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), de decenas de organizaciones y de Mujeres Creando, quizá la más clara de todas. La izquierda latinoamericana no puede aceptar que una parte considerable del movimiento popular exigió la renuncia del gobierno, porque no puede ver más allá de los caudillos.

Sobre los antecedentes: “Este triste desenlace tiene antecedentes que se remontan, en apretada síntesis, a la marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS) en 2011. Luego de esa acción multitudinaria, el gobierno empezó a dividir a las organizaciones que la convocaron.

 Mientras Morales-García Linera mantuvieron excelentes relaciones con el empresariado, dieron un golpe del Estado contra el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), dos organizaciones históricas de los pueblos originarios. Mandaron a la policía, echaron a los dirigentes legítimos y atrás llegaron, protegidos por la policía, los dirigentes afines al gobierno.

 En junio de 2012 CIDOB denunció “la intromisión del gobierno con el único propósito de manipular, dividir y afectar a las instancias orgánicas y representativas de los pueblos indígenas de Bolivia”. Un grupo de disidentes con apoyo del gobierno desconocieron a las autoridades y convocaron una “comisión ampliada” para elegir nuevas autoridades.

 En diciembre de 2013, un grupo de disidentes de CONAMAQ, afines al MAS, tomaron el local, golpearon y expulsaron a quienes allí se encontraban con apoyo de la policía, que permaneció resguardando la sede e impidiendo que las legítimas autoridades pudieran recuperarla. El comunicado de la organización asegura que el golpe contra CONAMAQ se dio para “aprobar todas las políticas en contra del movimiento indígena originario y del pueblo boliviano, sin que nadie pueda decir nada.

 El 21 de febrero de 2016 el propio gobierno convocó un referendo para que la población se pronunciara a favor o en contra de la cuarta reelección de Morales. Pese a que la mayoría dijo NO, el gobierno siguió adelante con los planes de reelección.

 Ambos hechos, el desconocimiento de la voluntad popular y la expulsión de las legítimas direcciones de movimientos sociales, representan golpes contra el pueblo.

 Más grave aún. En la mañana del miércoles 17 de febrero, días antes de la celebración del referendo, una manifestación de padres de alumnos llegó hasta la alcaldía de El Alto. Un grupo de cien manifestantes ingresó por la fuerza al recinto provocando un incendio en el que murieron seis personas. Los manifestantes que se escudaron en la movilización de los padres pertenecían al oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).

 Este es el estilo de un gobierno que denuncia “golpe” pero una y otra vez ha actuado de forma represiva contra los sectores populares organizados que enfrentaron sus políticas extractivistas.

 El camino hacia la renuncia

 Con estos precedentes, se desarrolló la votación del 20 de octubre. Como es conocido, el Tribunal Electoral dejó de anunciar los resultados a las 20 horas, cuando se había contado el 84% de los votos. En ese momento la ventaja de Morales sobre Mesa era de 7 puntos porcentuales y para evitar el ballotage Morales necesitaba 10 de diferencia. Sin explicación alguna, la información estuvo suspendida durante 23 horas. Cuando se reanudó, estaba contado el 95% de los votos, y Morales prácticamente evitaba el ballotage. La oposición denunció fraude, y una parte por lo menos significativa de la población pensó que, efectivamente, hubo fraude.

Al día siguiente, lunes, estallan las primeras manifestaciones de protesta, muchas de ellas violentas. El martes renunció a su cargo Antonio Costas, presidente del TSE, criticando la “desatinada decisión” de suspender la difusión del conteo preliminar durante tantas horas. A su vez, la misión de observación de la OEA, que había invitado el mismo Morales, y estaba integrada por representantes de 24 países, señaló que era muy difícil justificar el cambio drástico de los resultados electorales, y recomendó una segunda vuelta.

Morales respondió denunciando que estaba en marcha un golpe de Estado organizado por la derecha y con apoyo internacional. En respuesta, más gente se volcó a las calles y se generalizaron los enfrentamientos. El viernes 25 de octubre se conocieron los resultados definitivos, que daban triunfador a Morales por más de los 10 puntos necesarios de diferencia. Se profundizaron los enfrentamientos y la OEA, EEUU, la UE, Argentina, exigieron el ballotage. En los días siguientes se fortaleció Luis Camacho como líder de la derecha, en tanto continuaban los bloqueos y la paralización de actividades. El viernes 8 de noviembre comenzó el amotinamiento de la policía.

Finalmente, la nueva auditoría de la OEA dijo que había habido “una clara manipulación” del sistema informático con el que se realizó el conteo de votos, tanto para los resultados preliminares como en el conteo definitivo. Poco antes, la consultora panameña Ethical Hacking, contratada por el Tribunal Electoral, había afirmado que “el proceso electoral está viciado de nulidad”. Acorralado, el domingo 10 Morales anuncia nuevas elecciones, y la constitución de un Tribunal Electoral renovado con miembros de la oposición. Pero continuó la movilización en las calles, en tanto la policía seguía amotinada. Morales pidió entonces la intervención de las Fuerzas Armadas. Pero estas dijeron que no reprimirían y le “sugirieron” renunciar. A esa altura, y como ya hemos señalado, la COB le había retirado el apoyo y pedido la renuncia. Morales hizo caso, sin decir palabra sobre un golpe militar. Una extraña manera de enfrentar un golpe militar por parte de un dirigente “socialista y revolucionario”.

 Renuncias en serie, ascenso de Añez y Camacho y militarización de las calles

A la renuncia de Morales le siguió la de toda la línea sucesoria del MAS. El objetivo pareciera ser acentuar la crisis política, tal vez para presionar por una negociación en la que Morales aparezca como aquel que puede evitar una guerra civil. Es que ningún Estado funciona sin un Ejecutivo. Pero si esa fue la táctica (y no encuentro otra explicación a las renuncias en cadena), hay que decir que es desastrosa para la clase trabajadora. Es que profundizar la crisis, en estas circunstancias, sin tener el apoyo del movimiento obrero (al menos, no de su mayoría), y con fuerzas de extrema derecha en ascenso, solo puede llevar a un régimen más represivo, o de rasgos más acentuadamente bonapartistas. Es que no existe vacío de poder que pueda durar indefinidamente. La opinión pública termina clamando por orden, de la manera que sea. La militarización de las calles, a la que se asiste en estos días, se inscribe, y se legitima, en esta necesidad de orden burgués.

Por eso también, una variante de ese orden es un eventual gobierno de tipo bonapartista, pero “nacional y popular”, con apoyo de las Fuerzas Armadas, o de algún sector de estas. Tal vez esto explique el cuidado que tuvo Morales de no denunciar a las FFAA como partícipes de un golpe militar; incluso ahora habla de “sectores” de las mismas. Lo cual apuntaría, a más largo plazo, a una suerte de “socialismo estatista” sostenido en la burocracia estatal capitalista y el Ejército. Se trata de un programa que es respaldado por gran parte de la izquierda latinoamericana, y que se justifica, principalmente, en nombre del “antiimperialismo” (véase más abajo sobre las relaciones Morales – FFAA)

La otra variante es la que está tratando de consolidarse con la asunción como presidenta provisional de la vicepresidenta segunda del Senado, Jeanine Añez. Lo hizo con la presencia de apenas un tercio de los legisladores de la Asamblea Nacional. Pero tuvo el apoyo abierto de Camacho, de las FFAA y la policía, y recibió el inmediato reconocimiento de EEUU y Brasil. Está por verse, por supuesto, hasta qué punto las fuerzas del MAS se movilizarán en oposición a este nuevo gobierno. De todas maneras, es significativo que ayer mismo, 12 de noviembre, casi en coincidencia con la asunción de Añez, la COB amenazara con la huelga general para exigir el restablecimiento “del orden constitucional”. La asunción de Añez fue respaldada, apenas minutos después, por una resolución del Tribunal Constitucional.

Antecedentes del fortalecimiento del rol de las FFAA

Así como hemos señalado los antecedentes en la relación de Morales con el movimiento obrero y los movimientos sociales que llevaron a la actual crisis, es necesario destacar que el gobierno de Morales hizo todo lo posible por potenciar el rol de los militares en la economía y la sociedad boliviana.

Así, en agosto pasado, en la conmemoración de los 194 años de la creación de las Fuerzas Armadas, Morales anunció que las mismas formarían parte del directorio de empresas estratégicas “para que cuiden los intereses nacionales”. Prometió también no acabar con el servicio militar obligatorio “porque significaría acabar con las FFAA”. Dijo también que deseaba modificar la doctrina de la defensa y “realizar su gran sueño de convertir a la Escuela Militar Antimperialista en un Comando del Sur del pueblo y para el pueblo; no solo para el pueblo boliviano, qué mejor para el pueblo latinoamericano y todos los pueblos del mundo”

Pero además, los militares dirigen la Corporación de las Fuerzas Armadas para el Desarrollo Nacional. Entre otras empresas, están: Fábrica Nacional de Explosivos; Fábrica Boliviana de Municiones; Transporte Aéreo Militar; Transporte Aéreo Boliviano; Empresa Nacional Automotriz; Unidad de Explotación de Recursos Hídricos; Unidad Productiva Agrícola Bermejo; Química Básica Boliviana. Asimismo ya participaron como administradores, entre otras, en Empresa Construcciones del Ejército; Empresa Naviera Boliviana; y Corporación de Seguro Militar.

Por otra parte, han recibido equipamiento abundante y gozan de buenos ingresos. En 2018, en ocasión del 193 aniversario de la creación de las FFAA, el ministro de Defensa José Zavaleta López recordó que desde 2006 el Estado había invertido 5800 millones de bolivianos en el equipamiento militar. Recordó asimismo que el incremento acumulado de los salarios militares entre 2006 y 2018 había sido del 182%. Además, los militares se jubilan con pensiones que igualan el 100% del último ingreso que reciben estando en actividad. Lo cual incluye el cobro por diversos bonos con que son beneficiados los altos mandos. Ningún trabajador boliviano obtiene una jubilación semejante.

Los organizadores de derrotas 

A fines de los años 1920 León Trotsky escribió una larga crítica a las políticas de conciliación de clases de la Tercera Internacional, que fue publicada bajo el título Stalin, el gran organizador de derrotas. Con las adaptaciones del caso, podemos aplicar el mismo calificativo a los nacionalismos burgueses y burocráticos, que se disfrazan de revolucionarios para terminar llevando a las masas al callejón sin salida de la desmoralización, el desconcierto y, peor todavía, la división y el enfrentamiento. El avance de las fuerzas armadas, y de elementos profundamente reaccionarios, se desarrolla sobre este terreno.

La cuestión clave, y que ha hemos planteado en otras notas –particularmente, las referidas a Venezuela- es que el socialismo solo puede ser construcción consciente de las masas laboriosas, no de lúmpenes, burócratas y arribistas, y milicos encaramados al aparato del Estado. Menos todavía se puede construir de la mano de la burguesía (¿acaso Morales no se llevó muy bien, durante años, con la burguesía sojera y similares?). Ni siendo un aplicado ejecutor de los “equilibrios macroeconómicos recomendados por el FMI” (¿es necesario recordar que el gobierno del MAS fue considerado ejemplar, durante los años del boom de las materias primas, por gran parte de la burguesía latinoamericana, y por los organismos financieros internacionales?).

Por eso, reducir toda la cuestión a “esto es un golpe preparado por el imperialismo” es lavar las responsabilidades que le caben a los nacionalismos burgueses y burocráticos. Con el agravante de que al negar que sea justa la lucha por libertades democráticas (incluida la lucha contra un fraude electoral), la izquierda cede esta bandera a la derecha, y se aliena las simpatías de amplios sectores de las masas oprimidas (sobre la tradición del socialismo de defensa de las libertades democráticas, aquí). Aunque no se trata de un error “teórico”. La cuestión de fondo es la inclinación al nacionalismo burgués, y a toda forma de capitalismo de Estado, o burocrático, a los que caracterizan, en esencia, como “progresistas”. Por eso también el discurso de algunos dirigentes argentinos que se dicen marxistas, referido a Bolivia (o a Venezuela), se parece como dos gotas de agua al del nacionalismo pequeñoburgués más o menos radical.

Subrayo: en Bolivia hoy la clase obrera no tiene presencia política propia, significativa. El “socialismo siglo XXI” no la ha fortalecido, política o ideológicamente. Peor todavía, la ha dividido profundamente. Y esto por encima de que, durante algunos años, haya habido una mejora de las condiciones de vida de las masas explotadas.

La esencia del programa del marxismo es la lucha por la independencia de clase. El explotado no debería confiar ni por un momento en el burgués, por más “pequeño” que sea, por más “progresista” y “nacional” que se presente; o por más “indígena” que se considere. Ni confiar en el burócrata, por más “socialista” que se califique a sí mismo; ni en el milico que jura por “patria o muerte” para darse vuelta a la primera de cambio. Preparar las condiciones para que la clase explotada pueda derrotar a la derecha es inseparable de la ruptura con toda forma de conciliacionismo de clase y comandos burocráticos.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
Bolivia y los organizadores de derrotas

Written by rolandoastarita

13/11/2019 a 17:26

Publicado en General

Tagged with ,

35 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Errata: “Ayer, 12 de octubre”.

    Me gusta

    Pedro

    13/11/2019 at 17:42

    • Gracias por el aviso. Es increíble, vi tu corrección y no me daba cuenta qué estaba mal.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/11/2019 at 17:54

  2. ¿Como valora los resultados económicos del régimen boliviano? Duplicación del PIB per cápita, reducción enorme de la pobreza extrema y la pobreza, alfabetización, reconocimiento de las poblaciones indígenas en todos los ámbitos, nacionalización de sectores estratégicos(en algunos casos renacionalización)

    Me gusta

    • Son mejoras claras, vinculadas al crecimiento, durante la fase alcista de los precios de las materias primas. Otra cuestión es si hubo desarrollo (tradicionalmente en la izquierda se distinguía entre crecimiento y desarrollo; no es casual que los neoclásicos tiendan a igualarlos). Por eso, en la medida en que se agotó el ciclo alcista de los precios, comenzó a subir la deuda, cayeron las reservas. Por supuesto, cuando hablo de crecimiento estoy hablando de crecimiento capitalista. Esto es, en Bolivia no hubo construcción alguna de “socialismo”. Un tema que sería bueno aclarar, porque se ha introducido mucha confusión al respecto.

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      13/11/2019 at 18:08

    • Hay varios análisis que muestran que gran parte del decrecimiento de la pobreza tiene que ver mucho mas con asistencialismo que con la creación de trabajo genuino… Pero si, me gustaria tambien que se expida sobre la temática profesor en su proxima entrada de blog, si es posible. Saludos.

      Me gusta

      GT

      13/11/2019 at 18:08

  3. Gracias a usted por compartir estos textos tan clarificadores. Saludos.

    Me gusta

    Pedro

    13/11/2019 at 18:06

  4. En estos últimos días ha circulado por Whatsapp un texto supuestamente de García Linera, para algunos “el mayor intelectual de latinoamérica” (Sic!!). El problema con estos textos es que no se sabe a ciencia cierta si fue escrito por quien se dice que fue escrito.
    Es un texto que abunda en los clichés antimarxistas que suelen propinar algunos intelectuales (el caso de los cultores de la llamada Teoría o Matriz “decolonial” es ejemplar: los Quijano, los Mignolo, ahora también el muy de moda Boaventura de Souza Santos). El procedimiento siempre es más o menos el mismo: culpan al marxismo y a la izquierda (Boliviana en el caso de Linera, quien dice que la “Una de las tragedias de la izquierda boliviana es que siempre ignoró a los movimientos indígenas; porque en el fondo quienes eran de izquierda eran los hijos de la oligarquía”… y que “No en vano el movimiento indígena tiene que emerger diciendo: ni Jesús ni Marx. Es entendible, porque quienes levantaban la bandera de Marx en los años 50, 60, 70 lo hacían despreciando al indio e imaginando una revolución de obreros, casi barbudos, parecidos a los rusos. Pero no se imaginaban ni a los obreros aymara, ni a los quechuas”; y los Quijano/Mignolo/Souza Santos, estableciendo una equivalencia entre “el liberalismo-el cristianismo-el marxismo”). Enseguida hablan de Marx y confunden y mezcan “inocentemente”, el marxismo y Marx. Nunca se toman el trabajo de hacer una crítica seria, que sería muy necesaria para deslindar los distintos “marxismos” y el abismo que separa a distintas corrientes que podrían englobarse en esta categoría. García Linera es un estatalista considerado un referente intelectual. Basta escuchar como se lo cita, como si fuera un profeta. Por eso creo que hay que leerlo, entre tantos otros. Para poder reconocer, aunque no se lo cite, como se reproducen sus planteos, que prenden en la conciencia de tanta gente.

    Me gusta

    Mario

    13/11/2019 at 18:09

    • Yo soy al menos uno de los que ha difundido ese texto de AGL y al menos en mi caso aclaré la fuente e incuí el vínculo. Es el diario digital de izquierda estadounidense Truthout, muy conocido. Cuando hagas una crítica específica sería mejor que hagas tus objeciones a ese texto en específico, dice esto y es falso por tal cosa, y así, en vez de hacer afirmaciones en general sobre lo que dicen unos tales y cuales que no se sabe quienes son, y curiosamente tu comentario comienza diciendo que no se sabe quién escribió ese texto que estás crticando, pero no al texto en ralidad. Un saludo.

      Me gusta

      Fernando Moyano

      14/11/2019 at 09:25

    • Para Fernando Moyano: Fernando, gracias por tu respuesta. Es cierto que dije que no se sabía a ciencia cierta quién era el autor de la nota, como ocurre frecuentemente cuando los textos circulan de esta manera o por estos medios. Hice esta aclaración pues no disponía de la fuente original, que vos situás en el medio “Truthout” (busqué en dicho sitio y lo único que encontré de GL es una entrevista que le hace M Musto. Dejo el link: https://truthout.org/?s=garc%C3%ADa+linera. Pero no es la nota de la que hablamos, según veo. Si podés ofrecer el link de la nota en cuestión te lo agradecería). De todas formas, para mí estaba escrito por él, por el tono y contenido. Y a eso apuntaba mi comentario crítico, con la brevedad que este foro impone para su correcto funcionamiento y utilidad. Los “unos tales o cuales que no se saben quienes son”, son bastante conocidos por quienes trabajan temas de interculturalidad y con incidencia en los debates políticos también, relativos a teorías políticas y al marxismo puntualmente. Me parecería más pertinente en este espacio que, así como yo manifesté mi opinión crítica acerca de lo que dice este gran “intelectual” latinoamericano, vos ofrecieras la tuya sobre este mismo texto que decís que has hecho circular. Eso elevaría la calidad del debate, que es lo que importa, en todo caso. Saludos

      Me gusta

      Mario

      14/11/2019 at 16:46

    • Fernando Moyano: veo que no has respondido. Y me resulta extraño, ya que sostuviste que “Yo soy al menos uno de los que ha difundido ese texto de AGL y al menos en mi caso aclaré la fuente e incuí el vínculo”, no lo hayas incluído en tu primer comentario, directamente (limitándote a mencionar el nombre del supuesto medio que lo habría publicado), para que los demás lectores pudiéramos ir a la fuente y chequear el texto original. Sobre todo es llamativo porque sí te permitís pontificar desde un lugar de pretendida rigurosidad, cuando me “explicás” la manera correcta de hacer una crítica. La próxima, un poco más de seriedad, y humildad, por favor.

      Me gusta

      Mario

      16/11/2019 at 12:32

  5. Buenas tardes profesor,gracias por tan buena explicación acerca de lo sucedido en Bolivia.
    Sólo un pequeño comentario: en el primer párrafo dice “elección del 20 de noviembre” pero debería decir “octubre”. Lo mismo pasa en el primer párrafo del apartado “El camino hacia la renuncia”,escribió noviembre en lugar de octubre.
    Saludos.

    Me gusta

    Rosana Daisi Mendez

    13/11/2019 at 19:34

  6. Excelente Rolo, lo mejor que leí por lejos! Fíjate en:. . De todas maneras, es significativo que ayer mismo, 12 de octubre, casi en coincidencia con la asunción de Añez, la COB amenazara con la huelga general para exigir el restablecimiento “del orden constitucional”. La asunción de Añez fue respaldada, apenas minutos después, por una resolución del Tribunal Constitucional. Es 12 de noviembre. Cariños, Silvia

    Me gusta

    Silvia Portnoy

    13/11/2019 at 20:48

  7. debieran informarse bien, hablan como si la tuvieran reclara… francotiradores de ocasión. El recuento que se suspendió fue el provisorio, el recuento rápido, el llamado trep. no es vinculante, porque no es oficial, y lo realiza una empresa contratada por el TSE. es un sistema aconsejado por la misma oea, que se suspende por razones logísticas llegados al 80% aproxim de las hojas de conteo.. El conteo oficial, “el cómputo”, el que vale, el vinculante, no se interrumpió. y la información de “irregularidades” no está hecho sobre éste, sino sobre el trep…. Pero además, piensen, si vos tenés que están incendiando las casa de dirigentes del Mas y otros, que han secuestrado a alcaldes/as, al presidente de diputados después de quemarle la casa y lo están por quemar vivo, a tu propia familia, etc., etc., etc., la COP puede sugerir mucho -que por cierto, los mineros salieron a la calle a apoyar a Evo-, si tenés una base yankee en Jujuy y a la hija de trump visitándola y trayendo dinero para bancar a los revoltosos, si tenés un acuartelamiento de la policía, y las mismas ffaa te desconocen como mando y te piden la renuncia, y tenés a la OEA de caballo de troya… ¿qué margen de maniobra tenés? Busquen, hay montones de audios de los gopistas con conexión con Marco Rubio y los gusanos de miami; lean Behind back doors dónde detallan y preanuncian el golpe desde Washington ya en los primeros días de octubre… y por favor, dejen de hacer el papel de tontos útiles: no se puede creer que desde la izquierda haya quiénes minimizan el poder de fuego del imperialismo yankee, y vivan confundiendo el enemigo principal, ¡joder! Slds.

    Me gusta

    Anahi del Rincon

    14/11/2019 at 03:27

    • Los marxistas no realizamos “análisis” conspirativos y subjetivistas, sino en términos de relaciones sociales y lucha de clases. Tu comentario no sólo ignora esta cuestión básica, sino que hace caso omiso de las numerosas referencias a las represiones a la clase obrera y al movimiento indígena, que explican la pérdida de apoyo de grandes porciones de estos sectores al gobierno burgués nacionalista de Morales.

      Pero aún en tus términos, si después de 14 años de gobierno no existió fuerza organizada para enfrentar al “poder de fuego del imperialismo yankee” es porque se trató de un gobierno “organizador de derrotas”. Por otra parte, quien aceptó el dictamen de la OEA (que no fue el único, además) fue el propio Morales… si “compró” el “caballo de Troya” pues a hacerse cargo…

      Por otra parte, tu comentario implícitamente sugiere que es una lástima que las FF. AA. no se hayan lanzado a la represión del levantamiento de masas… muy “progre” lo tuyo Anahí. Slds.

      Me gusta

      Mariana

      14/11/2019 at 10:18

    • Claro, la hija de Trump vino a jujuy a traer dolares a la base yankee (???) con la que se pagó a miles de bolivianos (a millones quizás) para que marchen en contra del gobierno, o no marchen en defensa de este, o incluso pidan la renuncia de Evo. Hacer una transferencia bancaria hubiera sido muy difícil mejor transportar todo en efectivo y quien mejor que la hija del presidente (sic)

      Por cierto, hay 1575 actas del TREP en el computo final. Son 350 mil votos. La diferencia total entre Morales y Mesa fue de 700 mil votos. El 40% de la muestra analizada presentan mas votos que los que había en el padrón para esas mesas de votación. Ademas que no hubo cadena de custodia y se enviaron datos a servidores externos sin ninguna explicacion o control por parte de la empresa o el gobierno.

      Despues hablan de “tontos utiles” y “enemigos principales”…

      Me gusta

      German

      14/11/2019 at 14:18

  8. Tus señalamientos sobre el rumbo político de Evo y el MAS me parecen en general correctos pero quiero poner dos objeciones, tal vez me equvoque, decime.
    1) El tono general de tu crítica es como cuando violan a una mujer decir: “ella se lo buscó”. Me parece qye falta distinguir cuál es el enemigo pricioal inmediato.
    2) El bonapartismo ocurre porque ” los de abajo tidavía no pueden”. ¿Por qué no pueden? Eso falta en tu análisis, o más bien no falta sino que está al revés: no pueden por causa del bonapartismo.

    Me gusta

    Fernando Moyano

    14/11/2019 at 08:25

    • Sobre el punto 1: El eje de la nota es que con políticas de conciliación de clases se allana el camino a estos ascensos de fuerzas ultra-reaccionarias. De hecho, es una línea de pensamiento que viene de Marx, sigue en Lenin y Trotsky. No es casual que estos (Trotsky en primer lugar) -también fueron acusados en su momento de perder de vista cuál es el enemigo principal. Por caso, Trotsky sostuvo que la política de la Tercera Internacional en España -una política de conciliacionismo de clase- era la principal causa de la derrota de las fuerzas republicanas.

      Esto es muy distinto a decirle a un militante del Frente Popular “vos te la buscaste”. Simplemente es plantear una crítica a una política de colaboración de clases que lleva, una y otra vez, a derrotas. Y la derrota no es solo el ascenso de la derecha. Es también la desmoralización, la desorganización y división de la clase obrera, y el descrédito de las ideas socialistas (por eso los efectos de estas derrotas son de larga duración. Voy a escribir de nuevo sobre esto en el blog).

      Sobre el punto 2, mi argumento (conectado a lo anterior) es que “los de abajo no pueden” porque han confiado en las políticas de conciliación de clases, porque confiaron en el capitalismo estatista. La idea es que en tanto la liberación de los trabajadores no sea obra de los trabajadores mismos, estamos condenados a repetir los fracasos. No hay liberación de los explotados de la mano de burócratas, milicos y oportunistas. Esto es, la causa fundamental no es el bonapartismo, sino la confianza de las masas en el bonapartismo (esto conecta con que, en general, rechazo las explicaciones de la historia por “las traiciones de las direcciones”).

      Agrego a lo anterior: Tal vez no enfaticé lo suficiente en la nota los efectos nefastos de las piruetas en las caracterizaciones. Para bajarlo a tierra, en agosto se le decía a la población que las FFAA bolivianas eran la columna vertebral de la liberación nacional. Incluso con proyecciones continentales. Tres meses después, se le dice a la población que son agentes de un golpe dirigido por el imperialismo. ¿Se puede concebir mayor confusión? Pareciera hecho adrede para desmoralizar y desorganizar. Las caracterizaciones sociales y políticas no son como modelos de camisa que cambiamos según la moda, o la conveniencia del momento. No se puede jugar así con las categorías y conceptos; y no son cuestiones académicas, ya que influyen en la conciencia política de miles de activistas y militantes; y a través de ellos, influye en las masas.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      14/11/2019 at 10:16

    • A vos te falta preguntar cual es el enemigo principal para quien. El enemigo estratégico de la clase obrera es la burguesía, que no solo está con el gobierno de Evo sino que lo seguirá estando con los subsiguientes.

      Me gusta

      ElTabano

      16/11/2019 at 09:27

    • Es obvio. De hecho creo que, despues del 2009, una vez aprobada la nueva CPE, el gobierno debio castigar economicamente a las elites que habian dominado el pais durante decadas. Para mi forma de ver debian haber legislado para procesar y recuperar todos los recursos econonicos sustraidos por generaciones, incautando bienes, empresas y dinero para dejarlos en la miseria, de forma q conociesen como ha sido la vida de la mayoria de sus con-ciudadanos. Eso creo que, quizas y solo quizas (no nos olvidemos quien ha estado y sigue estando detras de esas elites blancas bolivianas) se hubiese evitado todo lo que hoy estamos viviendo.

      Me gusta

      Canistrel

      16/11/2019 at 11:55

  9. Te hago una pregunta con tono utópico. El nacional progresismo entiende que la Contradicción a resolver es entre “imperialismo y gran burguesía- independencia económica y política de A.L”. En ese sentido, la tarea del gobierno nacional sería lograr el desarrollo de la burguesía nacional y la “independiencia Economica”. Entonces, aún partir de este punto de vista, bajo el supuesto que los precios de las materias primas se mantienen altos ( aquí es la utopía en tanto suponer un aislamiento del capitalismo Mundial), Es posible “la convivencia” entre redistribución del ingreso progresiva-industrializacion? En qué “momento” entra en contradicción?

    Me gusta

    IL

    14/11/2019 at 10:56

    • Hago dos aclaraciones. 1) Cuando me refiero si pueden compatibilizarse distribución del ingreso y desarrollo de la industria local a largo plazo, hablo de periodos largos, teniendo en cuenta el resultado de posibles ciclos durante dicho periodo. 2) El gran supuesto digo que es utopico porque rs imposible pensar el desarrollo capitalista de un país sin tener en cuenta como se inscribe y es determinado por la dinámica mundial ; pero me parece oportuno ponerlo ya que muchas veces se cae en justificar el fracasó de este modelo en “causas externas”

      Me gusta

      IL

      14/11/2019 at 12:24

  10. Falta dar cuenta de que el proletariado es bastante de derecha, de lo que dan cuenta sus votos, sus reivindicaciones, en general reformistas, su adhesión religiosa y demás opiniones. Si no se reconoce esto, la política socialista exige medidas políticas sin que haya la base social suficiente para concretarlas.

    Me gusta

    Juan Chaves

    14/11/2019 at 11:19

    • Estoy de acuerdo. La táctica del socialismo no puede desconocer la ideología o la predisposición a la lucha, o a la organización, de la clase obrera. Precisamente por eso es necesaria la crítica al sustituismo, o vanguardismo, una práctica que ha sido bastante habitual en grupos de izquierda. Así como la pretensión de construir el “socialismo” no en base a la clase obrera, sino en base a las FFAA y la burocracia estatal. Una idea central de la tradición marxista: “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”. Para esto, insisto, no hay sustitutos válidos.

      Me gusta

      rolandoastarita

      14/11/2019 at 11:42

  11. Gracias por tu respuesta Rolo. Una observación. Del hecho de que Trotsky fuese atacado injustamente diciendo que perdía de vista el enemigo principal no se infiere necesariamente que, en una coyuntura no idéntica pero con cosas similares, tu estés parado como se paró Trotsky. Más que España voy a Alemania. Trotsky identificó claramente al fascismo como enemigo principal inmediato y su crítica a la política de la IC es lo que motiva “El gran organizador de derrotas”. En tu caso no me queda claro siquiera si tu ves o no fascismo en Bolivia. La crítica de Trotsky era contra la política de “combatir al socialfascismo” que, por oportunismo sectario de apariencia “ultraizquierdista” pero en realidad liquidacionista, también contribuía al avance del fascismo. Te lo pongo de esta manera. Una cosa es es el que le abre la puerta al fascismo. Otra cosa es el que entra por la puerta. La CAUSA del fascismo es la necesidad de clase de la burguesía en la nueva coyuntura, liquidación de todas las conquistas parciales obtenidas bajo la era de la socialdemocracia, que ya la socialdemocracia había comenzado a liquidar, y represión abierta, que ya la socialdemocracia también había empezado. Pero hay un punto en que la cantidad se transforma en calidad, Si la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, creo que la táctica adecuada al momento es “frente único por la base”. Por supuesto, unidad de acción y lucha ideológica, sin subordinación al bonapartismo. Precisamente, la crisis y bancarrota del bonapartismo nos abre una oportunidad. Esto no es necesariamente una crítica, Rolo. Es una aclaración sobre aspectos que me resultan muy insuficientes en tu planteo. Ya sé que todo no cabe en una sola nota.

    Me gusta

    Fernando Moyano

    14/11/2019 at 16:46

  12. Muy interesante el análisis y muy acertado en muchos de los puntos, sobre todo en los más “polémicos”, como el intento de control de ciertas organizaciones de base que formaban y siguen formando, por cierto, el núcleo más duro del MAS.

    Ahora hay ciertos aspectos que resaltar a mi parecer y siempre en base a mi experiencia personal, vivo en Bolivia desde hace mas de 7 años y he vivido en primera persona muchos de esos temas como la escisión de la ADEPPCOCA, la Asociación de Productores de Hoja de Coca de los Yungas, que empezó con el desconocimiento de la directiva de ese momento y la toma de las oficinas de la misma y terminó con un enfrentamiento armado entre partidarios y detractores con la Policía de por medio y 6 muertos, las luchas de Poder dentro de COB, etc.

    En mi opinión, los errores que más han penalizado a Evo y al Mas han sido 4:

    1- El mantenimiento del mismo equipo de Gobierno durante estos casi 14 años, los ministros han sido prácticamente los mismos durante todo el periodo, lo que ha esfumado la posibilidad de posicionar un nuevo Lider Indígena más joven y formado que representase una nueva opción para la continuidad del Mas al frente del Gobierno. A esto le tenemos que sumar que dentro de esos Ministros y Ministras que han ido saltando de cargo en cargo tenemos a varios miembros que han sido realmente peligrosos, no solo para el Proceso de Cambio, incluso para el mismo Morales, y que han gobernado desde la sombra siempre buscando la confrontación mientras que por otro lado se han llenado los bolsillos de manera descarada frente a los millones de proletarios y campesinos que, si bien ha visto mejorada enormemente su calidad de vida y sobre todo han disfrutado de un poder político nunca antes visto en Bolivia, también han asistido al crecimiento y acumulación de ganancias desorbitadas por parte de, por poner un ejemplo Juan Ramón Quintana o el mismo Álvaro García Linera.

    2- El mantenimiento de un discurso basado en la confrontación racial basada en la dicotomía campo-ciudad, que si bien es cierto que de 2005 a 2009 (año de aprobación de la CPE), después de esa fecha generó roces innecesarios entre la población, ya que para ese entonces muchos de los hijos de los campesinos era profesionales titulados que residían en la ciudades. Nunca hacia esa élite extractivista que debía ser el objeto de sus ataques.

    3- A nivel económico creo que también le ha pesado mucho el ataque a los intereses de los grandes grupos económicos, tanto patrios como extranjeros, como han sido la redacción de una Ley de Servicios Financieros que corta las alas al negocio bancario, haciendo una relación más equitativa entre ususarios y bancos; la intención de eliminar el Sistema de Pensiones administradoras por las AFPs cambiándolo por un Sistema Público (este no ha llegado a concretarse y lamentablemente ya no creo que suceda) o la creación de un Sistema de Salud Público y Universal, que tampoco hasta hoy no se ha vuelto una realidad, más allá de un inicio en su aplicación diría que testimonial y rodeado de mucha polémica (80 días de Paro Medico, desconvocado tras la salida de Evo del poder)

    4- El desafortunado Refendum, que fué intoxicado por informaciones polémicas sobre un supuesto hijo perdido, tráfico de influencias y demás desinformación (todo bajo la batuta de la Embajada de los EE.UU en La Paz) y que fué gestionado de manera ridícula por el partido de Gobierno y lo que a la postre supuso un cambio de tendencia de voto, que ya de por si en eso momento era bastante volatil. Decir que del Referendum se obtuvieron unos resultados que evidenciaban la ruptura del país, con un 51% a en contra y un 49% a favor.
    A partir de dicho referendum, la oposición comenzó una campaña mediática a todos los niveles para desacreditar la legitimidad del gobierno de Morales, creando la falsa creencia de que Bolivia era una Dictadura, que existía persecución política, falta de libertad religiosa, de presna y hasta ideológica. Argumentos totalmente falsos, por lo menos desde mi experiencia personal, que calaron tan hondo en la población que durante el paro, todas las personas que eran entrevistadas en los puntos de bloqueo repetían una y otra vez las mismas consignas.

    He decir también que, he sido testigo de como el progreso en el reparto de riqueza, el aumento del poder adquisitivo y en definitiva del aumento de la calidad de vida de toda la población, ha sido determinante en el estallido de todo este conflicto pues se hizo evidente durante el paro “cívico”, que esa misma capa de la población que accedió a una mejor calidad de vida, gracias a las políticas de incrementos salariales constantes cada 1º de Mayo, acceso a créditos para la compra de vehículos, viviendas, etc fue la protagonista principal de todo este movimiento “ciudadano”. Es decir, para mi esta mejora de la vida de todos los bolivianos, cambió las preferencias y las aspiraciones de esa capa social que debido a la frustración de no alcanzar mayores “comodidades” a través del acceso a mejores empleos fue creando un resentimiento hacia el Gobierno, hecho que fue aprovechado por la Derecha, con la venia de sus amos de EE.UU. y sus acólitos regionales para fomentar la división y crear un enemigo común de la población urbana que desencadenó todo lo que ha sucedido.

    Entonces tenemos una multiplicidad de causas o motivos que han creado el caldo perfecto para el golpe perpetrado por la Derecha más radical del país, que ha sabido jugar muy bien sus cartas para aparentar un levantamiento popular, que realmente ha sido dirigido y financiado por la Derecha fundamentalista del Oriente boliviano, El Sr. Carlos Mesa personaje que goza de un aura de centrista moderado pero que se sabe que no es más que el instrumento político de EE.UU, y sus empresas en el país y los enemigos internos del Gobierno dentro de la Policía y las FF.AA. que eran y siguen siendo muchos.

    Podría seguir con un análisis más profundo, dado que esto es solo un pantallazo de lo que ocurre y ha ocurrido en este hermoso país dado que la situación es mucho más compleja de lo que parece en un Estado en el que existen al mismo tiempo, diferentes sociedades que conviven a duras penas entre ellas.

    Me gusta

    Canistrel

    15/11/2019 at 14:53

  13. Hola Rolando.
    Interesante análisis. Sin dudas la independencia de clases es un punto de partida y no de llegada.
    Tengo una preguntas. Que no guarda relación inmediata con la discusión sobre la coyuntura boliviana.

    1) Cuando haces referencia a los nacionalismo burgueses y burocráticos. ¿Por que haces esta distinción? la burocracia formaría un grupo aparte de las clases, sin importar su origen proletario o burgués, para transformarse en algo nuevo. Intuyo que esto tiene relación con el caso venezolano y una lumpen burguesia como lo has llamado en alguna oportunidad.

    Espero tu respuesta.
    Saludos.

    Me gusta

    Doce

    16/11/2019 at 13:11

  14. Hola Mario. Disculpá que no te haya contestado antes, acá en Uruguay tenemos segunda vuelta el domingo 24 y una polémica entre el voto nulo o al voto al candidato “progresisita”, en la que hay las más diversas posiciones. En el pequeñisimo grupo político en que milito no tenemos unidad de criterio sobre este tema. Y eso se cruza Bolivia, Chile, Ecuador, Haití, Kurdistán, chalecos, etc.
    Este es el vínculo original a la nota de AGL
    https://truthout.org/articles/bolivian-vice-president-alvaro-garcia-linera-on-marx-and-indigenous-politics/?eType=EmailBlastContent&eId=57ee5243-8493-42b8-bf6d-8be4ee71180b
    Lamento que haya quedado mal copiado en mi comentario anterior. No tengo ninguna intención de “pontificar”,. y sí te pido que “la próxima vez” no saques comentarios apresurados, porque no vale la pena. El periódico digital estadounidense Truthout publica notas de cualquiera sin mucho criterio selectivo,. una vez publicaron una nota mía de modo que no te confíes demasiado. Respecto de lo que pienso de esa entrevista a AGL, quiero separarla de mi opinión sobre el propio AGL que por cierto es responsable de esta catástrofe que vive Bolivia, y es lo que interesa discutir. Yo no sé si es un intelectual o un “intelectual” y no sé cuál es la diferencia. Pienso que sus posiciones teóricas son un lindo adorno de posiciones políticas concretas que no comparto. Eso no quiere decir que no pueda leerlo y sacar ideas de lo que escribe. en este caso creo que hay que prestar atención a los cambios en la “condición proletaria” (no es el único que habla de ese tema, pongo el término que él usa). Cuando habñas de Quijano supongo que te referís a Anibal Quijano Obregón. Hay una larga lista de autores que han tratado ese tema, de la más diversa índole, voy a hacer un revoltijo: Mariátegui, Baran, Theotonio, Bambirra, Fanon, Amin, Wallerstein, Frank, Rodney, Galeano, Arrighi, etc etc etc… desde posiciones que muchas veces difieren entre sí. Es imposible catalogarlos a todos en un solo casillero, y la verdad, no me interesara hacer eso. Un saludo

    Me gusta

    fernando moyano

    16/11/2019 at 22:25

    • Fernando, gracias por la respuesta. fijate que ese artículo del cual aportas el vínculo es el mismo que yo había dejado en mi entrada de 14/11 (es la entrevista que le hace M. Musto, del 2016) y que no corresponde al texto en cuestión que circuló por whatsapp. Si bien GL en dicha entrevista alude críticamente a la “izquierda tradicional” boliviana y su visión limitada del “sujeto histórico” y su incapacidad para incluir en dicha agencia al movimiento indígena, no están presentes varias de las expresiones del texto de Whasapp, por lo que no puede considerarse una eventual traducción de ese artículo de Thurnout. Saludos

      Me gusta

      Mario

      18/11/2019 at 19:03

  15. Hola Mario. Disculpa la demora. Acá en Uruguay tenemos segunda vuelta el próximo domingo y hay instalada una discusión entre votar nulo o votar al candidato “progresisita”, supongo que allá pasó lo mismo. Hay cien polémicas en curso, incluso en el pequeñisimo grupo político en el que milito tenemos varias posiciones. Y eso se cruza con Bolivia pero también con Chile, Haití, Ecuador, Venezuela, Brasil, Kurdistán, Palestina, Hon Kong, chalecos, etc etc etc. También tuve la maldina idea de registarme en WordPress para poder poner mi propio iconito en los comentarios y luego olvidé la contraseña. No tuve ninguna intención de “pontificar” ni padezco de esa enfermedad, te pido que no te apresures a sacar conclusiones por una demora, y por un error de copia en el vínculo, va acá.
    https://truthout.org/articles/bolivian-vice-president-alvaro-garcia-linera-on-marx-and-indigenous-politics/?eType=EmailBlastContent&eId=57ee5243-8493-42b8-bf6d-8be4ee71180b
    Cualquier cosa desde mi blog podés entrar, éste es:
    https://n0estandificil.blogspot.com/2019/11/el-vicepresidente-boliviano-alvaro.html
    El diario digital estadounidense Truthout publica mucha cosa y su criterio no es muy selectivo, con decirte que una vez tuvieron tan poco criterio que publicaron una nota mía. Pero es lo que hay.
    Sobre AGL y su nota, son cosas diferentes. Él es uno de los responsables de esta derrota de la clase obrera boliviana, no sé si es intelectual o “intelectual” y no entiendo la diferencia. La entevista en cuestión plantea un tema que creo que merece ser tenido en cuenta y la evolución de lo que él llama “condición proletaria”, eso ha sido señalado por una gran cantidad de autores. Cuando hablás de Quijano supongo que te referís a Aníbal Quijano Obregón. No es el único que trata ese tema, y supongo que los tenés a todos: Mariátegui, Fanon, Wallerstein, Amin, Arrighi, Theotonio, Vania Bambirra, Marini, Baran, Rodney, Galeano, bueno no sigo. Por supuesto tienen muy grandes diferencias entre sí. Qué le vamos a hacer. Un saludo

    Me gusta

    fernando moyano

    16/11/2019 at 22:46

  16. Esta es mi pregunta, es un párrafo de la nota a Álvaro García Linera.

    En medio de la complejidad social de nuestro tiempo, ¿crees que es necesario pensar de nuevo sobre el concepto de clase?

    Las clases, las identidades, los colectivos movilizados no son abstracciones: son formas de experiencia colectiva del mundo que se construyen a gran escala. Así como tomaron formas contingentes hace cien años, lo están haciendo nuevamente a través de rutas y causas inesperadas y a menudo sorprendentes que son muy diferentes de las del pasado. No debemos confundir el concepto de clase social, una forma de clasificar estadísticamente a las personas en función de sus propiedades, recursos, acceso a la riqueza, etc., con las formas reales en que se agrupan en función de las afinidades electivas, lugares de residencia, problemas compartidos y características culturales. Este es el movimiento real de la construcción movilizada de clases, que solo excepcionalmente coincide con las convergencias exhibidas en los datos estadísticos.

    Me gusta

    pablodk01

    16/11/2019 at 23:07

  17. Yo de nuevo, Mario. Solamente para pasarte un vínculo a una nota notoriamente populista, yo estoy en contra del populismo, y creo que tú también. Espero que el vínculo quede bien en este caso. New Cold War es un sitio canadiense que podríamos caracterizar como ecléctico. También estoy en contra del eclecticismo, pero una vez me ayudaron a publicar (supongo que por tan eclécticos que son) esa nota mía que te dije en Truthout (era sobre la participación de Uruguay en la ocupación militar de Haití, bajo el gobierno del “ex guerrillero” José Mujica)
    Va el vínculo
    https://www.newcoldwar.org/what-the-coup-against-evo-morales-means-to-indigenous-people-like-me/
    Y si no, el vínculo a mi blog.
    https://n0estandificil.blogspot.com/2019/11/que-significa-el-golpe-contra-evo-para.html

    Me gusta

    fernando moyano

    17/11/2019 at 08:14

  18. https://n0estandificil.blogspot.com/2019/11/el-18-brumario-de-macho-camacho.html
    Lo mejor que he leído sobre este tema: El 18 brumario de Macho Camacho. El vínculo a la fuente original está adentro. Lo mejor, más completo y más centrado tanto en señalar el bosque como los árboles, y también la perspectiva

    Me gusta

    fernando moyano

    18/11/2019 at 10:31


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: