Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Renta diferencial II y una corrección a “Economía política…”

with 16 comments

En notas anteriores presenté la teoría de Marx sobre la renta diferencial de la tierra, y critiqué algunas interpretaciones de la misma que circulan en la izquierda. En esas entradas me referí principalmente a la renta diferencial I. No traté – o apenas lo hice – la renta diferencial II. Lo hago en esta nota. Me motiva, en primer lugar, la importancia creciente de esta forma de renta. En segundo término, responder a la creencia, bastante extendida, de que la renta diferencial II se originaría, según Marx, en los rendimientos decrecientes de sucesivas inversiones de capital. Y en tercer lugar, corregir un error que se deslizó en mi libro Economía política de la dependencia y el subdesarrollo. El mismo me fue señalado hace unos días por un amigo y marxista, profesor especializado en temas agrarios. Comienzo recordando la teoría de la renta diferencial I.

Renta diferencial I

La renta diferencial I tiene su causa en la diferente productividad del trabajo que se aplica a tierras de diferente fertilidad natural (o diferente ubicación geográfica). Partiendo de que el precio de producción a que se vende el producto agrario está determinado por la peor tierra, la renta diferencial es una forma de plusvalía extraordinaria permanente – en tanto se mantengan los diferenciales de fertilidad o ubicación – de la que se apropia el propietario de la tierra. Lo explicamos con un ejemplo sencillo, tomado de El Capital.

Supongamos que la peor tierra es A y la mejor es C. En A se produce 1 unidad de grano con un capital de $25. La tasa de ganancia es 20%. De manera que el precio de producción es $30, y la ganancia $5. En las tierras B, con el mismo capital, se producen 2 unidades de grano; siendo el precio de producción $30, el ingreso es $60; aquí hay una plusvalía extraordinaria de $30; y en C se producen 3 unidades de grano, con un capital de $25, de manera que la renta pasa a ser $60.  Lo vemos en el cuadro:

Destaco que la renta diferencial no depende de que haya propiedad privada de la tierra. La propiedad privada de la tierra permite al terrateniente apropiarse de la renta. Pero si se estatizara la tierra, la renta diferencial iría a parar a manos del Estado. Por otra parte, con el ejemplo numérico puede verse que la renta no forma parte del precio. Es la idea de Ricardo y Marx de que existe renta porque el precio del grano es elevado, y no al revés que el precio es elevado porque existe renta. Esta última es la explicación de la renta por precio de monopolio, o sea, un precio que no estaría determinado por la ley del valor, y sería distinto al precio de producción.

 Renta diferencial II y el error en Economía política

Según Marx, la renta diferencial II surge de mejoras en la tierra que introduce el capitalista en procura de elevar sus ganancias. Si tiene éxito, en tanto dure el contrato de arrendamiento, embolsará plusganancias.

Lo explicamos retomando el ejemplo del apartado anterior. Supongamos que el capitalista arrendatario de la tierra C introduce una mejora en el riego, con una inversión suplementaria de $7, y acrecienta la productividad a 4 unidades de grano. Dado que el precio del grano sigue determinado por la peor tierra (suponemos que  la demanda es elástica y absorbe la mayor producción), el capitalista innovador recibe un ingreso de $120 (aquí cometí el error en mi libro, inexplicablemente puse que el ingreso era $100, cuando debí escribir $120; p. 205). El capitalista C vende entonces las 4 unidades de grano a $30 cada una, y obtiene una ganancia total de $28; esto es, una sobreganancia (o plusvalía extraordinaria) de $23. Pero cuando venza el contrato, si las inversiones mejoraron de manera duradera la fertilidad del suelo, el terrateniente estará en condiciones de apropiarse la plusganancia bajo la forma de renta. Es la renta diferencial II.

Precisemos que, en Marx, a resultas de las inversiones los rendimientos pueden ser decrecientes, constantes o crecientes. Es que, contra el supuesto de Ricardo – rendimientos decrecientes – la experiencia demuestra que los rendimientos pueden ser constantes, decrecientes o crecientes según los adelantos tecnológicos introducidos. Por eso en El Capital Marx analizó los casos en que el precio de producción es constante, creciente o decreciente, según varíe el rendimiento de la peor tierra. Dado, además, que la productividad de la segunda inversión de capital puede ser constante, creciente o decreciente, obtuvo nueve casos básicos al cruzar los casos. Las productividades relativas pueden tener diferentes velocidades (los rendimientos decrecientes por todos lados es una manía neoclásica que parece contaminar puntos de vista heterodoxos).

La actualidad de la renta diferencial II

A pesar de que es difícil distinguir entre cuánto de la renta se debe a las propiedades naturales del suelo, y cuánto a mejoras por inversiones de capital, desde el punto de vista teórico la renta diferencial II es clave en la dinámica del capitalismo. En este respecto en Economía política… planteamos:

“… esta renta diferencial [la II] cobra un significado especial en la actualidad, ya que depende y es inherente al desarrollo del capitalismo. Expresa la circunstancia de que el capital al alcanzar determinado nivel se convierte en el factor decisivo de la agricultura y la fertilidad natural deja de ser el elemento determinante de la renta. Una cuestión que destacaba Marx en Miseria de la filosofía, cuando afirmaba que la fertilidad no es una cualidad tan natural como podría pensarse, porque está estrechamente ligada a las relaciones sociales de su tiempo, y volvía a afirmarla en El Capital: “[…] las leyes naturales del cultivo implican que, llegado a cierto nivel del cultivo y a su correspondiente agotamiento del suelo, el capital – considerado aquí al mismo tiempo, en el sentido de medios de producción ya producidos, se convierte en el elemento decisivo del cultivo” (p. 868, t. 3).

“La existencia de la renta diferencial II está indicando que la tierra se transforma en un campo de inversión para los capitales como cualquier otro. En relación a los países subdesarrollados, la incorporación al análisis de la renta diferencial II es importante. Ha sido tradicional en la izquierda minusvalorar la renta diferencia II – a la par que se resaltó históricamente la renta diferencial I y la absoluta– porque se parte de la premisa de que el desarrollo de las fuerzas productivas en el agro es extremadamente débil, o despreciable. Pero esto hoy no tiene apoyo en la realidad, por lo menos para extensas zonas de los países periféricos, como es el caso de la zona oleaginosa y cerealera de Argentina” (pp. 205-6).

Este enfoque destaca la centralidad de la contradicción capital / trabajo en el agro, no solo en las economías desarrolladas, sino también en una industrialmente atrasada y dependiente como es la argentina.

Apéndice:
Acerca del desarrollo capitalista del agro en Argentina, puede consultarse:

Bisang, R. y G. E. Gutman (2005): “Acumulación y tramas agroalimentarias en América Latina”, Revista de la CEPAL, Nº 87, diciembre.
Bisang, R. y B. Kosacoff (2006): “Las redes de producción en el agro argentino”, XIV Congreso anual AAPRESID, agosto.
Bisang, R. (2008): “El desarrollo agropecuario argentino en las últimas décadas. ¿Volver a creer?”, en B. Kosacoff (ed.) Crisis, recuperaciones y nuevos dilemas. La economía argentina 2002-2007, capítulo VI, CEPAL, versión digital.

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo / Descargar como: Renta diferencial II y una corrección a “Economía política…”

Written by rolandoastarita

20/08/2020 a 13:28

Publicado en General

16 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cuando leí el título de la nota pensé que se trataba de una corrección teórica importante, pero repasando con mi ejemplar de “Economía Política..” veo que se trata de un simple error de cálculo. fui engañado por el título! Eso sí, un error de cálculo importante, en tanto que en el ejemplo que figura en el libro se dice que la ganancia extra es de $3 para que la suma de las formas de ingreso de $100. De todos modos, lo central es la conclusión del último apartado de esta nota con el que coincido plenamente.

    Me gusta

    luisgac

    20/08/2020 at 14:54

    • Es ese tipo de errores que están delante de nuestra narices cuando corregimos, y no los “vemos”, a pesar de ser evidentes.

      Me gusta

      rolandoastarita

      20/08/2020 at 15:17

  2. Faltan algunas “cosillas”. Dada la importancia que tiene para el capitalista la reproducción del capital en corto plazo y la circulación del capital, la depredación del suelo no es para el capitalista una cosa importante y es por ello que Marx hablaba de la “grieta metabólica” en sus escritos sobre Irlanda. Hoy en nuestros países vivimos la contaminación por el uso de agrotóxicos, que es un mecanismo por el cual el capitalista traslada la recuperación de la tierra y el agua a otros, es decir externalizar los costos de la digresión. En última instancia la destrucción de los bosques nativos por la forestación artificial mono especie produce la migración de animales nativos y su cambio de hábitat y con ello se rompen las barreras inmunidad naturales, a lo que ayudes se suma la ganadería de feedlot, el hacinamiento de animales, el engorde por antibióticos que rompe también sus inmunidades naturales, y todo eso termina llevando a las pandemias.

    Me gusta

    fernando moyano

    20/08/2020 at 15:59

    • Si queremos considerar de conjunto la economía agraria, falta de todo en la nota. Su objetivo fue precisar qué es renta diferencia II y por qué cobra gran significación. El tema de la degradación ambiental y el hambre lo traté en mi libro en el capítulo 11. Junto a otra cuestión que adquirió mucho relieve en las últimas décadas, la relación del capital globalizado con las economías familiares campesinas. Así como el carácter contradictorio del aumento de la productividad agrícola (degradación ambiental / aumento de la productividad). Esta última cuestión, como me han explicado biólogos e ingenieros agrícolas, no es de sencilla resolución.

      Me gusta

      rolandoastarita

      20/08/2020 at 17:29

  3. Muy interesante la nota, pero tengo dos dudas: en la cita de tu libro menciona ‘ la renta diferencial I y la absoluta’. No me queda claro qué diferencia hay entre estos dos tipos de renta.

    El segundo punto es que, según entiendo por la nota, la renta diferencial II se produce cuando el terrateniente aprovecha mejoras hechas previamente por un capitalista. Para el capitalista es plusvalía extraordinaria; para el terrateniente es renta. Pero toda la sección sobre la actualidad de la renta diferencial II parece contradecir ésto. Por ejemplo ‘La existencia de la renta diferencial II está indicando que la tierra se transforma en un campo de inversión para los capitales como cualquier otro.’ Si es campo de inversión de capitales, lo que se genera es plusvalía extraordinaria, o no?

    Saludos.

    Me gusta

    pescaulineafina

    21/08/2020 at 09:30

    • La renta diferencial se debe a que los productos agrícolas se venden al precio de producción determinado por la peor tierra. La renta absoluta se origina en dos circunstancias: a) que la composición orgánica del capital (relación capital constante / trabajo vivo) en la agricultura es menor que en el promedio de la economía; b) el producto agrícola no se vende a su precio de producción, sino a su valor (ver aquí). Dado el desarrollo tecnológico, pienso que esta teoría de Marx, de la renta absoluta, hoy no tiene aplicación.

      Sobre la segunda pregunta, no estoy seguro de entenderla bien. Cuando afirmo que la tierra se convierte en un campo de inversión como cualquier otro, me refiero que cada vez más domina la competencia, y que por lo tanto imperan los precios de producción. Esta es otra razón (además del progreso tecnológico) para decir que la renta absoluta pierde relevancia en el capitalismo contemporáneo. Por otra parte, la renta diferencial I se combina con la II. Esto es, las diferencias de fertilidad natural siguen contando (no es lo mismo tierra en la Pampa Húmeda que en las tierras marginales de la zona agrícola). Pero a esto se suman constantes inversiones de capital, que pueden dar lugar, o no, a mejoras permanentes de la tierra. En la medida en que ambos factores se combinen para determinar una mayor fertilidad de determinados suelos con respecto a los peores, habrá renta diferencial, que es una forma de plusvalía extraordinaria.

      Me gusta

      rolandoastarita

      21/08/2020 at 10:07

    • Es muy interesante el tema de la tendencia a la desaparición de la renta absoluta como consecuencia del desarrollo de lo que Marx llamó “modo de producción específicamente capitalista” o “subsunsión real del trabajo al capital” (cap. VI inédito), en este caso en la esfera agrícola. Rolando, si no me equivoco creo Lenin en NUEVOS DATOS SOBRE LAS LEYES DE DESARROLLO DEL CAPITALISMO EN LA AGRICULTURA analiza, para el caso de Estados Unidos de principios de S. XX, la importancia de la renta diferencial II, es decir, del desarrollo específicamente capitalista del agro. Lo hace en base a cifras oficiales del censo de 1910, y criticando a profesores burgueses que minusvaloraban el desarrollo capitalista agrario. Con lo que ya en esa época, en el país capitalista más adelantado, ya se podía intuir que la renta absoluta tendería a desaparecer en el largo plazo.

      Me gusta

      luisgac

      21/08/2020 at 17:49

    • Leí ese texto hace muchos años, debería repasarlo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      21/08/2020 at 22:44

  4. Pregunto por el nombre del marxista experto en temas agrarios.

    Gracias de antemano

    Me gusta

    Gonzalo

    22/08/2020 at 01:19

    • En estos asuntos soy cuidadoso. Una vez que vi mi error, le dije a mi amigo que escribiría una nota con la corrección, y le pregunté si podía nombrarlo. Me respondió que prefería que no lo hiciera.

      Me gusta

      rolandoastarita

      22/08/2020 at 08:51

  5. Rolo, ¿el hecho de que se incorporen tierras menos productivas a partir de la aplicación de tecnología (como con la siembra directa de soja en provincias de Argentina que no tenían tradición de este cultivo) presiona a los otros productores para incorporar tecnología o lo importante es sólo la generalizacion de la mejora productiva? Saludos!

    Me gusta

    juan

    23/08/2020 at 19:45

    • No entiendo bien la pregunta. El grado de desarrollo capitalista en la agricultura obliga a fuertes inversiones, incluso en las mejores tierras, es general.

      Me gusta

      rolandoastarita

      23/08/2020 at 22:40

    • Si, a eso iba. Como que la peor tierra determina el precio de los productos entonces pensé bueno tal vez también determine un mínimo de tecnología a usar en el agro. Pero tiene más sentido que sea el grado de desarrollo en el agro en general el que presione a las inversiones.
      Ahora pienso que tal vez una peor tierra con inversión de capital de punta como es el paquete de la siembra directa lleva a que esa tierra deje de ser la peor tierra…. Voy a tratar de ponerme un ejemplo para pensarlo. Gracias.

      Me gusta

      juan

      23/08/2020 at 23:35

    • En mi libro sobre dependencia y subdesarrollo cité el caso de tierras marginales adquiridas por Cresud a precio muy bajo (o sea, prácticamente renta cero) y que se hacen productivas con inversión de capital.

      Me gusta

      rolandoastarita

      24/08/2020 at 07:38

  6. Si los precios de los productos agrícolas se dieran cuantitativamente, aquí y ahora, como precios de producción, y no como valores sociales -basados en los valores individuales de las tierras menos fértiles pero aún necesarias para cubrir el mercado-, por haberse convertido la agricultura en una rama más de inversión del capital, idéntica a las industriales, eso no supondría una mayor preponderancia de la renta diferencial II frente a la I, sino simplemente la desaparición de la renta. Si los precios agrícolas no son superiores a los precios de producción, no hay lugar para la renta, y por ende los terratenientes no arrendan. Donde hay renta, sea en la forma que sea, diferencial I o II, es porque no imperan en la agricultura de esa zona los precios de producción. Creo por otro lado que lo que se está dando es una “tendencia” – no un hecho cumplido- a la conversión de la agricultura en una rama más de la inversión capitalista, por lo tanto efectivamente una tendencia, allí donde todavía exista la renta, al incremento de la renta diferencial II respecto a la I, pero, paralelamente y al unísono, también una tendencia a la desaparición de la renta en general. Esta tendencia se da de forma más clara y rápida en los países desarrollados. En Europa Occidental está muy avanzada. Las tierras o bien son propiedad directa de los capitalistas o bien son arrendadas a capitalistas a renta casi cero, donde el mantenimiento de las tierras es el “beneficio” directo para el propietario. Por otro lado los grandes propietarios, sean capitalistas o terratenientes, obtengan o no plusvalía de su producción, reciben a coste cero subvenciones de UE y Estados, por ende transferencia de plusvalía del capital en general. En Europa occidental el ingreso por renta es ya residual. Esta tendencia a la eliminación de la renta es sin duda desigual -dentro de una misma zona económica y entre unas zonas y otras- por la existencia de propietarios de las tierras y por el factor natural de la agricultura -altibajos en la producción por causas naturales, no eliminables del todo, según en qué tipos de productos-. Estos dos factores frenan el desplazamiento libre de capital a la agricultura y la consiguiente desaparición, a escala mundial, de la renta, pero con todo la tendencia termina imponiéndose.

    Me gusta

    Nicolai

    23/08/2020 at 20:17

    • La renta diferencial no desaparece si existe libre competencia, y los productos agrícolas se venden a sus precios de producción. Precisamente la explicación de Marx de la renta diferencial se desarrolla primero con el supuesto de que el producto agrícola se vende al precio de producción (determinado en la peor tierra). La renta diferencial depende exclusivamente de las diferencias de fertilidad. Una tierra en el corazón de la Pampa Húmeda no tiene la misma fertilidad que una tierra en zona marginal. Por eso en la primera se genera renta y en la segunda es muy baja o nula. Con un agregado: el principio de la renta diferencial se aplica al petróleo y minerales.

      Me gusta

      rolandoastarita

      23/08/2020 at 22:39


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: