Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Al ajuste hay que llamarlo ajuste

with 19 comments

Por estos días, dirigentes y partidos de izquierda (en particular, del FIT) caracterizaron correctamente lo que significa la suspensión de la movilidad jubilatoria dispuesta por la “Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva”: es una disminución de los ingresos, en términos reales, de los haberes jubilatorios, considerados en su totalidad. O lo que popularmente se conoce como un “ajuste”. La misma suba de los precios de los bonos de la deuda (algunos subieron un 30%) es una expresión de la lectura correcta que también hicieron los acreedores: si los ingresos de los jubilados se reducen, habrá más fondos para el servicio de la deuda.

La cosa es tan clara que creí que no habría mayores discusiones sobre el significado de la medida. A lo sumo, pensé, la izquierda progre y nacional tratará de disimular hablando de otros temas. O repetirían la estúpida cantinela de “son funcionales a la derecha” (los que hablan de ajuste). Pero me equivoqué. Es que con su infinita capacidad para las contorsiones discursivas, los “amigos del pueblo” salieron a decir, muy sueltos de cuerpo, que no había tal ajuste, sino una mejora de las jubilaciones. Un botón de muestra lo pueden ver en la intervención de Itai Hagman en Intratables, el 20/12. Según este señor, los jubilados que ganan más de $20.000 no padecerán ajuste alguno. Esto lo afirmó en acalorada polémica con Pitrola, dirigente del Partido Obrero, y Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad.

En fin, un argumento propio de fanáticos. En principio, parece imposible intentar alguna clarificación. Sin embargo, ¿y si les explica el mismo compañero Presidente de qué va la cosa? Es que en el día de ayer, 22/12, Alberto Fernández, en un reportaje que le realizó el periodista Luis Majul en su programa La Cornisa, afirmó que “la fórmula de actualización es absolutamente imposible de sostener”, ya que indexa las jubilaciones, pensiones y asignaciones por hijo, según la inflación. En otros términos, lo que se busca es desenganchar a las actualizaciones de las jubilaciones de la suba de precios. ¿A ver si caemos, compañeros?

En este respecto, tengamos presente que los ingresos jubilatorios, en términos reales, han disminuido fuertemente desde diciembre de 2015. Es difícil realizar un cálculo exacto –entre otras razones porque hubo bonos; además, las variaciones de punta a punta no coinciden con los promedios anuales- pero se puede decir que en 2016 bajaron un 5%; en 2017 aumentaron un 3,2%; en 2018 bajaron entre 7 y 7,5%; y en 2019 bajaron un 8,6%. Lo que daría una disminución bastante superior al 20%. El proyecto del Gobierno de Fernández no es, por supuesto, “congelar” las jubilaciones en términos nominales. Presentar en estos términos el debate es errar el blanco (y proporcionar a los defensores del ajuste una coartada discursiva). Lo que se busca es evitar que las jubilaciones en 2020 suban según la inflación de 2019 (de acuerdo al método actual, los haberes jubilatorios deben ajustar en un 70% según IPC, y en un 30% según salarios, con seis meses de retraso).

En esencia, es la misma estrategia que se aplicaría en el tan mentado “pacto social”: si los salarios en términos reales bajaron un 20% bajo el gobierno de Macri, esa pérdida no se recupera con el próximo aumento salarial. Mejor dicho, se recupera una parte –digamos, un 5% en términos reales- y se congelan las demandas y reclamos. Algo similar con las jubilaciones y asignaciones. Seguramente habrá algún aumento –por ejemplo, para las jubilaciones entre $20.000 y $35.000- pero jamás igualará lo perdido vía inflación. Y no hay palabrerío que pueda disimular esta realidad. Para que se vea en perspectiva: en diciembre de 2017 el gobierno de Macri cambió la fórmula de actualización (desde 2009 se actualizaba según variación de salarios y recaudación) porque quería bajar, en términos reales, los ingresos jubilatorios. Por ese entonces preveía una caída de la inflación, y un aumento de la recaudación; pero la inflación se aceleró. En diciembre de 2019 el gobierno de Fernández suspende la actualización según la fórmula heredada por la misma razón de fondo que movió al gobierno de Macri en diciembre de 2017. La clave es desenganchar los aumentos de los haberes jubilatorios de la evolución del índice de precios.

En cuanto a que se otorguen dos aumentos fijos de $5000 a las jubilaciones mínimas ($14.000) y una alícuota de los $5000 a las que estén entre $14.000 y $19.000, no cambia el balance negativo para las jubilaciones de conjunto. Recuerdo que el gobierno de Macri pretendía ahorrar $100.000 millones (US$ 5600 millones) con el cambio de fórmula. Ahora se habla de un ahorro de unos $120.000 millones (pero el cálculo exacto recién se podrá hacer cuando se conozcan los aumentos que quedaron al arbitrio del Ejecutivo). En cualquier caso, es una suma de dinero que se detrae de los jubilados. Y esto se llama ajuste, aunque a algunas almas sensibles no les guste. ¿O piensan seriamente que si lo niegan en el relato desaparece en la realidad? ¿No estarán necesitando alguna dosis de “materialismo”?

Agrego que el presidente Fernández también resaltó, en el reportaje citado, la lectura positiva que hicieron los acreedores: “Lanzamos esta ley y resulta que los mercados reaccionan bien. Vieron racionalidad. Los mercados ven que hay un programa de crecimiento para pagar la deuda”. El mejor de los mundos: el capital financiero “vio la racionalidad” de un programa de crecimiento “para pagar la deuda”. Me pregunto, ¿esta es la nueva fórmula de la heterodoxia “a lo Stiglitz”? ¿Un programa de crecimiento “para pagar la deuda”? ¿No era que venían a luchar contra el capital financiero? Y además, ¿no era que se otorgaría aumentos a los jubilados para recuperar lo perdido, con el dinero que no se vertería más al mundo financiero? Bueno, esas son cosas de campaña, se sabe…

Pero el fondo del asunto está en la siguiente frase: “Argentina se quedó sin dólares. Eso pasó. Se quedó con tan pocos dólares que Macri fijó un cepo muy necesario. Se le fugaron 100 mil millones. Argentina necesita que vuelvan a entrar dólares”. Para que vuelvan los capitales, es condición necesaria –aunque no suficiente- arreglar con el capital financiero. De nuevo me pregunto, ¿cómo digiere esto el izquierdismo progre-nacionalista? ¿O es mejor no responder “para no ser funcional a la derecha”?

Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como: Al ajuste hay que llamarlo ajuste

Written by rolandoastarita

23/12/2019 a 17:59

Publicado en Economía

Tagged with , ,

19 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¿Profesor Astarita, viendo la actual situación económica de Argentina, que medidas urgentes adoptaría para acabar con la crisis y la fuga incesante de capitales?

    Me gusta

    • Mario usted es “comunista”? y esta preocupado por gestionar el capitalismo argentino. Así esta la izquierda.

      Me gusta

      poli

      26/12/2019 at 17:49

  2. Excelente análisis Rolando. Para poner las cosas blanco sobre negro.
    La semana pasada leí en https://marcelofalak.wordpress.com/2019/12/19/ajuste-y-jubilaciones-el-debate-maldito-del-plan-guzman/ que de acuerdo con una proyección de la Consultora Seido, el ahorro generado por la suspensión de la movilidad jubilatoria macrista puede representar un no desdeñable 0,7 % del PBI, descontando la incorporación de los bonos a la mínima y un achatamiento de la pirámide de ingresos.

    Y cito textual “Si tenemos en cuenta que la suma de todos los aumentos impositivos anunciados, desde retenciones hasta Bienes Personales, entre otros, arroja un aumento del 1,8 % del PBI de los ingresos públicos, el 0,7 % proyectado en materia jubilatoria permitiría totalizar 2,5 puntos del Producto. Como el gobierno de Macri dejó un déficit que, medido sin ingresos extraordinarios y sin que se hiciera nada, en 2020 también sería de 2,5 %, apuntamos a un equilibrio fiscal primario”, es decir antes del pago de deuda, en el primer año de gestión de Alberto Fernández, señaló Luciano Cohan, socio de Seido.”
    Por acá me parece que anda la cosa.
    Saludos.

    Me gusta

    Miguel Ángel

    23/12/2019 at 19:19

  3. Que propone usted (teniendo en cuenta la situaciona argentina) para salir de la crisis económica argentina?

    Me gusta

    • No entiendo cómo puedo proponer medidas a ser aplicadas por el Estado capitalista y los capitalistas para superar la crisis capitalista, si soy crítico del capitalismo. Más en general, no existen salidas “progresistas” de las crisis capitalistas. Para que se reanude la acumulación capitalista (que es, en esencia, lo que significa salir de la crisis) el capital exige mejorar las condiciones de explotación y realización de la plusvalía. Es imposible para un marxista colaborar en esa tarea sin traicionar sus convicciones más profundas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      23/12/2019 at 22:39

    • No hablo de una salida social y progresista de la crisis capitalista sino de una salida como tal, y en cualquier caso que medidas(socialistas(en una situacion revolucionaria)) usted propondria?

      Me gusta

    • No entiendo qué me pregunta. ¿Qué es “una salida como tal”? Además, una “situación revolucionaria” puede ser muchas cosas. ¿Una situación de doble poder? ¿La clase obrera en el poder? Es imposible proponer soluciones en abstracto, esto es, sin tener en cuenta la relación de fuerzas, la organización de las masas trabajadoras, la existencia o no de organizaciones marxistas, la relación con otros países o con la clase obrera de otros países, etcétera.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      24/12/2019 at 16:16

    • Diciendolo de forma vulgar y rápida, una salida en la que nos “chupe un huevo” las condiciones materiales de la clase trabajadora. Y en una situación donde la clase obrera esté en el poder me refiero

      Me gusta

  4. Saludos Rolo!!!!

    Es tan desolador el comportamiento de la “izquierda” latinoamericana en general, tan terriblemente frustrante, que la mayoría de las veces prefiero optar por cierta desconexión de la realidad, demanera de preservar la salud mental; no encuentro, te digo la verdad, una forma distinta de poder hacerlo; lo práctico como una suerte de “terapia” que me mantenga a salvo de tanto renunciamiento, de tanto mimetismo, de tanta complicidad, de tanta desvergüenza.

    Porque no se trata de lo opinable, pues siempre resulta posible que un asunto merezca más de un juicio o veinte. Se trata de la mentira indisimulable; de la connivencia con prácticas inasumibles desde el mero principio de la conducta democrática lisa y llana.

    Hoy, sin ir más lejos, me encuentro con la noticia de que Claudio Katz no sólo acepta ser premiado con un reconocimiento otorgado por el Gobierno venezolano; tiene la indignidad de aceptarlo en Miraflores y de manos del mismo dictador, Nicolás Maduro.

    Cómo puede Katz referirse a los crímenes despreciables cometidos por las fuerzas militares y policiales en Bolivia y a la brutal represión de las protestas del movimiento popular en Chile y, a la misma vez, guardar un silencio complice frente al dictador, responsable de cientos de asesinatos de civiles?

    Lo terrible de esta tipo de comportamiento, es su capacidad para borrar, sistemáticamente y con una naturalidad escalofriante, la completa falta de coherencia política, en la medida en que es capaz de asumir como nadie, que el fin justifica los medios.

    La izquierda nac y pop comienza por justificar, hoy a Fernández, que se “apresta” a “enfrentarse” a la CIA y el Imperialismo Norteamericano; y mañana al recorte de libertades públicas, la sensura de prensa y el crimen de Estado.

    Abrazo.

    Me gusta

    • A esta altura creo que ya estamos curados de espanto. Después de todo, si Fidel Castro y el PC defendió a la dictadura de Videla; y si China fue uno de los primeros países que reconoció a Pinochet presidente, cuando el golpe, ¿cómo nos vamos a extrañar de que un ex trotskista devenido en castrista apoye una dictadura burocrática y reaccionaria como la de Maduro? A esta gente los ideales del socialismo les importa un bledo. Son nacionalistas, adoran al Estado y son amanuenses de cuanto burócrata con lenguaje progre se les cruce por el camino.

      Me gusta

      rolandoastarita

      24/12/2019 at 10:28

  5. Los progre-k te dicen que no ajustaron porque como no se hizo todavia la nueva ley previsional no se sabe si van a ganar o perder, ademas que ya estaban dando un aumento de 5000$ que con la otra formula no hubieran cobrado. Y lo que dijo Fernandez sobre desenganchar la formula de la inflacion o que los mercados reaccionaron bien simplemente no lo escuchan, literalmente hacen oidos sordos a todo lo que no quieren escuchar o les suena feo.

    Me gusta

    german

    24/12/2019 at 11:28

    • Sí, a veces tengo la impresión de que nos toman por imbéciles. Es que hay que ser un completo imbécil para pensar que Fernández habla de desindexar las subas de los haberes jubilatorios porque desea aumentarlos por encima de lo que aumentó la inflación en 2019. Aunque, por supuesto, no es un imbécil el que dice que ese es el propósito, pero es consciente de que no es el propósito. En este último caso estamos ante un farsante que solo busca embaucar a la opinión pública. Con algún remilgo del lenguaje, en esa situación el farsante se eleva a la categoría de intelectual.

      Me gusta

      rolandoastarita

      24/12/2019 at 12:16

  6. Este asunto también desnuda la naturaleza reaccionaria de la inflación. Si ésta en los últimos períodos hubiera sido cero, la actualización jub también lo habría sido. Por lo q el gobierno, al meter mano, habría tenido q bajarla nominalmente argumentando, de seguro, q quien cobra 20.000 $ es un oligarca que llega al día 15.

    Me gusta

    santiago

    24/12/2019 at 13:15

  7. Atinado el análisis. Igualmente hay que ser imbécil o fanático para reducir una ley tan abarcadora al sólo hecho de representar un ajuste a los jubilados.
    Saludos!

    Me gusta

    posmentira

    24/12/2019 at 17:41

    • El eje del argumento de Hagman fue “no hay ajuste a los jubilados”. El eje del argumento de la izquierda fue “hay ajuste a los jubilados”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      25/12/2019 at 00:18

    • “Ajustamos a los jubilados pero la ley tambien abarca otras cosas”, ah bueno entonces nos quedamos tranquilos. Gracias por iluminarnos imparcial no-imbecil.

      Me gusta

      German

      25/12/2019 at 12:26

  8. La ley de solidaridad de Alberto me recuerda: “les hable con el corazón, y me contestaron con el bolsillo “Juan Carlos Pugliese. O sea solidaridad= sacarle a los pobres para darle a los pobres”. Itai Hagman se confundio con el ultimo discurso de Macri donde nos anunciaba un pais perfecto:MACRILANDIA.No tenemos que sorprendernos. “Es el Kapitalismo estupido”

    Me gusta

    theinyer

    25/12/2019 at 16:19

  9. Astarita
    Le dejo con un link https://elpais.com/internacional/2019/12/28/actualidad/1577565066_978145.html donde se ve a “obreros” bolivianos custodiando la entrada de la urbanización donde está la Embajada de México en La Paz, para vigilar que los miembros del gobierno de Morales allí escondidos no se fuguen, ¡valla haciendo el trabajo de la Policía del actual régimen burgués, que es por cierto la misma Policía que había antes, rocambolesco, rocambolesco!. Valla que la Policía defiende el capitalismo, esté en el poder quien esté. Perdone que utilice el diario El País (uno de los paladines en fake news, y en eso Trump tiene razón, pero a veces también no sirve para desentrañar la verdad debajo y después de rasgar su corteza ideológica)
    Defender al gobierno de Morales es poco “marxista-leninista”, pero defender a los actuales gobernantes bolivianos (haciendo de guardias del actual gobierno) no llega a ser ni siquiera “democrático burgués”.
    ¿A usted, profesor, no le decepciona el comportamiento de los “obreros” que tanto defiende como futuros sepultureros del capitalismo en todas partes: Bolivia, Argentina, EE UU, España, China, etc, etc, etc.? ¿No cree usted que es hora de que los marxistas (de los que tanto apreciamos su trabajo, y no lo digo con ironía) busquen y se fijen en otro sujeto revolucionario…¡si lo hubiese!, ya que Marx dijo que todos éramos “sujetos automáticos” del capital.? Veo que los marxistas no le prestan mucha atención a este tema y cuando lo mencionan le siguen tirando tiros al capitalismo empleando los mismos “cañones” que se usaban en la época de la Colonia.
    Un saludo

    Me gusta

    Ramón

    29/12/2019 at 13:37

    • En las sociedades modernas hay 2 clases sociales fundamentalmente. La burguesía es la clase dominante. El proletariado es la q queda, y su interés objetivo es el fin de la explotación. Que otro sujeto revolucionario propone ud? Esto no es cuestión de gustos sino de análisis científico.

      Me gusta

      Gus

      30/12/2019 at 11:03


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: