Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

EEUU: Sindicatos de policía en acción

with 23 comments

Algunos años atrás mantuve una polémica sobre si los socialistas debemos alentar la formación de sindicatos de la policía. El argumento de los que respondían afirmativamente decía, en esencia, que los policías son “trabajadores con uniforme”, y que en consecuencia es un deber de los socialistas defenderlos. Además, afirmaban que los sindicatos ayudarían a ganar a los policías para la defensa de los trabajadores y sus luchas.

En oposición a esas ideas sostuve que los policías no son “trabajadores con uniforme”, ya que su función represiva determina su carácter social. Así, en respuesta a una crítica que me hizo Miguel Sorans, dirigente de Izquierda socialista, escribí: “El policía, a diferencia del recluta, entra voluntariamente a un cuerpo represivo, siendo consciente, además, de que va a reprimir manifestaciones y luchas obreras y populares. Su existencia como policía depende de que cumpla a carta cabal con esta función. ¿Qué tiene que ver esto con el campesino u obrero que es incorporado al ejército?” También: “…el trabajo del policía es consustancial con la represión. En una sociedad dividida en clases sociales, esa represión no puede no estar al servicio de la clase dominante. De manera que el salario, las condiciones laborales, y temas relacionados, están atravesados por el conflicto social y por el rol que desempeña la policía en ese conflicto. El papel represivo del cuerpo policial es una luz que todo lo baña y todo lo determina” (aquí).

Y en una nota anterior: “Un sindicato puede contribuir al logro de un aparato policíaco más eficiente, consolidado y con alta moral, que no deja de ser un reaseguro para el sistema de explotación. Podemos imaginar incluso un sindicato pidiendo asistencia psicológica, mejores equipos y compensación económica para los “compañeros” que tienen que reprimir manifestaciones obreras o, tarea aún más penosa, picanear a un detenido para obtener información. ¿Por qué no, si se trata de “trabajadores asalariados”? El absurdo al que se llega es revelador de la inconsistencia del planteo, desde un punto de vista socialista” (aquí).

Así quedaron planteadas las cosas, con IS defendiendo los sindicatos de policías porque “son trabajadores”, y mis posiciones (y las de otros marxistas) criticando esa defensa.

Pues bien, la actitud de los sindicatos de policías de EEUU en relación al reciente asesinato de George Floyd, y lo que dice, o no dice, la izquierda sobre el asunto, parece echar nueva luz sobre la polémica que tuvimos.

Los argumentos en la prueba de los hechos

Por estos días numerosas publicaciones de EEUU se han hecho eco de la actitud de los sindicatos de policía con relación a sus miembros acusados de crímenes raciales. Aquí van algunos relatos:

Benjamin Sachs,“Floyd killing shows police unions abuse power. We need radical reform: Former union lawyer” (aquí):

“Entre los muchos ultrajes en la muerte de George Floyd aquí hay uno: Dereck Chauvin, el policía que mató a Floyd ha estado sometido al menos a 17 denuncias por mala conducta, y sin embargo permaneció como un miembro armado del Departamento de Policía de Minneapolis. ¿Cómo ha ocurrido esto? Parte de la respuesta es el acuerdo de negociación colectiva alcanzado entre el departamento de policía y el sindicato de Chauvin.

Como otros convenios policiales de este tipo, el de Minneapolis otorga una protección extraordinaria a los policías frente a la disciplina por conducta violenta. Establece un período de espera de 48 horas antes de que cualquier policía acusado de tal conducta pueda ser entrevistado. Una demora y un lujo… que da tiempo a los policías para desarrollar una estrategia para eludir responsabilidades.

Igual que muchos convenios policiales, incluyendo los de Baltimore, Chicago y Washington DC, el de Minneapolis también establece la eliminación de antecedentes de los registros disciplinarios de la policía luego de cierto tiempo.  Bajo este convenio cualquier acción disciplinaria que no resulta en un castigo debe ser borrada de los antecedentes del policía. Incluso en casos en los que el policía es despedido por mala conducta, el acuerdo requiere un proceso de apelación que frecuentemente lleva a su reincorporación, especialmente si el departamento que investigó cometió errores de procedimiento.

Samantha Michael, “Minneapolis Police Union President Allegedly Wore a “White Power Patch” and Made Racist Remarks”, (aquí): Señala que el presidente del sindicato policial de Minneapolis, Bob Kroll también ha sido acusado de usar excesiva violencia y de expresiones racistas. Kroll defendió a Chauvin. “No es el momento de apresurarse a juzgar y condenar inmediatamente a nuestros policías”.

Nota de autoría compartida, en The Gardian, “White US police union bosses protect officers accused of racism”, (aquí): Denuncia que los líderes de los sindicatos policiales han protegido desde hace mucho a los miembros acusados de brutalidad y racismo, “al establecer contratos laborales que hacen difícil, cuando no imposible, despedirlos o imponerles sanciones disciplinarias”.

O sea, hoy ocurre, en EEUU, el “absurdo” del que hablaba en mi nota de respuesta a IS, el sindicato defendiendo a los “compañeros policías” que se sacrifican reprimiendo, torturando o asesinando, por ejemplo, por motivos puramente racistas.

¿Qué dice, y no dice, IS?

 En la edición 463 de hoy, 10/06, de El Socialista, periódico de IS, se publica una nota “El estallido social en Estados Unidos continúa y resuena multitudinariamente / George, tu cambiaste el mundo”. Está firmado por Miguel Lamas.

Allí Lamas destaca la respuesta de sindicatos de choferes de buses urbanos que se negaron a colaborar con la represión trasladando policías. También las declaraciones de gremios que, presionados por sus bases, se pronunciaron en solidaridad con las movilizaciones anti-racistas. Por otra parte, y con toda razón, denuncia que los dirigentes de la AFL-CIO no dijeron palabra sobre el asesinato y el racismo policial. Todo muy bien, pero… ¿y sobre los sindicatos de policías? Reviso la nota por si me salteé algo, pero no encuentro ni palabra del asunto. Tampoco en el resto del periódico. ¿Qué pasó? ¿Carece de importancia? ¿Lamas no lo vio? ¿Se le olvidó? ¿Así se informa y se denuncia desde un periódico socialista?

Pero además, un marxista debe hacerse cargo de las caracterizaciones sociales y políticas que defendió en su momento. Por lo cual pregunto, ¿cómo encaja lo que está ocurriendo en la tesis “los sindicatos policiales defienden trabajadores como cualquier otro sindicato”? Así como cabe preguntar por las razones – ¿ideológicas? ¿políticas? – que llevan a Lamas, y a IS, a “no ver” lo que ha “visto” cualquier observador con un mínimo de honestidad intelectual. En definitiva, ¿no tienen nada que revisar los militantes de IS en los argumentos con los que han alentado la formación de los “sindicatos de trabajadores con uniforme”, y con que han criticado a sus críticos? ¿O todo pasa por barrer problemas y experiencias debajo de la alfombra?

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link opción Archivo / Descargar como: EEUU: sindicatos de policía en acción

Written by rolandoastarita

10/06/2020 a 19:26

Publicado en General

Tagged with , ,

23 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. pero la definicion de clase no es el no ser propietario de los medios de produccion, por que podemos cambiar la definicion para el policia de clase? al definirlo por su funcion y no por si es o no propietario de los medios de produccion o vende su fuerza de trabajo y recibe un salario? -esto es lo que discute RyR

    Me gusta

    nidi

    10/06/2020 at 19:59

    • En primer lugar, si bien la propiedad privada de los medios de producción define a la clase capitalista, existen sectores que también pertenecen a la clase capitalista, aunque no son propietarios de los medios de producción. Un ejemplo es el de los directores de empresas que no son propietarios de los medios de producción. Marx los define como pertenecientes a la clase capitalista por su función en la explotación del trabajo. No sé qué opina RyR sobre esto (no frecuento las publicaciones de este grupo), pero sí conozco marxistas, en Argentina al menos, que sostienen que un CEO que tiene ingresos millonarios pertenece a la clase obrera. En el enfoque de Marx -con el que coincido- esto no es así. Un CEO aunque no sea propietario es parte de la clase capitalista. Otro ejemplo; un ministro, un presidente, un dirigente de un partido burgués, para dar algunos casos, pueden no ser dueños de los medios de producción, pero los consideramos parte de la clase capitalista por la función que cumplen (además de recibir una buena dosis de plusvalía).

      En segundo lugar, y sobre los policías, no afirmo que pertenezcan a la clase capitalista, sino que no se los puede considerar parte de la clase obrera. ¿Por que? Pues por su función represiva. En este punto estoy de acuerdo con Trotsky. La función represiva aquí es determinante. Y esto tiene consecuencias de tipo político (de hecho, Trotsky planteó la cuestión en crítica a la socialdemocracia alemana, que consideraba a la policía parte de la clase obrera). En Argentina, por ejemplo, el PST, en 1975 enviaba militantes a las comisarías con la idea de hacer propaganda porque “hay que ganar a los policías ya que son trabajadores”. La represión contra la izquierda por entonces era salvaje. No se entendía que la función represiva del policía era lo determinante.

      Es lamentable que, pasados tantos años, y con las experiencias vividas, sectores de la izquierda sigan en lo mismo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      10/06/2020 at 23:48

  2. ¿Y los policías que combaten la delincuencia, el crimen organizado, el terrorismo, la violencia de género, el cibercrimen, las estafas, los secuestros, los robos, los homicidios, los asesinatos? ¿Esos no cuentan? Parece como si todos los policías fuesen antidisturbios para manifestaciones, cuando la inmensa mayoría no lo son. ¿Por qué no van a poder estar sindicalizados los agentes de tráfico, los que expiden pasaportes, o los que combaten el tráfico de drogas?
    Me parece de un simplismo atroz que no le caracteriza el hecho de reducir a todos los policías como antidisturbios.

    Me gusta

    Jesús

    10/06/2020 at 20:05

    • Por favor, no me tome por estúpido. ¿Dónde la nota dice que todos los policías operan en antidisturbios? La nota trata de la función de los sindicatos policiales y de lo que están haciendo en EEUU con relación a policías acusados de crímenes racistas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      10/06/2020 at 23:25

    • ¿Alguna de esas tareas corresponde a otro cometido que no sea el de salvaguardar la reproducción del capital social total, o el capital como un todo? Mucho lamento que el simplismo en el razonamiento que atribuye a otros debe de aplicárselo a usted mismo. También el capataz en la fábrica, cuya función emana DIRECTAMENTE del carácter antagónico de la producción social y de las formas de explotación del trabajo bajo el capital, ha de garantizar el buen discurrir del proceso de valorización en la sección o el taller que quede bajo su responsabilidad. Y yo no diría que, por ello, merezca ser considerado como parte de la clase obrera. Ni que sus efectos “benéficos” anulen inmediatamente la naturaleza antagónica contenida en su trabajo.

      Más aún, la subversión de la relación social capitalista necesariamente pasa por la eliminación de estas (y otras) excrecencias suyas. En tanto que los trabajadores seremos plenamente conscientes –yo me incluyo a sabiendas de que no me tocará vivir tal estado de cosas– del contenido de nuestro trabajo, de la interdependencia de nuestros respectivos trabajos individuales para con la reproducción de la sociedad de productores como un todo, ¿para qué necesitaremos quien nos extraiga coactivamente plustrabajo? Y, a su turno, ¿para qué necesitaremos quien nos reprima para garantizar la fluidez del proceso metabólico social? Todo “marxista” que pretenda hacer pasar a los maderos como miembros de la clase obrera constituye un peligro político.

      Me gusta

      FormerlyKnownAsArebolas

      11/06/2020 at 06:48

    • ¿Realmente combaten el crimen organizado? ¿o son parte de ellos?. ¿combaten la trata? ¿O son parte de ella? ¿que pasa con las zonas liberadas? ¿o cuando son parte del tráfico de drogas?

      Con respecto a la violencia de género, vemos seguido noticias de femicidios por parte de oficiales de la Policía. Además, cuando mujeres denuncian cajonean o la tratan de “loca”.. en esos casos también son clasistas. Aunque también defienden al violento/abusador que no sea burgués.

      Me gusta

      Roberto

      11/06/2020 at 13:16

  3. Si bien los policías son conscientes del rol represivo, me parece importante que se tenga en cuenta que la mayoría se enlista no porque tenga vocación represiva, sino porque no tiene mejores opciones para ganarse la vida. Es decir, la mayoría pertenecen a sectores muy humildes con pocas posibilidades a nivel laboral. Gran cantidad de policías, el 99%, viven en los barrios populares y en muy malas condiciones, con sueldos miserables, querer separarlos de la clase trabajadora y negarle el derecho de negociación colectiva no me parece para nada socialista, ni tampoco creo que darles ese derecho sea contrarrevolución. A su vez, me parace absurda la creencia de que a los policías les gusta reprimir o que TODOS son corruptos o torturadores, que es algo muy arraigado en la izquierda.
    Por otro lado, me parece que la corporativizacion de los sindicatos policiales de EEUU, ante el asesinato de Floyd, no aporta nada a la discusión, es una situación puntual y hay que ver si esa decisión del sindicato refleja la opinión de todos los policías de EEUU, yo creo que no, en función de las imágenes que son públicas sobre los hechos.

    Me gusta

    Andrés

    10/06/2020 at 20:13

    • Hay que salvar a los sindicatos de policías a como dé lugar, ¿no? Los convenios colectivos han sido firmados mucho antes de que se produjera el asesinato de Floyd. Y no solo en Minneapolis. Esos convenios dicen lo que se explica en la nota. Mejor barrerlos debajo de la alfombra, ¿no? Mejor minusvalorar y disimular el hecho de que, una vez más, un sindicato policial en EEUU está defendiendo lo indefendible. Mejor decir que lo de Minneapolis no significa nada, que es “una situación puntual”.

      La nota además no opina sobre lo que piensan o sienten todos los policías. Sí caracteriza a una institución, la policial, y a los sindicatos policiales.

      Me gusta

      rolandoastarita

      10/06/2020 at 23:18

    • ¿Si cobraran mucho y vivieran en barrios lindos si se podria decir que NO son trabajadores? ¿Eso es un analisis materialista de la realidad para ustedes? ¿Mirar el sueldo y la casa que tienen? ¿Fijarse si eran pobres cuando eran chicos? ¿Tengo que compadecerme que los encargados de reprimir cobren poco? Ah y seguramente no les gusta reprimir, seguramente debajo de sus cascos lloran un montón, mientras te cagan a palos. Marxistas de groucho

      Me gusta

      German

      11/06/2020 at 01:09

  4. miren lo que la izquierda brasileña ha producido con esta política.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Cabo_Daciolo
    Bolsonaro también tiene pasado “sindical” en el ejército:
    https://carasycaretas.org.ar/2019/01/30/la-construccion-del-mito/

    Me gusta

    fagner

    10/06/2020 at 20:13

  5. no son pocos los casos de docentes que son protegidos por su sindicato cuando son acusados de faltas graves, lo mismo se puede decir de los sindicatos estatales (yo mismo he conocido el caso de un estatal acusado de acoso siendo defendido por el gremio al que estaba afiliado), incluso ahora recuerdo un video que trascendió de un dirigente camionero del interior que arengaba ,en una reunión de delegados, que debían luchar para que la gendarmeria no los pare mas por conducir bajo el efecto de la cocaína. todo sindicato puede tener actitudes meramente corporativas, los policias no son la excepción. por otro lado tambien han circulado videos de policias marchando con los manifestantes. la policia, asi como los metalurgicos, obreros de la construccion, etc no son ni reaccionarios, ni corporativistas, ni revolucionarios per se, todo depende del trabajo politico que se haga sobre el gremio. por otro lado esta el problema de que actitud politica tomar respecto a un fragmento de la clase obrero que esta armada y que sabe como pelear. ¿que hacemos con ellos?¿los ponemos en nuestra contra (nosotros no tenemos ni armas ni conocimiento) o los ponemos a nuestro favor? ¿ como conquistamos el monopolio de la violencia sobre un territorio sin la ayuda de (por lo menos) una fraccion de ellos? incluso el mismo hecho de tener que reprimir y enfrentarse con su propia gente puede ser un catalizador de insubordinación, contradiccion que no se le presenta a un soldado (conscripto supongamos) que debe reprimir otra nacion (en el supuesto de un ejercito de ocupación).

    Me gusta

    ger

    10/06/2020 at 20:48

  6. Manifestantes declaran “Zona Autónoma de Capitol Hill” en Seatle en un radio de seis cuadras del centro y levantaron barricadas
    https://actualidad.rt.com/actualidad/356145-manifestantes-ocupan-perimetro-estacion-policia-seattle

    Me gusta

    Nico

    10/06/2020 at 21:12

  7. Para los que dicen que “las condiciones materiales bla bla bla” va al mismo almacén que yo”…Marx -Es el ser social el que determina la conciencia.

    Me gusta

    Agustin

    10/06/2020 at 23:45

  8. Buenos días a todos.

    Excelente nota, Rolando. Y a tenor del cariz que presentan las primeras respuestas a la misma, diría que también es muy pertinente. Son esos comentarios los que me reafirman en la sospecha que ya albergaba: la forma salario, como equivalente del valor de la fuerza de trabajo que se consume en la producción, se ha convertido en un fetiche. Yo mismo he llegado a escuchar de boca de algún marxista (por cierto, marxista de los de la tendencia que atribuye a los directores de empresa condición proletaria) que el hecho de que el policía se produzca como “obrero doblemente libre” convierte a los miembros de los cuerpos represivos en clase obrera de pleno derecho. Y esto no debía suponer a los militantes de izquierda “ninguna contradicción”. Resulta lamentable y muy triste que sedicentes tributarios del legado de Marx digan cosas así.

    Creo que esta nota de Rolando debería invitarnos a todos a avanzar en el estudio teórico de las determinaciones de los cuerpos represivos, más allá de que, en efecto, el salario mismo sea una “expresión irracional” del valor de la capacidad laboral y que, en y de por sí, no permita ninguna caracterización de clase. La ganancia del empresario puede presentar la forma de salario; en las empresas pequeñas en las que el capitalista no se ha podido independizar del trabajo debido al carácter magro de su capital, así ocurre de continuo. A mi entender, la clave reside, no en la represión en cuanto tal (pues también hay sectores de la burguesía y la pequeña burguesía que la sienten de cuando en cuando; véase el 15-M español u Occupy Wall-Street, por traer dos casos recientes), sino en la función económica que ejercen policías y demás: extensión a toda la sociedad de la función propia de los capataces al interior de la fábrica, esto es, actuar de garantes de la extracción creciente de plusvalía a los trabajadores; guardar, en fin, la reproducción del capital social total frente a todos los elementos que pudieran perturbar la misma. De tal suerte, la función del capataz y la del policía nacen precisamente del carácter antagónico que cobra la producción social bajo el dominio del capital (y Marx lo señala explícitamente respecto del primero); son gastos indispensables para el capital en tanto que relación antagónica de producción, pero superfluos en y de por sí. Como ocurre, por caso, con los gastos derivados de la circulación mercantil. En breve, son ‘faux-frais’ o gastos improductivos de la producción capitalista. Con ella han surgido, y con ella deben de perecer. Cualquier “marxista” que espere a los maderos al otro lado, en el Modo de Producción Asociado o comunismo son, y deben ser señalados como amenaza para la clase obrera.

    Disculpas por la extensión del comentario. Hacía tiempo que rumiaba estas ideas, y quería compartirlas.

    Me gusta

    FormerlyKnownAsArebolas

    11/06/2020 at 06:33

    • Leyendo su comentario me vino a la mente una curiosa convergencia: el mismo marxista (argentino) que dice que un CEO pertenece a la clase obrera; y que un estudiante universitario, por el solo hecho de serlo, es miembro de la clase obrera, sostiene que en la URSS la clase obrera ejercía el poder.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/06/2020 at 06:54

    • Tenemos en mente al mismo marxista, Rolando. Pero, en honor a la verdad, no fue de su boca de quien escuché tales palabras, sino de alguien, que vive en España (como yo mismo), que se considera muy próximo a su corriente. Me resultó harto chocante en su día, y no he podido dejar de darle vueltas al tema desde entonces. Escoger al gusto las determinaciones del modo capitalista de producción y sus expresiones objetivas y subjetivas, no puede considerarse en absoluto “ciencia”, como gustan de llamarlo.

      Me gusta

      FormerlyKnownAsArebolas

      11/06/2020 at 07:05

    • Yo lo leí en uno de sus textos que me envió uno de sus discípulos. Cuando me haga un hueco (estoy tapado de temas atrasados) lo voy a comentar en el blog.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/06/2020 at 08:00

  9. En el capítulo de esta semana del programa de John Oliver le dedican un buen rato a analizar el rol nefasto de los sindicatos de policía protegiendo y encubriendo a los policías. El link donde se puede ver el extracto del programa: https://www.youtube.com/watch?v=Wf4cea5oObY

    Me gusta

    Alejandro

    11/06/2020 at 14:22

  10. Históricamente los revolucionarios fueron contrarios a las formaciones permanentes de represión (Ejército permanente o standing army y policías y gendarmes). Quiero decir, planteaban una política de confrontación, no de propaganda para ganarlos.

    Trotsky decía en su Historia de la Revolución Rusa que “Entretanto, el desarme de los ‘faraones’ se convierte en la divisa general. Los gendarmes son el enemigo cruel, irreconciliable, odiado. No hay ni que pensar en ganarlos para la causa. No hay más remedio que azotarlos o matarlos. El ejército ya es otra cosa.”

    Esta forma de considerar a los funcionarios de Estado, en tanto realizan funciones de Estado, ya está presente en los escritos juveniles de Marx: “los individuos, en cuanto representan los asuntos y poderes del Estado, son considerados desde el punto de vista social y no privado.” (Crítica a la teoría del Estado de Hegel).

    Lenin decía que las clases sociales “… son grandes grupos de personas que se diferencian unas de otras por el lugar que ocupan en un sistema de producción social históricamente determinado, por su relación (en la mayoría de los casos fijada y formulada en la ley) con los medios de producción, por su papel en la organización social del trabajo y, en consecuencia, por la magnitud de la parte de riqueza social de que disponen y el modo en que la obtienen. Las clases son grupos de personas, uno de los cuales puede apropiarse el trabajo de otro en virtud de los diferentes lugares que ocupan en un sistema de economía social determinado” (Una Gran iniciativa). Vale decir que la función o papel que se cumple en la división social del trabajo es relevante para determinar la posición de clase.

    Engels, en el AntiDühring recordaba que el poder históricamente ha estado vinculado a una función, por lo que no es irrelevante para determinar una posición de clase.

    Marx era partidario de que la función, cuando ésta tenía relación con el antagonismo de clase, era relevante para establecer diferenciaciones de clase. Por eso llegó a hablar del Capitalista operante no propietario del capital con que opera (Ver en particular, Marx, Karl, El Capital : El proceso global de la producción capitalista, T.III, v. 7, Siglo XXI, 1977, pp. 486, 493-94 y 497.).

    Por eso Trotsky también decía que “…“el obrero, convertido en policía al servicio del estado capitalista, es un policía burgués y no un obrero” (Trotsky, Escritos sobre Alemania, enero de 1932).

    Según Reed “Quedaban excluidos del derecho a voto: los que emplean fuerza de trabajo para obtener beneficio; las personas que viven de plusvalías; comerciantes y agentes privados de negocios; empresarios de comunidades religiosas; ex-miembros de la policía y de la gendarmería; la antigua dinastía reinante; los deficientes mentales; los sordomudos; y todos los condenados por delitos menores mezquinos e indignos.” (“Los soviets en acción”).

    Como se puede ver, una noción muy simplista o economicista de clase puede llevar a pensar que los policías son obreros. Si se quiere podemos discutir las posiciones de los clásicos. Lo que sí es claro que los clásicos no apoyaban esa posición del policía obrero.

    Me gusta

    Lucas

    11/06/2020 at 14:41

  11. En segundo lugar, para Lenin y Trotsky el ejército no es idéntico al aparato represivo del estado burgués.

    Además, hay que tener en cuenta que el ejército del que hablaban Lenin y Trotsky, eran ejércitos de leva forzosa, es decir, ejércitos cuyos soldados eran obreros y campesinos obligados a prestar servicios militares durante una determinada cantidad de tiempo.

    Lenin hace una distinción, también, entre la tropa y el ejército regular o permanente (en inglés, Standing Army). Sobre este último plantea su disolución. El ejército regular o permanente está compuesto por el personal que se dedica a las tareas militares en forma profesional, sus integrantes hacen de la preparación militar su forma de vida.

    ”En todas partes y en todos los países el ejército regular sirve no tanto contra el enemigo exterior como contra el enemigo interior. En todas partes el ejército regular se ha convertido en instrumento de la reacción, en sirviente del capital en su lucha contra el trabajo, en verdugo de la libertad popular. No nos detengamos, pues, en nuestra revolución liberadora solamente en las reivindicaciones parciales. Arranquemos el mal de raíz. Liquidemos totalmente el ejército regular. Que el ejército se funda con el pueblo armado, que los soldados lleven al pueblo sus conocimientos militares, que desparezcan los cuarteles y dejen su lugar a la escuela militar libre… La experiencia de Europa occidental ha mostrado hasta qué punto es reaccionario el ejército regular” (Lenin, “Las fuerzas armadas y la revolución”, en Obras Completas, Tomo X, Cartago, Buenos Aires, 1960).

    En Las enseñanzas de la insurrección de Moscú, donde Lenin analiza en un momento las condiciones en las cuales las tropas se pueden pasar de bando, refiere que no alcanza con la propaganda sino que es necesario dar una lucha física por ganarlas exterminando de ser necesario a quienes estén al mando de dichas tropas (léase, oficiales y suboficiales). Plantea una política de enfrentamiento y no de cooptación.

    Trotsky para Francia decía que: “Cuando decimos que es necesaria una milicia popular —hablaremos de esto en detalle, más adelante—, Frossard y sus semejantes objetan: ‘Contra el fascismo no se debe luchar con medios físicos, sino ideológicamente’. Cuando decimos: solo una fuerte movilización revolucionaria de las masas (…) es capaz de socavar el piso bajo los pies del fascismo, la misma gente nos replica: ‘no, sólo puede salvamos la policía del gobierno Daladier-Frossard’. … Pero supongamos todavía una hipótesis fantástica: La policía de Daladier-Frossard ‘desarma’ a los fascistas. ¿Es que eso resuelve la cuestión?, Quién desarmará a la propia policía, que, con la mano derecha devolverá a las fascistas lo que les haya quitado con la mano izquierda? … Desde luego, los fascistas ‘desarmados’ recibirían al día siguiente el doble de armas, no sin ayuda de la policía… es cien veces más fácil aplastar a los fascistas con las propias manos que con las manos de una policía hostil. Y cuando el Frente Único se vuelva suficientemente poderoso como para ‘controlar’ el aparato del Estado —por consiguiente, después de la toma del poder, y de ningún modo antes— eliminará simplemente la policía burguesa y pondrá en su lugar la milicia obrera.” (¿Adónde va Francia?, Fines de octubre de 1934)

    Asimismo, en el programa para Francia, de 1934, decía “10. Disolución de la policía, derechos políticos para los soldados. El gobierno arrebata centenares de millones de francos a los pobres, a los explotados, a gente de todas las condiciones para desarrollar y armar a su policía, sus gardes mobiles y su ejército; en otras palabras, no sólo para desarrollar la guerra civil, sino también para preparar la guerra imperialista. Los jóvenes obreros movilizados por centenares de miles en las fuerzas armadas de tierra y mar están desprovistos de todos sus derechos. Exigimos la destitución de los oficiales y suboficiales reaccionarios y fascistas, instrumentos del golpe de estado. Por otra parte, los obreros bajo las armas deberán conservar todos sus derechos políticos y estarán representados por comités de soldados, elegidos en asambleas especiales. De esta manera se conservarán en contacto con la gran masa de los trabajadores, y unirán sus fuerzas con las del pueblo, organizado y armado contra la reacción y el fascismo. Todas las policías, ejecutoras de la voluntad del capitalismo, del estado burgués y de sus pandillas de políticos corruptos deben ser disueltas. Ejecución de las tareas policiales por las milicias obreras. Abolición de los tribunales de clase, elección de todos los jueces, extensión del juicio por jurado a todos los crímenes y delitos menores: el pueblo se hará justicia a sí mismo.” (Un programa de acción para Francia, La Verité, junio de 1934).

    ¿Se ve cómo, tanto para Lenin como para Trotsky, hay diferencias entre la tropa del ejército de leva forzosa y los militares y policías profesionales? ¿Cómo buscan ganarse a unos y desarmar y disolver a los otros?

    Estudiemos la historia. ¿Cuántos casos conocemos de que la policía se haya pasado al bando de los obreros y se haya enfrentado al ejército?

    Me gusta

    Lucas

    11/06/2020 at 14:59

  12. Esta gente de RyR y afines acepta plenamente el credo progre de que debemos seguir desarmados y que el estado debe monopolizar la violencia, hasta que “tomemos el estado” de la mano de una parte del estado, “porque ellos tienen las armas”. Si no, cómo hacemos? A partir de esto, se inventan sus definiciones de clase según les convenga

    Me gusta

    Ezequiel

    11/06/2020 at 19:31

  13. La verdad que es una contradicción difícil de manejar, ya que por un lado el cuerpo de policía cumple una función social como lo es la seguridad, que las clases populares también necesitan en buena medida, pero por otra parte, cumplen su rol represivo cuando se requiere.

    Dudas parecidas surgen en torno a los funcionarios de prisiones, jueces y demás… y no siempre es fácil trazar una línea clara, ya que a fin de cuentas todos trabajamos para el capital y el poder de un modo u otro.

    Creo que el limite está en aquellas labores inseperables de los intereses de las clases dominantes, pero hay zonas medias donde no se ve tan claro.

    Me gusta

    David Martín

    12/06/2020 at 08:19

    • El Estado burgués no es solamente un aparato de coerción, sino también un aparato de consenso. Desde el momento en que es una potencia económica está en condiciones de hacer concesiones a las masas (salud, educación, subsidios, etc). Pero esas concesiones, que implican establecer una alianza de clases, no deben impedirnos jerarquizar los fenómenos. El aparato represivo estatal existe, principalmente, para mantener el orden capitalista de producción y el tipo de propiedad burguesa. Pero veamos, la burguesía revolucionaria pudo ser capaz de representar los intereses generales de la sociedad en un momento determinado y pudo consagrar formalmente el derecho de propiedad en forma igualitaria. Todos tenemos derecho de propiedad y nadie nos puede impedir adquirir la propiedad (uno de los atributos del sujeto de derecho civil es el patrimonio). Pero todos sabemos que no es lo mismo la propiedad de un celular que la propiedad de la empresa que lo produce. Y deberíamos recordar que los marxistas enfocamos el problema respecto de la propiedad burguesa de los medios de producción pero como decían Marx y Engels en el Manifiesto, no somos enemigos de toda propiedad:

      – “…Se nos reprocha que queremos destruir la propiedad personal bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano, esa propiedad que es para el hombre la base de toda libertad, el acicate de todas las actividades y la garantía de toda independencia…” . (Interesante cómo caracterizan a la propiedad personal, a diferencias de algunos marxistas que más bien parecen franciscanos y reniegan de toda propiedad).

      – “…¡La propiedad bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano! ¿Os referís acaso a la propiedad del humilde artesano, del pequeño labriego, precedente histórico de la propiedad burguesa? No, ésa no necesitamos destruirla; el desarrollo de la industria lo ha hecho ya y lo está haciendo a todas horas.”

      – “…¿O queréis referiros a la moderna propiedad privada de la burguesía? Decidnos: ¿es que el trabajo asalariado, el trabajo de proletario, le rinde propiedad? No, ni mucho menos. Lo que rinde es capital, esa forma de propiedad que se nutre de la explotación del trabajo asalariado, que sólo puede crecer y multiplicarse a condición de engendrar nuevo trabajo asalariado para hacerlo también objeto de su explotación”.

      – “…Los que, por tanto, aspiramos a convertir el capital en propiedad colectiva, común a todos los miembros de la sociedad, no aspiramos a convertir en colectiva una riqueza personal. A lo único que aspiramos es a transformar el carácter colectivo de la propiedad, a despojarla de su carácter de clase”.

      Claramente no nos desentendemos de la propiedad privada personal, aspiramos a convertir en colectiva la propiedad del capital… pero como la burguesía en su momento, representando los intereses generales, le dio el mismo contenido a la propiedad, sea del capital o la individual, a la vez que protege el orden de explotación y la propiedad privada del capital, protege formalmente la pequeñísima propiedad privada personal del obrero.

      Me gusta

      Lucas

      12/06/2020 at 14:52


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: