Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Javier Milei, sobre la libra esterlina y el Brexit

with 27 comments

Javier Milei es un economista que tiene considerable repercusión mediática. Adhiere a la corriente de pensamiento austriaco (corriente que he criticado en numerosas entradas anteriores), y hace todo un punto sobre que en las economías capitalistas no son necesarios los bancos centrales (véase, al respecto, Friedrich Hayek, La desnacionalización del dinero, Barcelona, 1978, Folio). Además de sostener, contra viento y marea, que la inflación tiene por única causa la excesiva emisión monetaria.

Sin embargo, no es tanto por estas ideas que Milei es conocido, como por el hecho de que trata de burro e ignorante, y a grito pelado, a toda persona que discrepe con lo que dice. Según Milei, sus argumentos son lógicamente irrebatibles; su teoría económica –la austriaca- goza de incuestionable superioridad sobre cualquier otra teoría económica; y remata asegurando que todo lo que afirma está basado en  datos y hechos imposibles de desmentir. Y aquel que ose cuestionar sus “imbatibles datos”, será pasible de recibir renovadas cataratas de insultos.

Pues bien, ya en otra ocasión dediqué un escrito a demostrar (repitiendo, en esencia, la crítica de Cambridge al marginalismo) que las explicaciones de Milei acerca de los salarios y el empleo no tienen pie ni cabeza desde el punto de vista teórico; y que carecen, además, de apoyo empírico (véase aquí, aquí, aquí). Por supuesto, mi crítica no evitó que el pintoresco personaje siga dando cátedra sobre el tema en los medios de comunicación, y afirmando que los salarios se pagan según productividad marginal.

Con este antecedente, ahora quiero presentar una muestra de la forma en que Milei argumenta, y tiene que ver con su intervención en el programa de TV “Intratables” del día de ayer, viernes 27 de septiembre. El asunto fue el siguiente. A fin de demostrar que la devaluación de una moneda nunca puede estimular o impulsar la suba de precios en un país, Milei presentó un dato en apariencia aplastante: dijo que, a causa del triunfo del referéndum por el Brexit, la libra esterlina se había devaluado un 60% y que no había habido efectos inflacionarios en la economía británica. Ninguno de los panelistas que asistían al programa se atrevió a decir palabra. Milei acababa de “demostrar” que la depreciación de una moneda no tiene efecto alguno sobre los precios. 60% de devaluación sin ninguna consecuencia en los precios. ¿No es maravilloso? Con gran sentido de la ubicación histórico-social, Milei además utilizó el dato Brexit-libra para afirmar que en Argentina la devaluación del peso nunca impulsa la inflación. Todo encaja, ¿no?

Precisemos, antes de seguir, que la relación entre devaluación de una moneda e inflación es bastante más compleja de la idea que Milei trata de atribuir a sus adversarios. Es que si toda devaluación se fuera inmediatamente a precios en todo tiempo y lugar los tipos de cambio reales jamás se modificarían, lo cual está contra toda evidencia empírica. Pero no es esto lo que me interesa discutir ahora, sino algo mucho más simple, a saber: ¿de dónde sacó Milei que la libra se devaluó un 60% luego del Brexit? Respuesta: de su imaginación.

Aquí van los datos. El referéndum por el Brexit ocurrió el 23 de junio de 2016. Ese día la libra cotizaba a 1,4892 dólares; al día siguiente había bajado a 1,3681 dólares. Esto es, la libra se devaluó, con respecto al dólar, 8,8%. Al 30 de diciembre de 2017 cotizaba a 1,2345 dólares, lo que representaba una devaluación con respecto al día anterior al referéndum del 20,6%. Esto es, tres veces menos de lo que dijo Milei. Naturalmente, nadie le pide que tenga precisión en los datos, máxime en un programa de TV; cualquiera se confunde con algún punto de diferencia. Pero… ¿60% de devaluación? Ya no es algún punto de diferencia, sino tratar de pasar gato por liebre (como explicaba Hegel, la cantidad del error se transforma en cualidad… aquí, en invento y mentira).

Lo anterior también se puede ver si tomamos el tipo de cambio real multilateral. Según el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), el valor de la libra contra una canasta de las monedas de los países que son los principales socios comerciales de Gran Bretaña pasó de 107,98 el 23 de junio de 2016, a 99,31 el 30 de junio (esto es, una semana después). Significa una depreciación en términos reales del 8,8%. Al 30 de diciembre de 2016 la libra se había devaluado un 13,3% con respecto al momento anterior al referéndum.

Por supuesto, si toda la depreciación de la libra se hubiera trasladado a precios, el tipo de cambio real prácticamente no hubiera variado. Esto es elemental. De todas maneras, los datos muestran que tampoco es cierto que no hubo variación de la tasa de inflación, como afirmó Milei: en 2015 la tasa de inflación en Gran Bretaña fue de solo el 0,5%. Esto es, bastante por debajo de la meta “regla Taylor” del 2% de inflación anual. En otros términos, la economía británica estaba al borde de la deflación. Sin embargo, en 2016 la tasa de inflación se elevó al 1,79%; y aumentó, en particular, durante la segunda mitad del año (o sea, post referéndum). Luego, en 2017 la inflación fue del 2,74%; y en 2018 2%. O sea, en todos los años post-referéndum la tasa de inflación fue cuatro o cinco veces superior al período pre-referéndum.

Con esto no quiero decir que he demostrado algo sobre la teoría de la inflación (en particular, sobre explicaciones alternativas de la inflación en Argentina, véase aquí, aquí, aquí, aquí). Además, las explicaciones siempre deben tener en cuenta contextos y trayectorias históricas. Por caso, no es el mismo el efecto de una devaluación en una economía en depresión, o en deflación (puede pensarse en la devaluación argentina de 2001; o en la devaluación del 75% del dólar, con respecto al oro, durante la Depresión), que en una economía que ya está embarcada en una dinámica inflacionaria y en un contexto de fuerte fuga de capitales. Pero no voy a discutir esto aquí.

Repito, el objetivo de esta nota es muy limitado: simplemente poner en evidencia a alguien que macanea a gusto en los medios, vociferando desmedidos autoelogios, e insultando a cuanta persona se le ponga delante. Este “científico”, ¿no puede parar de vender fruta? ¿60% la devaluación de la libra en 2016? ¿A esto le llama ciencia?

 

Written by rolandoastarita

28/09/2019 a 14:11

27 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. hola rolo
    me gustaría que escribas un articulo sobre la desaparición del banco central que propone milei y otra sobre la causas de la inflación que el dice y su comparación con las que vos decís es la causa
    por que no logro entender porque en argentina se da una relación tan fuerte entre devaluacion e inflación sobre todo comparado en américa latina

    Me gusta

    benjamin

    28/09/2019 at 16:10

  2. Por estos días Diego Giacomini, intimo amigo de Milei estuvo difundiendo en redes sociales un video titulado “Desmintiendo la teoría de la explotación, la plusvalía marxista”. El nivel de los argumentos que esgrime es bajísimo, me atrevo inclusive a suponer que no se tomó el trabajo de leer siquiera El Manifiesto. Se que usted ha tenido la oportunidad de discutir con referentes de la escuela austríaca de cierta reputación, pero la forma en que embarran la cancha esta grotesca dupla Milei- Giacomini es lamentable, y obviamente uno tiene que soportar estos discursos habiendo sufrido la explotación en carne propia.
    Aquí el video que menciono: https://www.youtube.com/watch?v=VcD5E_Cy3As&t=1588s
    Muy buena nota Rolando, un saludo

    Me gusta

    Edu

    28/09/2019 at 16:53

    • Edu. ¿ no podremos darle nosotros, o al menos intentar, una respuesta al video que mencionas. sobre la base de lo que hemos aprendido de Astarita?. Mas aun cuando se trata de un “nivel de los argumentos … bajísimo”
      El profe debe estar muy ocupado, y podemos ir haciendo escuela de sus publicaciones.
      Tu comentario de “soportar estos discursos habiendo sufrido la explotación en carne propia” marca una gran diferencia respecto de un acercamiento puramente intelectual. Lo mismo me sucede cuando se relativiza la tiranía de Pinochet frente a su pretendidos logros económicos, eso solo lo puede hacer un amnésico y muy distorsionado relato de la realidad

      Me gusta

      Cesar Hormazabal Fritz

      30/09/2019 at 04:08

  3. El partido de Claudio Lozano subio una ponencia suya

    Me gusta

    Carlos

    28/09/2019 at 19:42

    • Profe, perdon,ah! se que no le gusta salirse del marco del debate, quiero hacerle una pregunta sobre lo siguiente. en este video y en otros textos suyos y en otro textos que he leído se habla de la situación “plétora de capital”, mi pregunta es concisa ¿esta es una situación que Marx anticipo? ¿Esta presente antes en otros autores o es un descubrimiento de Marx?

      Me gusta

      smolnybolche

      29/09/2019 at 14:52

    • Todo indica que el término “plétora del capital” se usaba en la época de Marx. En el t. 3 de El Capital Marx dice, por ejemplo, “lo que ha dado en denominarse plétora del capital” (p. 613, edición Siglo XXI). Se refiere a una situación de sobreproducción industrial y masas de dinero estancadas, que implican una sobreoferta de capital dinero. Mucho de este capital puede alimentar al capital ficticio, sin significar aumento del capital real. Para una explicación más amplia remito al capítulo 30 del tomo III de El Capital. Aplicado a la crisis financiera 2008-9, ver aquí.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/09/2019 at 12:52

  4. Astarista ud es un intelectual no se ponga a la altura de este papanata.
    Desde 2012 leo a las escuela austríaca en español sólo Huerta de Soto y Rallo.
    Los demás no se los puede tomar en serio.
    Son impresentables,me gusta leerlo
    aunque estamos en las antípodas ideológica.

    Me gusta

    Sebadelagente

    29/09/2019 at 07:46

    • Estimado Sebadelagente, la contradicción dialéctica parece ser que paso de izquierda vs derechas, a papanatas vende humo (tipo milei) vs intelectuales jugados !!!
      … Ud puede ser uno de los segundos. Siempre es mejor un buen enemigo que un mal amigo

      Agradezco al camarada Astarita por su publicación. Hare nutrido fuego con su argumento sobre ese foco de intoxicación que es Milei en los social media.
      Y, en honor a un debate de alturas, intentare desviar la discusión hacia cauces intelectualmente de mayor provecho mencionando otros mejores representantes de la escuela austriaca, como pueden ser los Huerta de Soto y Rallo.
      Mi experiencia es que el tipo de fanatismos que despiertan personajes como milei, no quieren la verdad ni el esfuerzo de entender, prefieren con creces dogmas que los confirmen en su error

      Me gusta

      Cesar Hormazabal Fritz

      30/09/2019 at 03:36

  5. Es simple, compañero (?). Milei no sólo no es “científico” por cuestiones intelectuales/ideológicas -ningún economista “austríaco” lo es-; sino por un simple detalle.

    Ninguno de nuestros “economistas mediáticos” resiste una pasada por el Google Scholar. Es decir, académicamente son INEXISTENTES. Por eso tienen que ir a Intragables o programejos similares -obviemos que rumor que lo une con la gerencia del canal-: porque ni siquiera podrían ser consistentes entre pares.

    Al menos Milei guarda cierto grado de coherencia con su chamuyo antiestatal: es egresado de la Universidad de Belgrano – otra forma de estudiar (?)-. Hay otro que se postula a presidente y egresó de la UBA. Es decir, ni siquiera es coherente con sus propias falacias…

    Me gusta

    U Rola

    29/09/2019 at 09:34

    • Los egresados de la Uba no saben calcular un proyectó de inversión y cálculo financiero,por qué son optativas.
      Tampoco es para tirar cohetes,después los escuchas o lees decir cada pavada.
      Nielsen no sabé qué un bono qué corta cupón se descuenta del precio.
      U otro impresentable qué comparaba un valor futuro con uno presente.

      Le gusta a 1 persona

      Sebadelagente

      29/09/2019 at 15:58

  6. Miren este video:

    A partir del minuto 20:30 Guillermo Moreno le pide al Legilador del PTS Patricio del Corro que complete su “planteo” de no pagar la deuda con la consigna de “socializar los medios de produccion” y “abolir la propiedad privada”…
    Puedo entender que a la Izquierda Revolucionaria la vote poca gente, pero al menos por honestidad intelectual no deberian tener miedo de plantear sus consignas duras (expropiaciones, socializacion, abolicion, etc) en los medios de comunicacion, en vez de maquillar y aggiornar su discurso con frases hechas como “gobierno de los trabajadores” (incluira tambien a los trabajadores q rechazan el Socialismo) para evitar perder los pocos votos que tienen

    Me gusta

    Sergio

    29/09/2019 at 17:41

    • Estimado Sergio,
      En mi opinión, la consigna “gobierno de los trabajadores” puede obedecer a una situación más de fondo que el conservar uno votos más o unos votos menos. Desde hace tiempo, con mayor énfasis en las últimas décadas, se ha venido discutiendo en la izquierda sobre el sujeto revolucionario, sobre la situación actual del proletariado “sepulturero” del capitalismo.
      Primero tenemos la irrupción y consolidación de las clases medias, luego tenemos la incorporación sistémica de las clases trabajadoras a través de sus sindicatos que reducen la lucha obrera solo al salario, y por último un capitalismo que ya no es el clásico productor de obreros para grandes fábricas, sino que a la par produce desempleados … todo esto hace pensar en una redefinición más amplia del proletariado y sus alianzas. (como también habría que revisar, para su correcta actualización si es que corresponde, la definición que el materialismo dialéctico hace del Estado moderno hoy en día)

      Me gusta

      Cesar Hormazabal Fritz

      30/09/2019 at 03:55

    • Eso lo vi por Cónica TV de casualidad. No salía de mi asombro. Un cuadro burgués dándole una clase de marxismo a un representante del socialismo revolucionario y de la clase obrera. Por lo menos es lo que los militantes asumen como tal. Lo llevó como ‘chico pal colegio’. Lo instó a decir que medidas como las que proponen son solo consignas huecas si no se explica que para ello hay que hacer una revolución¡¡¡ Y no una vez , sino varias, recibiendo como respuesta logomaquias y mutis por el foro. De Corro solo se animó a musitar la necesidad de ‘estatizaciones’ y Moreno concluyó ‘En dos programas más me lo gano al movimiento’. Un oprobio total.

      Me gusta

      AP

      12/10/2019 at 18:22

    • Hoy tuve un rato libre y escuché una parte del programa en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=jQONWQlcDYM.
      Es cierto, llama la atención la pobreza del discurso del representante del PTS. Guillermo Moreno incluso lo deja sin argumentos cuando le dice que la medida de no pago de la deuda que propone el FIT debería aplicarse con un programa socialista; que no tiene sentido en el capitalismo.

      Del Corro, en una de sus respuestas, llega a decir que el crítico del capitalismo porque “el capitalismo funciona mal” (sic). ¿No pueden decir aunque sea UNA idea que tenga algo que ver con la teoría de Marx? ¿Quién le dijo a este “representante del pensamiento socialista” que el marxismo rechaza al capitalismo porque este “funciona mal”? ¿Acaso piensa que Marx criticó la ley del valor “porque funciona mal”? ¿A la plusvalía “porque funciona mal”? Además, ¿cómo son los capitalismos “que funcionan bien”? Al respecto, ¿por qué el PTS no nos ilustra un poquito sobre el asunto? Comprendo que en un programa de TV no se puede explicar todo, pero sí nos lo podrían explicar en alguna de sus sesudas publicaciones.

      En realidad, a esta altura pienso que ya no se trata de simple ignorancia. Hay algo más profundo: están firmemente ubicados en el socialismo pequeñoburgués, o burgués. Esto es, en ese socialismo que denuncia los padecimientos de los trabajadores para proponer reformas de manera que el capitalismo “funcione bien”. Por eso también la insistencia en afirmar que bastaría con no pagar la deuda externa para mejorar sustancialmente las condiciones laborales y de vida de las masas. O sea, modificando un componente de la plusvalía – de hecho, realizando una redistribución de la plusvalía – se solucionarían las cosas. ¿Para qué hablar de acabar con la relación de propiedad del capital, con el sistema del trabajo asalariado?

      Es natural entonces que este candidato presente el no pago por fuera y al margen de un programa de transformación socialista. Todo tiende a la misma conclusión: el capitalismo argentino “funciona mal” porque se paga la deuda externa. Subrayo que es el eterno sueño del utopismo reformista burgués: realizar algunas reformas -generalmente acentuando la intervención del Estado capitalista en la economía-a fin de que el capitalismo “funcione bien”.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      13/10/2019 at 17:56

  7. Según parece ninguno de los dos tira datos correctos, antes del brexit, cuando se hablaba de una posible salida de reino unido de la UE la de precisión de la libra cayó un 5%, las últimas dos caídas fueron de 0,8. 1,2. 1,3 y 1,7. Y el acumulado desde ese momento hasta ahora es de 58.9, está más cerca Miley que usted que toma comparativos de hace 2 años atrás. Así la Argentina de octubre no paso, la de mayo existio y la de agosto tampoco. Cabe recordar que están hablando mal los dos porque el brexit todavía no está dado, y tienen una economía pisada porque todavía tienen el euro como moneda oficial. A diferencia de nosotros ellos son varios países y cabe recordar que ellos tienen un gran problema geopolítico que son las dos irlandas, una quiere seguir en la UE, y la otra es una provincia. Hay que esperar a ver qué pasa. Pero la devaluación de la moneda no afectó los precios, el mediático tiene bastante razon. Y otra cosa, cuando salga gran Bretaña en su conjunto o no de la UE los precios si van a cambiar, adivinen porque? Lo mas probable es que terminen dolarizado a la larga.

    Me gusta

    David taricco

    30/09/2019 at 10:30

    • Usted sostiene que mis datos son incorrectos porque tomé como referencia el día anterior al referéndum, y si hubiera tomado desde los meses anteriores, que se hablaba de la salida de la UE a la fecha, hasta el presente, la depreciación de la libra se acerca a lo que dice Milei, 60%.

      Pues bien, para darle el gusto tomo como referencia la cotización de la libra al 1 de enero de 2016, y comparo con el presente. El 1º de enero de 2016 la libra cotizó a US$ 1,4751. El 29 de septiembre de 2019 cotiza a USD 1,2295. Esto significa una depreciación del 20%. Esto es, tres veces menos de lo que dijo Milei. Agrego que el tema no se agota en esto, ya que Milei sostuvo que la depreciación de la libra no se tradujo en aumento de precios. Lo cual, si hubiera sido cierto, se habría manifestado en una depreciación en términos reales de la libra. Pues bien, utilizando el tipo de cambio real multilateral, y calculando su evolución entre el 1 de enero de 2016 (111,82 según índice BIS) y el 29 de septiembre de 2019 (93,48 según el mismo índice), la depreciación real de la libra fue del 19,6%. De nuevo, muy lejos de lo que debería haber ocurrido si la tesis de Milei fuera correcta. Repito, el argumento de Milei fue no solo que la libra se depreció 60% a causa del Brexit, sino que la inflación no se había siquiera movido.

      Aprovecho para hacer la siguiente observación: lo peor que puede haber en una discusión que debe ser científica -esto es, realizada en base a argumentos teóricos y lógicos, y evidencia empírica- es fanatizarse con una posición y negar toda evidencia que apunte a socavar la fanática fe que se ha depositado en cierta tesis. Un fanatismo que obnubila cualquier razonamiento y, en su extremo, lleva a la agresión sin ton ni son de los contradictores.

      Por supuesto, jamás sostuve que el traslado a precios de una devaluación de la moneda siempre deba ser directo y pleno. Esto no ocurre en muchísimos casos, como ya he señalado en la nota. Si no fuera así, los tipos de cambio reales nunca sería afectados por devaluaciones, lo cual está en contra de la evidencia empírica y el razonamiento teórico. Sin embargo, sí es un hecho que las devaluaciones tienden a generar impulsos inflacionarios. Lo cual se puede advertir en hechos muy sencillos: por ejemplo, a partir de la devaluación del peso argentino en 2001-2, los precios de los bienes que más subieron fueron los precios de los transables. Los no transables apenas subieron -entre otras razones, por la depresión económica-. Algo similar ocurrió con los salarios. Pues bien, si el aumento de la inflación en 2002 se debió exclusivamente al aumento de la emisión monetaria (como pretende el monetarismo), esta elevación diferenciada de precios no tendría explicación. Si la emisión monetaria fue la exclusiva causa de la inflación de 2002 (42% anual), todos los precios deberían haber aumentado en una similar proporción (tesis de la neutralidad del dinero; o principio de homogeneidad). Pero la cosa no fue así. Es un hecho. Y no hay que enojarse con los hechos, ni con los mensajeros de los hechos. Repito, la ciencia se debe apoyar en el razonamiento teórico y la evidencia empírica. Y con respecto a esta última, no hay manera de demostrar que a partir del triunfo del Brexit la libra se depreció un 60%; y que no hubo ninguna variación en la tasa de inflación británica a partir de entonces.

      Por último, coincido en que las circunstancias de Gran Bretaña tienen poco y nada que ver con las de Argentina actual. Empezando por el historial de inflación. Precisamente por eso señalo que es necesario tener un sentido del contexto histórico económico y social cuando se comparan situaciones. Lo cual me lleva, una vez más, a la “venta de humo” a través de los grandes medios de comunicación (siempre complacientes cuando les conviene a su ideología). En concreto, se le dice a la audiencia que la libra se depreció 60% por el Brexit; que no hubo consecuencia alguna en la tasa de inflación; y que esta experiencia es perfectamente aplicaba a Argentina a fin de sostener que una devaluación en este país no empuja la inflación. Pareciera ser un discurso destinado a embaucar y vender gato por liebre. Y cuando presento los datos, vuelven a aparecer los defensores del charlatán pretendiendo que las cosas sucedieron -en Gran Bretaña- como el charlatán dice que sucedieron. –

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/09/2019 at 12:25

  8. Sebadelagente: te aseguro que cualquier egresado de la UBA -o de cualquier universidad nacional- está mucho mas capacitado que cualquier egresado de la UB en, por lo menos, el 99,9% de las carreras. De hecho, muchas de estas privadas sólo sobreviven por dos motivos:

    a) porque el sistemas de pasantías les permite ubicarles trabajo mas rápido a sus egresados (ahí Milei es un ejemplo, sale en TV por el mero hecho de que el título en esas instituciones los conecta con ciertas empresas, en calidad de “asesores”).
    b) porque, como buena parte de la educación privada en Argentina, también reciben guita del Estado.

    Y eso, estoy seguro, aplicaría hasta a Economía de la UBA. Por eso son lo suficientemente burros como como para tildar de “marxista” a todo lo que no sea “austríaco”.

    PD: también aplica para carreras terciarias.

    Me gusta

    U Rola

    30/09/2019 at 10:30

  9. Milei es un dogmático. Desde el momento en que afirma (sin pruebas, como siempre) que “sólo existen tres derechos humanos” (a la vida, a la propiedad y a la libertad), ya sale del campo de la ciencia y entra en el plano religioso.

    Por otro lado, recuerdo cuando calificó a una periodista salteña de “burrrra” (así, con la “r” remarcada) puesto que había osado calificar a las políticas de Roosevelt (el “New Deal”) de “política keynesiana”.

    Según el portador de un horrible gato muerto sobre su cabeza, la “mierrrrda” (la “Teoría general”) de Keynes se había publicado en 1936 y el New Deal se comenzó a aplicar en 1933, con lo que, según el “razonamiento” del “científico” Milei:

    a) los socráticos jamás existieron ni podrán existir nunca, puesto que Sócrates nunca escribió un libro
    b) los seguidores de Cristo sólo existen desde el año 70 dC, que es cuando se publica el primero de los evangelios canónicos.

    Absurdo total.

    La primera oración del primer párrafo está mal. Dice “Javier Milei es un economista…” Debería decir “Javier Milei es un burro” o “Javier Milei es un vendehumo mediático”.

    Me gusta

    ariel

    30/09/2019 at 12:29

    • Jaja! Correctísima tu apreciación Ariel, coincido plenamente. Además agrego, con todas las salvedades que se le puedan hacer a Keynes, Milei no le llega ni a los talones al Lord, ni en conocimientos ni en cuanto a honestidad intelectual se refiere…

      Me gusta

      Mariano

      02/10/2019 at 10:31

    • Al menos keynes era sincero: “la lucha de clases me va a encontrar del lado de la burguesia”

      Me gusta

      german

      02/10/2019 at 12:21

    • Yo pensaba que discutir con fanáticos del kirchnerismo era una tarea engorrosa, pero se quedan chicos al lado de las cosas que dicen estos liberales y repiten sus seguidores por internet.
      Además de lo de que “sólo existen tres derechos” (si lo dice un señor de traje por TV, debe ser cierto), reparten joyitas como “Macri es socialista”, “la explotación no existe porque todos los acuerdos son voluntarios” y “Argentina era potencia mundial en el período 1880-1910”. Se aferran al “índice de libertad económica” de la fundación Heritage como si fuera la Biblia, para afirmar que los países que rankean más alto allí son los más prósperos, como si la historia no existiera. Y justamente por desestimar la historia dan soluciones económicas en forma de receta, como si todos los países del mundo pudieran llegar a su mejor estado de desarrollo aplicando las mismas medidas.

      Es un discurso que logró captar mucha gente que se identifica con la idea de “libertad” (siempre y cuando no aclaremos la libertad de quién de hacer qué) y con el odio a la clase política como causante de todos los males (“de no ser por los políticos ineptos y el Estado chorro, seríamos potencia”).
      Y después está la gente que admira a Milei no por ser economista, sino por ser violento, “políticamente incorrecto” y patotear a todo el mundo en nombre de la ciencia. Como cualquier líder de secta, es muy tranquilo para exponer sin interrupciones, y se vuelve salvaje cuando alguien se atreve a cuestionarlo con cualquier argumento. No por nada suelen mostrarlo en programas de chimentos o entrevistas individuales y rara vez lo ponen a debatir con otros economistas.

      Me gusta

      Juan Manuel

      02/10/2019 at 14:58

  10. Otro dogmático escindido de la verificación práctica es otro “economista”: Prat Gay.

    Cuando el tipo de cambio oficial pasó de $9 a $15 en diciembre 2015, este personaje aseguró que “la devaluación no se trasladaría a precios porque los empresarios y comerciantes ya están trabajando con el dolar ilegal, que está a $15”.

    Obviamente, una imbecilidad que está basada en la “fe” en un modelito teórico, antes que en la evidencia empírica que la historia argentina demuestra…

    Me gusta

    ariel

    30/09/2019 at 12:32

  11. Hola Rolo como estas? Quería saber tu opinión sobre el aumento del desempleo por causas tecnológicas, era digital, crisis mundial etc, y el por que del mega endeudamiento mundial por ejemplo en la era bush en usa en los 2000, en Italia etc.
    Obvio cuando tengas tiempo.
    Saludos

    Me gusta

    Leandro

    03/10/2019 at 11:54

  12. Sabias que todo lo que le esta pasando a la Argentina javier milei lo viene diciendo desde que entro macri Le pego a todo lo que pasaria y ahora por un error puedo decir o quien sabe, no dudemos de la capacidad de javier milei como economista es un genio y no lo nieguen

    Me gusta

    Maxy

    05/10/2019 at 22:25

    • “… ahora por un error puedo decir o quien sabe, no dudemos de la capacidad de javier milei….”. Por su comentario tampoco hay dudas sobre su capacidad. Todo encaja con la estatura mental del genio.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/10/2019 at 02:44

  13. Hola profesor, le dejo una nota de otro “libertario” Diego Giacomini, se titula “no queda otra que cerrar el BCRA”, es un discurso muy recurrente desde hace un tiempo en los medios de comunicación. Espero en algun momento pueda hacer una nota sobre el por que de los bancos centrales y si es verdad o no la tesis propuesta por los austriacos.
    https://www.ambito.com/no-queda-otra-que-cerrar-si-o-si-el-bcra-entendiendo-que-n5059880

    Me gusta

    Daniel

    15/10/2019 at 17:03

    • Tengo muchas cosas postergadas, no creo que pueda escribir sobre este asunto en un futuro más o menos cercano. De todas maneras, transcribo una respuesta a un lector del blog, quien me preguntaban, hace ya algunos años, por esta tesis austriaca de cerrar los bancos centrales.

      “Los austriacos plantean que no deben existir bancos centrales, y menos todavía bancos centrales que garanticen los depósitos. Consideran que la competencia del mercado debe seleccionar la moneda (o las monedas) más fuerte, que sería emitida por empresas privadas. Desde el punto de vista histórico, y desde la teoría, opino que esta propuesta es un disparate. Ya lo he discutido con partidarios de los austriacos en “comentarios”.

      Galbraith (en su libro “El dinero”) relata lo que sucedió en el oeste de EEUU, a mediados del siglo XIX: “En cuanto a las nuevas zonas del país que se iban abriendo, tenían derecho a crear bancos a voluntad y, con ellos, los billetes y depósitos resultantes de sus préstamos. Ningún banco central comprobaba la capacidad de esos bancos para la redención de sus billetes. (…) Sus billetes emitidos y prestados a un agricultor… permitían que éste iniciara sus negocios. Si él y otros no prosperaban y no pagaban, el banco quebraba y alguien -tal vez un proveedor local, quizás un proveedor del Este- se quedaba con unos billetes que no valían nada, pero algunos prestatarios del banco habían puesto en marcha su negocio. (…) Entre 1830 y 1836 el número de bancos aumentó a más del doble, de 330 a 713. La circulación de billetes experimentó un incremento más o menos proporcional, de 61 millones a 140 millones. Las reservas en metálico -oro y plata- experimentaron… un aumento… de 22 millones a 40 millones”. Siempre de acuerdo a Galbraith, al estallar la Guerra Civil, había unos 7000 billetes de banco diferentes, que circulaban en mayor o menor medida, fruto de la emisión de 1600 bancos, algunos de ellos estatales. “Se estima que unas 5000 emisiones falsas circulaban corrientemente”. Había mucho desorden y confusión, y pérdidas constantes para aquellos que no acertaban en cuál era el dinero sólido y cual no. Existían publicaciones especializadas en el tema, que debían ser consultadas por la gente para moverse. Todo esto terminó llevando a establecer regulaciones, mucho antes de que se creara el Banco Central (la FED, en 1913).

      Actualmente la cosa no sería mejor (para decirlo de forma suave). Imaginemos a varios miles de bancos (entre ellos, City, Lehman, Bear, Bank of America, HSBC, etc.) emitiendo cada uno su billete (y podríamos agregar, grandes empresas comerciales o industriales, a través de sus departamentos de finanzas) y al público tratando de averiguar cuál es válido y cuál no. Es imposible que esto funcionara. En términos neoclásicos, si se quiere, los “costos de transacción” (estudiar a las entidades que emiten, seguir sus balances, etc.) serían descomunales (si ni siquiera los especialistas detectan muchas veces los fraudes hasta las vísperas mismas del derrumbe)”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      15/10/2019 at 17:17


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: