Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Salida al mar para Bolivia y nacionalismo

with 5 comments

A partir de las discusiones sobre la posición del socialismo frente a los nacionalismos, un compañero chileno, Sebastián, me consultó sobre qué posición deberían adoptar los socialistas chilenos frente a la demanda de salida al mar por parte del gobierno boliviano. Esto considerando que los territorios le fueron arrebatados a Bolivia en la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883), promovida por el capital inglés.

Fue una consulta, pero casi inmediatamente coincidimos en que para un socialista el criterio debería ser bajar todo lo posible las rivalidades entre Chile y Bolivia. Por eso, es necesario que los socialistas chilenos se pronuncien sin ambigüedades por la restitución de los territorios arrebatados a Bolivia, que le permitan una salida soberana al mar. En este marco, pensamos que es necesario criticar a los partidos de izquierda que integran la coalición gubernamental por su posición chovinista frente a Bolivia. Es que a pesar de que tradicionalmente la izquierda chilena ha estado a favor de una salida al mar para Bolivia, partidos como el Comunista hoy llegan al extremo de enviar delegaciones parlamentarias a la Haya, junto a representantes pinochetistas y del oficialismo, para sostener como “causa de Estado” la defensa de la “soberanía y la integridad territorial chilena”.

Sebastián me dice también que una postura favorable al reclamo de Bolivia tendrá como consecuencia inmediata estar en oposición a la opinión mayoritaria de la población chilena, y de la clase obrera. Sin embargo, coincidimos en que esto no debería impedir llevar adelante una educación socialista, contra el nacionalismo. El criterio central debe ser que no se mantengan territorios como botines de guerra, y menos todavía cuando esos “trofeos” sirven para inflamar el patriotismo.

En cuanto a los socialistas bolivianos, también coincidimos en que deberían criticar toda forma de exacerbación del ánimo anti-chilenos, sea por parte del gobierno de Evo Morales, o de los partidos burgueses y pequeño burgueses. Tengamos presente que el presidente Evo constantemente convoca a la “unidad nacional” en torno a la causa contra Chile. Y se trata, a través de múltiples canales, de mantener vivo el resentimiento contra los chilenos. El siguiente mural, a las orillas del lago Titicaca, es representativo de esta ideología nacionalista.

 

Mural en Titicaca: Soldado boliviano matando a soldado chileno

Por eso, no es posible que los socialistas se sumen a los desfiles patrióticos de unidad nacional –multitudes agitando las banderas bolivianas y tocando el himno a Abaroa (héroe boliviano que murió en la guerra del Pacífico)- o que reproduzcan sin crítica el discurso de Morales de “Chile nos roba la salida al mar”. Asimismo es necesario rechazar la idea, tan difundida por Morales, de que “Chile estanca nuestra economía y el trabajo de los bolivianos” al no concederle la salida al mar. La causa de los padecimientos de los trabajadores y las masas bolivianas no es Chile. Es lamentable que algunas organizaciones bolivianas de la izquierda radical se callen ante estas expresiones chovinistas y patrioteras.

El criterio básico fue planteado por Lenin: los socialistas de cada país deben poner el acento en criticar el patriotismo y chovinismo reinantes en sus países. Es central que tomen distancia con respecto a sus burguesías. Máxime cuando se trata de dos naciones igualmente dependientes y atrasados, como son Chile y Bolivia. El eje de la política socialista es que no hay unidad nacional posible entre explotados y explotadores. Por el contrario, los nacionalistas, incluso los que se llaman a sí mismos socialistas, o progresistas, ponen en primer plano la unidad nacional.  Con la excusa de no perder el apoyo de las masas trabajadoras, renuncian a los puntos de vista de clase, y adoptan los puntos de vista de la burguesía o de la pequeña burguesía de “su” nación. Los socialistas, en cambio, sostenemos que la clase obrera no tiene patria (véase El Manifiesto Comunista). Este mensaje no tiene que quedar en eslogan “para los Primero de Mayo”; debería ser el punto de partida desde el cual se articulan todo el resto de los argumentos.

En especial, hay que poner énfasis en lo que también señalaba Lenin: “el movimiento socialista no puede triunfar dentro del viejo marco de la patria. El socialismo crea formas nuevas y superiores de la sociedad humana, en las cuales las necesidades legítimas y las aspiraciones progresivas de las masas trabajadoras de cada nacionalidad serán satisfechas, por primera vez, a través de la unidad internacional, siempre que las actuales divisiones nacionales sean removidas” (“La posición y las tareas de la Internacional Socialista”, noviembre 1914).

Es fundamental educar en la idea de que la superación del atraso y la miseria de las masas trabajadoras chilenas o bolivianas no pasa por la exaltación de las rivalidades nacionales entre ambos países, sino por estrechar la colaboración y solidaridad entre los explotados, en la perspectiva del triunfo del socialismo en ambos países. Una iniciativa que puede ayudar es que las organizaciones socialistas, bolivianas y chilenas, que coincidan en estas posturas, unan esfuerzos y procuren, incluso, redactar alguna forma de manifiesto en común defendiendo una postura crítica de todo chovinismo y a favor del internacionalismo obrero.

Written by rolandoastarita

22/10/2017 a 10:25

Publicado en General

Tagged with , , ,

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Se que no viene al tema y pido disculpas por adelantado, pero tras una experiencia bastante fuerte hace unos dias decidi cuestionarme los protocolos de los partidos y de las marchas sociales ya que la cantidad de infiltrados y de punitivismo paranoico por parte de ciertos partidos hace peligrar no solo la vida de los militantes sino tambien de todos los relacionados a los mismos.
    Existen experiencias que pueda mencionarme ademas del partido bolchevique donde se tomaran medidas tanto hacia sectores vigilantes como hacia infantilismos? Marx trata este tema? Saludos profesor

    Me gusta

    SDPA

    22/10/2017 at 17:56

  2. A quien fortalecer’ia una salida al mar a Bolivia? A los trabajadores o a la burguesia boliviana?
    A quien pertenece el mar en chile, a los trabajadores o a la burgues’ia?
    En ambos casos, la cuesti’on es evidente.
    Por lo dem’as, dicha demanda solo enaltece el chovinismo en ambas naciones. No ser’a mejor apelar a demandas realmente revolucionarias m’as que a aspectos nacionalistas enmarcados en el contexto hist’orico que sufrimos?

    Me gusta

    Ignacio Argonauta

    22/10/2017 at 21:21

  3. Sin ser fan del Partido Comunista (más bien todo lo contrario), hay que decir que a pesar de ser parte de la coalición gobernante, ellos han mantenido una postura firme respecto a entregar una salida al mar para Bolivia. En efecto, generalmente en temas de conflicto, toman partido por la postura que emane del gobierno de Evo Morales y tratan de poner paños fríos (sin mucho éxito). Son unos reformistas rompe huelgas, pero Chauvinistas no es un epíteto que yo les colgaría.

    Dicho esto, un problema para la restitución de tierras es que el único modo de hacerlo sería la partición del país, dado que en la guerra también se anexó parte de lo que fue territorio peruano, por lo que sería imposible una cesión del territorio entre Arica y Tocopilla a Bolivia. Más aún, la resistencia de los mismos habitantes de la zona sería bien fuerte, similar a si Argentina cediera toda la provincia de Santa Cruz a Chile (ambición que por fortuna sólo cabe en el imaginario de un par de nacional socialistas de acá). La otra solución sería entregar un corredor territorial por el norte de Arica, pero lamentablemente Perú hace ejercer su derecho pactado de oponerse a dicha cesión (pues claro, a la burguesía peruana no le conviene perder su frontera comercial con Chile). Y así están las cosas. El presidente Morales tampoco ayuda mucho, con sus desplantes patrioteros cada tantos meses sólo ha logrado aumentar el nacionalismo en el pueblo chileno, y por supuesto que la prensa local hace lo suyo destacándolo. Honestamente creo que hasta que no haya una coordinación entre trabajadores de Perú, Bolivia y Chile, difícilmente se llegará a alguna resolución. A los gobernantes de los tres países les conviene sostener rencores.

    Me gusta

    Diego

    23/10/2017 at 00:46

  4. Todos los comunistas convenimos en la necesidad de lucha contra el patriotismo. Usted sostiene que para “bajar todo lo posible las rivalidades” es necesario que los socialistas chilenos -y suponemos también de otras nacionalidades- “se pronuncien sin ambigüedades por la restitución de los territorios arrebatados a Bolivia”. Pero ¿en qué razonamientos se basa para llega a esa conclusión? ¿El agente de esa restitución, es el actual Estado burgués chileno u otro tipo de poder político de clase? ¿Restituye en su totalidad el territorio conquistado o sólo el necesario para satisfacer la “salida soberana al mar”? ¿El territorio es recibido por un gobierno burgués, como el actual, o existirá allí otro tipo de poder político?

    Precisamente porque concuerdo con las definiciones políticas que usted señala en la última parte de la nota, es que no me convence la táctica de la restitución. Esta posición no contribuye a disminuir las rivalidades nacionales entre los trabajadores, sino que sólo invierte los términos del problema. Si el Estado burgués chileno cede el territorio al Estado burgués plurinacional boliviano, la clase obrera de Antofagasta o Calama seguiría trabajando bajo el yugo del capital, en ese espacio regional de valorización. No cambiarían su carácter las relaciones y formas de producción capitalistas, ni se modificaría ostensiblemente la correlación global entre las clases en el territorio. Decretada la restitución, nada impediría que los capitales existentes continúen operando, bajo las condiciones generales que les brinde el nuevo poder político boliviano. Y por supuesto, nada impediría que los trabajadores de Antofagasta y Calama sigan siendo explotados, sólo que ahora “integrados” a una diferente formación capitalista dependiente. Desde el punto de vista de los intereses históricos de la clase obrera, y también de sus intereses más inmediatos, la restitución territorial a Bolivia por parte de Chile, siendo un trato entre dignatarios burgueses, nada tiene que ofrecer a los trabajadores.

    Me gusta

    José

    23/10/2017 at 09:00

  5. Estimado Rolando Astarita, en línea con la crítica de José, pienso que pedir la restitución del antiguo territorio boliviano, no condice con “estrechar la colaboración y solidaridad entre los explotados, en la perspectiva del triunfo del socialismo en ambos países”, ni contribuye a romper el “viejo marco de la patria”, ni ayuda a remover “las actuales divisiones nacionales”.

    En Bolivia, lugar desde donde le escribo, la política de los socialistas debería concretarse en una clara oposición a la recuperación del mar, pedido que no hace más que insuflar el nacionalismo en amplios sectores de la población, a la vez que es usado por los gobernantes de turno para distraer a dicha población o ganar popularidad cuando la situación política les es adversa; en línea con esto, paralelamente, debería pugnarse por la unión internacional de los trabajadores -como dice usted- “en la perspectiva del triunfo del socialismo en ambos países”.

    Me gusta

    Gustavo

    24/10/2017 at 19:05


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: