Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Corrijo un error

with 5 comments

En alguna entrada anterior cité el siguiente pasaje de la nota “Entre el ajuste unidimensional y su negación, se refuerza la grieta”,  del profesor Andrés Ferrari Haines UFRGS, Brasil, publicada en El Cronista: “Entre 2005-2015 el saldo comercial externo fue negativo en casi 9000 millones de dólares…” (https://www.cronista.com/columnistas/Entre-el-ajuste-unidimensional-y-su-negacion-se-refuerza-la-grieta-20180704-0102.html)).

Pues bien, en esta breve entrada explico que cometí el error –el grave error- de dar por buena esa información, a pesar de que contradecía los datos que manejaba hasta ese momento. De hecho, pensé que el dato sobre el saldo comercial externo que presentaba el profesor Ferrari Haines era producto de las revisiones que tuvo que hacer el INDEC, ante la manipulación de datos de la administración K. Sin embargo, y debido a algunas observaciones de lectores del blog, volví a mirar los datos del INDEC y no encuentro la forma en que Ferrari Haines llega a esa cifra de 9.000 millones de dólares en negativo. La realidad es que, incluso con los datos revisados, el saldo de bienes y servicios fue positivo, si bien de manera decreciente, entre 2006 y 2014. Solo en 2015 pasó a ser negativo por 4312,2 millones de dólares (este negativo surge a partir de las correcciones del INDEC, veáse más abajo).

Sí fue negativa –y crecientemente negativa- la balanza de servicios. En 2006 fue negativa por 763 millones de dólares, y en 2015 por 5815 millones (y se agravó en los dos años siguientes, llegando en 2017 a 9778 millones de dólares). En los 10 años entre 2006-2015 el déficit acumulado fue de 26.620 millones de dólares. Lo cual explica, en buena parte, el deterioro de la balanza de cuenta corriente, que pasó a ser negativa desde 2010.

Corrijo entonces el error que cometí al citar acríticamente la nota publicada en El Cronista. Termino con dos palabras sobre los datos del comercio exterior del INDEC. El problema estuvo en la diferencia entre los que se conoce como Intercambio Comercial Argentino (ICA) y la Base Usuaria (BU). Por lo general, hay pequeñas diferencias entre estas dos estadísticas, aunque la BU es más exacta que el ICA. Sin embargo, a partir de 2013 comenzó a haber más y más discrepancias. El ICA daba resultados mucho mejores de la balanza comercial que la BU. Así, según ICA, en 2013 la balanza comercial tenía superávit por 8000 millones de dólares y la BU por 3000 millones. En 2014 las cifras respectivas fueron 6654 millones y 2100 millones. Y en 2015 ICA daba + 1800 millones y BU – 1700 millones de dólares. En 2016 el INDEC revisó hacia la baja las cifras del comercio exterior entre 2010 y 2015. Son los datos que figuran actualmente, y que debería haber chequeado antes de citar la nota de Ferrari Haines.

Written by rolandoastarita

24/09/2018 a 11:11

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Buenas, Rolando. Como siempre, leyendo atentamente sus notas.
    Quería acercarle este artículo que publica hoy Atilio Borón en Página12 y preguntarle si puede hacer un comentario al respecto o si le sirve como material para un escrito-respuesta. Abrazo grande.

    https://www.pagina12.com.ar/144178-los-errores-del-izquierdismo

    Me gusta

    lucapoe

    24/09/2018 at 12:53

  2. Agradezco mucho su aclaracion .
    el comentario que hice de su nota anterior apuntaba a dos inquietudes que tengo.
    La primera es que no me parecia razonable agrupar el periodo 2008-2015 junto con el 2016-2017. La diferencia era que habia politicas economicas diferentes.
    En 2008-2015 el saldo negativo de la cta corriente se produce principalmente en los ultimos 3 años por la baja de las exportaciones declaradas del campo (retencion de cosecha buscando la devaluacion) que hizo bajar el superavit comercial que no pudo compensar el deficit por servicios y la salidas por rentas, dividendos, intereses etc .
    En el periodo 2016 a 2018 (primer trimestre) el negativo de la cta corriente se agudiza. En menos de tres años iguala al negativo 2010-2015. Aumenta el deficit comercial, el de servicios y el de rentas por la libre entrada y salida de capitales como parte de la politca economica del macrismo.
    Lo que llama la atencion es que tanto la devaluacion del peso de 2014 como la de 2016 no genera el efecto tipico de la epoca de la sustitucion de importaciones (1960-70). Al reves disminuyen o se estancan las exportaciones y aumentan las importaciones. Sobre todo en la epoca macrista.
    Si fuera posible me gustaria conocer su opinion sobre este tema. Muchas gracias.

    Me gusta

    Ricardo

    24/09/2018 at 22:27

    • Pienso que en las políticas macroeconómicas que se aplicaron en Argentina en los últimos años no hubo demasiada coherencia. Muchas veces pareciera que los gobiernos dan giros de un lado al otro, empujados por fuerzas económicas que no dominan. Por ejemplo, cuando asume Néstor Kirchner el tipo de cambio alto, y los superávits fiscal y comercial eran un hecho. Entonces Kirchner dijo que los superávits gemelos eran los pilares “del modelo” de desarrollo nacional e independiente. Poco después, cuando el peso se apreciaba, el Banco Central salia a comprar dólares para evitarlo. Pero luego, a medida que se empezó a presionar la inflación, el kirchnerismo comenzó a atrasar el tipo de cambio, una medida que poco antes calificaba de “neoliberal” (con el agregado de que los Kirchner fueron fervientes partidarios de la Convertibilidad y del menemismo en los 90).

      De manera que el discurso del tipo de cambio alto se fue dejando de lado. Al mismo tiempo, empeoraban las cuentas fiscales y empezaron a teorizar que el déficit no era malo, y que se podía financiar tranquilamente con emisión monetaria.
      En cualquier caso, la caída del tipo de cambio real es un factor importante para explicar el creciente deterioro de las cuentas externas. Fíjese, por ejemplo, cómo empeoró a lo largo de la década que va hasta 2015 el balance de servicios. O, como ya mencioné varias veces, la cuenta corriente. El gobierno de Cambiemos continuó y profundizó la tendencia. Y como ya no podía financiar el déficit con emisión, pasó a tomar deuda. Aunque en realidad ya el gobierno K había empezado a endeudarse. De hecho, siendo candidato, a mediados de 2015 Scioli colocó deuda por la provincia de Buenos Aires aceptando pagar el 10% (aproximadamente, cito de memoria) y tribunales de Nueva York. Los acuerdos del gobierno K con el CIADI, club de París y Chevron, apuntaban en el mismo sentido. Y Kicillof reconocía que “hay que arreglar con los buitres”. Finalmente no lo hicieron por un cálculo meramente político. Pero eran conscientes de que se iba hacia allí.

      Me gusta

      rolandoastarita

      24/09/2018 at 23:23

  3. Rolando
    No se donde poner este articulo que te menciona a vos
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=246957

    Me gusta

    carolina gomez

    26/09/2018 at 12:53

  4. ERRAR ES HUMANA. NO SE EQUIVOCAN LOS QUE NO HACEN NADA. ASÍ DE SIMPLE.HLVS CAMARADA ROLANDO!

    Me gusta

    CÉSAR ANTONIO CHIROQUE MONDRAGÓN

    26/09/2018 at 14:03


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: