Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Una reflexión sobre el resultado de las PASO

with 80 comments

Cuando se realizaron las elecciones PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) en 2015, escribí en el blog que “para los socialistas el dato más relevante es que el 92,6% de los votos, a nivel de todo el país, fueron para los cuatro primeros partidos burgueses” (aquí). Y agregué que debíamos mirar de frente la dificultad, sin buscar falsos consuelos.

Pues bien, algo similar podría escribir hoy, a la vista de los resultados de las PASO 2017. De conjunto Cambiemos, Kirchnerismo, Partido Justicialista, Frente Renovador y “otros” (diversas formaciones burguesas) obtuvieron el 93% de los votos (sin tener en cuenta los votos en blanco e impugnados). La izquierda, sumando todas sus expresiones políticas, obtuvo el 7%. El problema planteado en 2015 se mantiene, con pocas variantes.

Sin embargo, ahora es preciso incluir el incremento del voto a Cambiemos, que subió su piso electoral en 21 de las 24 provincias más CABA. Obtuvo 1,7 millones de votos más que en las PASO 2015. Además de Ciudad de Buenos Aires, la coalición oficialista se impuso en Córdoba, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Santa Cruz, La Pampa, Corrientes y Jujuy. Y empató en provincia de Buenos Aires. Un resultado que parece difícil de encajar en las caracterizaciones y políticas que desplegó la izquierda ante las elecciones. Veamos por qué.

Recordamos que se caracterizó que en la población existe una bronca inmensa contra el Gobierno y su programa de ajuste y entrega, y una voluntad de movilizarse y luchar que abarca a casi todo el país. También se sostuvo que, en el plano electoral, las masas buscan una alternativa para frenar la caída de salarios, los despidos, la desocupación y los ataques a las libertades democráticas (ahora, en primerísimo lugar, el secuestro y desaparición de Santiago Maldonado). Y que millones de trabajadores posiblemente tengan esperanza en la oposición burguesa (kirchnerismo, Partido Justicialista, Massa y Stolbizer). Pero esta oposición es cómplice de Cambiemos, del ajuste y de los ataques a las masas. Aunque esa complicidad – en especial en el caso del kirchnerismo- no aparece clara a los ojos de la población.

Estas premisas articularon entonces el discurso y la agitación de gran parte de la izquierda en la campaña electoral. Por un lado, porque había que denunciar que el kirchnerismo, el Frente Renovador, y los gobernadores del PJ (más la burocracia sindical) no podían ser los canales a través de los cuales se expresara la bronca popular. Y porque paralelamente había que presentar consignas programáticas que dieran respuesta a los problemas más acuciantes. De ahí el eslogan solución “acabemos la desocupación repartiendo las horas de trabajo, con aumento de salarios para todos”. O la demanda de una ley de prohibición de los despidos. En definitiva, el voto servía para que la izquierda pudiera imponer – junto a la movilización- esas leyes; y ayudar a las luchas obreras y populares contra el ajuste y la represión.

Subrayo: la idea era que las masas quieren luchar contra Cambiemos, pero las direcciones peronistas (kirchnerismo incluido) las traicionan. Por lo tanto, la izquierda debe presentarse como la campeona de la lucha para, eventualmente, ponerse a la cabeza de la bronca popular en ascenso. En este marco, era natural pensar que si sectores de las masas rompían con el kirchnerismo, el PJ o el Frente Renovador, lo harían por izquierda, hastiados de la complicidad con Cambiemos de esos dirigentes traidores.

Bajó el voto a la oposición burguesa, pero creció Cambiemos

El problema es que entre las PASO de 2015 y las de ayer bajó el voto al kirchnerismo y al Frente Renovador, pero ese voto solo fue en escasa cantidad a la izquierda. Y en alguna medida importante alimentó a Cambiemos y otras variantes burguesas. Repasemos los datos.

En primer lugar, en las PASO de 2015, y a nivel nacional, el Frente Para la Victoria obtuvo el 38,7% de los votos; Cambiemos el 30%; Massa y De La Sota 20,6%; Progresistas (Stolbizer) 3,5%.; Compromiso Federal (Rodríguez Saá) 2,1%. El FIT obtuvo 3,3%. Sumando el resto de la izquierda (o sea, Nuevo MAS, MST y Frente Popular) se llegó a aproximadamente el 4,8%. Observemos que el conjunto formado por FPV, Massa-De la Sota, Rodríguez Saá y Stolbizer obtuvo el 65% del total de los votos.

En las PASO de ayer Cambiemos consiguió el 37,5% de los votos. El kirchnerismo (incluye a Rodríguez Saá) 20,5%; el Partido Justicialista 18,5% y el Frente Renovador de Massa-Sotlbizer 7%. “Otros” obtuvieron el 9,5%. El conjunto formado por el kirchnerismo, PJ y Fte Renovador recibió el 46% de los votos. Es una caída de 19 puntos con respecto a 2015. Pero solo en una proporción pequeña esos votos giraron a la izquierda. Esta, de conjunto (esto es, incluyendo al FIT, Izquierda al Frente, Zamora, Creo de Solanas y el Frente Socialista y Popular) llegó al 7%. Una suba de poco más de 2 puntos sobre las PASO de 2015. ¿Dónde fueron entonces los votos que perdió el peronismo de conjunto? Pues una parte a “otros”, como Lousteau en Capital y Fuerza Republicana, de Tucumán. Y otra fue a Cambiemos; es lo que explicaría su aumento en 7 puntos con respecto a 2015.

La cuestión se ve incluso mejor en la provincia de Buenos Aires. En 2015 el FPV obtuvo el 40% de los votos, y Cambiemos 29%; Unidos por una Nueva Alternativa (Massa) 19,7%; Progresistas 4,3%. O sea, la suma de FPV, Massa y Stolbizer representó el 64% de los votos bonaerenses. El FIT obtuvo 3,8%; agregando al MAS y Frente Popular llegamos a 4,8%.

En las recientes elecciones Cambiemos obtuvo el 34,1% de los votos; el kirchnerismo 34,1%; Massa (con Stolbizer) 15,5% y Cumplir de Randazzo 5,9%.  O sea, la oposición burguesa a Cambiemos experimenta, de conjunto, una caída de 8,5 puntos porcentuales con respecto a 2015. Sin embargo, el FIT obtuvo solo 3,6%. Y considerando los votos de la izquierda de conjunto (FIT más Izquierda al Frente, Frente Socialista y Popular, Patria Grande, Creo) llegamos al 5,8%. No hay gran diferencia con 2015. Es claro entonces que la mayor parte de la caída del voto a la oposición burguesa tuvo como contrapartida el aumento en 5 puntos de la votación de Cambiemos, del 29% al 34%.

Tengamos presente que se suponía que las masas anhelaban expresar su bronca y movilizarse contra el ajuste, y que por eso romperían con la oposición burguesa. Sin embargo, la mayor parte que no repitió el voto a la oposición burguesa, votó a Cambiemos. Y Cambiemos es la encarnación misma del ajuste. ¿Cómo se explica este embrollo?

Dos respuestas provisorias que he leído por estas horas en algunos medios de izquierda merecen algún comentario. Una remite todo el asunto a la “polarización”. Lo cual equivale a explicar el voto a Cambiemos y el kirchnerismo porque las masas votaron masivamente a Cambiemos y el kirchnerismo. Es lo que se llama una tautología. La segunda explicación dice que las masas castigaron a la oposición PJ, massista y kirchnerista porque ha sido cómplice del ajuste de Macri. Pero ¿cómo es que las masas castigan a la oposición burguesa por ser cómplice del ajuste, votando a Macri que es la principal cabeza del ajuste? Este argumento no tiene lógica.

Mi conclusión es que los resultados electorales obligan a reflexionar sobre caracterizaciones y formas de hacer política que están muy arraigadas. Y también sobre qué alternativa global puede presentar la izquierda (por ejemplo, ¿cómo enfrentar el mensaje de “no hay alternativa al capitalismo”, con que los políticos burgueses atacan a la izquierda? ¿O todo se arregla diciendo que somos buenos luchadores sindicales?). Varias de estas cuestiones las he planteado en notas del blog, y en otros escritos. Aunque la única respuesta que recibí fue el rechazo, directo y llano, a cualquier intento de problematización de estos temas (más los habituales insultos).

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:
Una reflexión sobre el resultado de las PASO

Written by rolandoastarita

14/08/2017 a 17:19

Publicado en General

Tagged with ,

80 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola, estuve hablando con un par de compañeros,q están mi con mucha bronca contra el gobierno,y q históricamente votan a la izquierda, y me dijeron q votaron a Cristina,para q no gane el macrismo, no se si este ejemplo se podrá masificar, o se podra sacar alguna experiencia. Saludos

    Me gusta

    Carlos Esteban

    14/08/2017 at 18:34

  2. ¿Podrías, Rolando, brindar algunos enlaces a esas notas que referís en tu conclusión? Gracias

    Me gusta

    Ariel

    14/08/2017 at 18:52

    • Lo básico lo expliqué en mi Crítica del Programa de Transición. Algunas cuestiones: a) crítica a la idea de que el capitalismo siempre está en crisis económica, y esta es casi terminal; b) ligado a lo anterior, superar la idea de que la clase dominante no tiene prácticamente ningún margen de maniobra; c) crítica a la idea de que las masas están siempre dispuestas a movilizarse, o desbordando por la izquierda a sus direcciones reformistas o burocráticas; d) superar la visión de que el capitalismo se sostiene por la traición de las direcciones burocráticas o reformistas, ya que si no fuera por estas direcciones las masas avanzarían hacia la revolución; e) crítica a la táctica de agitación de consignas transicionales (ver aquí, por ejemplo; también las discusiones sobre control obrero, aquí y siguientes; o sobre desocupación y la consigna de reparto de horas de trabajo); f) revalorización de la tarea de propaganda de las ideas socialistas y del trabajo teórico (véase, por ejemplo, Anti-Dühring, de Engels; o “¿Qué haceer?” de Lenin); g) volver a establecer la división entre programa máximo y mínimo, la importancia de la lucha por reformas o mejoras, combinada con la propaganda; h) establecer un criterio materialista y científico como base del programa y la agitación (véase, por ejemplo, aquí y aquí); i) necesidad de discutir la alternativa socialista, en base a la crítica de las experiencias de los llamados “socialismos reales” (por este motivo analicé con cierta extensión la experiencia de la colectivización forzosa y la industrialización acelerada en la URSS, aquí y siguientes).

      Le gusta a 3 personas

      rolandoastarita

      14/08/2017 at 23:12

  3. Excelente Rolando! Me podrías señalar en que textos ensayastes una respuesta a estos problemas que marcas sobre las prácticas de las izquierdas?

    Me gusta

    Pablo

    14/08/2017 at 20:48

  4. Hay una posible explicación alternativa que no se está teniendo en cuenta. La premisa de que las masas querían expresar su bronca habla en sí misma de concepciones sociológicas un poco anticuadas, y de valor por lo menos discutible en las sociedades de hoy. Esto es algo que cambiemos sabe muy bien, y lo explota con la mercadotecnia electoral. Por su parte la izquierda se resiste a hacer política en la forma que hay que hacerla pasa sumar y ganar en el siglo XXI. Por qué, no lo sé. Además si nos quedamos con el concepto de masas, deberíamos dar cuenta que son fuertemente status quo, históricamente, por lo menos en lo que refiere a Capitalismo o Socialismo. Por ultimo, hay un aire fuertemente ingenuo en los eslogans de campaña. me hace acordar a la política universitaria, bien panfletaria, bien ideológica, pero sin ideas y planes concretos para desarrollar lo que se dice ¿Quién puede creer en que podrían conseguir así como así imponer 6hs diarias y 25 mil pesos de salario, incluso suponiendo que contaran con las mayorías necesarias en las instituciones? hay que proponer políticas públicas concretas y dejar los eslóganes para los publicistas.
    Saludos!

    Me gusta

    Marcelo

    14/08/2017 at 23:00

  5. CONVENGAMOS QUE CAMBIEMOS QUE FUERON LOS GANADORES, NO PLANTEAN POLÍTICAS PÚBLICAS CONCRETAS, SUBIERON CON SLOGANS DE POBREZA CERO, LA REVOLUCIÓN DE LA ALEGRÍA, CAMBIEMOS AHORA EN SERIO, LOS GLOBOS DE COLORES, LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN QUE CUALQUIERA QUE TIENE DOS DEDOS DE FRENTE NO SE LA CREE PORQUE ELLOS MISMOS FORMARON Y FORMAN PARTE DEL ENTRAMADO DE LA CORRUPCIÓN.

    Me gusta

    liliana

    15/08/2017 at 01:53

  6. Y GANARON EN CASI TODAS LAS PROVINCIAS, COMO SE ENTIENDE ESTO, LA GENTE VOTA A SUS PROPIOS VERDUGOS, O OPRESORES?

    Me gusta

    liliana

    15/08/2017 at 01:54

  7. Como diría el genial Ezequiel Martinez Estrada, en el país de Trapalanda todo es posible, para los que tenemos algunos años, recuerden que el pueblo masivamente apoyo a un dictador dipsomano como Galtieri porque nos llevaba a una guerra, salvada esta adquisición , todo es posible. Pero la actual izquierda, netamente troskista, adolece de dos grandes males, no le muestra a la sociedad una verdadera cohesión, la construcción de un gran frente , no electoral , sino un frente de expresión política y no con soluciones muy rimbombantes, como 6 horas de trabajo, 25.000 pesos de sueldo, expropiación de empresas que cierran, consignas con las que estoy de acuerdo, pero no explica como se llevan a cabo. Hoy en el mundo, algunas expresiones de izquierda están hablando otro idioma, el de las criptomonedas, la renta básica universal, la soberanía alimentaria, la fusión de campo-ciudad,los agro-cultivos familiares y populares, las empresas starpup y fundamentalmente entender que por las urnas en este tipo de democracias seudo-representativas no se logra absolutamente nada. Por ello unión de todo el arco de la izquierda ya, abstención electoral, conformación de pequeñas comunas para crear en un entramado de federaciones, autogestiòn, existe algo que se llama internet, redes sociales, si en 1917 en el imperio mas vasto del planeta como toda arma de comunicaciòn como el telegrafo, pudieron hacer la revoluciòn que cambiò el mundo, en que atrasamos tanto?

    Me gusta

    carlos hugo castello

    15/08/2017 at 09:02

    • Diste absolutamente en el clavo. Se repiten mecánicamente cosas de hace 100 años como si el mundo no hubiese cambiado.

      Me gusta

      Hernan

      15/08/2017 at 22:36

  8. Es un hecho que la población está contra el ajuste y votó como votó, e incluyo al kirchnerismo entre los ajustadores.
    Me recuerda a la explicación de la derrota de Alfonsín por la ley de obediencia debida, pero el voto fue al PJ de la autoamnistía y el indulto.
    Pero debemos recordar, creo que la frase es de Juan B. Justo, que el pobre de toda pobreza es rehén económico, cultural y, por ende, electoral, de su señor feudal.
    Recordemos que el pobre es más bien lumpen que proletario.
    Y, en términos políticos, no sólo existe un feudalismo estatalista en las provs del Norte sino en el mismísimo GBA. Mucho del voto por Cambiemos fue percibido como liberador frente a dichos sres. feudales. Un ejemplo sería la derrota de la dinastía conservadora-peronista de los Rodríguez Saá, que se remonta a la época de Rosas.
    Por otro lado, creo que la izquierda no ha hecho mala elección a pesar de un discurso confuso en su formulación, por ejemplo frente al caso venezolano, tal como anteriormente señalara el profesor Astarita.

    Me gusta

    santiago

    15/08/2017 at 11:57

    • ¿Como que el pobre es lumpen? ¿qué entendés por pobre y por lumpen?

      Le gusta a 1 persona

      Lucas

      15/08/2017 at 13:18

    • Me refiero a que el pobre bien pobre no tiene chance de entrar en contacto con agrupaciones sindicales ni nada; un día trabaja acá y otro allá. Recordá que en arg hay un 35% de trabajo en negro.
      En todo caso, proletarios no son, no llegan a serlo.

      Me gusta

      santiago

      15/08/2017 at 16:39

  9. Santiago, proletario es el que sólo tiene a su prole, que carece de medios de vida y de producción. El trabajador en negro es tan trabajador como cualquier otro sólo que está en una situación más precaria que el trabajador registrado. Pero no es lumpen. Vale decir, el pobre pobre no es lumpen necesariamente.

    Es más, puede haber, y los hay, lúmpenes que son burgueses. Al Capone era un lúmpen y un burgués. Su negocio no escapaba a la lógica de la competencia capitalista aunque tenía un costo extra fundado en el carácter delictivo de su actividad.

    Ni siquiera los desocupados son lúmpenes.

    Marx distinguía tres clases de desocupaciones o sobrepoblaciones: “… la sobrepoblación relativa adopta continuamente tres formas: la fluctuante, la latente y la estancada …”

    Fluctuante: “… a los obreros fabriles ora se los repele, ora se los atrae nuevamente y en mayor volumen, de tal modo que en líneas generales el número de los obreros ocupados aumenta, aunque siempre en proporción decreciente con respecto a la escala de la producción. La sobrepoblación existe aquí bajo la forma fluctuante …

    Latente: “… No bien la producción capitalista se apodera de la agricultura, o según el grado en que se haya adueñado de la misma, la demanda de población obrera rural decrece en términos absolutos a medida que aumenta la acumulación del capital que está en funciones en esta esfera, sin que la repulsión de esos obreros como ocurre en el caso de la industria no agrícola se complemente con una mayor atracción. Una parte de la población rural, por consiguiente, se encuentra siempre en vías de metamorfosearse en población urbana o manufacturera … Esta fuente de la sobrepoblación relativa fluye, pues, constantemente. Pero su flujo constante presupone la existencia, en el propio campo, de una sobrepoblación constantemente latente …”.

    Estancada: “… constituye una parte del ejército obrero activo, pero su ocupación es absolutamente irregular, de tal modo que el capital tiene aquí a su disposición una masa extraordinaria de fuerza de trabajo latente. Sus condiciones de vida descienden por debajo del nivel medio normal de la clase obrera y es esto, precisamente, lo que convierte a esa categoría en base amplia para ciertos ramos de explotación del capital. El máximo de tiempo de trabajo y el mínimo de salario la caracterizan …”.

    Luego reconoce un sedimento más bajo de la sobrepoblación, que no es lumpenproletariado, sino que es pauperismo, que las divide en tres categorías: “… La primera la constituyen personas aptas para el trabajo. … La segunda: huérfanos e hijos de indigentes. Son candidatos al ejército industrial de reserva y en épocas de gran prosperidad, como por ejemplo en 1860, se los alista rápida y masivamente en el ejército obrero activo. La tercera: personas degradadas, encanallecidas, incapacitadas de trabajar. Se trata, en especial, de obreros que sucumben por la falta de movilidad a que los condena la división del trabajo, de personas que viven más allá de la edad normal de un obrero, y por último de las víctimas de la industria, cuyo número se acrecienta con la maquinaria peligrosa, la expansión de la minería, de las fábricas químicas, etc.: mutilados, enfermos crónicos, viudas, etc.El pauperismo constituye el hospicio de inválidos del ejército obrero activo y el peso muerto del ejército industrial de reserva.” (todas las citas son del T° 1, Capítulo 23 de El Capital, Ed. Siglo XXI).

    Para Marx el lumpenproletariado está constituido por “vagabundos, delincuentes, prostitutas”. En el 18 Brumario hace una descripción extensa de algunos lúmpenes en la Francia del siglo XIX: “… roués arruinados, con equívocos medios de vida y de equívoca procedencia, junto a vástagos degenerados y aventureros de la burguesía, vagabundos, licenciados de tropa, licenciados de presidio, huidos de galeras, timadores, saltimbanquis, lazzaroni, carteristas y rateros, jugadores, alcahuetes, dueños de burdeles, mozos de cuerda, escritorzuelos, organilleros, traperos, afiladores, caldereros, mendigos, en una palabra, toda es masa informe, difusa y errante que los franceses llaman la bohème … todos sus componentes sentían, al igual que Bonaparte, la necesidad de beneficiarse a costa de la nación trabajadora”.

    El pobre pobre que vos mencionás no es lumpenaje.

    Me gusta

    Lucas

    15/08/2017 at 18:03

    • Buen ejemplo el de Al Capone. ¿Sabe cuánta gente vive del narcomenudeo?
      Pero volvamos a Marx, “El 18 de Brumario”, cap V: “Bajo el pretexto de crear una sociedad de beneficencia, se organizó al lumpemproletariado de París en secciones secretas, cada una de ellas dirigida por agentes bonapartistas y en general bonapartista a la cabeza de todas. Junto a roués arruinados, con equívocos medios de vida y de equívoca procedencia, junto a vástagos degenerados y aventureros de la burguesía, vagabundos, licenciados de tropa, licenciados de presidio, huidos de galeras, timadores, saltimbanquis, lazzaroni, carteristas y rateros, jugadores, alcahuetes, dueños de burdeles, mozos de cuerda, escritorzuelos, organilleros, traperos, afiladores, caldereros, mendigos, en una palabra, toda es masa informe, difusa y errante que los franceses llaman la bohème: con estos elementos, tan afines a él, formó Bonaparte la solera de la Sociedad del 10 de Diciembre, «Sociedad de beneficencia» en cuanto que todos sus componentes sentían, al igual que Bonaparte, la necesidad de beneficiarse a costa de la nación trabajadora. Este Bonaparte, que se erige en jefe del lumpemproletariado, que sólo en éste encuentra reproducidos en masa los intereses, que él personalmente persigue, que reconoce en esta hez, desecho y escoria de todas las clases, la única clase en la que puede apoyarse sin reservas, es el auténtico Bonaparte”.

      Me gusta

      santiago

      16/08/2017 at 12:17

  10. Rolando: ¿Tiene UD: alguna hipótesis de porqué un sector de los trabajadores, que sufrió los tarifazos y otras medidas de Cambiemos engrosaron su porcentaje de votos?
    Un saludo cordial.

    Me gusta

    Diego

    15/08/2017 at 18:24

  11. Rolando, usted continúa considerando a las fuerzas representadas por Pino, el PCR y a Patria Grande como parte de la izquierda? Por otro lado, me parece una visión bastante pesimista, fundamentalmente ignorando los grandes triunfos del frente de izquierda en provincias como Jujuy, Mendoza, Santa Cruz y nuevamente en Salta, al igual que en otros distritos menores. Por otro lado, usted hizo anteriormente una crítica hacia la consigna del reparto de las horas laborales manteniendo el precio de las mismas (o mejor, igualándola a la canasta básica familiar) refiriendo a que se separó por lo general (por lo general digo porque en las prensas de varios partidos se ha explicado la imposibilidad del capitalismo de llevar esta consigna a cabo) de la explicación de su imposibilidad de aplicación en el sistema capitalista, pero mientras tanto insiste en la revisión del programa de mínimas y máximas de cara a adaptarlo a la situación actual de retroceso de la organización obrera. Por último, usted está asumiendo que todos los votos que el kirchnerismo perdió a manos de cambiemos provienen de la clase obrera, cuando esto no fue así e incluso se puede comprobar observando las áreas en las que sumó votos el oficialismo y en las que por el contrario ganó tanto el kirchnerismo como la izquierda. Espero su respuesta.

    Me gusta

    León

    15/08/2017 at 20:11

    • Puse al PCR, Patria Grande y Solanas en la izquierda desde el momento en que se consideran de izquierda. No es ese el punto de polémica. Sobre programa máximo y mínimo no voy a explicar el asunto aquí. Considero que es un error del trotskismo (de Trotsky en particular) haber suprimido esa división. No entiendo además qué tiene que ver esto con mi crítica a la manera en que los trotskistas presentan el tema de la desocupación. Tener un programa máximo y mínimo no es sinónimo de ocultar a la gente que la desocupación no se puede eliminar en el capitalismo, y menos con leyes prohibiendo los despidos.

      En cuanto al eje de la nota, presento datos. Pensar que los votos a Cambiemos provinieron todos de la burguesía o la pequeña burguesía acomodada es no ver la realidad. ¿Usted no considera perteneciente a la clase obrera a un trabajador bancario, a una docente, a un técnico? Esto para darle casos que personalmente sé que votaron a Cambiemos. De todas maneras, siempre se puede negar la realidad con cualquier argumento.

      Me gusta

      rolandoastarita

      15/08/2017 at 21:49

  12. Buen analisis
    Sin intencion de parecer pesimista creo q el FIT solo retendra una banca(BsAs)de las 3 que obtuvo en 2013(Mendoza y Salta)

    Y que no deberia contar en su analisis como izquierda(entendida esta como Revolucionaria) a Creo,Patria Grande,Frente Popular(Lozano/DeGenaro) ya que son progresismos centroizquierdistas reformistas, alguno un poco mas radical que el otro pero es solo eso, reformas no se plantean superar el estado burges
    Aqui una de las entrevistas mas incisivas que le hicieron a Del Caño y donde nunca habla de Expropiaciones, reparto de la tierra, dictadura del proletariado solo se limita a repetir “gobierno de los trabajadores” va a hacer campaña en los medios de comunicacion ocultado sus verdaderas ideas, hasta los economistas Libertarios como Jose Luis Espert y Javier Milei a pesar de que no se meten en politica son mucho mas sinceros que los referentes del FIT a la hora de contar sus propuestas

    Me gusta

    Sergio

    15/08/2017 at 21:24

    • Se defendió bastante bien Del Caño, pero eso fue lo que hizo: defenderse. Una postura donde la izquierda defiende su derecho a existir, a hablar y a ser “la oposición más consecuente”. De socialismo ni hablar, porque todas las medidas que dijo son capitalismo de Estado. La comparación con Cuba… paupérrima.

      Cuando te corren con eso de que no hay ningún país como el que querés, el argumento tiene que ser que hubo un momento donde no existían países sin reyes. Mencionarle a la burguesía la revolución burguesa. Recordarle que ella fue una clase revolucionaria y que está frente a otra clase revolucionaria… ¡eso es el terror rojo! A la burguesía hay que darle miedo y odio, no risa.

      Me encantaría ver alguna vez un candidato socialista que hable abiertamente de confiscaciones y que logre provocar un escándalo. De este enemigo actual… la clase dominante no tiene nada que temer.

      Me gusta

      La Cagámpora

      16/08/2017 at 01:39

    • La Cagámpora: no sólo lo que vos mencionás que es correcto. Inclusive defendiendo la revolución cubana se puede demostrar que una economía centralizada y planificada, aún con sus desviaciones burocráticas y la falta de participación política de la clase obrera, puede llegar a ser más eficiente en la gestión de los recursos de que dispone. Cuba tiene un PBI entre 20 y 30 veces menor que Canadá y entre 7 y 10 veces menor que la Argentina (dependiendo de las fuentes, he encontrado diferentes datos). Sin embargo, tiene según la OMS y la UNICEF la misma mortalidad infantil que Canadá, una de las expectativas de vida más altas de latinoamérica (casi 80 años); según la FAO carece de problemas sustanciales en materia de alimentación, como sí tiene el resto de latinoamérica (esto es obvio, si existieran problemas graves de alimentación la mortalidad infantil sería más alta y la expectativa de vida más baja). El porcentaje del PBI que destina a educación también es muy alto en comparación con otros países (12,9% del PBI según el BM). En materia de planificación contra desastres (huracanes) ha demostrado ser mucho más eficaz que los países del Caribe (basta recordar que el último huracán provocó aprox. 400 muertos en Haití y sólo daños materiales en Cuba).

      Todo esto pone en cuestión la supuesta falta de eficacia en la asignación de recursos.

      Al menos en parte, con muy poco, el régimen cubano hace mucho. Digo con un PBI como el cubano (inferior al de Puerto Rico) se le suele pedir más de que lo que puede. De ningún país capitalista con un PBI se espera tanto como de se espera de Cuba.

      Es un país pobre.

      Luego, también pone en cuestión el carácter de dictadura que esgrime la ideología burguesa, porque, aún cuando lo sea, cabe decir que no es la dictadura normal. Una dictadura latinoamericana como las que conocemos no tienen esas políticas.

      Es más, cuando murió Castro el diario ABC de España, que es monárquico, decía que desde la revolución habían muerto 7.000 personas por cuestiones relacionadas con la revolución cubana (en 58 años). Las fuentes más duras con el régimen castrista mencionan cerca de 22.000 muertos en el mismo lapso. La democracia colombiana en los últimos 20 años se cargó a cerca de 200 mil personas. Ni hablemos de las dictaduras chilena o argentina.

      En fin, aún cuando corresponda hacer un balance crítico de la revolución cubana hay cuestiones que son reivindicables y que son consecuencia de haber expropiado a la burguesía.

      Me gusta

      Lucas

      16/08/2017 at 11:15

    • Cómo me indigna que esos neoliberales, no sé si de la Escuela Austríaca o qué, usurpen el nombre de los anarquistas, esto es, libertarios.

      Me gusta

      santiago

      16/08/2017 at 12:18

    • El régimen cubano tampoco fue socialismo. O es un socialismo que a mí no me interesa, socialismo de Estado.

      Hay que aceptar -al menos quienes no somos estatistas- que no tenemos países referentes de la sociedad que queremos.

      Me gusta

      La Cagámpora

      16/08/2017 at 23:37

  13. Una de los planteos que explican la eleccion de Bullrich en la provincia de BsAs seria que apartir de que salio a la luz el famoso promedio de las 12 encuestas que daban ganadora a CFK por unos 4 puntos
    Eso parecio generar un miedo antikirchnerista que fue muy superior al ajuste macrista y que termino perjudicando a la “ancha avenida del medio”
    Martin Tetaz un economista afin a cambiemos twiteo un pronostico antes de las elecciones no tan erratico
    https://mobile.twitter.com/martintetaz/status/896393179989258240
    Conclusion a Massa se le fugaron precozmente 5% de sus votantes a Bullrich y creo que ahi estara la clave de la eleccion de octubre en que tanto pueden retener a sus votantes los terceros (Massa/Randazzo) de no apelar al voto util mientras que los de 1 pais son en su mayoria antik los de Randazzo son una incognita mas si tebemos encuenta que una derrota de CFK seria el final para que empieze el proceso de la renovacion peronista

    Me gusta

    Jorge

    15/08/2017 at 23:09

  14. Agrego, voto util o “recorte de boleta” teniendo en cuenta que para senadores ya no juegan ni Massa ni Randazzo

    Me gusta

    Jorge

    15/08/2017 at 23:16

  15. En las elecciones burguesas, las amplias masas de electores, son trabajadores obreros, empleados públicos, profesionales, cuentapropistas de mil oficios, y, sobre todo, pequeños comerciantes y empresarios (Pequeños y Medianos Empresarios: PyMEs) que forman parte de la pequeña burguesía. Percibo a las repúblicas latinoamericanas como repúblicas de Pymes o repúblicas pequeño burguesas; mas no como republicanas de obreros industriales. En latinoamericano los obreros se cuentan por millones pero los Pymes se cuentan por decenas de millones y estos son negocios básicamente familiares. A falta de empresas de grandes capitales, el pueblo genera sus propios negocios, genera el “capitalismo de los pobres”, el capitalismo de la reproducción simple, la economía pequeño burguesa.

    Un Pyme puede ser un vendedor ambulante, un taller de mecánica, un estudio contable particular, una bodega, un taller de confecciones, etc. y, en promedio, lo que ganan sólo les alcanza para vivir. Un Pyme, por más pobre que sea, está envuelto en la dinámica capitalista y sueña con ser algún día un gran capitalista. Pero vive en un barrio pobre y convive con asalariados mal pagados de empresas privadas y estatales. Por sus condiciones de vida el Pyme es un trabajador con mucho de proletario ya que es explotado por los bancos, por los tributos estatales y las políticas de austeridad de los gobiernos burgueses.

    Son los Pymes los que deciden las elecciones, al menos en Latinoamérica. Y a la hora de votar en elecciones presidenciales burguesas ponen especial cuidado en elegir aquella opción que mejor sintoniza con su pequeño negocio, que es la única forma que tiene para conseguir el pan para su familia; y su análisis que motiva su decisión electoral es sumamente practico y de corto plazo (lo que explica los resultados sorprendentes). Que quede claro: la volatilidad electoral de las Pymes puede dar lugar a los resultados más inesperados. No importa que el candidato sea un conocido corrupto, represor, entreguista, etc. Si este candidato garantiza continuar con la política que le permite a su pequeño negocio mantenerse a flote, entonces votará por él.

    Un Pyme no necesariamente es un enemigo de la izquierda. Por el contrario, por lo general están muy vinculados con la izquierda en las luchas en sus barrios por servicios básicos de luz eléctrica, agua potable, postas médicas, etc. O en las luchas sindicales cuando fueron asalariados. En su mayoría los Pymes reconocen como loable la labor de la izquierda en favor de los más pobres y marginados. Sin embargo, a la hora de votar por un gobierno las cosas son diferentes. En las condiciones de una economía pequeño burguesa en crecimiento apostar por un gobierno de izquierda es un salto al vacío. En este caso la izquierda es un enigma y hasta un peligro para la estabilidad de los pequeños negocios, que mal o bien se mantienen a flote. Entonces funciona aquello de “más vale malo conocido que bueno por conocer”

    Solo en condiciones de una profunda crisis y un empeoramiento extremo e inusual de las masas, las Pymes pueden mirar a la izquierda como alternativa al desastre.

    Me gusta

    Amauta

    16/08/2017 at 04:28

  16. Profe Astarita: Evidentemente el malestar por el ajuste aplicado por el austeritario Macri, no ha sido puente para que la izquierda trotskista canalice todo este descontento con todos los partidos capitalista en votos. Sino que ha mantenido prácticamente sin cambios progresivo su porcentaje de votos del 3% en casi todo el país, a excepción de Jujuy donde obtuvieron el 12,55 % .(Que merece un detallado análisis, por que aumentaron votos en esta provincia y en otras disminuyeron).Esto demuestra que es un error la tesis “izquierdista” que las crisis capitalista generen conciencia en los trabajadores sobre la lucha entre capital-trabajo, yo creo que hoy la mayoría de los asalariados conocen que las reformas laboral que quiere establecer la patronal argentina van en contra de sus derechos, pero aun ni siquiera esto se canalizo en votos para la izquierda.

    En conclusión, creo que su análisis es muy edificante para saber donde estamos parados, coincido con su postura que habra construir nuevamente el ideario socialista, de lo contrario las cosas seguiran mas o menos igual o peor, vemos que el capital cada vez avanza mas hacia la precarizacion laboral, y los marxista tenemos que observar con claridad esta situación de la clase obrera y encararlo en forma realista, no con versos de Ganadores que solo impide reconocer que no ha crecido la conciencia de clase.

    Un abrazos socialista

    Me gusta

    Víctor Hugo

    16/08/2017 at 10:35

  17. Buen análisis. Yo quisiera agregar que esas caracterizaciones erróneas y “formas de hacer política que están muy arraigadas” en la izquierda tienen que ver con que ésta todavía sigue, en gran medida, presa de ese determinismo mecanicista de estructura-superestructura que hace rato se demostró que no refleja lo que ocurre en la realidad. Esa “fe” en que la estructura material/económica y las relaciones de explotación a la larga determinaran la superestructura jurídica y se harán “conciencia”, lleva a caracterizaciones erróneas y a subestimar las trincheras “simbólicas” del capitalismo (a todo esto se puede sumar el hecho de que en época de elecciones la distorsión de la percepción de la estructura de explotación por efectos subjetivos y simbólicos es aun mayor). La lucha en el campo material no modificará de por sí la superestructura, es necesaria una batalla cultural, y es en ese terreno donde se podrá socavar la hegemonía de las clases dominantes para que, cruda, la estructura material se pueda hacer patente.
    El análisis que hace E. P. Thompson de este problema es el siguiente: la “hegemonía” está dada por un límite de lo posible (de lo concebible), por lo tanto está en el plano de lo simbólico. Todas las luchas cotidianas y un programa de mínima se inscribirá dentro de ese límite, no podrán pasarlo, a menos que haya una acción sostenida que pueda agrandar el límite de lo “concebible” en amplios sectores de la población (y abra la puerta a un programa de máxima). Yendo a lo concreto, algunas explicaciones y propuestas rápidas que se me ocurren serían estas: 1) la mayoría de la población no concibe un gobierno de izquierda (muchos ni siquiera pueden concebir como posible una jornada de trabajo de 6 horas), por eso en época de elecciones votan lo que está dentro de su horizonte de cosas posibles, aunque sean víctimas de ajuste y tarifazo. 2) hay que trazar estrategias que permitan convencer de que la izquierda no sólo puede gobernar y ejercer el poder, sino que se está mejor cuando gobierna la izquierda. ¿Cómo? Bueno, yo creo que el terreno sindical siempre es el más fértil para la izquierda en principio, porque es en el ámbito de trabajo cotidiano donde más claramente se ve la estructura de explotación. Ahí hay que apuntar todos los cañones y tratar de ganar gremios, sindicatos y demostrar que la izquierda puede gestionar, ejercer poder y eventualmente gobernar. El “luchismo” defensivo no hace ese efecto de cambiar de mentalidad, y la política electoral no es lo prioritario en esta instancia (aunque claro que ayuda tener legisladores y ayudaría ganar una intendendencia en algún lugar, por ejemplo).
    Finalmente sólo quisiera agregar una cita de Gramsci que creo que complementa este tema: “Cuando no se tiene la iniciativa en la lucha y ésta termina por identificarse con una serie de derrotas, el determinismo mecanicista se convierte en una formidable fuerza de resistencia moral, de cohesión, de perseverancia paciente y obstinada. «He sido derrotado momentáneamente, pero la fuerza de las cosas labora a mi favor a la larga, etc.» La voluntad real se disfraza en acto de fe en una cierta racionalidad de la historia, en una forma empírica y primitiva de finalismo apasionado que se presenta como un sustitutivo de la predestinación, de la providencia, etc. de las religiones confesionale (…) Pero cuando el «subalterno» se convierte en dirigente y responsable de la actividad económica de masa, el mecanicismo parece, al llegar a un cierto punto, un peligro inminente, se produce una revisión de todo el modo de pensar porque se ha producido un cambio en el modo de ser social. Se reducen los límites y el dominio de la «fuerza de las cosas». ¿Por qué? Porque, en el fondo, si el subalterno era ayer una cosa hoy ya no lo es, sino que se ha convertido en una persona histórica, en un protagonista”.

    Me gusta

    Luciano Cossettini

    16/08/2017 at 12:11

    • ¿No era el socialismo el objetivo?

      Me gusta

      La Cagámpora

      16/08/2017 at 23:30

    • Sí, claro que es el socialismo. Pero el socialismo no es un lugar ya preparado al cual debemos “llegar”, es una cosa que hay que empezar a construir ya. Hice algunas aclaraciones más abajo en otro comentario.

      Me gusta

      Luciano Cossettini

      17/08/2017 at 12:48

    • Hice la pregunta porque vos no estás hablando de construir el socialismo, sino de que la izquierda llegue al poder y al gobierno. A menos que tomes que eso es el socialismo o que es una transición al socialismo…

      En Grecia gobierna la izquierda. Sin ir más lejos, en Uruguay y en Brasil también.

      E incluso si fuera una izquierda más acotada (troskista, por ejemplo), pues en Rusia gobernó la izquierda, ¿y qué pasó? ¿Eso era socialismo?

      Me gusta

      La Cagámpora

      18/08/2017 at 00:44

  18. “diversas formaciones burguesas obtuvieron el 93% de los votos… La izquierda, sumando todas sus expresiones políticas, obtuvo el 7%. ”
    Astarita
    Yo no conozco nada la política argentina (algo de Del Caño y Manuela Castañeira en Socialismo o Barbarie web), pero así es en casi todos los lugares, por la izquierda no vota nadie o casi nadie, los primeros desgraciados en este mundo somos nosotros los pobres que (por lo sea) le votamos a las formaciones burguesas. Aquí en España la derecha burguesa que gobierna en Madrid (el llamado gobierno del Estado español, incluyo aquí al Partido Popular, pero también al Partido Socialista Obrero Español cuando ha gobernado) tiene miles de años de vida. Hoy por hoy, quien único puede golpear duro a ese gobierno de derecha es la independencia de Cataluña (y ya sabe por qué,… por el dinero), pero la izquierda no está por la labor, la izquierda española es primero española y después de izquierda, en vez de “izquierda española” debería decirse “española izquierda”. Sólo en Cataluña la izquierda ha logrado lo irrealizable en el resto de España: hacer que la burguesía catalana (que es como toda burguesía) apoye una República con todo lo que esto implica: elecciones a una Asamblea Constituyente, redacción de una Constitución, referéndum sobre la misma, etc, elementos todos de riesgo para un poder burgués; eso no lo logrará profesor Astarita ninguna marca de la izquierda española en ninguna otra región peninsular, es por eso (por una cuestión táctica, no estratégica) que apoyo el referéndum catalán (no vivo en Cataluña, ni el País Vasco que vos visitará, ni Galicia) porque es hoy por hoy la única forma de asestar un duro golpe a esa burguesía neofranquista que gobierna España. Disculpe la disgresión de mi comentario en su post de la política argentina, pero ya que no podemos por nuestras fuerzas golpear a esa burguesía española, apoyemos entonces a los catalanes a que la golpeen, después veremos que pasa en Cataluña y España, seguramente mejores condiciones para la lucha contra ambas burguesías.
    Un saludo.

    Me gusta

    L.C.M.

    16/08/2017 at 13:04

    • Estimado : yo vivo y padezco las penurias de esta Argentina que no puede salir de las telarañas de la burguesia, tengo especial interes en el referendun de Cataluña y quisiera saber que papel estan jugando las agrupaciones anarquistas por esas tierras. Un gran abrazo libertario

      Me gusta

      carlos hugo castello

      17/08/2017 at 14:37

  19. Buenas que opinion tienen sobre la linea ideologica que siguen estos sitios Marxistas ???
    http://razonyrevolucion.org
    https://marxismocritico.com
    Saludos
    https://revistapropuestamarxista.wordpress.com
    sitios
    http://www.forocomunista.com
    http://alasbarricadas.org/noticias/

    Me gusta

    Giani

    16/08/2017 at 16:37

    • Con la revista “Propuesta marxista” tengo afinidad ideológica y política. Sobre el sitio marxismo crítico, lo consulto porque expresa muchas opiniones, pero no estoy seguro de cuál es su postura política más general.

      Con otras publicaciones, las diferencias pueden verse a partir de las posiciones que defiendo en notas o en otros escritos. Por ejemplo, tengo muchas diferencias con el trotskismo, corriente a la que es afín Razón y Revolución. En particular, con este grupo discutí hace años porque defendían la tesis de la crisis crónica del capitalismo. Fue imposible avanzar un milímetro. Lógicamente, también discrepo con la política del Programa de Transición, que RyR defiende como el resto de los trotskistas. Además, he tenido diferencias en torno al programa socialista más general. Es que RyR tiene un balance positivo de la “construcción socialista” de Stalin en los 1930. Incluso (esto es sorprendente en un grupo que se reivindica de la tradición de Trotsky) defiende la censura en el arte (ver aquí, aquí).

      El sitio “foro comunista” no lo conocía; por lo que vi (pero sin profundizar) me da la impresión de que defienden las políticas de Stalin. No tengo nada que ver con ello. Con respecto a los anarquistas, puedo tener simpatía por su lucha anti-capitalista y por sus denuncias de los regímenes burocráticos. Pero no acuerdo en que sea posible eliminar inmediatamente el Estado en caso de triunfo de una revolución obrera.

      Me gusta

      rolandoastarita

      17/08/2017 at 10:49

    • RyR no es trotskista y no reivindica el Programa de Transición, al menos no le ven aplicabilidad en Argentina. Son muy críticos de todo el enfoque leninista y trotskista sobre monopolios.

      Me gusta

      Hannibal

      17/08/2017 at 19:39

    • Sin embargo, ¿RyR no integró el FIT, al menos hasta 2015? Incluso creo haber leído en algún lado que RyR propuso iniciar un debate con los partidos integrantes del FIT para confluir en un partido único.

      Me gusta

      rolandoastarita

      18/08/2017 at 08:34

    • Amplío: A partir de su comentario indagué un poco más en el asunto. Efectivamente, RyR adhirió al FIT. En mayo de 2013, por caso, decía ““El FIT ha entusiasmado y entusiasma porque además de postular un programa de independencia de clase, es un gran paso en la unidad de la izquierda” (…) “De la apreciación correcta que hagamos del protagonismo histórico que está desarrollando el Frente de Izquierda, depende en gran parte que capitalice y organice las tendencias revolucionarias que genera la crisis económica y política, y el despertar de una nueva generación de obreros, de jóvenes y de luchadores” (http://www.izquierdasocialista.org.ar/viejos_es/cgi-bin/elsocialista.cgi.php?es=244&nota=8).

      Tengamos presente la declaración programática del FIT, de 2013, y que sigue vigente hasta ahora. Es, de hecho, una suerte de Programa de Transición aplicado a Argentina (las consignas típicas de nacionalización con control obrero; plan económico gestionado por los trabajadores; más el inevitable “gobierno obrero”, sin cuestionar el aparato estatal burgués). No encuentro que RyR haya cuestionado alguna vez este programa y orientación. Por eso planteaba el objetivo de un partido único. Es natural si se coincide con esa declaración programática. En 2015 RyR asume una postura más critica al FIT, pero no cuestiona el programa. Critica el “electoralismo”, el haber presentado candidatos “poco preparados” (Solano en lugar de Altamira; Del Caño en lugar de Castillo); o por no haber avanzado hacia un partido único. Por eso también el pedido de balance de lo actuado por el FIT y de discusión de las tareas a encarar se enmarcaban en ese acuerdo (véase http://razonyrevolucion.org/ante-la-crisis-la-desorientacion-del-fit-y-como-rescatarlo-por-un-congreso-de-militantes-revolucionarios/).

      Me gusta

      rolandoastarita

      18/08/2017 at 09:53

    • Puedo equivocarme, pero creo que adherian al FIT por considerarlo de lo mas avanzado dentro de los sectores de izquierda marxista con algun calado real en el movimiento obrero.
      De hecho: no son estancacionistas; rechazan la teoría del capital monopolista; rechazan la idea de que el capitalismo argentino es “deformado” debido a conspiraciones de las potencias imperialistas que habrian obstruido nuestro desarrollo; y, coincidentemente con lo último, rechazan la caracterizacion de Argentina como pais semicolonial, mas bien consideran que ocupamos el lugar que ocupamos en la economia mundial debido a las particularidades de la acumulacion propias de un pais chico, agrario y que en el plano industrial se inserta tardiamente en el mercado mundial. No consideran que Argentina tenga tareas nacionales o de liberacion nacional pendientes. Estan los libros de Fabian Harari sobre la revolucion de mayo y una mesa de debate en SUTEBA, donde Juan Kornblihtt discute con Cristian Castillo sobre deuda externa. Tambien hay una presentacion de un libro de Rosa Luxemburgo donde la representante de RyR discute con Altamira y le expresa: “lo que pasa es que nosotros no adherimos al programa de transición”. Además de un prologo de Sartelli a Literatura y Revolucion de Trotsky, muy critico con la figura de éste. Perdon por no poner los links, escribo desde el telefono y no sé bien cómo hacerlo.
      PD: en su momento el grupo del Perro Santillan tambien participó del FIT, y no son trotskistas.

      Me gusta

      Hannibal

      18/08/2017 at 12:55

    • No soy experto en las posiciones de este grupo, pero la adhesión al FIT no incluyó ninguna diferenciación con respecto al programa. La propuesta de formar un único partido tiene como base esa “no crítica”, para decirlo de la manera más suave posible. No es el tipo de adhesión “llamo a votar al FIT porque lo considero que es lo más progresivo, a pesar de que no acuerdo con su programa y estrategia”. Por eso también, decir que no se adhiere al Programa de Transición y al mismo tiempo decir que se adhiere al programa transicional que redacta el FIT en 2013 no parece muy congruente. Por otra parte, si el grupo de Santillan, o cualquier otro, adhiere al programa del FIT y sostiene que es la base para la formación de un único partido, pues diré que ese grupo se estará acercando al trotskismo. No tengo otra manera de ver el asunto.

      Por último, usted dice que no son “estancacionistas”. Pues bien, mi casi única experiencia de debate con RyR se debió precisamente a este punto. No había manera de convencerlos de que una economía capitalista creciendo al 3% anual no estaba en crisis. De hecho, defendían la idea trotskista del estancamiento permanente de las fuerzas productivas. A partir de esa experiencia (la discusión me resultó penosa) no seguí demasiado lo que dice este grupo, hasta que me tropecé con los textos en los que elogian la política de Stalin de los 1930.

      Me gusta

      rolandoastarita

      18/08/2017 at 13:44

    • Lucas

      18/08/2017 at 13:19

    • Sobre la postura de RyR frente al P. de Transición, no sólo lo han aceptado de segunda mano, sino que lo vienen aplicando en sus escritos, por lo menos hasta hace un año. Se pueden buscar artículos de Harari que terminan con las frases de “control obrero”, etc. En su momento se los critiqué y respondieron con la habitual cerrazón, y ni siquiera parecía que conocieran las críticas a esa metodología. Hace poco una militante de ese espacio, en el video acercado por el compañero, explicitó su desacuerdo con el PT, pero habría que ver si esto implica una posición colectiva. Creo que no, habrá que ver cómo rematan sus artículos ahora los Harari, por caso.

      Me gusta

      Ezequiel

      18/08/2017 at 15:46

    • Leí la discusión que tuviste con ellos, Rolo, y mas alla de que no me considero capacitado para determinar quién tenía razón, creo que ellos planteaban una tendencia a la caída de la tasa de ganancia que incluso en las recuperaciones no volvía a crecer con la suficiente robustez como para considerar totalmente superada la crisis. Puede que ese punto de vista sea disparatado, no lo sé, solo que me resulta diferente del estancacionismo clasico, de hecho ellos plantean que nunca se termino de dejar definitivamente atras la crisis de los 70; no adhieren al planteo trotskista de fuerzas productivas sin crecimiento desde el 30 o antes.
      Ahora han roto definitivamente con el FIT, y reitero, incluso si la posicion de acompañar al Frente aun teniendo tantas diferencias con su programa era incongruente (podria serlo), en las producciones teoricas y cientificas de RyR advierto una incompatibidad importante con las posiciones de los partidos que componen el FIT y con el trotskismo en general.

      Me gusta

      Hannibal

      18/08/2017 at 15:51

    • Pero es absurdo decir que una crisis “no está totalmente superada” porque la tasa de ganancia no se recupera al nivel más alto a que había llegado en los años anteriores. Si tomamos ese criterio diríamos que la crisis de la economía de EEUU no está “totalmente superada” desde hace décadas, ya que la tasa de ganancia no ha vuelto al nivel de 1947-1948. Si en promedio la economía de EEUU desde 1982 hasta el presente creció a una tasa de aproximadamente 2,5% anual, ¿cómo se va a sostener que sigue en la crisis de 1974-5? ¿O que la crisis “sigue en parte”? Una crisis, seguida por la recesión (o depresión) significa paralización y destrucción neta de fuerzas productivas. Hay que distinguir esto de una acumulación ampliada, aunque sea más débil que en una fase anterior. La recuperación de las economías europeas hacia 1895 fue más débil que la recuperación de la crisis de 1848-49; pero a ningún marxista por eso se le ocurrió decir que la crisis de 1848-9 “no estaba totalmente superada”.

      En realidad, lo que se trata de introducir con estas afirmaciones es la idea de que el capitalismo está estancado “aunque no se note”. Por supuesto, no es igual al “estancacionismo clásico”, pero de hecho no conozco ningún grupo trotskista que hoy diga que las fuerzas productivas están al nivel de 1914 (como reza el Programa de Transición). Todos le dan alguna vuelta al asunto para mantener, en lo básico, la tesis del estancamiento. Una manifestación de este enfoque es la crítica que me hacen los que adhieren a este punto de vista: me hacen el cargo de no haber afirmado, en 2005 o 2006 que la economía de EEUU estaba en crisis. ¿Por qué debía decir que en esos años la economía de EEUU estaba en crisis? Pues porque a finales de 2007 entró en recesión.

      Además de lo absurdo del planteo (hay que decir que hay crisis hoy porque mañana puede estallar una crisis), con este criterio no hay manera de distinguir las fases de ascenso y las crisis y fases de descenso del capitalismo. Desde mediados de 2009 la economía de EEUU se recuperó. La recuperación fue débil, pero fue recuperación. O sea, no siguió en recesión. ¿No se puede entender que NO es lo mismo crecer el 2,5% que decrecer el 3%? Sinceramente, estas discusiones me resultan agotadoras, y de hecho, las he cortado. El que no entienda algo tan elemental como que MENOS 3% no es lo mismo que MÁS 3%, pues bien, que siga en lo suyo. No tengo mucho más que decir, y prefiero ocuparme de cosas más interesantes.

      En cuanto a otras cuestiones, puede ser que empiecen a revisar entonces las bases programáticas del FIT. No tengo datos sobre esto.

      Me gusta

      rolandoastarita

      18/08/2017 at 16:16

    • Agrego: “Una solución real requeriría estatizar el conjunto de la rama bajo el control obrero, centralizarla y repartir las horas laborales sin afectar el salario. Se conseguiría así una gran empresa avícula que brinde pollos baratos para (realmente) todos.” http://razonyrevolucion.org/en-el-mismo-ring-los-mismos-contendientes-2/

      Me gusta

      Ezequiel

      18/08/2017 at 17:00

    • Matias

      04/10/2017 at 01:10

  20. Dice el camarada Victor Hugo:

    “… es un error la tesis “izquierdista” que las crisis capitalista generen conciencia en los trabajadores sobre la lucha entre capital-trabajo, yo creo que hoy la mayoría de los asalariados conocen que las reformas laboral que quiere establecer la patronal argentina van en contra de sus derechos, pero aun ni siquiera esto se canalizo en votos para la izquierda.”

    Completamente de acuerdo. Por eso Lenin sentenció que sin teoría revolucionaria no puede haber movimiento revolucionario. La crisis predispone a los trabajadores a asimilar la agitación revolucionaria pero de por si no crea conciencia revolucionaria. Además, esa conciencia no puede generarse del aire, tiene que haber una teoría científica, ideas nuevas surgidas de la inteligencia humana, que en la interpretación de la problemática social demuestren su superioridad y su objetivismo frente a las ideas oscurantistas y anticientíficas de las clases dominantes. Ideas revolucionarias que tienen que rebasar los marcos estrechos del academicismo científico y llegar a inundar los espacios de lucha de los explotados. A este respecto son muy justas las palabras del camarada Víctor Hugo cuando sostiene que habrá que construir nuevamente el ideario socialista.

    Todo esto está íntimamente ligado a la lucha por el desenmascaramiento y la liquidación ideológica del oportunismo reformista y electorero. Paso previo y necesario para la victoria del clasismo revolucionario en las bases obreras y populares. Prerrequisito obligatorio, a su vez, para que un nuevo ideario socialista agarre fuerza en la conciencia social de las masas.

    Dentro de la misma línea de pensamiento está el planteamiento del camarada Luciano Cossettini que sostiene:

    “1) la mayoría de la población no concibe un gobierno de izquierda (muchos ni siquiera pueden concebir como posible una jornada de trabajo de 6 horas), por eso en época de elecciones votan lo que está dentro de su horizonte de cosas posibles, aunque sean víctimas de ajuste y tarifazo.”

    Sin embargo, el punto número 2 de su comentario:

    “2) hay que trazar estrategias que permitan convencer de que la izquierda no sólo puede gobernar y ejercer el poder, sino que se está mejor cuando gobierna la izquierda. ¿Cómo? Bueno, yo creo que el terreno sindical siempre es el más fértil para la izquierda en principio, porque es en el ámbito de trabajo cotidiano donde más claramente se ve la estructura de explotación.”

    Genera muchas dudas cuando se afirma que se está mejor cuando gobierna la izquierda, en un país capitalista, se entiende.

    Nunca debemos olvidar que dentro de los marcos del capitalismo solo se puede lograr el crecimiento y desarrollo económico capitalista en la medida en que el capital logre exprimir al máximo al trabajo. Por lo tanto, pretender hacer crecer una economía capitalista con políticas que favorecen a los trabajadores es un contrasentido total. Convenzámonos de una vez, en el capitalismo es incompatible crecimiento económico y políticas favorables al trabajo. En este sentido, un gobierno de izquierda sobre un estado capitalista que pretenda aplicar medidas favorables al trabajo de un modo perdurable lo único que logrará es una crisis de producción, inflación y escasez. Si la izquierda aspira llegar al gobierno de un Estado capitalista sólo sería revolucionario si se le concibe como un paso táctico para abolir el capitalismo y sus FFAA. Caso contrario, terminará como una estafa más a los intereses del proletariado.

    Me gusta

    Amauta

    17/08/2017 at 03:46

    • Sí Amauta, tenés razón en lo que señalás, no me expresé muy claramente. Yo no quería decir que la izquierda pueda asumir la gestión del Estado en el capitalismo. Es más, ni siquiera creo que la revolución sea “tomar” el Estado y gobernar, ponerse a legislar o aplicar medidas que lleven al socialismo. Los fundamentos del Estado moderno están tan estrechamente ligados al capitalismo que una revolución socialista real implicaría una reformulación completa del Estato y de los fundamentos sobre los cuales se legitima. En una palabra, al socialismo nunca se llegará mediante el Estado tal cual lo conocemos: es parte del capitalismo y debe morir con él. La discusión acerca del Estado es de vital importancia y es un tema largo y complejo. Lo que yo quería decir es que la izquierda de alguna forma debe crear ámbitos de organización y gestión real, en los cuales la población vea que el socialismo es posible, que es un objetivo real, que puede existir una alternativa real al capitalismo. Fábricas recuperadas, sindicatos no burocráticos, cooperativas, organizaciones barriales, etc. podrían ser ejemplos lo que quería referir con “se está mejor cuando gobierna la izquierda” (“gobierna” es una palabra horrible usada en este contexto!).
      Por otro lado ¿qué es estar “dentro” o “fuera” del capitalismo? Por supuesto que para llegar a un socialismo real debe caer el capitalismo, pero no se puede esperar que el capitalismo caiga de un día para el otro por su propio peso y que aparezca el socialismo por generación espontánea para suplantarlo. Al mundo socialista hay que empezar a construirlo ahora, crear nuevas relaciones de producción, nuevas formas de colectivización, nuevas formas de concebir el arte y la cultura, nuevas formas de identidad, etc. El socialismo se debe empezar a construir en un contexto capitalista, no veo que haya otra alternativa.

      Me gusta

      Luciano Cossettini

      17/08/2017 at 12:35

    • Leyendo este comentario, Luciano, veo que estás expresando como tarea de la izquierda lo que es tarea del proletariado.

      La construcción del socialismo posible dentro del capitalismo no podrá ser económica, solamente cultural y política (y de forma embrionaria, con todas las limitaciones que impone la hegemonía burguesa). E incluso no le llamaría construcción, sino ensayo.

      Esta idea de que el socialismo puede empezar a construirse dentro del capitalismo es compatible con la idea del socialismo en un solo país, cuando el socialismo requiere de revoluciones triunfantes en varios países y una articulación proletaria a nivel internacional.

      Me gusta

      La Cagámpora

      18/08/2017 at 00:51

    • No coincido con eso último que dice Cagámpora, de que “Esta idea de que el socialismo puede empezar a construirse dentro del capitalismo es compatible con la idea del socialismo en un solo país”. Tranquilamente se puede empezar a coordinar internacionalmente el proletariado, de algún modo que sirva a “ensayar” la organización de la producción por parte de los trabajadores. Es que si no se modifican relaciones de producción, tal como dice Luciano, estás no se pueden inventar de la noche a la mañana. Por supuestos que la relación social de producción principal, la de capital-trabajo, impone límites. Pero el modo burgués de producción ya se había desarrollado, al menos en germen, en las entrañas del feudalismo. Y entiendo que algo así debería pasar.

      Me gusta

      Gus

      18/08/2017 at 18:14

    • Totalmente de acuerdo con tu postura Amauta, buen análisis.

      Me gusta

      Víctor Hugo

      19/08/2017 at 10:25

  21. Compañero profesor Rolando Astarita
    ¿Qué opinión tiene usted de la perspectiva de sistemas-mundo de Immanuel Wallerstein? Un poco lo he estudiado (algo antes de conocerlo a usted) y el considera que el capitalismo lo mueve como fuerza dinámica la “incesante acumulación de capital”, y como esta llega a su fin por eso el capitalismo agota y dará paso (dice él que entre 20-40 años) a otro sistema, hace 10 años decía entre 25-50 años, con lo cual se ratifica en sus tesis. Un tiempo breve (en términos históricos me refiero), aunque él manifiesta que no hay que ponerse alegre por eso, porque será el “infierno en la tierra”.
    La otra pregunta, ¿qué opinión tiene de la escuela “crítica del valor” (Robert Kurz, Anselm Jappe, Roswitha Scholz, Norbert Trenkle, Michael Postone, etc)?, ésta escuela que no nació en los ámbitos universitarios, y considera que el capitalismo produce cada vez menos valor, por eso agota y dará paso a otro sistema.
    Ambas teorías se parecen mucho como ve.
    ¿Qué opinión le merecen?.
    Gracias, si por favor puede responderlas.
    Un saludo fraternal.

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    17/08/2017 at 15:07

  22. Pregunta La Cagampora ya que dices que no te gusta el socialismo de estado y que hoy en dia no tienes un modelo a seguir
    Que opinas sobre la Revolucion Majnovista de 1918 y sobre la Revolucion Social Española de 1936 ???

    Me gusta

    Matias

    17/08/2017 at 15:54

    • He leído muy poco de Majno. Sé que ese movimiento fue vilmente traicionado por los bolcheviques y que Majno después crea la propuesta de la Plataforma (lo más bolche dentro del anarquismo).

      Sobre la revolución española, opino que los experimentos de colectividades agrarias fueron valiosísimos y que la propia CNT-FAI, con su seguidismo a las direcciones republicanas y stalinistas producto de toda una tradición de indiferentismo político, aceleró el proceso contrarrevolucionario que encima después llevó a la victoria franquista.

      Igual que en la revolución rusa. Lo que tenemos que aprender de positivo lo hicieron las masas obreras y campesinas, lo que tenemos que aprender de negativo lo hicieron los dirigentes (y las masas en tanto los siguieron o toleraron).

      Me gusta

      La Cagámpora

      18/08/2017 at 00:59

  23. Rolando

    Este es el análisis de Izquierda Socialista sobre las PASO:

    “Argentina: El significado de los resultados de las PASO y la muy buena elección del FIT”

    “Las elecciones del 13 de agosto expresan políticamente cuatro fenómenos nacionales, de distintas magnitudes pero que tienen su interrelación.

    1) Expresó un triunfo electoral del gobierno de Macri-Cambiemos, que solo se explica, en la franja popular, como continuidad del voto castigo del 2015 al peronismo y, en especial, al kirchnerismo;

    2) ratifica la crisis y retroceso del peronismo en todas su variantes;

    3) hubo una muy buena elección del FIT que mostró su fortalecimiento como la única alternativa de izquierda a nivel nacional y

    4) se puso en evidencia la decadencia de todos los proyectos de centroizquierda.

    Ver aquí: http://laclase.info/content/argentina-el-significado-de-los-resultados-de-las-paso-y-la-muy-buena-eleccion-del-fit/

    No entiendo nada sobre el argumento de la “continuidad del voto castigo del 2015 al peronismo y, en especial, al kirchnerismo”. ¿Continuidad del voto castigo en medio del ajuste de Macri?

    Como no conozco bien la realidad argentina, me llamó la atención este punto.

    Y también lo de “la buena elección del FIT”

    Saludos

    Me gusta

    La duda metódica

    17/08/2017 at 20:43

  24. Acerca de las discusiones que se han suscitado sobre las posiciones de RyR coincido con Rolando y Ezequiel en que sus propuestas no se diferencian del habitual cliché trotskista. Indudablemente eran estancacionistas aunque lo negaran. Eso también pasaba con el PO que en algunas declaraciones y escritos hacía lo mismo. Una especie de juego a la escondida refugiado en palabras. Es interesante la fundamentación que presentan para criticar el supuesto carácter semicolonial de Argentina que a grandes rasgos me parece correcta. Nacieron como una colateral tributaria del PO y el trotskismo ‘con partido’ en general, pero parece que vienen dando un vuelco en los últimos años, mano a mano el rol de ‘consejeros intelectuales’ se viene desmoronando y son escoriados y vilipendiados por estos aparatos, con lo cual las críticas e intentos de diferenciación han ido en aumento, cayendo incluso en bestialidades como la reivindicación de Stalin. En sus métodos internos no parecen muy distintos al resto del trotskismo. También giran en torno al mesías y sus apóstoles. No han tenido grandes aciertos en materia de previsión política, como por ejemplo cuando vaticinaron el colapso de Argentina después del 2001 o anticiparon la caída de Cristina antes del 54% de los votos, de lo cual, si mal no recuerdo, el propio líder se autocriticó en algún escrito que anda por ahí. Pese a todo, es en mi opinión, muy interesante el balance que sacaron de las PASO más allá de alguna puntual exageración y el tono olímpico. Sería bueno que los lectores lo lean e incluso Rolando, si le parece importante, den su opinión. http://razonyrevolucion.org/en-manos-de-mauricio-un-balance-del-seguidismo-de-la-izquierda-a-cristina/

    Le gusta a 1 persona

    AP

    18/08/2017 at 20:11

  25. Astarita sobre la polemica con RyR
    Tengo entendido que usted en las ultimas elecciones voto al FIT(no es la primera vez que los vota)
    https://rolandoastarita.blog/2015/08/02/por-que-solo-al-fit/
    Y RyR voto en blanco
    Teniendo en cuenta lo que usted opino sobre la agrupacion del Perro Santillan
    ¿Tambien habra que decir que te estas acercando al Trotskismo?
    Porque “No tengo otra manera de ver el asunto”.

    Me gusta

    Luis

    18/08/2017 at 21:57

    • No entiendo qué quiere decir. Siempre aclaré que NO apoyo el programa ni el discurso del FIT. Sobre el grupo del P. Santillán escribÍ: “SI el grupo de Santillan, o cualquier otro, adhiere al programa del FIT y sostiene que es la base para la formación de un único partido, pues diré que ese grupo se estará acercando al trotskismo”. SI adhiere al programa del FIT y SI sostiene que es la base para la formación de un único partido, diré que se está acercando al trotskismo. ¿Entiende que aquí el “SI” es un condicional? ¿Le alcanza para entender siquiera eso? Si lo entiende, ¿para qué escribe estupideces? ¿Sólo para hacerme perder el tiempo?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      18/08/2017 at 23:34

  26. Dice el camarada Gus:

    “Pero el modo burgués de producción ya se había desarrollado, al menos en germen, en las entrañas del feudalismo. Y entiendo que algo así debería pasar.”

    Ciertamente el capitalismo en sus formas iniciales surgió en las entrañas de la feudalidad y logró adquirir tanta fuerza que terminó devorándola. También podríamos decir que el feudalismo surgió dentro del esclavismo y terminó sustituyéndola. No hay que olvidad que todos estos sistemas sociales son clasistas donde unas clases son explotadoras y otras explotadas

    La humanidad tiene sobre la tierra más de 200 mil años y la mayor parte de ese tiempo ha vivido bajo relaciones sociales de producción de carácter cooperativo. Sin embargo, el desarrollo de los conocimientos científicos, de las herramientas y de la técnica productiva le jugó una mala pasada a la humanidad. El surgimiento de los excedentes económicos, la diversificación de las actividades económicas, los grandes conglomerados humanos, etc. enterraron las relaciones de cooperación para la producción, las que fueron sustituidas por relaciones de explotación. Resulta que la humanidad llegó a una situación donde el progreso material exigía como algo ineludible que un minoritario sector de la sociedad sometiera a un régimen de explotación al resto de la sociedad. Toda esta historia no pasa de los 8 mil años.

    Le corresponde al capitalismo haber desarrollado los conocimientos científicos y los medios de producción con una velocidad nunca antes vista. El caso es que ahora sí, la ciencia se reconcilia con la humanidad: el nivel alcanzado por las fuerzas productivas bajo el capitalismo (sobre todo la informática y el internet) hacen posible la construcción de un sistema social basado en las relaciones de cooperación para la producción.

    Por lo tanto este nuevo sistema social apuntará a la desaparición de las clases y de la confrontación entre ellas. A eso le llamamos socialismo y comunismo, donde el primero es el preludio del segundo.

    Cae por su propio peso que un sistema social que se nutre mediante relaciones de cooperación y que recusa toda división de los individuos en clases antagónicas no puede surgir de las entrañas de una sociedad de clases antagónicas que se basa en relaciones de explotación para la producción. El socialismo no puede surgir en el capitalismo sino de los escombros del capitalismo.

    En este aspecto tiene mucha razón el camarada La Cagámpora cuando afirma:

    “La construcción del socialismo posible dentro del capitalismo no podrá ser económica, solamente cultural y política (y de forma embrionaria, con todas las limitaciones que impone la hegemonía burguesa). E incluso no le llamaría construcción, sino ensayo.”

    Le gusta a 1 persona

    Amauta

    19/08/2017 at 03:26

    • Exacto.

      En el pasaje de feudalismo a capitalismo se cambió las relaciones de explotación y cambió la clase dominante, no se abolió la explotación ni la dominación. El pasaje de feudalismo a capitalismo tampoco fue fruto de una agencia, sino de un devenir histórico que no estaba bajo control consciente de nadie.

      Con el socialismo queremos pasar conscientemente de una civilización a otra, y además mundialmente, y además es un proyecto consciente. ¿Hasta dónde va a funcionar lo de emular a la burguesía en su ascenso como clase dominante?

      Me gusta

      La Cagámpora

      19/08/2017 at 11:04

    • Estimados, desde mi punto de vista su análisis está muy teñido de lo que arriba marqué como determinismo mecanicista de estructura-superestructura. Esta postura, sugerida por Marx, pero tomada al pie de la letra por muchos marxistas posteriores trae dos errores que también fueron por suerte discutidos por muchos marxistas luego. El primer error es reducir el problema de la explotación a un eje meramente económico, específicamente en el modo de producción. Decir que no existía explotación ni desigualdad durante los períodos de modo de producción cooperativo me parece reducir el problema. De la misma forma, plantear que si se destruye el modo de produccion capitalista terminarán todas las relaciones de explotación también me parece muy simplista. El segundo error es pensar que la economía marcha mecánicamente al socialismo, o sea que la estructura material se traduce automáticamente en superestructura jurídica, ideológica, cultural. Este punto de vista subestima terriblemente el componente simbólico e ideológico con el cual el capitalismo sostiene su hegemonía mundial y su explotación, y pasa por alto la adhesión voluntaria al “consenso” creado por los Estados capitalistas. Justamente los resultados de estas PASO son un ejemplo de esto: el partido de un gobierno tremendamente ajustador fue el que más votos sacó. Es decir, los indicadores económicos no determinan de por sí el comportamiento de las poblaciones sino que hay muchas otras cosas a tener en cuenta.
      Por lo dicho anteriormente, tampoco me parece que se pueda seguir homogeneizando al sujeto de la revolución como “proletariado”, sólo pensando en la clase obrera industrial y el modo de producción. Como la explotación capitalista no está basada sólo en un modo de producción, sino también en borrar identidades y homogeneizar a la civilización en un sujeto “hombre, blanco y rico”, las luchas de género contra el patriarcado y las de los pueblos originarios no pueden pensarse como cuestiones menores, sino como parte principal de la lucha contra el capitalismo mundial. Nunca hay que perder de vista esto.
      Finalmente, no me queda claro qué acciones concretas proponen para combatir al capitalismo ¿hay que sentarse a esperar que caiga naturalmente? ¿qué acciones implican ese “proyecto consciente”? ¿no es eso construir el socialismo? Salvo que planteen que hay que sentarse a esperar que el capitalismo caiga sólo, la discusión de si se puede construir el socialismo dentro del capitalismo es sólo una cuestión semántica sin mucho sentido. Si quieren, en vez de “acciones para construir el socialismo” llamenlo “acciones para destruir al capitalismo y posterior emergencia del socialismo”. No me parece que sean meros ensayos o “transiciones”, sino parte del proceso mismo. Pero vuelvo a lo mismo, sería una cuestión semántica.

      Me gusta

      Luciano Cossettini

      22/08/2017 at 12:38

    • Es raro, porque acuerdo con muchas de las cosas que planteás como si las negásemos y no acuerdo con las cosas que decís que afirmamos… Me parece que falta mejor disposición para leer o en todo caso para preguntar, antes de criticar.

      Me gusta

      La Cagámpora

      23/08/2017 at 01:00

    • Antes que nada aclaro que jamás respondo un comentario sin leerlo detenidamente varias veces. No es una crítica personal ni destructiva, simplemente me parecía pertinente señalar o profundizar algunas cuestiones que creo ver en lo que plantean. Y aclarar mi postura, que también fue criticada más arriba. Si estamos de acuerdo en general, buenísimo. Si estamos de acuerdo en algunas cosas y en otra no tanto, buenísimo también. No es mi intención discutir por discutir y mucho menos “ganar” una discusión teórica.

      Me gusta

      Luciano Cossettini

      23/08/2017 at 10:39

  27. Parece q no me entendio, se lo planteare de forma facil y simple
    ¿No ve una contradiccion entre no adherir al programa de un partido y al mismo tiempo votarlo (como hizo usted con el FIT)?
    Yo si y bastante llamativa si despues se va a criticar a otros partidos

    Me gusta

    Luis

    19/08/2017 at 14:35

    • En primer lugar, entendí su anterior comentario (o crítica). Usted cuestionó mi caracterización acerca de un supuesto (Grupo de Santillán adhiriendo al programa del FIT y llamando a formar un único partido sobre esa base) y le respondí. Ahora no formula la misma cuestión, sino cambia de tema. Voy entonces al asunto.

      En cuanto a mi voto al FIT, lo he explicado aquí.

      La realidad es que no hay contradicción en votar a un partido o Frente aunque no se esté de acuerdo con su programa. No hay contradicción (o sea, incoherencia lógica) desde el momento en que explico que voto al FIT NO porque acuerde con su programa, sino por OTRA razón (que un diputado del FIT puede ayudar a las luchas sindicales y democráticas).

      Por otra parte, esto no es tan infrecuente. Por ejemplo, los comunistas votaban al Laborismo inglés sin acordar con su programa y estrategia (incluso Lenin hace referencia al asunto). También hubo partidos de izquierda que han llamado a votar a partidos “obreros” en determinadas circunstancias, sin acordar con su programa. Otro caso: los anarquistas dieron libertad a sus bases para votar por el Frente Popular español en 1936; y Trotsky, fuerte crítico del FP, nunca se pronunció en contra del voto al FP. Aquí mismo en Argentina conozco personas de izquierda, que no acuerdan precisamente con el blog, y votan al FIT a pesar de que no acuerdan con la mayoría de sus planteos. Lo hacen porque, por caso, “quiero que haya una voz de izquierda en el Parlamento”.

      Por supuesto, esto no impide a los marxistas criticar lo que piensan que es criticable. ¿O usted cree que por el hecho de que la Tercera Internacional llamara a votar al Laborismo, iba a dejar de criticar su programa y estrategia? Sinceramente, a veces me cuesta entender cómo razona alguna gente de izquierda.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      19/08/2017 at 15:16

    • Simplemente se olvidaron de la dialéctica.

      O peor. En vez de pensar como proletari*s piensan a ver de qué manera “destruyen” al que tiene una línea distinta. “Demostrar” que son incoherentes es una manera.

      Me gusta

      La Cagámpora

      19/08/2017 at 23:46

  28. Más realista el análisis del MST sobre las PASO y eso que estamos hablando de un grupo hiperelectoralista. https://mst.org.ar/2017/08/17/triunfo-gobierno-derrota-estancamiento-de-izquierda/

    Me gusta

    AP

    20/08/2017 at 21:38

  29. Y sobre la performance de la izquierda. Parece que con Del Caño el FIT se va a los caños. https://mst.org.ar/2017/08/17/primeras-conclusiones-izquierda-en-paso/ Es casi cómico. Ahora, si Izquierda al Frente superaba el piso en Capital y Provincia de Buenos Aires, seguro nos vendían que estábamos a las puertas de la toma del poder (electoral por supuesto).

    Me gusta

    AP

    20/08/2017 at 21:43

  30. El balance del grupo Razón y Revolución.

    Creo que el despecho con el FIT y sobre todo con el PO por no haber aceptado sus consejos les lleva a decir las verdades que justamente el FIT quiere negar.

    Básicamente, que hay un fortalecimiento de Cambiemos, que hay un debilitamiento del kirchnerismo, y que la estrategia -oportunista- del FIT (sobre todo del PTS) de buscar capitalizar “por izquierda” el descontento K fracasó estrepitosamente.

    http://razonyrevolucion.org/en-manos-de-mauricio-un-balance-del-seguidismo-de-la-izquierda-a-cristina/

    Me gusta

    La Cagámpora

    21/08/2017 at 15:23

    • Síntesis correcta aplicada a un análisis de los hechos concretos. En términos más abarcativos, la política de la izquierda trotskista combina tres elementos: Matrices teóricas erradas. Ultraizquierdismo en la caracterización de los acontecimientos. Oportunismo en la política práctica. Objetivo: Crecimiento del aparato burocrático.Todo pasa por ese filtro.

      Le gusta a 1 persona

      AP

      21/08/2017 at 19:37

  31. Dice el camarada Luciano Cossettini:

    “Finalmente, no me queda claro qué acciones concretas proponen para combatir al capitalismo ¿hay que sentarse a esperar que caiga naturalmente? ¿qué acciones implican ese “proyecto consciente”? ¿No es eso construir el socialismo? Salvo que planteen que hay que sentarse a esperar que el capitalismo caiga sólo, la discusión de si se puede construir el socialismo dentro del capitalismo es sólo una cuestión semántica sin mucho sentido.”

    ¿Qué hacer?

    1. Los marxistas que quieren de verdad combatir y destruir el capitalismo deben agotar todos los esfuerzos por unificarse y ponerse de acuerdo en un programa revolucionario, que comprenda el derrocamiento de la burguesía y la captura del poder. Este proceso de unificación pasa necesariamente por desenmascarar y deslindar con la izquierda mercantil que ha hecho de las elecciones burguesas un negocio y una forma de ganarse la vida. Esta unificación puede ser un proceso que puede durar varios años y es muy probable que el primer núcleo de esta unificación lo constituyan no más de una docena de revolucionarios.

    2. El trabajo principal es difundir el programa revolucionario entre las masas utilizando los medios más inimaginables. Es clave que en este proceso logremos importantes avances en la liquidación ideológica y política de todas aquellas posiciones oscurantistas, oportunistas, reformistas, electoreras, etc. De esta manera es absolutamente necesario conquistar la hegemonía ideológica y política del marxismo revolucionario e insurgentes en el movimiento de masas.

    3. Las organizaciones sindicales y gremiales son buenas tribunas para esta difusión. Las luchas de las masas también son magníficas oportunidades para la difusión. Bajo determinadas circunstancias se pueden utilizar las alecciones burguesas paras este fin, pero sin caer en la ilusión de apostarlo o jugarlo todo a ganar dichas elecciones para supuestamente gobernar en favor de los trabajadores, lo cual siempre ha sido una mentira y estafa para los trabajadores.

    4. Forjar los cuadros revolucionarios y la capacidad de lucha de las masa impulsando y sus formas organizativas en las pequeñas luchas inmediatas. En la medida que las condiciones lo permitan y cuando la predica revolucionaria logre posicionarse de manera significativa en la conciencia social de las masas explotadas, se pueden plantear reivindicaciones de mayor calado o envergadura (reivindicaciones estratégicas) como la derogatoria de una ley, arrancar con presión de masas el reconocimiento de medidas favorables a los trabajadores, exigir la renuncia presidencial, etc. Todo esto implica el desarrollo de una vanguardia política y de la organización de las masas con capacidad de organizar paros nacionales, amplias movilizaciones a nivel nacional en jornadas de lucha y protesta, rebeliones populares como tomas de plazas y calles, etc.

    5. Bajo estas condiciones, el advenimiento de una situación revolucionaria como producto de la agudización de las contradicciones sociales del capitalismo, daría lugar a un conflicto social muy próximo a un estallido de masas que, con la presencia de una vanguardia con fuerte presencia en las masas, configuraría un escenario de estallido revolucionario de masas.

    Me gusta

    Amauta

    27/08/2017 at 03:53

  32. Parece que el PTS se ha reunido con la señora CFK y tiene en su agenda próxima a Sergio Massa. Estarán planificando como organizar la oleada de votos contra el ajuste? Alguien le ve algún tipo de sentido a estas reuniones por parte de un partido revolucionario? Se viene el Frente ‘antimacri’ ? Y después los gastaban a los lunáticos de la TPR.

    Me gusta

    AP

    27/08/2017 at 23:26

    • “Parece que el PTS se ha reunido con la señora CFK”. ¿Dónde salió esa información?

      Me gusta

      rolandoastarita

      27/08/2017 at 23:39

    • ¿Cristina vendría a ser el diablo o su abuela? Si es cierto, esos empezaron traficando con los principios y terminaron con el diablo.

      Me gusta

      Lucas

      28/08/2017 at 11:20

  33. En relación a la pregunta De Rolando. http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/cfk-y-pepsico. No hablan de una reunión formal como partido, sino, de la orientación promovida por el PTS a través de los compañeros que tiene en Pepsico. El PO y muchos militantes en las redes acusan de sabotear el FIT y conciliar con el Kirchnerismo.

    Me gusta

    AP

    28/08/2017 at 20:07

  34. Hola Rolando, pregunta un poco fuera de tema.

    En qué textos puedo leer sobre cómo sería el funcionamiento de una sociedad socialista? (instituciones, economía, división del trabajo, formas de gobierno, etc.)

    Gracias

    Me gusta

    Matias

    01/09/2017 at 14:59


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: