Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Cavalieri y una lección de capitalismo

with 12 comments

Armando Cavalieri es, desde 1986, el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio. Para un resumen del historial de este señor, véase aquí.

A comienzos de mayo el sindicato de Comercio firmó un acuerdo con las cámaras patronales de reducción en un 25% del salario de los empleados de comercio suspendidos por las restricciones de la cuarentena. Ahora Cavalieri acaba de declarar: “Tenemos que definir un nuevo país: sentarnos en una mesa y pensar qué les falta a los empresarios para decidir sus inversiones y qué costo laboral necesitan para la competitividad laboral”; programa “Toma y daca”, AM 750; La Nación el 26/05/20.

Pocas veces encontramos una expresión tan franca y abierta de lo que significa el poder del capital y el chantaje de la huelga de inversiones. El mensaje al obrero es: “si no aceptas tales y cuales condiciones laborales y salariales, no tendrás trabajo porque los patrones no van a invertir”. Es la base material para que el capitalista obligue al obrero a realizar plustrabajo gratuito. Es el punto nodal que la ideología burguesa del mercado, la libre empresa y el “Estado protector” disimula y oculta, pero que un Cavalieri expresa con destemplado cinismo. Es la admisión de que el cuento de los agentes libres negociando en el mercado es eso, un cuento.

Es que en el mercado laboral no se trata de una simple relación entre propietario de dinero, comprador, / propietario de fuerza de trabajo, vendedor. Aquí, el comprador es poseedor de los medios de producción. Los cuales conforman  las condiciones objetivas para que los vendedores de la fuerza de trabajo puedan trabajar. En palabras de Marx: “estos medios de producción se contraponen al poseedor de fuerza de trabajo como propiedad ajena. Por otra parte, el vendedor de trabajo se contrapone a su comprador como fuerza de trabajo ajena, que tiene que pasar a depender de este, que tiene que ser incorporada a su capital para que este actúe efectivamente como capital productivo” (El Capital, p. 37, t. 2; énfasis agregados).

Por eso, “… la relación de clase entre capitalista y asalariado ya existe, ya está presupuesta en el momento en que ambos se enfrentan en el acto dinero – fuerza de trabajo (del lado del obrero, fuerza de trabajo –dinero)”; compra y venta “presuponen el comprador como capitalista y el vendedor como asalariado” (ibid.). Es una relación de oposición, y de dominio que solo podrá romperse acabando con la propiedad privada del capital. En una nota anterior (aquí) recordábamos que el carácter capitalista de los medios de producción y subsistencia consiste en su cualidad económica de emplear obreros y hacerles producir plusvalía; tienen una propiedad social, que los convierte en capital (véase Marx, Capítulo VI Inédito, pp. 40-1). Por eso se establece “una nueva relación de hegemonía y subordinación, que a su vez produce sus expresiones políticas” (ibid., p. 62). “Expresiones políticas” como esta de Cavalieri, facilitador de los negocios del capital.

Agreguemos que al poder asociado a la propiedad privada de los medios de producción se suma el poder que deriva de la movilidad del capital, cada vez más globalizado. Además de la amenaza permanente del cambio tecnológico que reemplaza mano de obra por maquinaria.

Lo más importante que todo trabajador debiera retener: en tanto exista la propiedad privada del capital, se mantendrá esa amenaza-chantaje sobre la clase obrera. “Si no aceptas más explotación, no te doy trabajo”. Son las cadenas invisibles, pero poderosas, del sistema del trabajo asalariado, exhibidas en carne viva por el infame burócrata. Es también el hierro candente que todos los reformistas tratan de evitar con las más variadas e ingeniosas componendas. Por eso ya en El Manifiesto Comunista, Marx y Engels escribieron que “los comunistas pueden resumir su teoría en esta fórmula única: abolición de la propiedad privada”. Sencillo y va a la raíz del problema. ¿No es necesario que el marxismo vuelva a “lo básico” y radicalmente subversivo?

 

Written by rolandoastarita

28/05/2020 a 18:39

Publicado en General

Tagged with , , ,

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Excelente ejemplo. Agrego que, precisamente, esto ocurre porque esa misma teoría del capitalusmo productivo y generador de empleo fracasa. Si funcionase no necesaria de “la hoja de parra” del sindicalismo pro-patronal. Cuando la mano invisible le pasa la posta a la visible significa que la empresa privada capitalista notoriamente no logra “mover el motor”. La derecha agarra el programa de la izquierda keynesiana de ayudar a los capitalistas, y la izquierda desaparece

    Me gusta

    fernando moyano

    28/05/2020 at 18:51

  2. Profesor, usted dice “el poder que deriva de la movilidad del capital, cada vez más globalizado”. Leí en varios lugares que hay una tendencia a la “desglobalización”, sobre todo por parte de EE.UU. para relocalizar empresas actualmente en Asia. Tiene alguna opinión sobre este tema?

    Me gusta

    Adrián

    28/05/2020 at 19:58

    • Actualmente hay algunas reacciones contra la globalización, del tipo mayor proteccionismo, guerras comerciales, salida de Gran Bretaña de la UE. De todas formas el grado de internacionalización de la economía es muchísimo mayor que hace 30 o 40 años. Este es uno de los factores que debilitó la factibilidad de políticas keynesianas nacional-centradas. Y aumentó la presión sobre la clase obrera. Un ejemplo tomado de los inicios de los 1980: en EEUU cuando discutían convenios laborales con los sindicatos las grandes automotrices de EEUU amenazaban con que si los sindicatos no accedían a sus exigencias, continuarían trasladando producción a países con salarios más bajos, o menor resistencia salarial, etc. El mismo rol jugó la tercerización de servicios y proveedores. Y las cadenas internacionales de valor.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/05/2020 at 13:30

  3. Cavalieri y otros gestores sindicales pertenecen a la clase capitalista, no a la clase trabajadora. Las empresas que ellos gestionan recibe parte del plus-valor creado por lxs trabajadorxs de su gremio, además de ser partícipes directos en la regulación de las condiciones generales de producción de sus rubros.

    Me gusta

    adolfo

    28/05/2020 at 21:47

  4. “Yo, señor, soy acontista

    Mi profesión es hacer disparos al aire.

    Todavía no habré descendido la primera nube.

    Mas, la delicia está en curvar el arco

    y en suponer la flecha donde la clava el ojo.

    Yo, señor, soy acontista”

    León De Greiff ________________________________

    Me gusta

    liborio orejuela mattern

    29/05/2020 at 09:14

  5. Como colaboracionista a “facilitador” (me gustó esa palabra) de la explotación capitalista, don Armando Cavalieri va a tener mucho trabajo. A nivel mundial otros facilitadores también. Durante las crisis estallan todas las contradicciones que se acumulan bajo la superficie en la fase de expansión. La expansión precedente, además, fue muy débil. El capital creció principalmente en base a demanda de mano de obra barata, con una escala de producción creciente pero con baja productividad: de ahí que se lograran tasas de desempleo históricamente bajas en los países centrales. Ahora en Estados Unidos, el 40% de los hogares con ingresos anuales inferiores a 40 mil dólares quedaron desempleados. A medida que se incremente la ola de quiebras y cierre de empresas, y por tanto el desempleo, va a ver desbordes sociales en todas partes. Con lo que se va a dificultar el mantenimiento de medidas de distanciamiento social en medio de la pandemia, que puede experimentar otro pico incluso antes de llegar a la “segunda ola”. En España cierra Nissan, por ejemplo, y lógicamente los trabajadores salen a la calle. Creo que, lamentablemente, hechos como este se van a multiplicar aumentando el desempleo, las concentraciones sociales y la propagación del virus. Veremos si el estado burgués y sus bancos centrales son capaces de hacer otra cosa que imprimir billetes.

    Me gusta

    luisgac

    29/05/2020 at 13:15

  6. Profesor, desconozco si ya se refirió o no al caso. Los sindicalistas llamados “gordos”, de los cuales Cavalieri, constituyen a los sindicatos que aglutinan la mayor parte de los asalariados registrados en Argentina; son los que están legitimados a discutir los Convenios Colectivos, cumplen la formalidad de hacerse reelegir con lista única. Sin embargo, no hay casi reacción contraria a ellos y siguen dirigiendo esas organizaciones, nunca las crisis del ámbito político los suele afectar y cuando hay atisbos recurren a medios violentos para deshacerse hasta físicamente de la oposición. El único discurso es el del sentido común imperante que se les opone está aun más a la derecha intentando desterrar también a los sindicatos, para que los patrones avancen sin ningún tipo de escollo.

    Me gusta

    José

    29/05/2020 at 21:30

    • los únicos jóvenes que veo interesarse por los sindicatos hoy día son o militantes de partidos trotskistas, o gente que ve en estos aparatos una oportunidad para hacerse una carrera “laboral”.
      Quizás tendríamos que pensar un poco mejor sobre ese fenómeno que salta a la vista, pero que el marxismo ortodoxo y de las fórmulas listas se niega a ver. Saben, la clase trabajadora no dependió nunca de sindicatos para organizarse y luchar contra el capitalismo… quienes está equivocados, ¿la juventud que experimenta cotidianamente las formas de explotación contemporáneas, o la militancia que sólo aspirar dirigir algo algún día?

      Me gusta

      adolfo

      30/05/2020 at 13:42

  7. Entonces, no compartes la tesis, oficialista de este blog, de que el capitalismo va viento en popa?

    Me gusta

    Nicolai

    30/05/2020 at 21:43

    • “la tesis, oficialista de este blog…el capitalismo va viento en popa”
      La postura “oficialista de este blog” es no publicar comentarios de trols, provocadores o simplememnte imbéciles. ¿En qué nota de este blog se dice que “el capitalismo va viento en popa”?
      No le vuelvo a publicar un comentario hasta que no presente la referencia.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      30/05/2020 at 22:59

  8. Muy buena nota, muy instructiva. Quisiera saber si podría escribir algo sobre George Soros, más que nada en su faceta “filantrópica”, muchos militantes confunden los tantos y terminan desconfiando de causas nobles porque el “capital financiero” las apoya. Por dar un ejemplo, la open society foundation, apoya el aborto, la universalización de la salud, y los derechos humanos. La gran pregunta es porque sectores del capital apoyan estás causas ¿Es solo maquillaje ante la opinión pública?¿O ciertos derechos y libertades son necesarios para que la fuerza de trabajo pueda desarrollar sus actividades con normalidad? Saludos cordiales.

    Me gusta

    Mariano

    31/05/2020 at 16:40

  9. ¿Puede suponer la pandemia el colapso del sistema capitalista?
    ¿Puede la Teoría del Decrecimiento plantearse como opcion?
    https://www.cuartopoder.es/ideas/2020/05/31/carlos-taibo-me-temo-que-la-crisis-la-pagaran-los-de-siempre-a-menos-claro-que-se-rebelen/

    Me gusta

    Sergio

    31/05/2020 at 21:41


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: