Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Precisión sobre el programa de Kronstadt

with 31 comments

En los estudios y debates acerca de las causas que llevaron a la burocratización de la Revolución de Octubre, la cuestión de Kronstadt ocupa un rol prominente. Recordemos que en marzo de 1921 los marineros de la fortaleza naval del golfo de Finlandia se levantaron contra el gobierno bolchevique, y establecieron una comuna revolucionaria durante 16 días. El levantamiento fue aplastado, y los sublevados fueron duramente castigados.

Tradicionalmente, tanto los stalinistas como los trotskistas defendieron esa represión de Kronstadt afirmando que se trató de un movimiento contrarrevolucionario. Y el argumento central para demostrar ese supuesto carácter contrarrevolucionario fue que los sublevados habrían levantado la demanda de “soviets sin partido” (o incluso de “soviets sin comunistas”). En este respecto es significativo que todavía hoy el dirigente trotskista Roberto Sáenz, en una nota publicada en la página web del Nuevo MAS, escriba: “Hay que tener en cuenta que su programa [de los marineros de Kronstadt] exigía la conformación de soviets sin partido” (véase Elementos para un balance del gobierno bolchevique (parte 2).

Sin embargo, Paul Avrich, en su Kronstadt 1921, dice lo contrario de lo que afirma Sáenz. Con abundantes datos, Avrich demuestra que los marineros de Kronstadt no exigieron soviets sin partidos, sino soviets libres, esto es, con direcciones elegidas libremente. Una demanda que era visualizada como la concreción del programa de Octubre de “todo el poder a los soviets”. A efectos de que los lectores tengan elementos para el análisis, transcribo pasajes del escrito de Avrich (Colección Utopía Libertaria, Anarres, Buenos Aires, sin fecha).

“Como movimiento político, entonces, la revuelta de Kronstadt fue un intento que realizaron los revolucionarios desilusionados para deshacerse del “dominio obsesionante” de la dictadura comunista, tal como lo describió el diario rebelde Izvestiia, y restablecer el poder efectivo de los soviets” (p. 162). (…)

“Como los marineros se oponían al dominio exclusivo de cualquier partido en particular, trataban de quebrar el monopolio comunista en el poder garantizando la libertad de expresión, prensa y reunión para los obreros y los campesinos, y solicitando que se realizaran nuevas elecciones para integrar los soviets. Los marineros… fueron los más firmes sostenedores del sistema soviético; su grito de guerra era el lema bolchevique de 1917: “Todo el poder a los soviets”. Pero en contraste con los bolcheviques, pedían soviets libres y no encadenados, que representaran a todas las organizaciones del ala izquierda –socialistas revolucionarios, mencheviques, anarquistas, maximalistas- y reflejaran las verdaderas aspiraciones del pueblo” (p. 163). (…)

“Pero si bien los rebeldes pedían soviets libres, no eran demócratas en el sentido de que defendieran la igualdad de derechos y libertades para todos. Como los bolcheviques, a los que ellos condenaban, sostenían una rigurosa acritud de clase respecto de la sociedad rusa. Cuando hablaban de libertad, era libertad para los obreros y campesinos, no para los terratenientes o las clases medias. (…) No había ningún lugar en su programa para un Parlamento liberal según los lineamientos del oeste de Europa…” (pp. 163-4). Avrich explica que los marineros de Kronstadt rechazaban la restauración de la Asamblea Constituyente (demanda de los socialistas revolucionarios), y afirmaban que los soviets eran “el baluarte de los trabajadores”. Tampoco pedían la completa eliminación del Estado, que era uno de los puntos fundamentales de la plataforma anarquista. Más adelante, escribe Avrich:

“Pese a toda su animosidad hacia la jerarquía bolchevique, los marineros nunca requirieron la disolución del partido [Comunista] o que se lo excluyera de desempeñar un rol en el gobierno o la sociedad. “Soviets sin comunistas” no era, como sostuvieron a menudo tanto autores soviéticos como no soviéticos, un lema de Kronstadt. Tal lema existió en verdad: lo propalaron bandas campesinas en Siberia durante la Guerra Civil, y los guerrilleros de Macno en el sur también se habían declarado en favor de los soviets pero contra los comunistas. No obstante, los marineros nunca hicieron suya estas consignas. Afirmar que lo hicieron es una leyenda que parece haberse originado en el líder kadete exiliado Miliukov, que en París sintetizó los propósitos de los insurgentes en los slogans “Soviets en lugar de bolcheviques” y “Abajo los bolcheviques, larga vida a los soviets” (pp. 179-80). (…) “Sin embargo, esta era una descripción bastante inexacta del programa de Kronstadt, que rechazaba explícitamente la Asamblea Constituyente y concedía en verdad un lugar a los bolcheviques en los soviets, junto con las demás organizaciones políticas de izquierda” (p. 180).

Saénz da a entender que el libro de Avrich es uno de los principales trabajos –si no el principal- sobre el levantamiento de Kronstadt. Sin embargo no dice palabra sobre estos datos y argumentos. Simplemente repite lo establecido desde siempre por stalinistas y trotskistas, a saber, que el programa de Kronstadt pedía soviets sin partido. Lamentablemente, este tipo de “argumentos” sucede siempre que se antepone la “verdad de partido” a la verdad científica (para una reflexión general sobre el asunto, véase aquí).

Agrego que desde el punto de vista económico el programa de Kronstadt pedía, entre otras cosas, acabar con las requisas de granos a los campesinos, y el restablecimiento de relaciones de mercado entre la ciudad y el campo. Esas medidas fueron de hecho adoptadas por el Congreso del Partido, que sesionaba al momento que estalló la sublevación. Es lo que se conoció como la Nueva Política Económica, que reemplazó al programa del Comunismo de Guerra.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
Precisión sobre el programa de Kronstadt 

Written by rolandoastarita

05/11/2017 a 13:00

Publicado en General

Tagged with ,

31 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. En la polémica con Victor Serge sobre Kronstadt, Trotsky argumentaba cínicamente que los marineros de Kronstadt asesinados por los bolcheviques no eran los mismos de Octubre, que aquellos (los verdaderos revolucionarios) habían muerto en la guerra civil y que estos eran otros, llegados más tarde, reaccionarios o cómplices de los Blancos. Pero la historiografía reciente ha refutado a Trotsky, en este y en muchos otros puntos. Orlando Figes examinó los archivos la la antigua URSS y demostró que se trataba de las mismas personas en su mayoría. El Nuevo MAS, que se ha dedicado a defender lo indefendible en Venezuela (y ahora en Cataluña) es una prueba más de que la herencia del viejo Trotsky, lo que tuvo de positivo, se perdió en estos nacional-trotskistas hijos de ese camaleón que fue Nahuel Moreno.

    Le gusta a 1 persona

    VS

    05/11/2017 at 14:14

  2. existen otros hechos sobre Kronstadt que muestran claramente que lo que se suele llamar de “stalinismo” era ya práctica bolchevique desde antes de la muerte de Lenin. Las familias de dirigentes y delegados que apoyaban el levantamiento fueron amenazadas y tomadas como rehenes, demostrando ya desde temprano las técnicas del terror burocrático. La tesis de que Stalin llegó al poder y todo lo bueno se volvió malo (menos el carácter del “estado obrero”) hace parte de la fábula trotskista.

    Le gusta a 1 persona

    gomes

    05/11/2017 at 16:10

  3. Habiendo escuchado a los representantes de las tripulaciones delegados por la Asamblea general de los buques para informarse de la situación en Petrogrado, los marineros deciden:
    1º Dado que los soviets actuales no expresan la voluntad de los obreros y de los campesinos, organizar inmediatamente nuevas elecciones a los soviets por voto secreto, cuidando de organizar una propaganda electoral libre.
    2º Exigir la libertad de palabra y de prensa para los obreros y los campesinos, los anarquistas y los partidos socialistas de izquierda.
    3º Exigir la libertad de reunión y la libertad de las organizaciones sindicales y de las organizaciones campesinas.
    4º Organizar lo más tarde para el 10 de marzo de 1921 una conferencia de los obreros sin partido, soldados y marineros de Petrogrado, de Kronstadt y del departamento de Petrogrado
    5º Liberar a todos los presos políticos de los partidos socialistas así como a todos los obreros y campesinos, soldados rojos y marinos presos de los diferentes movimientos obreros y campesinos.
    6º Elegir una comisión para revisar los expedientes de los detenidos de las prisiones y campos de concentración.
    7º Suprimir todos los Politotdiel (Secciones políticas) pues ningún partido debe tener privilegios para la propaganda de sus ideas ni recibir del Estado recursos para este fin. En su lugar, deben ser creados círculos culturales elegidos con recursos provenientes del estado.
    8º Suprimir inmediatamente todos los destacamentos que forman las barreras de control.
    9º Igualar la ración para todos los trabajadores excepto en los gremios insalubres y peligrosos.
    10º Suprimir los destacamentos de combate comunistas en las unidades militares y hacer desaparecer el servicio de guardia comunista en las fábricas y talleres. En caso de necesidad de estos servicios de guardia, designarlos por compañía en cada unidad militar teniendo en cuenta la opinión de los obreros.
    11º Dar a los campesinos total libertad de acción en sus tierras así como el derecho a tener ganado que ellos mismos deberán cuidar y sin utilizar el trabajo de los asalariados.
    12º Pedir a todas las unidades militares así como a los camaradas kursantys (cadetes) que se unan a nuestra resolución.
    13º Exigir que se dé en la prensa una amplia publicidad a todas las resoluciones.
    14º Designar una oficina de control móvil.
    15º Autorizar la producción artesanal libre sin emplear trabajo asalariado.
    http://www.editorialklinamen.net/espartaco/EPI_files/libros/comuna.pdf

    Me gusta

    G

    05/11/2017 at 18:08

  4. En la última revista Archivos publicamos un artículo de Stephen Smith sobre historiografía reciente de la revolución rusa, y a partir de la bibliografía actual en inglés, alemán y ruso concluye que las discusiones sobre Kronstadt han aportado muchos datos nuevos, pero que ninguno es concluyente. Por ejemplo, se ha demostrado documentalmente que uno de los dirigentes de Kronstadt estaba en relación con los blancos. Esto no determina una opinión mía en uno u otro sentido, pero tampoco veo la necesidad de creer la versión de Paul Avrich, favorable al anarquismo.

    Me gusta

    Hernán Díaz

    05/11/2017 at 21:11

    • Es increíble cómo hay gente que trata de “embarrar la cancha”, para que no quede nada claro. Veamos: un argumento central para justificar la represión se basó en la afirmación que repite Sáenz: los sublevados “exigían la conformación de soviets sin partido”. Avrich demuestra que esto no es así. que la exigencia era libertad de elección en los soviets. ¿Qué se hace para desviar la atención de esta afirmación de Avrich? Pues decir que se ha comprobado que un dirigente de Kronstadt tenía relación con los blancos. Es una manera de “discutir” que es típica en aquellos que no desean que nada se aclare. Como siempre, cualquier cosa con tal de defender alguna maldita “verdad de partido”.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      05/11/2017 at 22:55

    • Volin en su ‘revolucion desconocida’ senala que efectivamente hab’ia un ex comandante blanco en Kronstadt, el cual no ten’ia ninguna injerencia en las decisiones del soviet, y que justo fue esa argucia la que el Estado bolchevique difundia para atacar de contrarevolucionario a los marinos de Kronstadt (procedimientos semejantes ocuparia despues el estalinismo contra el trotskismo). Sin embargo, dicho ‘dirigente’ a ojos del bolchevismo, no figuraba dentro de los dirigentes del soviet, y ten’ia un papel alejado de la pol’itica del basti’on. En todo caso, si ese es el argumento al respecto para desacreditar las demandas de los marinos, hay que destacar que hubo cientos de ex comandantes del ejercito blanco cooperando con el regimen bolchevique. Basta recordar que uno de los verdugos de Kronstadt, como es el caso de Tujachevski, era guardia del ejercito imperial ruso (comandante blanco), que despues fue condecorado por el bolchevismo por su heroismo en la represi’on a los marinos.

      Le gusta a 1 persona

      Ignacio Argonauta

      06/11/2017 at 04:18

    • “Tujachevski, era guardia del ejercito imperial ruso (comandante blanco)”
      Fue subteniente (¿”guardia”?) durante 6-7 meses en 1914-15. Preso en Alemania, se escapó y llegó el 27 de octubre de 1917 a Rusia, colaborando prontamente con la revolución. Pero de alguna forma Tujachevski = blanco. Eso se llama embarrar la cancha, no poner en boca de otros argumentos no utilizados por otros.
      Más abajo otro anarquista cuenta que ellos cantan hoy, Argentina, 2017, “al pueblo, unido, lo cagan los partidos”. Cada uno aprende lo que quiere de la historia.

      Me gusta

      fu

      08/11/2017 at 20:23

    • Fu, perfecto, no era guardia blanco, de hecho me aclaro una duda que tenía al respecto!… Solo participó como subteniente del ejercito imperial, una poca cosa…, y despues socavando manifestaciones a izquierda del regimen.
      No fue blanco, fue rojo…
      Se ganó un poroto Tujachevski! No quita de tener razón usted, efectivamente confundía al ejercito zarista con el ejercito blanco sin tener en cuenta el periodo histórico en el que se enmarca, de ahí mi error!

      Me gusta

      Ignacio Argonauta

      10/11/2017 at 22:11

    • El argumento central fue, precisamente, “la exigencia de libertad de elección en los soviets”. Una exigencia, dicho sea de paso, gratuita, falsa y sin base alguna porque ya se daba. No creo que haya que ilustrar las jugarretas trotskistas con ese tipo de proclamas tan acostumbrados los que estamos a la militancia probada, en la lucha sindical y en mancharnos las manos. Algo que desde atalayas impostadas de snobismo intelectual no se conoce, claro.

      Me gusta

      Nuevo Socialismo

      12/11/2017 at 00:12

    • Sinceramente, no entiendo ni jota qué quiere decir con este comentario. En cualquier caso, le aclaro que en 1921 Trotsky no se solidarizó con la demanda de elecciones libres en los soviets.

      Me gusta

      rolandoastarita

      12/11/2017 at 10:32

  5. 2 Cosas:
    1_ lo que diga el “programa” de los rebeldes de Kronstadt no es muy importante, lo importante es quienes eran, con quien estaban relacionados y con que propósito, había mucha gente con programas de izquierda, incluso de extrema izquierda y peleaba contra los bolcheviques.
    2_ Lean un poco más, Figes no es un historiador serio, a Figes no le cree nadie, es obvio que los tipos que estaban en Kronstadt en 1921 no eran los mismos que estaban en 1917 y si alguno estaba ahí todavía entonces no estaba con la revolución, los revolucionarios fueron a pelear a los frentes que estaban en el Volga, en Ucrania o en el sur, había para elegir.

    Me gusta

    Donchango

    05/11/2017 at 21:30

    • Tradicionalmente stalinistas y trotskistas dijeron que el programa de Kronstadt era el de soviets sin partidos, o soviets sin los bolcheviques. Cuando se demuestra que eso no es cierto, no se corrige la mentira. Simplemente se dice “el programa no es importante”. O sea, ahora el argumento es que no importa lo que reclamaran los sublevados de Kronstadt, había que aplastarlos de todas maneras.
      A la vista de esto me pregunto, ¿qué entienden por democracia obrera? ¿Qué entienden por “todo el poder a los soviets”? Más aún, me pregunto si los que presentan estos “argumentos” tienen algún interés en la verdad.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      05/11/2017 at 23:02

    • Hay un textito de Israel Getzler sobre Kronstadt entre 1917-1921 que tambi’en reduce a polvo dicho argumento sobre el cambio en la poblacion:

      «La impresión de Yasinsky [escritor y profesor bolchevique] de que el marino rojo, politizado y veterano, aun predominaba en Kronstadt a fines de 1920 es corroborada por los datos estadísticos duros disponibles respecto a las tripulaciones de las dos acorazados más importantes, el Petropavlosk y el Sevastopol, ambos reconocidos a partir de 1917 por su arrojo revolucionario y su filiación bolchevique. De los 2.028 marinos cuyos años de servicio son conocidos, no menos de 1.904 o el 93.9% fue reclutado en la marina antes y durante la revolución de 1917, habiéndose unido el grupo más importante, 1.195, durante los años 1914-16. Sólo 137 marinos o el 6.8% fueron reclutados en los años 1918-1921, incluyendo tres que fueron enlistados en 1921, siendo los únicos que no habían estado ahí durante la revolución de 1917.»

      Se puede replicar lo que se quiera los arumentos de Trotski y los ep’igonos trotskistas (que tampoco son historiadores, ni mucho menos), pero eso no los vuelve m’as verdad. De hecho, ustedes recuerdan un poco a Goebbels con su famoso ‘miente, miente, que algo quedar’a’. Que cercanos estan el trotskismo y el estalinismo, ambos se alimentan de una misma fuente!

      Me gusta

      Ignacio Argonauta

      06/11/2017 at 04:05

    • “Figes no es serio”, “nadie le cree”, etc. Pues lo importante no es la “seriedad” (es decir, que nos sea “comunista”) de un historiador o si los sicofantes miembros de alguna secta miserable le creen o no. Lo importante es el aparato crítico que apoya una investigación, el trabajo de archivo de más de una década, es decir, la única seriedad que importa:la de las evidencias. Pero más allá de eso, el argumento de que “no importa lo que pedían” sino que en efecto “eran otros”, es el típico argumento trotskista heredado del estalinismo. Yo puedo pedir socialismo pero en el fondo estoy pidiendo capitalismo y solo los iluminados entienden la diferencia entre lo que digo y lo que realmente digo. Décadas de seudosocialismo, de nacionalismo, de tercermundismo (es decir, de PC, PTS, MAS, etc.) has destruído degradado el discurso revolucionario.

      Me gusta

      VS

      08/11/2017 at 13:48

    • Lo de Israel Getzler es una falsificación de las fuentes, claramente demostrada aquí en la parte “The Anarchist School of Falsification”
      http://www.icl-fi.org/print/english/esp/59/kronstadt.html

      el original de Getzler, para que veas lo que se menciona https://libcom.org/files/Israel_Getzler_Kronstadt_1917-1921_The_Fate_of_a_Soviet_Democracy_Cambridge_Russian,_Soviet_and_Post-Soviet_Studies__1983.pdf

      Me gusta

      fu

      08/11/2017 at 21:25

    • Gracias por poner el link al trabajo de Getzler, habrá que hacer tiempo para leerlo, es largo y en inglés… Con respecto al link sobre “The Anarchist School of Falsification” es realmente una vergüenza, parece un informe policial o de los servicios, de hecho reivindica los “interrogatorios” de la Cheka a los capturados en Kronstadt. Por favor, no cometa la BARBARIE de justificarlos. No se olvide que de allí nace toda la “tradición” de lo que después serian la GPU, el NKVD y luego el KGB. Incluso Putin (y todas las lacras que de allí surgieron) todavía AL DÍA DE HOY SE REIVINDICAN ORGULLOSAMENTE COMO “CHEKISTAS”. Volviendo al “informe”, todo el tiempo se hace referencia a “fulanito dijo” o “zutanito escuchó”, o a “cartas”, “diarios” y otras comunicaciones privadas que no pueden ser verificados en su su veracidad. Da asco, y lo sorprendente es que para Ud. no lo sea. Un saludo y gracias igual por el PDF de Getzler.

      Me gusta

      Mariano

      10/11/2017 at 11:41

    • Ya en el segundo párrafo de “The Anarchist School of Falsification” se lee: “The fact that Yeltsin, who had led the 1991-92 overturn of the Bolshevik Revolution, “rehabilitated” the Kronstadt mutineers simply confirmed once again whose class interests were served by the 1921 uprising.”
      … Esa pruebas concretas, esas conclusiones lucidas… son basura. Nadie serio sacaría como conclusión el carácter de clase del motín de Kronstadt basado en lo que Yetsin haya o no hecho en 1994, pero e autor da como fundamento de su texto semejante tontera, y eso solo en el segundo párrafo… no me quiero ni imaginar el resto.
      Fu, salgase un poco del papel de aparato que encarna, y haga uso de fuentes que no tengan un sesgo tan evidente y que sean un poquito mas confiables. Yo creo que Victor Serge puede ser una de esas fuentes, o es demasiado anarquista a sus ojos?

      Me gusta

      Ignacio Argonauta

      10/11/2017 at 22:37

    • “¿qué entienden por democracia obrera?”

      La democracia de una mayoría sobre una minoría.

      “¿Qué entienden por “todo el poder a los soviets”?”

      Literalmente eso: todo el poder para los soviets y no una minoría correcta y justamente aplastada.

      Me gusta

      Nuevo Socialismo

      12/11/2017 at 00:10

    • Nuevo Socialismo.
      Usted lo ha dicho
      “¿qué entienden por democracia obrera?”
      “¿Qué entienden por “todo el poder a los soviets”?”

      Básicamente eso.
      Usted se pisa la cola solo, sobretodo porque justamente lo que NO se llevó a cabo bajo el régimen bolchevique fue “todo el poder a los soviets”. El poder residía en el PCUS que se había hecho con el Estado. De ahí, trate de salvar la contradicción entre el poder de los soviets y el poder del Estado. Déjeme recordarle que los soviets fueron perdiendo progresivamente su poder, el cual se centralizaba cada vez más en el politburó del comité central del PCUS.
      Para tratar de democracia obrera, mi impresión es que hay que remitirse a la crítica de Rosa Luxemburgo a la URRS o a el grupo oposición obrera, los decistas, y el grupo obrero. ¿Puede haber democracia obrera cuando existe la política del partido único? cuando se persigue a las alternativas por izquierda? cuando se prohíbe la libertad de prensa? ¿A que democracia obrera hace alusión usted? La democracia obrera no se alcanza mediante la coacción estatal. Esa debería ser una de las lecciones de la revolución Rusa. Pero han pasado 100 años y a muchos les gustaría repetir los mismos errores que ya se han cometido más de una vez. Como les gusta hablar de la historia y las lecciones históricas a ciertos sectores de la izquierda, pero siempre haciéndose los locos respecto a las más evidentes!

      Me gusta

      Ignacio Argonauta

      13/11/2017 at 10:17

    • <>

      Ya sea que esa minoria esté dentro del partido, o sean criticos de cualquier otro partido de izquierda o cualquiera que disienta con MI partido, tenga o no razon.

      Haga un favor y cambiese el nombre para comentar, sus ideas no representan ni al nuevo socialismo, ni al viejo socialismo, ni a ningun socialismo. Nefasto

      Me gusta

      Sergio

      14/11/2017 at 08:35

  6. Se puede decir que lo hecho por los bolcheviques en Kronstad y las resoluciones del X congreso tienen una ligazon? Estas dos decisiones tremendamente erradas clausuraron la posibilidad de un régimen pluripartidista soviético?

    Me gusta

    Alv

    05/11/2017 at 22:10

    • Es correcta su intuición. La revolución rusa efectivamente se clausuró en Marzo de 1921. Un evento y otro están inevitablemente relacionados. Basta leer el discurso de cierre al X congreso por parte de un Lénin completamente frustrado y neurotizado, por una realidad que cada día desmentía su deseos, que termina afirmando como grito de guerra “¡Basta de Fracciones!” o sea, basta de democracia obrera, consumando así un verdadero AUTOGOLPE de SU FRACCIÓN, entre los cuales figuraba, por supuesto Stalin (que supo ver más claro que nadie el alcance de semejante desatino). Trotsky no dijo una palabra al respecto.
      Todo que siguió después, parafraseando al Trotsky justificador de la represión de Kronstadt, fue “una tragedia inevitable”…

      Me gusta

      Mariano

      06/11/2017 at 10:17

  7. En la ciudad de La Plata, el día de la identificación del cuerpo de Maldonado, se produjo una manifestación, pero los anarquistas no pudieron participar porque fueron cercados por un cordón troskista. Les restringieron el paso al centro de la manifestación. Se argüía que era por miedo a infiltraciones (había mayoría de encapuchados, pero el otros tantos que no)… mientras los anarquistas cantaban: “Ni policía azul, ni policía roja”; “al pueblo, unido, lo cagan los partidos”. Yo mientras me preguntaba si las relaciones entre fracciones políticas de izquierda de hoy es de orden prefigurativo…

    Me gusta

    fel

    06/11/2017 at 12:14

    • Acá hay que hacer una distinción: hay grupos anarquistas argentinos y otros más lúmpenes tipo Quebracho, que aprovechan cualquier ocasión para enmascararse entre la multitud y armar bardo, las normas mínimas de seguridad al respecto son necesarias. Acá en Mendoza tenemos el colmo de que agrupaciones anarco-feministas impiden a sus integrantes marchar junto a sus compañeros de vida, por entender que TODOS los varones son asesinos, abusadores y machistas, aunque sea en potencia. Si algunos de los fundadores del anarquismo -tanto en argentina como en el resto del mundo- vivieran, seguramente andarían cagando a patadas a todos estos pseudo-anarquistas contremporáneos…

      Me gusta

      Mariano

      06/11/2017 at 13:14

  8. Buen post es muy interesante que al cumplirse un centenario de la Revolucion Rusa se planteen criticas por izquierda a los bolcheviques
    En la misma linea va el nuevo libro del profesor Anarquista Español Carlos Taibo “Anarquismo y Revolucion en Rusia(1917-1921)”
    Donde se tratan los sucesos de Kronstadt y la Majnóvschina
    http://alasbarricadas.org/noticias/node/39122

    Me gusta

    Sergio

    06/11/2017 at 14:21

  9. Quien reivindica la represión de Kronstadt es alguien a quien jamás quiero ver llegar al poder de nada.

    Me gusta

    La Cagámpora

    08/11/2017 at 15:37

    • Ni considerarlo un compañero socialista ni nada parecido.

      Me gusta

      Ezequiel

      11/11/2017 at 00:04

    • Bueno pues entonces tendrás que dejar de ver a Trotskiy (menchevique) y los suyos (trotskistas), a Lenin (marxista) y los suyos (leninistas), etc, etc.

      Me gusta

      Nuevo Socialismo

      12/11/2017 at 00:07

  10. aprovechando la oportunidad del debate, es momento de que la historia de la revolución no se atenga al “canon” trotskista (mucho menos stalinista): hubieron bolcheviques que le hicieron oposición por izquierda a Lenin desde muy temprano, primero de forma oficial adentro del partido, después de forma clandestina cuando el partido adoptó su forma ditatorial “puertas adentro”. También de Paul Avrich es el artículo sobre Miasnikov y la Oposición Obrera en el partido bolchevique: http://www.saludproletarios.com/.cm4all/mediadb/Izquierda_bolchevique/Miasnikov_Avrich.pdf

    Me gusta

    gomes

    09/11/2017 at 18:43

  11. Un dato que hecha por tierra la perorata de que el programa de Kronstadt propugnaba el soviet sin bolcheviques, es que estos -en momentos en que se produce la renovación de las autoridades del soviet de Kronstadt- obtienen alrededor de un tercio de los diputados.
    Lo que pretendían, desde el punto de vista político, era que se pudieran elegir representantes en el soviet libremente.
    Esto debería llamar la atención a quien cree que en 1921 los soviets eran expresión de la voluntad de los trabajadores. La verdad es que los comisarios y el partido eran los que decían quienes podían ser candidatos y quien no.
    Esta forma de entender la “democracia obrera” se corresponde con la “democracia” interna de las organizaciones politicas.

    Me gusta

    Roberto

    17/11/2017 at 15:22


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: